lunes, 29 de febrero de 2016

Euskofiesta en San Juan


El cartel decía que había una fiesta en mi barrio que empezaba a las 17h00 de aquel viernes 26 de febrero.  Con mucho colorido, nos decían que habría varias actividades infantiles, música y merienda.  ¡Qué bien, un poco de animación en el barrio, en un día que se anunciaba triste y gris!  Esto es lo que estaba previsto en Pza. Monasterio de Azuelo, barrio de San Juan (Pamplona).

Me acerqué por allí a las 17h10 y, cuál fue mi sorpresa, no había llegado nadie. Estaban los organizadores colocando unos carteles y terminando de instalar los preparativos.  ¡Qué raro!, pensé, ¡si ya es la hora pasada!   Alguna familia despistada daba vueltas a la plaza, a una hora en la que suele estar llena de churumbeles que disfrutan de los columpios después de la jornada escolar.

Y, de repente, los vi llegar.  Un montón de gente cruzaba la calle Monasterio de la Oliva en dirección hacia la plaza. ¡Eran los participantes de la fiesta!  Pero...¿de dónde habían salido todos juntos?  Me imaginé que se habrían bajado de la villavesa en la parada de allí cerca.

Bien, el caso es que la fiesta podía empezar por fin. Un altavoz emitía una música chirriante de la que había que alejarse si se quería hablar con cierta calma.  La chavalería que había llegado ocupó los columpios vacíos, lo que dio un aire de normalidad a una plaza que, de por sí, suele estar llena a esa misma hora.  La organización preparaba la merendola. Y los participantes iban llegando.  ¡Alguien habrá que sea del barrio!, pensé.  Seguro que algunos habría, claro que sí.


Y, entonces, los oí.  ¡Cómo no escuchar el sonido de los cencerros del Zanpantzar!. Cuatro joaldunak adultos y un niño dieron un par de vueltas a la plaza sin que nadie les hiciera demasiado caso.  Pero yo pensé...¿y qué sentido tiene que estén aquí?  ¿No son unos personajes que, a finales de enero, invitan a la tierra a despertarse de su letargo invernal, y que salen entre los pueblos de Ituren y Zubieta?   No podía entender qué sentido darle a bajar de la montaña de forma tan extemporánea y desfilar bajo la música chirriante de un altavoz enorme entre la indiferencia de la gente.

Por último, llegó el momento de la foto "mundial" que estaba anunciada.  La organizadora invitó a los participantes a congregarse en una foto de familia y, en efecto, eso era.  Una familia en la que todos se conocían, que posó ante una serie de fotógrafos subidos en los columpios, para certificar con su alegre sonrisa el buen momento que estaban pasando.  Sin embargo, sigo sin saber qué querrá decir una foto "mundial" en una plaza medio vacía.


Cuando ya terminé de comprobar que, aquella fiesta anunciada por el cartel, no me invitaba en realidad a mí, habitante del barrio, me marché.  Además, el cielo amenazaba tormenta y yo no quería mojarme.

Calíope

jueves, 25 de febrero de 2016

Somos navarros


Porque en este mundo la verdad siempre se acaba imponiendo, no podrán robarnos nuestra identidad. Fuimos y seremos; navarros y españoles.

miércoles, 24 de febrero de 2016

Los planes del euskogobierno con el funcionariado


El cuatripartito no ha tardado nada en empezar a meter sus pequeños toques de totalitarismo rancio y discriminatorio mediante la imposición del euskera. Este hecho carece de lógica y se pretende anteponer la enseñanza de esta lengua minoritaria (que unicamente sirve para hablarlo de aquí a Santurce) a idiomas de vital importancia como el inglés. Lo más sonado últimamente gira en torno a la educación pero nos dejamos algo muy importante... el empleo público.

El objetivo de nuestros euskogobernantes consiste en facilitar y dar preferencia a la hora de opositar a los conocedores del euskera. En la Policía Foral y Municipal sería un caso de baremo y méritos a la hora de opositar y promocionar internamente, si quieres ser inspector, estudia euskera, si quieres cambiar de unidad, estudia euskera, si quieres ser un buen policía y servir a los que siempre te han deseado tiros en la nuca, estudia euskera. Hoy por hoy es obvio que igual de importante (o más) saber euskera en vez de inglés para ser bombero o policía, estate seguro que cuando tengas que atender a cualquier turista o extranjero te va a hablar en un perfecto batúa.

Un caso bastante similar es el de la Administración del estado, sanidad y educación. La meta a la que se quiere llegar es poder enchufar a todos sus compis euskoparlantes y tener un funcionariado nacionalista bajo su servidumbre. Esta idea tan dictatorial no es de extrañar, el fin de Geroa Bai y Bildu es meternos en su utopía separatista y esto tan sólo es uno de sus medios.

El caso de la educación es el que actualmente esta dando más de un dolor de cabeza a la borrokada, diversos colectivos se han movilizado contra este suceso. Este plan estratégico trata de inyectarnos el nacionalismo vasco desde la raíz (educación) y pasando por el resto de organismos dependientes del gobierno, algo muy similar a lo que se ha hecho en Cataluña, un claro reflejo de lo que puede suceder en Navarra, y con más riesgo, sabiendo que tenemos la transitoria cuarta a cuestas.

A pesar de las movilizaciones ciudadanas ya mencionadas, opino que la sociedad Navarra no se ha movido lo suficiente y a día de hoy sigue sin hacerlo.  No sólo hemos de luchar por nuestro sueldo (sin menospreciar a los afectados) hemos de luchar por la identidad de Navarra, no hay que esperar a que ataquen la educación, no hay que esperar a que ataquen el resto de empleo público, no hay que esperar a que nos pongan una ikurriña en un balcón, en muchos casos, es mejor prevenir que curar y la total pasividad de este grupo mayoritario entre el que me incluyo ha logrado que tengamos en el gobierno lo que siempre hemos negado que llegaría, una coalición nacionalista entre  donde hay testigos de delitos de sangre. NAVARRA DESPIERTA.

martes, 23 de febrero de 2016

Frente a la imposición abertzale: movilización social


Que no son los políticos los que cambian a la sociedad, sino las sociedades las que cambian a los políticos es algo que ahora podemos tener bastante claro viendo en su conjunto el proceso de colonización que los abertzales han llevado a cabo y están llevando a cabo en Navarra. Sin desmerecer la parte que han hecho el terrorismo de ETA y el continuo desgaste por parte de los medios financiados desde el País Vasco, han sido décadas de martilleo constante por parte de una minoría organizada lo que efectivamente ha cambiado el poder político desde la sociedad, creando un caldo de cultivo ahora sí perfecto para emprender desde el poder la tan ansiada euskaldunización a marchas forzadas de esta Comunidad Foral, antaño siempre tan díscola hacia el nacionalismo vasco.

Es por tanto necesario crear alternativas no sólo políticas, sino culturales, contra la tradicional infiltración cuando no monopolio abertzale de casi todas las cosas que se salían del ámbito institucional; ya fuesen asociaciones culturales, ecologistas, fiestas populares, peñas futboleras o sanfermineras... y claro está el ámbito de la movilización social a pie de calle.

Durante todas estas décadas pasadas a nadie se le escapa que los poderes políticos que supuestamente representaban a la Navarra foral y española, han centrado sus esfuerzos en torno a perpetuarse en el poder de las instituciones, dejando a un lado salvo en honrosas excepciones las manifestaciones y las concentraciones, tan necesarias a la hora de mantener vivo a un sector social. Esto los abertzales siempre lo han sabido y han llevado a cabo un activismo febril a pie de calle, dando igual si el motivo eran los presos de ETA, el Tren de Alta Velocidad, la nostalgia por un régimen medieval de hace 500 años o cualquier otra gilipollez de turno; la cuestión era mantener movilizado a su exiguo sector social.

