martes, 26 de marzo de 2019

Los repobladores aragoneses, navarros y valencianos llevaron el aragonés a Murcia


Puesto que el Reino de Murcia fue temporalmente parte de la Corona de Aragón y fue repoblado mayormente por sus gentes, a veces se le concede el dudoso honor de ser incluido entre los componentes de los Países Catalanes. Otro dato que frecuentemente se olvida es que Navarra también perteneció a la Corona de Aragón por algún tiempo. Justo antes de la guerra de Las Alpujarras (finales del siglo XVI), después de la reconquista, Lorca (Murcia) se repobló con castellanos y navarros.

Los murcianos son navarroaragoneses sureños

En la repoblación del Reino de Murcia hay varios contingentes destacando catalanes y aragoneses. Además hay un buen número de castellanos, entre los que se cuentan vascos, fundamentalmente alaveses. Pero, como sabemos en Navarra, Álava no es la provincia más euskalduna precisamente, ni lo era tampoco por aquel entonces. También hay un número poco más que testimonial de navarros repoblando el Reino de Murcia. Como vemos, así como el antiguo Reino de Valencia fue repoblado principalmente por aragoneses y navarros, con un número menor de catalanes y aún menor de castellanos orientales (de origen navarroaragonés), el Reino de Murcia tuvo como grandes protagonistas a catalanes y aragoneses, pero no podemos desdeñar el componente navarrico. De hecho entre los aragoneses, castellanos orientales y valencianos no había pocos de origen navarro.

Con la Reconquista vino la repoblación. Con la repoblación de navarros y aragoneses se expandió el navarroaragonés por el Reino de Murcia. El navarroaragonés se suele conocer simplemente como aragonés a secas.

La Hoya de Don Gil es un topónimo que se considera recibe el nombre de Don Gil de Azagra, el noble de origen navarro destacado en la reconquista, repoblación y organización de la Murcia (el reino) cristiana. El topónimo en cuestión está en la localidad murciana de Ceheguín. Don Gil de Azagra recibió la tarea de organizar el Reino de Murcia por parte del Rey Alfonso X el Sabio de Castilla. Los navarros Azagra habían sido muy activos en la política aragonesa, tanto en Albarracín (Teruel), donde empezaron una dinastía gobernante venida de Navarra, como en la conquista de Valencia. Aunque el Señorío de Albarracín acabó como aragonés, fue una buena temporada independiente o autónomo, por lo que sus gobernantes jugaban estratégicamente a menudo entre Castilla, Aragón y Navarra.

Prosigue la expansión de las cinco lenguas romances españolas. Los navarros llevan el romance navarro (variante del navarroaragonés) a estas tierras nuevas, no el vascuence.

Catalanes fueron muchos de los repobladores de Murcia, sin embargo el habla murcianica suena mucho más navarroaragonesa que catalana. Además hay varios otros factores que hacen deducir que sus antepasados eran navarroaragoneses principalmente y que un gran porcentaje era de origen específicamente navarro. Los apellidos y topónimos de origen navarro mencionados en otros artículos son parte de los factores. En el Reino de Murcia el aragonés es el idioma romance que tiene el honor de contar con el texto más antiguo conocido de este reino, pues data del año 1244. Recordemos que el navarroaragonés era el idioma tanto de aragoneses, como de navarros, y también era de parte de los valencianos y de los castellanos orientales.

Finalmente el navarroaragonés alcanza la Castilla oriental y el Reino de Murcia. Por eso que el panocho murciano se considere como dialecto del navarroaragonés por su historia y características.

Es probable que así como el vecino Reino de Valencia se repobló con castellanos que en gran parte, si no en su mayoría, eran de la Castilla oriental navarroaragonesa, el Reino de Murcia tuviera que haber recibido de nuevo un gran número de repobladores de esta parte de Castilla. Es lógico por cuestión de vecindad. De otro modo el dialecto panocho tendría más puntos de confluencia con el castellano de entonces que con el aragonés, aunque además hubo un gran contingente de aragoneses que determinaron el devenir de este dialecto aragonés murciano conocido como panocho. Hay apellidos como Castejón muy abundantes en Murcia, que probablemente llegaron allí desde puntos de Castilla. Los Castejón se instalaron en la provincia castellana oriental de Soria, específicamente en Ágreda, pero el origen de los Castejón es navarro.

Albacete es murciano

Albacete ha sido tradicionalmente parte del Reino de Murcia, y  comparte buena parte de su habla e historia. Por eso debería formar parte de la Región de Murcia, como lo fue hasta la chapuza de 1977. Como en la propia Murcia en Albacete están muy presentes los apellidos navarroaragoneses como el propio apellido Navarro.

Dialecto español murciano en el sur de Albacete, entre los dialectos del español hablados en las regiones castellanas de España.

La provincia de Albacete comparte rasgos fonéticos y gramaticales con la Región de Murcia, y desde luego con el aragonés, pero como ya lo tratamos en el artículo sobre la Castilla navarroaragonesa, hoy nos vamos a centrar en la provincia de Murcia.