En el pasado año 2015 el partido navarrista por antonomasia perdió de la noche a la mañana casi la totalidad del poder que atesoraba en Navarra. Algunos dirán que esto se pasará ya que se debe a la coyuntura política y económica, otros dirán que son los errores y las torpezas de UPN las que le han llevado a esta situación y que esto puede ir para largo.

El caso es que en el partido no parecen haber aprendido: desde el minuto cero, cuando Asirón tomaba su cargo como alcalde de Pamplona con tan sólo el 16% de los votos, tenía lugar en Pamplona una concentración organizada por una ciudadana en el paseo de Sarasate y bajo el lema de "yo no voté a Bildu". Con el mérito de haber movido esta concentración tan sólo desde las redes sociales, en la misma se congregaron unos pocos cientos de personas.

No sólo esta manifestación no obtuvo ningún tipo de apoyo oficial por parte de UPN, sino que incluso hubo personas de su entorno que llamaron a no acudir, trazando paralelismos entre los "batasunis" y aquellos que querían manifestarse contra Bildu. Algunas personas si se van a quedar en su casa harían bien en callarse y no insultar a quien en vez de hablar hasta marear se molesta en hacer, porque al fin y al cabo somos lo que hacemos.

Mientras esta concentración tenía lugar, los concejales de UPN eran humillados a su salida del ayuntamiento por una turba de extrema izquierda. Recogían al fin y al cabo lo que los abertzales habían sembrado durante décadas.

Hubo que esperar hasta noviembre del año pasado cuando la ciudanía vio a bien concentrarse de nuevo contra los desmanes de Asirón, que esta vez acogía una exposición del "artista" Abel Azcona en la sala Conde de Rodezno. En la misma se exponía la profanación de una serie de hostias consagradas que presumiblemente habían sido sustraídas en misas. Debido al agravio que esto supone para las personas que procesan la fe mayoritaria en Navarra, fue llevada a cabo una concentración bajo el lema "Navarra pide respeto ¡cierre de la expo blasfema!" en la plaza del ayuntamiento que logró llenarla resultando bastante exitosa.

La nota negra de dicho evento fue la infamia inventada por el medio criptoabertzale Diario de Noticias de Navarra, que afirmaba que durante la misma se habían coreado gritos de "Asirón ejecución", lo que valió incluso una declaración de repulsa por parte del pleno del ayuntamiento. Se habló de grabaciones que demostraban estos gritos, pero a la hora de la verdad no fueron capaces de aportar prueba alguna (habiendo varias cámaras grabando el evento) y el Menticias hubo de admitir que no tenían testimonio gráfico alguno de estos gritos, sino que esta información provenía de "fuentes solventes". Ya se sabe que una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad, por lo menos para los abertzales, y por lo tanto podemos esperar por su parte cualquier tipo de maniobra de autoengaño, en cuyo caso nos la tienen que traer al pairo.

La siguiente movilización que nos ocupa es la que hasta ahora ha movido con diferencia a más gente. Por todos es conocido el daño que le puede hacer a los abertzales modelo British, PAI, TIL, o como se quiera llamar a cada una de sus variantes. Si a la gente le das la libertad de poder elegir entre inglés o euskera, está claro que la mayor parte de las veces elegirán la lengua que les permite comunicarse en casi cualquier lugar del mundo a una lengua minoritaria que apenas aumenta el número potencial de personas con las que se pueden comunicar, puesto que ya lo pueden hacer en castellano.

Bajo la excusa de que el modelo no está lo suficientemente madurado, el euskogobierno con el consejero Mendoza a la cabeza se propuso la supresión de este modelo. Esto sí que iba a afectar muchas familias a lo largo y ancho de Navarra, lo que motivó manifestaciones en Tudela y Pamplona bajo el lema "cabemos tod@s, por el futuro del BRITISH-PAI", siendo estas las que hasta el momento han logrado reunir a más personas en contra de las medidas arbitrarias del gobierno de Uxue Barkos. Hasta que punto llegarían las presiones externas e internas, que el euskogobierno hubo de recular para adoptar una postura favorable esta vez a una moratoria en la extensión de este modelo educativo. Si algo queda claro es que cuando la gente decide en libertad como quieren que sus hijos estudien, ellos pierden.

El euskogobierno decidió comenzar el año que nos ocupa con nuevas polémicas, esta vez decidió no renovar el convenio que la Seguridad Social tenía con la Clínica Universitaria, según el cual los empleados de la Universidad de Navarra recibían su atención primaria en este centro privado. Esta decisión para nada técnica, ya que el objeto de la misma era minar el funcionamiento de una institución de prestigio ligada al Opus Dei, volvió a topar de nuevo con la oposición de los afectados y sobre todo de los empleados de la CUN, que ven peligrar hasta el 25% de sus puestos de trabajo en la clínica.

En honor a la verdad resulta más barato para el erario público este tipo de acuerdo, descongestionando a su vez en más de 7000 personas un sistema sanitario público ya de por si sobresaturado. Esta medida arbitraria fue respondida con nuevas concentraciones en el campus de la Universidad de Navarra (un lugar mal elegido) siendo la más importante a finales del mes pasado en frente de la facultad de medicina, en la que se logró congregar a media mañana a un millar de personas bajo el lema en forma de hashtag "#BuenoParaNavarra".

Finalmente, la semana pasada fueron llevabas a cabo varias concentraciones contra una serie de medidas educativas del gobierno "del cambiazo" que más oposición han levantado. Así el miércoles pasado un centenar de personas se congregó en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona bajo el lema "Cabemos todos" y para protestar contra la imposición del euskera en dos centros educativos de Pamplona, que de la noche a la mañana van a ser convertidos de forma íntegra al euskera.

El sábado tuvo lugar otra concentración esta vez en la Plaza del Castillo, profesores y sindicatos mayoritarios en la educación de la AFAPNA, UGT y CC.OO. entre otros, convocaban a la ciudadanía bajo la consigna "Por una educación pública alejada de posicionamientos ideológicos" para protestar por la lista única de la Oferta de Empleo Público para docentes que el euskogobierno pretende llevar a cabo, recordemos que esta lista estaría pensada para beneficiar a los profesores vascoparlantes y que esta OPE en un principio pretendía ofrecer tres cuartos de las plazas de trabajo para profesores en euskera, algo que a todas luces no responde a la realidad lingüística de Navarra, en la que el euskera es la lengua materna de menos del 20% de sus habitantes.

Finalmente, la última concentración de esta semana intensa tuvo lugar el domingo en la misma plaza y de nuevo para protestar por la conversión a machamartillo de las dos escuelas infantiles de Pamplona en las que Bildu va a echar a los niños para implantar un modelo único en euskera, avocando a las familias a llevar a sus hijos a centros en barrios más distantes. Así familias y docentes se reunieron con la máxima de "Por un consenso para el cambio en las escuelas infantiles".

Sin movilización ciudadana cualquier movimiento popular que se precie está abocado a la desaparición. Ahora mismo en Navarra el poder está en manos de una minoría social, además dividida por su origen, pero que persiste en su movilización cultural y callejera. La mayoría, en cambio, continúa salvo excepciones en su inercia, creyendo que lo esencial es el poder –los cargos- y que éste volverá a ellos por pura inercia. Error, grave error: por sus obras vemos que Uxue Barkos y los suyos quieren el poder y que lo usarán para extender sus ideas y por supuesto para quedarse en el Gobierno. Los que hoy son oposición, y en especial UPN y PP, sólo tienen la opción de movilizarse y de reconocer que ni como gobierno ni como oposición han sido fieles a sus votantes ni les han dado lo que de ellos se esperaba.

Por lo demás, si realmente creen que reconocer sus errores de antes y movilizar a la sociedad hoy no es lo que conviene hacer, mejor que se hagan a un lado y dejen que la Navarra de verdad, la Navarra foral y española, resista y lo haga activamente. Porque en eso estamos y con nosotros quien así lo crea.

lunes, 22 de febrero de 2016

Roma Domuit Vascones


Es seguramente el tema más polémico de nuestro pasado antiguo. También uno sobre el que se han dicho muchas tonterías impunes. Pero en realidad las cosas están bastante claras, y sólo los que por pura política se empeñan no saben cuáles fueron las relaciones entre los romanos y los vascones, de las que quedan testimonios de todo tipo cada vez más incontestables.

Cinco de las 35 vías romanas del llamado Itinerario de Antonino pasaban por territorio vascón, siendo el más importante el XXXIV que unía Astúrica Augusta (Astorga) con Burdigalia (Burdeos) pasando por Veleia (Álava) y Pompaelo, además de por el Summo Pireneo y por Oiasso (Irún). La zona comprendida entre esta ruta y la XXXII, que pasaba por Calagurris (Calahorra) y el valle del Ebro superior, debió de tener numerosos asentamientos y villas, según la cantidad de vestigios arqueológicos. No era una zona despoblada ni en guerra en época republicana ni menos en la imperial, como demuestran los ricos depósitos en los museos de Irún, Pamplona, Veleia, Calahorra y Zaragoza, además de los continuos nuevos hallazgos romanos en el territorio vascón.

Y es que los vascones, desde que sabemos de ellos, eran todo lo contrario que los galos de Astérix: había vascones en el ejército romano al menos desde el siglo I a. C., por todo el Imperio. La Cohors II Vasconum Civium Romanorum estuvo destinada en Germania, donde nos habla de su heroísmo el mismo Tácito, y luego luchó en Britannia y en la Mauritania Tingitana. Y no eran mercenarios sino ciudadanos de pleno derecho, y así debían de serlo sus ciudades y pueblos de origen. Vascones de la actual Ribera fueron hasta los legionarios que protegían la vida de  Augusto. Así que de resistencia poco o nada.

Los restos arqueológicos romanos son muy abundantes en el territorio vascón (básicamente la actual Navarra, aunque con salida al Cantábrico, del Bidasoa al Ebro y del Pirineo a las Cinco Villas), y también en el de los várdulos (Guipúzcoa y parte de Álava), caristios (partes de Vizcaya y Álava), autrigones (partes de Vizcaya, Santander, Burgos y Álava), berones (partes de Logroño) y por otro lado jacetanos (partes de Huesca). Es una zona de intensa romanización, como lo es la Aquitania en el Sur de la Galia, y sin resistencia armada sino todo lo contrario. Otros pueblos prerromanos bien cercanos sí defendieron su independencia con mucha fuerza y durante siglos, como es el caso de los celtíberos primero y de los cántabros y astures después.

Ruinas romanas de Andelos

Desde la Diputación de Álava tenemos este ejemplo de una intervención política (representada allí por Lorena López de Lacalle, de Bildu) muy interesada en que los hallazgos aparecieran como falsificaciones, por no coincidir con las teorías de algunos lingüistas y por las lecturas de algunos políticos nacionalistas. Los vascones fueron fieles romanos y tempranos cristianos, colaboradores desde la invasión y conservadores de la romanidad, y eso hoy les molesta a los súper-nacionalistas, que para atacar esa versión tengan no temen mentir ni imponer en las aulas sus teorías “resistentes” y “tardías”.

Restos romanos de Pompaelo

La romanización en Vasconia como en Aquitania está descrita en los textos de los historiadores romanos, incluyendo como saben hasta los estudiantes de los Institutos el mismo Julio César. Estos y otros hallazgos arqueológicos han permitido completar sus datos. Ya antes del siglo III hubo contacto entre vascones y romanos, pues sabemos hasta que mercenarios vascones lucharon junto a Aníbal en la Segunda Guerra Púnica, acompañándole a él y a Asdrúbal en su invasión de Italia. Gente práctica, los vascones vieron en general la potencia de Roma en aquella victoria, y cuando los romanos llegaron a territorio vascón colaboraron y no resistieron. Por eso los vascones se romanizaron conservando su identidad y hasta gobernando ciudades y territorios de otros pueblos que sí resistieron y en cuya derrota ayudaron a Roma (quizá Graccurris y Calagurris de los berones).

Con los vascones, en el 194 a. C. el cónsul Catón el Viejo toma Jaca mediante una treta, con su ayuda en el 188 a. C. el pretor Publio Cornelio Escipión cipión Nasica vence a los celtíberos cerca de Calahorra, y en 178 a. C. Sempronio Graco funda junto a los vascones Graccurris (Alfaro) sobre los restos de Ilurcis. Hay inscripciones vasconas y con nombres vascones cada vez más presentes, que testimonian más una presencia vascona y romana conjunta en territorio autrigón y tanto más caristio que una enemistad de vascones y romanos de la que no hay testimonios. Vemos presentes desde muy pronto cuestores civiles romanos, nunca legiones en campaña contra los vascones y siempre en cambio militares romanos acogidos y apoyados aquí. Había pueblos celtas y no sucesivamente llegados, conviviendo y conservado un tiempo su identidad… pero la única certeza es la romanización, y que ésta fue intensa, profunda y temprana en lo que hoy es Navarra.

Cneo Pompeyo Magno

Es difícil dudar de este hecho, aunque queda mucho por saber de sus detalles. Calagurris (Calahorra) llegó a tener la condición de municipium civium Romanorum, y fue la ciudad vascona estatutariamente más importante. Ya hemos dicho que la guardia de Augusto fue de vascones de esta zona. Una generación antes César necesitó a Publio Licinio Craso y diez cohortes de legionarios para conquistar Aquitania en el 56 a. C., y sin embargo nada se necesitó contra los vascones. Otra generación más atrás, los pamploneses dieron todo su apoyo a Pompeyo en su guerra contra Sertorio que en 77 a.C. tiene su base en Osca. No es de extrañar, con todo eso, que el mayor monumento romano de toda el área navarra fuese justamente el triunfal de Pompeyo en el Sumo Pirineo, que quizá por testificar lo contrario de una anti-romanidad es sistemáticamente olvidado do por la propaganda oficial. Ni el Ager ni el Saltus Vasconum fueron de principio a fin otra cosa que territorios muy romanizados y plena y privilegiadamente integrados en la Hispania romana. Cuanto más se investiga más se comprueba, y más molesta a los que querrían inventar un pasado a su medida de pequeñeces, miserias, luchas y rencillas.


Caius

jueves, 18 de febrero de 2016

Navarra se la juega en el Madrid de Sánchez y Podemos


El 2 y 3 de marzo el líder del PSOE intentará ser investido Presidente del Gobierno de España por el Congreso de los Diputados. Pedro Sánchez no ganó las elecciones del 20  de diciembre de 2015 y necesita muchos apoyos para conseguir sus objetivos. Una de las posibilidades más tentadoras para los socialistas es aceptar el programa y las condiciones que la extrema izquierda de Podemos les plantea. Cada uno tendrá la opinión política que quiera; aquí nos interesa que nadie se olvide de las consecuencias que supondría esa alianza para Navarra.

Desde el punto de vista del programa político, Pablo Iglesias defiende como parte de su programa y condición para apoyar a Sánchez un referéndum de independencia en Cataluña extensible a “aquellas naciones que lo hayan planteado con especial intensidad”. Los líderes de Podemos, del primero al último, han demostrado una y otra vez su afinidad a la extrema izquierda abertzale y su sintonía con los presos de ETA y con las ideas de ETA. Si para Cataluña quieren, es más, EXIGEN, referéndum de secesión, es claro que en el pack de Iglesias habrá más de lo mismo.