El dialecto panocho es aragonés meridional

El panocho es un dialecto murciano prácticamente desaparecido, aunque en ciertas zonas rurales se mantiene. Eso sí, parte del léxico de este dialecto aragonés murciano se mantiene en el español hablado por los murcianicos. Por tener abundante léxico coincidente con el catalán algunos catalanes se quieren apropiar del panocho como dialecto catalán. Pero no, el panocho es un dialecto navarroaragonés meridional. ¿Por qué? Sencillamente, entre otras cosas, porque las palabras del panocho que se afirman como catalanas son también aragonesas y valencianas. No sólo es el léxico, sino que, entre otros muchos rasgos, como acabamos de decir, los diminutivos ico e ica son universales en la Región de Murcia.

De hecho se dan hasta topónimos con el diminutivo ico-ica: Zarzalico, Almendricos, Balsicas...; O tan relacionados con Navarra como Monteagudo, Los Veras, El Jimenado, Roldán, San Javier, Los Urrutias, Los Navarros, Los Navarros Bajos... Benasco es un topónimo murciano que puede derivar del topónimo aragonés Benasque. También los diminutivos ete y eta se han identificado con los catalanes et y eta, pero es que los diminutivos ete y eta son también de uso generalizado en nuestras tierras medias de la Valdebro. Aquí en Navarra decimos por ejemplo mocete y moceta, evolucionando a menudo a muete y mueta. Cuando oyes a un murciano lo suficiente no piensas que suene a catalán. Más bien piensas que se trata de un aragonés o un navarro, pero con mayor pérdida de eses al final de sílaba, debido a la antigua influencia de los mozárabes locales que se desarrolló en convivencia con árabes y bereberes de la zona.. Mozárabe se conoce tanto a la lengua romance (o conjunto de lenguas o dialectos) como a la población cristiana que vivía en la España musulmana.

Otro rasgo que se da en la Región de Murcia (al menos norte regional) es el alterar el superlativo, como en Albacete y también como en Navarra y Aragón. Por ejemplo en vez de "riquísima", "buenísima" y "grandísimo", dicen "riquisma", "buenisma" y "grandismo".

Son unos cuantos filólogos, tanto españoles como extranjeros, los que consideran o han considerado que el panocho es aragonés meridional o aragonés levantino. Cuando hablamos de este dialecto aragonés de Murcia tenemos que distinguir entre el murciano panocho, dialecto del aragonés, y el dialecto murciano que es un dialecto del español hablado en Murcia. El murciano como dialecto del español tiene un sustrato o resto del panocho, el aragonés murciano. El panocho es aragonés murciano y sólo permanece en ciertas zonas rurales de la Región de Murcia.

El navarroaragonés murciano, el panocho, se quedó separado geográficamente del navarroaragonés oscense porque el castellano venía pisando fuerte en el propio Aragón. El castellano era una lengua de prestigio, no de imposición. Por eso el castellano penetró en Navarra, Aragón y la totalidad o mayoría de regiones españolas incluso bastante antes de ser conquistadas o de reunificarse en España. El castellano penetró en buena parte de España por su prestigio, su similitud y su contacto con otras lenguas hispanas. Este avance del castellano sobre lenguas vecinas fue a la vez una fusión que lo convirtió en español. El aragonés murciano se suele conocer como panocho debido al uso generalizado que se le da en la Región de Murcia a la palabra "panocha" y que en otras zonas de España se conoce como "mazorca" (la del maíz). Por otro lado panocha es una palabra de origen aragonés. Como vemos aquí en este diccionario navarroaragonés-español, panocha es una palabra aragonesa:


Este diccionario de dialecto panocho también nos puede ayudar a comprobar la similitud con el aragonés más normativo:


Por extensión se denomina panochos a los murcianos, tanto de la capital como del conjunto de la región. Insisto en que el dialecto panocho es aragonés del sur de España.

El español murciano tiene sustrato en el aragonés murciano

El español murciano es el español con sustrato en el aragonés murciano, más conocido como panocho. Por eso el español murciano está lleno de aragonesismos; la mayoría léxicos, pero también tiene varios aragonesismos fonéticos como decir "azaite" en vez de "aceite". Y es que el navarroaragonés, por medio de la Reconquista y repoblación, salió de su núcleo en las actuales provincias de Navarra y Huesca y se llegó a hablar aragonés en La Rioja, Zaragoza, Soria, Teruel, Castellón, Valencia, Murcia...

Variantes del español murciano en Murcia, Almería, Albacete y Alicante. Pueblos como Yecla (Murcia), Huércal-Overa (Almería), Almansa (Albacete) y Elda (Alicante) tienen rasgos del murciano, pues fueron parte del Reino de Murcia.