¿Por qué pide tanto y tan fuerte Pablo Iglesias a Pedro Sánchez? Porque sabe o cree que le necesita. Pide control de los impuestos, subida de éstos, referéndum para los nacionalistas y para él la vicepresidencia, la mitad de los ministerios y el control de la prensa, del CNI o del CIS. Y así son las cosas de duras para Sánchez: o se hace amigo de lo que queda del PP o necesitará, además de a Podemos, la abstención o los votos de IU y de los nacionalistas catalanes y vascos.

Navarra se encuentra así ante un abismo sin precedentes. Fuerzas que quieren una Navarra en Euskadi, y una Euskadi convertida en Estado fuera de España, son decisivas para el Gobierno de España y están en condiciones de pedir que en Madrid se tomen decisiones que cambien la posición de Navarra. La lista es sencilla. 1) Podemos en Navarra, pese a sus varias corrientes, en ningún caso defiende la identidad española de Navarra, y aceptaría o aplaudiría desde un referéndum a la aplicación de la Transitoria Cuarta pasando por la entrega pura u dura de Navarra, si fuese necesario; a ellos no les importa. 2) Bildu, o sea Batasuna, quiere lo que siempre ha querido, y tiene la llave del gobierno en Pamplona. 3) A los comunistas, o sea IU-IE, estas cosas les son indiferentes pero aún más indiferente les es España. 4) Y el PNV, o sea Geroa Bai, tiene unos votos que en Pamplona no bastan para mantener a Uxue Barkos pero que en Madrid necesitará Pedro Sánchez… y que tendrán su precio.

En el País Vasco, que es donde se toman las decisiones esenciales del Cuatripartito de Navarra, el PNV no tendrá ninguna objeción en apoyar a un Gobierno de Pedro Sánchez, y más con ricos suplementos antiespañoles de Podemos, por una razón: en octubre de 2016 hay elecciones allí y el PNV quiere mantener a Íñigo Urkullu en Ajuria Enea. Sus enemigos para eso serán Podemos y Bildu, y por eso Geroa/PNV tiene que jugar a estos equilibrios tan complicados de ni parecer “blandos” en separatismo ni alejarse del PSOE.

El mundo batasuno de Bildu y alrededores está ahora en su debate interno de lo que llaman “proceso Abian”, ilusionados con la posibilidad o de tener la alianza de Podemos en la “construcción nacional” o de resistir al auge de Podemos y volver a vencer al PNV. Eso es lo que llaman «Zutik Euskal Herria», y ya se ve que también en el Mal hay variedad de opiniones. Pero si algo les une es la posibilidad de presentar de candidato al criminal condenado Arnaldo Otegui, la de conseguir el Anchsluss de Navarra y el sueño de construir su Estado. Y Pablo Iglesias conoce muy bien sus debilidades para manejarlos.

Si Sánchez es débil, todo está en peligro. Lo diga quien lo diga, España no es “plurinacional”, y Navarra es España digan lo que digan los peludos de Podemos o los ya ancianos cobardes de la “transitoria cuarta”. Un Gobierno español de o con Podemos y con la tutela de los nacionalistas será un paso hacia el conflicto interno en Navarra, dadas estas premisas. Si no convencemos a los socialistas ahora de resistir a la tentación, tendremos después que resistir nosotros a la invasión.

miércoles, 17 de febrero de 2016

Asirón impone el euskera en Pamplona


No es ninguna sorpresa el poco tiempo que ha tardado Geroa Bai en imponer el euskera mediante las oposiciones al profesorado, poco a poco, se va viendo que el euskera, una lengua que sólo vale para hablarla de aquí a Vizcaya, es imprescindible para conseguir un puesto de empleo público en Navarra. No sólo se margina a los que no lo hablan, sino que los que lo hablan tienen más privilegios y posibilidades de sacar una oposición o ascender en trabajos dependientes del gobierno (Policía Foral, administración, Policía Municipal...). 

Asirón también se ha apuntado a la fiesta montando un paripé de imposición del euskera con el que pretende crear dos “nuevas” escuelas de infantil con este modelo lingüístico. Estas escuelas se sitúan en San Juan y Milagrosa, barrios donde la demanda de euskera por parte de familias vagamente llega al 4%. El entrecomillado anterior se debe a que realmente no son nuevas escuelas, sino que son escuelas con profesorado que imparte clases en castellano y, por tanto, van a tener que ser trasladados, o en su defecto se irán a la calle. 

Asirón explica que las familias que quieren que sus hijos estudien en euskera tienen que mandarlos al lado opuesto de la ciudad, la cuestión es, ¿No pasaría lo mismo con los profesores de los mencionados colegios? ¿Se irán a la calle? Me encantaría saber que pasaría si cualquiera de estos individuos que quieren meternos el euskera con embudo se dirigiesen a Japón, Alemania, EEUU, Sudáfrica... e intentasen hablar euskera con sus habitantes, quizá en alguna herriko taberna de carretera de Nuevo México podrían apañarse. 

Todo esto es un arma de doble filo, el objetivo no es que toda Navarra acabe estudiando en euskera, trabaje en euskera, haga vida social en euskera y defeque en euskera, el objetivo es colarnos el nacionalismo vasco desde la raíz y poco a poco ir tomando las posiciones que les faltan por conquistar. Es obvio que el Inglés es la primera lengua más hablada en el mundo y abre muchísimas puertas en el entorno estudiantil, laboral y social pero estamos luchando contra unos elementos que llevan el totalitarismo por bandera, para mí, esto no es ninguna sorpresa, no es nada exagerado que gente que haya intentado tomar el poder mediante las armas esté insultando e imponiendo sus ideas a la sociedad Navarra, es lógico, ahora ya tienen el poder. 

La parte optimista de esta situación son las diversas movilizaciones que está habiendo en Pamplona y en el resto de Navarra. Concentraciones ciudadanas en protesta de estas medidas del gobierno y la alcaldía que carecen de lógica y para muchos, nos parecen algo dictatoriales. 

El caso de Navarra es bastante similar al de Álava hará varios años, provincia en la que el porcentaje de zonas vascófonas era relativamente bajo y que, poco a poco mediante la misma jugada que se está aplicando en Navarra se ha ido extendiendo a través de la educación y que, curiosamente, a su vez el voto nacionalista ha ido creciendo de forma paralela. La gente se mantenía escéptica en cuanto a este hecho y ya podemos ir viendo cabalgatas del olentzero por la Ribera, no sería nada de extrañar que de aquí a unos pocos años viésemos la ikurriña ondeando en el ayuntamiento de “Tutera”.

martes, 16 de febrero de 2016

Euskera: mitos y verdades


El euskera es la pieza clave en torno a la cual gira el debate identitario en Navarra y esto es debido a que los nacionalistas vascos lo han tomado como una herramienta de ingeniería social sobre la que  construir su ansiada Euskal Herria. Como no puede ser de otra forma, también han formado en torno al mismo una serie de leyendas, verdades a medias o mentiras flagrantes; con las que se apuntala la mayor falsedad de todas: que el pueblo vasco se ha mantenido puro e incontaminado cultural, lingüística y étnicamente frente al resto del mundo, hasta la llegada de los “invasores españoles”.

¿Es cierto que se desconoce el origen del euskera?

Bien es cierto que el euskera es una lengua aislada que no muestra un origen común con lenguas en uso actuales, pero existen múltiples teorías más o menos sólidas que asocian su origen al íbero, el bereber o algunas lenguas del Cáucaso. La asociación que sí es segura se da con el aquitano antiguo, una lengua muerta que se habló desde el río Garona hasta los Pirineos. Se pueden trazar teorías exóticas como la que lo vincula con el dogón (una lengua minoritaria hablada en el centro de Malí), las que resultan ridículas son las leyendas que dicen que el euskera era la lengua hablada por todas las personas antes de la Torre de Babel... o el idioma de los ‘anunnaki’.

¿El euskera es una lengua o un dialecto? ¿Y un idioma?

Siendo obvias las diferencias que existen en cuanto a fonética, léxico y sintaxis del euskera con respecto a las lenguas que lo rodean e incluso cualquier quier otra lengua en uso del mundo, es obvio que no se trata de un dialecto. La existencia de una comunidad lingüística no tiene por qué coincidir con los límites geográficos de una comunidad político-social, de hecho lo más frecuente es que esto no sea así. Si la existencia de una lengua diferenciada determinase también la existencia de un país, no existirían países como los Estados Unidos, Suiza o la India. De ser así en vez de 194 países existirían tantos países como lenguas hay en el mundo, unas 4000. El concepto de idioma está asociado a la oficialidad del mismo, así en España la lengua española sería el idioma oficial del Estado, mientras que el euskera, catalán y gallego son cooficiales en sus respectivas comunidades.

¿Es el euskera una lengua navarra?¿y el castellano?

El pueblo pre-romano de los vascones, que hablaba una forma de vasco antiguo, habitó los territorios de la actual Navarra (además de partes de las actuales La Rioja, Aragón y el País Vasco). De hecho actualmente el 12% de los navarros hablan el idioma vasco, sobre todo concentrados en el norte de la Comunidad Foral. Podemos concluir entonces que sí que se trata de una lengua navarra y por extensión española. Esto no quiere decir que todos los navarros tengan que aprender de forma forzosa el euskera para ser considerados como tales: no sólo un 81,9% de los navarros son exclusivamente castellanoparlantes, sino que las que se consideran las primeras inscripciones en castellano aparecen en las llamadas Glosas Emilianenses del Monasterio de San Millán de la Cogolla (La Rioja), tierras que por aquel entonces pertenecían el reino de Pamplona. La lengua española nace no sólo bajo la influencia del reino de Navarra, sino dentro del propio reino bajo uno de sus dialectos precursores: el romance navarro.

¿Siempre se ha hablado euskera en el País Vasco?

Las teorías más extendidas son las que dicen que durante la antigüedad existían pueblos de origen indoeuropeo en los territorios actuales de la actual Comunidad Autónoma Vasca, la vasconización habría sido un hecho tardío que se daría al comienzo de la Edad Media cuando los vascones y su cultura pasan a ocupar los territorios del País Vasco, de ahí lo de “provincias vascongadas”, no son vascas en origen, han sido vasconizadas (de forma pacífica o violenta, está en entredicho) y por lo tanto no siempre se ha hablado euskera en estas tierras. Si el argumento de los abertzales es que hay hablar las lenguas que originalmente se hablaban en un lugar hace miles de años, quizás deberían dejar los euskalteguis y aprender protocéltico, probablemente la lengua de várdulos, caristios y autrigones; verdaderos pobladores originales del País Vasco.

¿Llamaban los romanos al euskera lingua navarrorum?

Respecto a esta frase se han dicho (y se dicen) muchas burradas: difícilmente vamos a saber si los romanos le llaman al vasco “lingua navarrorum” si esta expresión aparece en un documento del año 1167, varios siglos después de la caída del Imperio Romano de Occidente. Como decía, esta expresión tiene su origen en un documento del siglo XII que fue redactado por un contemporáneo del rey de Pamplona/Navarra Sancho VI el Sabio, para ser sancionado por este mismo rey. Los nacionalistas vascos utilizan esta locución para afirmar que por aquel entonces el euskera era denominado “lingua navarrorum” dando a entender de forma excluyente que durante la Edad Media el euskera era la única lengua navarra, lo que obvian es que se refieren no a el común de lo que hoy llamaríamos habitantes de Navarra, sino a un sector social en concreto: los navarri, forma en la que se denominaban a sí mismos los campesinos por derivación del arcaísmo nabar (arado), de ahí que en el siglo XII se refiriesen al euskera como “lingua navarrorum”, esto es, la lengua de los campesinos o aradores.

¿Han influido el latín u otras lenguas sobre el euskera?

Sí, desde la llegada del latín hace más de dos mil años a las tierras en la que se hablaba euskera la influencia de este ha sido profunda y ha vivido varias fases, siendo la misma no sólo en el léxico, sino también en la gramática y la morfología. Son muchas las palabras derivadas del latín pero podemos citar agur (adiós, de augurium), bake (paz, de pax/pacem), gela (habitación, de cella), berba (verbo, de verbum), entre otras. Por otro lado, los préstamos del español al euskera son muy numerosos, sobre todo en lo que se refiere a neologismos, y esto es conocido por todos. También han tenido influencia menos numerosa las lenguas celta, germana y árabe.

¿Hablaban euskera los reyes de Navarra?

De la misma manera que se sabe que el euskera era una de las lenguas maternas de algunos de los primeros reyes de Pamplona, también se sabe que los primeros reyes navarros de origen francés sólo hablaban francés, por lo tanto el mito de una monarquía íntegramente euskalduna queda desmontado. De hecho, por entonces el idioma oficial de la corte navarra era el romance navarro, que acabaría conformando la mezcla dialectal que sería el castellano actual. No solamente el idioma de la cultura y de la administración era el latín en un principio y el romance navarro después, sino que documentos muy relevantes como el Fuero General de Navarra (1238) estaban redactados en romance navarro y reyes de la relevancia de Carlos III de Navarra juran su coronación “in ydiomate nauarre” (“lengua navarra”) esto es, romance navarro.

¿Prohibió Franco el euskera?

A pesar de que el franquismo veía con recelo a las lenguas regionales, debido al uso político que hacían de ellas los separatistas; y a pesar de que sí se dieron episodios de persecución aislados, afirmar que Franco prohibió el euskera es una pura y simple invención y esto lo sabe todo aquel vascoparlante que ha vivido la dictadura. Durante el régimen franquista se editó propaganda en vasco, así como libros, revistas y películas. De hecho había casi seis veces más escritores en euskera que durante la república y se fundaron hasta diez editoriales en euskera. La primera ikastola fue legalizada en 1965 y el gran crecimiento de estas se dio al final de la dictadura, entre el año 60 y el 75.

¿Está discriminado a día de hoy el euskera?

Afirmar a día de hoy que el euskera está discriminado, cuando las administraciones vascas se han gastado más de 2500 millones de euros en su promoción desde el año 2000, cuando se le dan ayudas para el transporte escolar exclusivamente a alumnos de euskera o cuando en según qué sitios se pide el EGA hasta para ser barrendero; es seguir jugando la baza del victimismo más insultante en aras de seguir utilizando esta lengua como un elemento de confrontación en torno al que crear su mal llamada Euskal Herria, y ya que estamos, tejer redes clientelares en torno al lucrativo negocio que este supone, siempre a cargo del contribuyente.

Artículo sacado de 'LA RESISTENCIA' nº3 (Noviembre del 2015): http:// navarraxesp.blogspot.com.es/2015/11/la-resistencia-no-03.html

lunes, 15 de febrero de 2016

Mendoza, el hombre que Barkos quiere en Educación


La Consejería de Educación del Gobierno de Navarra está en manos José Luis Mendoza Peña. Nacido en Cárcar hace 61 años, Mendoza se presenta habitualmente como de Zabalceta, Valle de Ibargoiti. Y es que claro, para su ideología nacionalista Cárcar y la Ribera siempre son incómodos. Pero muchas cosas en Mendoza son incómodas para él como político y para Uxue Barkos que, conociéndolo, lo ha puesto en la Consejería de más contenido abertzale del Gobierno.

Mendoza es y se presenta como profesor en el Instituto Pedro de Atarrabia de Villava, pero ha sido docente en varios niveles, materias y lugares, con un currículum más que agitado, que ha incluido también el navarro Villoslada de Pamplona. Un malpensado diría que ha ido dando tumbos y poniendo su nacionalismo antiespañol por delante de los intereses de sus alumnos. Nosotros no lo diremos; sólo contaremos lo que se ve en el personaje.