Algunos ejemplos de aragonesismos en el murciano son:

Abonico (despacio; en voz baja), acachar (agachar), adivinalla (adivinanza), aljés (yeso), alandro (aragonés "aladro" arado), arna (colmena), bardomera (suciedad; del aragonés "bardo" barro), bofo (huero, vacío), bachoca (vaina de las legumbres), boira (niebla, nube) camal (rama), charrar (hablar) dica y diquia (hasta), embolicar (liar), encerrizarse (obstinarse), enrona (escombro), esclafar (chafar), garba (mies), luciar (forjar), manchar (soplar el fuelle), melsa (aragonés "mielsa" bazo), minchar (comer), pescatero (pescadero), rafe (alero), remor (rumor), robín (óxido), rugiar (aragonés "ruxiar", rociar), tanimientres (mientras tanto) terratremo (aragonés "tierratremo", terremoto), trujal (lagar), zuro (corcho) etc.

Algunos de estos aragonesismos que se usan al hablar español en la Región de Murcia también se utilizan en el español de Navarra, especialmente en La Ribera y zona media. Pero nos parecen tan normales que ni nos damos cuenta de que son restos del romance navarro. La manera de hablar murciana se da también en Andalucía Oriental. De hecho unas cuantas comarcas andaluzas fueron anteriormente murcianas. Además, como hemos comentado en alguna otra oportunidad, la provincia de Almería fue repoblada por murcianos y como murcianos son considerados los almerienses por otros andaluces.

Aquí se pueden observar comarcas andaluzas que fueron murcianas

Otros rasgos navarroaragoneses del habla de la Región de Murcia

Las variedades principales del español peninsular son la occidental o leonesa, la central o castellana y la oriental o aragonesa. Hacen referencia a los sustratos lingüísticos, los restos de las lenguas habladas antes de llegar el español. Guadalajara, Cuenca y Albacete son lingüísticamente castellanas, pero con un importante componente de aragonesismos. El superlativo acabado en ismo (en lugar de ísimo) es muy navarroaragonés y manchego, pero se da también en áreas de Murcia como Yecla y de Alicante como Villena. Apellidos con tan inconfundible sabor navarro como Ayvar (Aibar), Monteagudo, Corella, Tudela, Fitero, Íñiguez, Roncalés... llegaron en la Reconquista para repoblar el Reino de Murcia. En la primera parte de este artículo ya cometamos que si bien el contingente repoblador navarro del de estos lares fue relativamente pequeño, fueron abundantes los valencianos y especialmente aragoneses de origen navarro que repoblaron el Reino de Murcia.

Traje de huertano murciano. Los trajes de fiestas de muchos pueblos murcianos (por no decir de la mayor parte), como éste de Ceheguín, son bastante parecidos a los navarricos.

Además Murcia es una de las provincias españolas donde es más común el apellido Navarro, como pasa con otras provincias españolas orientales: Albacete, Zaragoza, Valencia, Alicante...

Fiesta de los Caballos del Vino, Caravaca de la Cruz, Murcia. La vestimenta de nuevo se parece a la de los navarricos.

Similitudes entre el folclore navarro y aragonés con el murcianico

De pueblos turolenses como Calanda o Puebla de Híjar pasaron su tradición tamborilera al Reino de Murcia a localidades como la albaceteña de Hellín o murcianicas como Tobarra, Moratalla o Mula. Los trajes folclóricos murcianos se parecen a los navarros y aragoneses. Sólo hay que echar un vistazo a fotografías de localidades murcianas en fiestas.

Pareja de baturros con traje similar al traje murciano. ¿Aragoneses bailando una jotica? No, murcianicos bailando la parranda, baile típico de la región.

Efectivamente los trajes del folclore y las fiestas de la Región de Murcia se parecen sobremanera a los de Navarra y Aragón. En realidad no sólo los trajes tradicionales se parecen, sino también los bailes. En la Región de Murcia, como en muchas zonas de España, la jota es un baile tradicional. Aunque lo cierto es que nuestras jotas de La Rioja, Navarra y Aragón son distintas de las del resto de España. También es popular en Murcia la parranda, un baile con cierta similitud a la jota aragonesa.

La sequedad de Murcia le hace depender de trasvases

Después de Almería la uniprovincial Región de Murcia es la provincia más seca de España. Además también es la autonomía más seca, por lo que buena parte de la región está cubierta de huertas y terrenos de regadío. Esto hace que el murciano esté profundamente apegado a La Huerta o que el fallido trasvase del Ebro sea vital para su economía. Una buena parte de las exportaciones españolas es agrícola y se genera en gran medida en Murcia y sus provincias aledañas.

Traje de huertanos murcianos, no tan diferente del traje baturro aragonés. ¿Baturricos de Murcia? Murcianicos huertanos.

Lo mismo que La Ribera navarra necesita trasvases para la rica agricultura navarra, Murcia los necesita para el conjunto de España. Insisto en que la agricultura de la Región de Murcia es una riqueza que no solo beneficia a esta región sino al conjunto de España. La agricultura española es de las más productivas del planeta. Se utiliza el agua eficaz y juiciosamente. Además la agricultura representa uno de los productos clave en el sector español de la exportación. Según dicen España no cayó del todo en la época de crisis porque es la cesta de comida de Europa. Si fabricas buenas máquinas puedes tener importantes dividendos económicos, pero en época de grandes crisis no te puedes comer las máquinas.

Pamplonica

No hay comentarios:

Publicar un comentario