Ante todo y por encima de todo José Luis Mendoza es independentista, y ha tenido contacto más que cercano con militantes de la extrema izquierda violenta. Pero a la vez ha sabido ganarse una (falsa) imagen accesible y moderada, y así participó en 2001 en el programa de La2 de TVE 'Saber y ganar' –donde es verdad que estuvo por sus méritos-  y un poco después en el debate ‘Pásalo’ de la ETB –y ahí estuvo… por su afinidad política jeltzale-.

Desde 2011 forma parte junto con Uxue Barkos de Zabaltzen, una asociación nacionalista, y a través de esto fue ya entonces candidato de Nafarroa Bai para el Senado en 2011. Era y sigue siendo presidente de la Fundación Navarra 'Euskara Kultur Elkargoa'. En suma, un hombre de ideas nada ocultas, en cuanto a su nacionalismo.

¿Sólo en el nacionalismo? Mendoza está en Geroa Bai a través de Zabaltzen, y este grupo es decisivo para entender la lucha cultural como la plantean los de Barkos. Las relaciones con la vieja Herri Batasuna de José Luis Mendoza siempre han sido complicadas, porque es de los que ha querido jugar a radical pero sin ser o parecer de Bildu del todo. Zabaltzen es un cóctel complicado de infiltrados, hijos de, PNV, trepas, pijos, jarraitus, profesores enchufados y  frustrados de toda la vida. Junto a Mendoza y Barkos, en el mix está Koldo Martínez, ex de Euskadiko Ezkerra; el propagandista abertzale Bixente Serrano Izko; el hoy catedrático de la UPNA Gregorio Monreal, antes senador, ponente del Estatuto vasco, rector de la UPV y presidente de la Sociedad de Estudios Vascos; lógicamente su fiel acólito y heredero en la UPNA Roldán Jimeno, hijo del difunto ex sacerdote navarro José María Jimeno Jurío; Ana Huguet, del EMK; Ana Vilches, de Hamaikabat; Jon Gondán; Carlos Nieto; José Ignacio Lakasta; Fernando Mikelarena; Mikel Aramburu; y el profesor de la Universidad del Opus Dei Álvaro Baraibar, antes de Aralar, hoy de Zabaltzen y nombrado por Uxue Barkos director general en el Gobierno de Navarra. Esos son los poderes culturales del nacionalismo en la euskaldunización de Navarra. Todos en torno a Mendoza.

Y más que nacionalismo! Un miembro de ETA había sido nombrado por el Gobierno navarro como miembro del mismo. El terrorista de ETA Imanol Aramburu Carrera fue nombrado, en el crucial Departamento de Educación, "jefe del Negociado de Escuelas de Idiomas y Acreditación del Departamento de Educación", precisamente por José Luis Mendoza y Uxue Barkos. Nacido en 1962, afiliado a ETA desde 1987, jefe del grupo Ortzadar, Haranburu (en la nueva y más reciente versión de su apellido) fue condenado a 21 años de cárcel por integración en organización terrorista y tenencia ilícita de armas y explosivos. No cumplió su condena entera, y en 2003 fue candidato de la ilegalizada rama política de ETA, Autodeterminaziorako Bilgunea. Es profesor titular de euskera en la Escuela de Idiomas, iba a ser el jefe de toda la enseñanza de idiomas en la antigua Comunidad Foral, y sólo lo ha impedido el verse señalado como (ex) terrorista en los medios de comunicación.

Cada nuevo Consejero hace lo que le da la gana en Educación cuando llega al puesto. “Tú y tú a la calle, que voy a poner a los míos”. Sólo que unos lo hacen para colocar a sus amigos y que éstos se beneficien (véase la UPN final por sus resultados), mientras que otros, justo nuestros “amigos” de Geroa-Zabaltzen-Bildu-Etc, colocan a los suyos para hacer lucha cultural antiespañola. En esto hay que reconocer el mérito de José Luis Mendoza. Antiespañol, militante, ha combatido en Nicaragua en el Frente Sandinista de Liberación  Nacional, un grupo terrorista que se hizo con el poder por la fuerza, que organizó un Estado totalitario comunista de tipo soviético y que es culpable de matanzas como el genocidio de los indios Misquitos. No es por tanto un novato en la defensa por las armas y la fuerza de una ideología totalitaria, sea marxista, sea nacionalista, sea ambas.

Uxue Barkos en Navarra está mostrando sin pudor su verdadero rostro. Después de elegir a Mendoza para organizar la cultura de todos, y sabiendo quién y cómo es José Luis Mendoza, Barkos será la responsable de lo que pase en navarra y sus aulas.

Artículo sacado de 'LA RESISTENCIA' nº3 (Noviembre del 2015): http:// navarraxesp.blogspot.com.es/2015/11/la-resistencia-no-03.html

jueves, 11 de febrero de 2016

Vota Barkos, que votarás Otegi (y votarás ETA)


Dentro de un mes el criminal preso Arnaldo Otegui, anterior líder de Batasuna y antiguo miembro de la banda de asesinos ETA, saldrá de la cárcel a la calle. Otegui, terrorista, fue condenado por intento de reconstrucción de Batasuna, es decir de ETA. En realidad, si sale de la prisión de Logroño en 2016 es por la benevolencia de la España democrática, porque no ha cumplido íntegra su pena.

Tan es cierto que no la ha terminado de cumplir que Otegui sigue inhabilitado para el ejercicio de todo cargo público hasta 2021, y esto porque, aunque no les guste, la Ley de Partidos de José María Aznar fue respaldada por entero y por unanimidad por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, aunque fuese tan tarde como en 2009. Libre, pero sin derecho a hacer política. Sin embargo…

Sin embargo parece claro que los dirigentes de EH Bildu están decididos a llevar a su reverenciado líder Otegi en la candidatura a las elecciones autonómicas de octubre de 2016 en el País Vasco. ¿De verdad se van a meter, pudiendo evitarlo, en un complejo contencioso jurídico, saltándose la inhabilitación? Si ahora rechazasen abiertamente la inhabilitación, tendrían que recurrir desde ahora mismo ante el Tribunal Supremo la inhabilitación de Otegi tal y como ha quedado ratificada hasta 2021 por la Audiencia Nacional. Y con eso el batasuno vería suspendido su sufragio pasivo. Van a meterse en cambio en una disputa mucho más complicada: van a presentar directamente para octubre a Otegi, y a toda prisa con la campaña electoral en puertas tendrán que pronunciarse sobre su idoneidad, en este orden, la Junta Electoral del País Vasco, un juzgado de lo contencioso-administrativo de Guipúzcoa y en último extremo, a todo meter, el Tribunal Constitucional en Madrid.

¿Por qué se mete Bildu en semejante berenjenal con Otegi?

Otegui es mucho más que un candidato, es un símbolo. Y es justo ahora cuando Bildu, ETA y Batasuna sienten la necesidad de un símbolo ante las urnas. Probablemente habrían usado a Otegi en campaña de todos modos, porque un contencioso ante los tribunales justo en precampaña les habría dado en todo caso atención mediática, y hasta les habría permitido poner cara de “víctimas”, como a ellos les gusta. Pero hay buenas razones para que, sí o sí, usen Otegi en 2016.

Todos recordamos los buenos resultados que tuvo la llamada “izquierda abertzale” en 2011 y 2012, cuando el hundimiento de Zapatero masacró a las izquierdas. Bildu conquistó la Diputación Foral de Guipúzcoa y obtuvo buenos resultados en las 3+1 provincias, con el PSOE y el PNV reculando. De hecho, los batasunos fueron en las últimas autonómicas la fuerza más votada de su amado Euskadi. Buenas razones para ello: el cansancio de tantos años de los de siempre sumado a voto joven de protesta que creyó encontrar en Bildu la sigla adecuada a sus ideales. Al fin y al cabo, son marxistas, son totalitarios, y acababan de dejar de practicar el terrorismo. La cruz de la moneda es que no todo el voto que confluyó en la sigla batasuna era voto genuinamente abertzale.

¿Cómo sabemos eso? Por lo que ha pasado después… Desde las europeas de 2014 y las municipales y las generales de 2015 la fuerza que sube en el País Vasco es Podemos. La lista de Pablo Iglesias es ahora mismo la primera fuerza en la Comunidad Autónoma del País Vasco (y no, por supuesto, en Navarra), y se ha convertido en eso con el hundimiento del PSOE y, más moderado pero no menos preocupante para los afectados, el de Bildu. Asistimos ahora a una estupenda guerra civil: los podemitas tratan de acaparar aún más votos batasunos, presentándose como una fuerza social y revolucionaria sin los defectos de Bildu; y los batasunos tratan de  contener la sangría, recordando las lealtades debidas en tantos años de “lucha”, lealtades que ellos daban por supuestas y que, casi por sorpresa, han visto evaporarse hacia Podemos.

Otegi es útil para ellos por eso. Si reaparece Arnaldo Otegi en las listas, en los medios, en las polémicas, permitirá recordar a los votantes abertzales “de toda la vida” que han de ser fieles a sus viejos caudillos, y permitiría incluso recalentar voto joven mitificando a uno de los protagonistas de la “lucha”. Bildu, como siempre, piensa a largo plazo, y quiere instrumentos para no dejarse comer el terreno por Podemos. Al menos no del todo, porque en Navarra son amigos de Barkos los dos.

¿Por qué hasta ahora no han hecho nada? No esperaban la irrupción de Podemos, y además la sigla de Pablo Iglesias nació llena de alabanzas a ETA y a Batasuna, y con el compromiso –tan problemático en Cataluña- de un referéndum de autodeterminación para la secesión, algo imposible en la Constitución y todavía más imposible en la lógica. Podían ser buenos amigos… y lo han sido. Pero Bildu no quiere desaparecer a cambio de una promesa al menos cuestionada.

No nos dan ninguna pena Bildu ni Podemos. Por bien de España y de Navarra esperamos que a los dos les vaya igual de mal, y que se tiren los trastos a la cabeza. Por bien de todos esperamos que en la misma cárcel terminen los asesinos de ETA, sus corifeos de Bildu y sus antes admiradores de Podemos. Y ojalá alguna vez haya un Gobierno suficientemente fuerte para prohibir todas las siglas que alguna vez han apoyado o adulado a ETA. Además de para encerrar a Arnaldo Otegui y tirar a la basura la llave.

martes, 9 de febrero de 2016

Contaminación política en Carnaval

No es ninguna novedad la presencia del envenenamiento político en acontecimientos públicos y festividades, ya pudimos ver la presencia de la ikurriña en San Fermín, también podemos ver como año tras año desfila el olentzero junto a banderas de presos de ETA, podemos ver que para el batasunerío cualquier tipo de evento le sirve como excusa para fomentar el odio y hacer política.

El carnaval es una de estas festividades que lamentablemente se ve claramente politizada por parte de este colectivo. El supuesto carnaval que hemos podido ver este año en Pamplona es una de las novedades de la borrokada basándose en la Guerra de Navarrería (Hecho histórico en el que hubo conflicto entre los burgos de Pamplona y las tropas francesas arrasaron Navarrería).

Han pasado casi dos meses del estreno de la nueva entrega de Star Wars y parece que ya se han inventado una nueva película, la historia de una tal “Mari Tirapu”. Es indiferente la historia de esta niña, la basura propagandística llega cuando hablan del pueblo vasco situado en Navarrería es invadido por los Francos, ignoran el hecho de que estos “vascos” pidieron ayuda a Castilla en este acontecimiento (ayuda que no recibieron debido a una derrota previa).
Una de las grandes incongruencias de esta historia es que el supuesto pueblo vasco que defienden son lo que en 1512 llamaríamos Beaumonteses (ganaron junto a los Castellanos) y los supuestos invasores Francos, los soldados Navarros que (según ellos) cayeron derrotados y conquistados ante el bando ultracatólicofascistaespañolista(...) Castellano.


No todo son novedades en este tema, sino que también es tradición en diversos pueblos de Navarra la quema del pelele “Miel Otxin”. Esta es otra de las grandes invenciones del nacionalismo ya que la mayoría de representaciones que se utilizan (zipirot, zampanzares... etc) son vagas imitaciones del carnaval de diversos países eslavos y de Europa oriental.

No sólo estamos hablando de invenciones para intentar colar un ideal entre el folclore y la tradición local, también estamos hablando de diversas faltas de respeto como por ejemplo la indudable ofensa a la Virgen Dolorosa en la que un grupo de energúmenos hizo una falsa procesión con disfraces de mozorros portando una virgen con una careta de un diablo.


El fútbol, la Navidad, Carnaval, San Fermín... el avance del nacionalismo ha ido apropiándose de muchos de los elementos representativos de Navarra y se está aprovechando como arma de inculcar una de las mayores mentiras de nuestra historia, una versión ficticia de la historia que mucha gente se ha creído y que, con la tontería, ha dejado 857 motivos con los que demuestra una gran cobardía y falta de humanismo (a pesar de que los que nos gobiernen hagan oídos sordos).

lunes, 8 de febrero de 2016

Asirón, el santo sin mayoría y sin procesión


Hace un par de semanas nos tocaba hablar de cómo Joseba Asirón -el inmerecido alcalde bildurri que con un 16% de los votos le ha tocado sufrir a esta ciudad por obra y gracia de Geroa Bai, Podemos e Izquierda Unida- estaba politizando los espacios públicos al servicio de su ideología abertzale. Hoy la pura actualidad nos hace hablar de cómo Asirón está politizando la cultura, y en concreto las tradiciones populares, todo esto en pro de una Pamplona y una Navarra más abertzales, más hipócritas y más idiotas.

Por todos es sabido que Asirón se niega a acudir como alcalde a cualquier tipo de ceremonia religiosa importándole bien poco el lado tradicional que algunas de estas puedan tener para la ciudad de Pamplona, por ejemplo la misa en honor de San Saturnino a la que acudían las anteriores corporaciones por ser el patrón de la ciudad, el 29 de noviembre y durante muchos siglos. Esto no quita que Asirón se dé al postureo más cutre y superficial como organizar una suerte de "procesión" laica con el Santo, hasta la iglesia en la que se va a celebrar la misa que él ha eliminado del programa municipal.

La semana pasada Joseba se volvía a lucir con dos nuevas 'asironadas'. En primer lugar, el equipo municipal de Bildu esta vez se negó a participar en la procesión de San Blas del miércoles día 3, otra tradición muy arraigada en la ciudad y en la que el ayuntamiento debería acudir en cuerpo de ciudad y esto es porque representan a Pamplona -nos guste o no- y no al 16% que les ha votado, por lo que deben mantener las tradiciones de la ciudad por encima de sus fobias ideológicas.

Eso sí, Asirón no dejó pasar la oportunidad de convocar a la prensa para darse un paseo por el tradicional mercadillo de dulces que se da por San Blas en la plaza de San Nicolás. Hay que recordar que si cada año se da este mercado caracterizado por sus pirulís rojos en honor a San Blas, es por ser el patrón de las enfermedades de la garganta y los laringólogos. Y esto va más allá del postureo de personajes como nuestro alcalde que no van a una procesión por ser una tradición cristiana, pero sí a un mercadillo cuya razón de ser es otra tradición cristiana.

Joseba Asirón se parece cada vez se parece más a el Gato de Schrödinger, sólo que en este caso un día omite el acudir a una procesión por puro ateísmo militante, mientras que al siguiente detiene el pleno del Ayuntamiento -el único del mes- para acudir a ver los Coros de Santa Águeda. Santa Águeda es otra virgen y Santa cristiana en este caso oriunda de la isla de Sicilia. Fue torturada y martirizada por su fe Cristiana, hasta el punto de seccionarle los pechos. Por esto es patrona de las enfermeras y protectora de las mujeres en general.

El pasado jueves día 4 fue la víspera del día de Santa Águeda (el 5), es tradicional también en estas tierras que recorran los pueblos y las ciudades rondas de corales cantando coplas en honor a esta Santa, mientras golpean el suelo con varas de acebo siguiendo el ritmo. Pues bien, el alcalde bildurri mientras margina la tradicional procesión de San Blas, al día siguiente interrumpe su trabajo para acudir a ver las rondallas de Santa Águeda de forma muy entusiasta. ¿Quizás su repentino interés por la religión tenga que ver con esa canción que dice que es "el día de Euskal Herria"?

Parece ser que es progresista celebrar unos Santos cristianos pero otros no, si es que estos no sirven para sustentar su pseudocultura abertzale, claro está. Quieren un cristianismo manipulable al servicio de su nueva “fe” nacionalista. Éstos no son laicos, ni ateos, no se hagan ustedes ilusiones: son profundamente hipócritas y cutres.

jueves, 4 de febrero de 2016

Indar Gorri: de las gradas del Sadar al banquillo de los acusados


Mucha gente como yo pensaba que iba a haber una lluvia de críticas tras la detención los 18 miembros de el grupo ultra Indar Gorri, lo único que me he encontrado ha sido una gran cantidad de elogios y vómitos de tolerancia hacia este grupo criminal. Innumerables veces nos han comentado osasunistas veteranos lo bien que nos recibían en Zaragoza, Madrid y demás sitios, todo esto antes de la llegada de este grupo de ultraizquierda. La directiva del club se encarga de mantener contento a este colectivo, dándoles apoyo y mostrando su simpatía con su grada de animación.

Estos días se podía ver en las redes sociales un comunicado de Indar Gorri que justificaba su labor en el graderío sur de El Sadar, mencionando el apoyo a los presos  “políticos”, llamamientos a Barcina para que se fuera y el amor hacia su tierra “Euskal Herria”. Lo que os dejáis es cuando cantabais “esta noche mira bajo el coche” cada vez que ETA mataba, cánticos de ETA mátalos, vuestros “pim pam pum”, exhibición de banderas de regímenes genocidas, palizas a simples aficionados de otros equipos (incluso del vuestro propio), reclamar tiros en la nuca, insultos racistas y antisemitas (sí esto es lo que un antifa puede llegar a hacer cuando ve a su equipo perder) y por no mencionar ese puto olor a choto que soltáis, que ya sé que esta muy guay quitarse la camiseta y mostrar vuestro torso de geyperman pero un poco de higiene, por favor.


Aouate, ex-portero del Mallorca, se enfrentó a cánticos antisemitas por parte del graderío sur, gesto que no llegó a tolerar y dedicó más de un gesto obsceno hacia la grada. A este grupo “antirracista” parece que no le gusta que futbolistas del Real Madrid como Marcelo, celebren los goles de su equipo, un servidor ha llegado a oír por parte de este colectivo ruidos onomatopeyicos simulando el sonido de un gorila. Otro de los casos más sonados es el de varios energúmenos procedentes de este sector quitando una bandera del Real Madrid a una familia, hecho que la afición no tardó nada en condenar y desvincularse diciendo que “eran unos radicales”, a día de hoy, dicha afición muestra su total apoyo a este sector.


Es un hecho que no toda la afición de Osasuna es así, ya que hay algunas personas que desprecian a este colectivo y todas sus acciones. El apoyo político que recibe Indar Gorri es un hecho, podemos ver cómo la cuadrilla bilduetarra muestra su simpatía y condena las detenciones a este grupo violento. Lo mejor de todo es cuando Bildu condena las acciones de los minibotas, desvinculándose de ellos tildándoles de banda de “extrema derecha” cuando ha sido un sector numeroso de Indar Gorri. Este grupo no ha tardado nada en buscarse amigos para que les ayuden en su lucha. Hará pocos días podíamos ver una pancarta en apoyo a los trabajadores de TRW, firmada por Indar Gorri, me gustaría que estos se preocupasen también por el sistema sanitario y la posible (y muy segura) reducción de personal de la CUN, médicos y enfermeras que pueden irse a la calle.

El motivo de estas recientes detenciones es la pertenencia a grupo criminal, todo esto debido a las palizas y enfrentamientos con aficionados de otras hinchadas que han acabado con numerosos heridos. Los acusados están en libertad y tendrán que compadecer en el juzgado mensualmente. En diversas ocasiones se les ha llegado a incautar todo tipo de armas que utilizaban estos mocetes en las reyertas. Hay que mencionar también que como buen grupo ultra, el tráfico y consumo de drogas es algo totalmente habitual.


Entre las personas que animan y apoyan a Indar Gorri se encuentra algún futbolista del propio equipo, entre los cuales más de uno ha colaborado con la selección de la ficticia Euskal Herria. No olvidar el vínculo con este grupo radical de uno de los jugadores del primer equipo y con cierto pasado delictivo. Osasuna es un claro reflejo de lo que está pasando en Navarra con la expansión, apoyo e imposición del nacionalismo vasco por medio del euskera. Lo políticamente correcto es imponer una idea a base del idioma, ya que por la raza ya no queda tan bien.

Un Osasunista.

martes, 2 de febrero de 2016

Tierra Santa


La banda surge en 1992 en La Rioja bajo el nombre de Privacy y en 1997 el grupo pasa a llamarse Tierra Santa. Los géneros del grupo son power metal y heavy metal. La temática de las canciones del grupo suele estar relacionada con la mitología y la historia.

Su primer álbum titulado “Medieval’’ fue grabado en Pamplona en los estudios Sonido XXI, en noviembre de 1997, contiene canciones de temática patriótica, como la canción “Legendario" que está inspirada en el Cantar del Mio Cid y “Reconquista" inspirado en la conquista de Granada.

En su tercer disco titulado “Tierras de leyenda’’ encontramos “La canción del pirata" que probablemente es su canción más célebre por estar inspirada en la poesía homónima de José de Espronceda, ilustre escritor del siglo XIX y máximo representante del romanticismo español

El videoclip de la canción “Hoy vivo por ti’’ del álbum ‘’Mejor morir en pie’’ fue grabada en las Bardenas en 2006; dos años después, el 7 de febrero de 2008 aparece un comunicado en su página web oficial anunciando un aplazamiento de su actividad musical debido a un largo tiempo de inactividad. Esto apenas duró dos años, pues el 19 de diciembre de 2009, Óscar Sancho informó del regreso de Tierra Santa para el año 2010.

El décimo y último disco que Tierra Santa ha sacado hasta la fecha es “Esencia’’, un doble CD con reediciones de sus clásicos, en 2014.

Artículo por Persephone, sacado de 'LA RESISTENCIA' nº3 (noviembre del 2015): http://navarraxesp.blogspot.com.es/2015/11/la-resistencia-no-03.html

lunes, 1 de febrero de 2016

Para qué quieren una OPE así en la Educación navarra


La Oferta Pública de Empleo, tal y como ha sido diseñada por Uxue Barkos y José Luis Mendoza, ha conseguido que se enemisten con el gobierno abertzale los sindicatos AFAPNA, CC OO, ANPE, CSIF, APS y UGT (la mayoría de los maestros y profesores) y que se divida el cuatripartito navarro. Ni siquiera los comunistas de IU y los marxistas-leninistas de Podemos se pueden permitir enemistarse con la inmensa mayoría de los profesores de hoy y de mañana y de las actuales familias.

¿Y entonces por qué hacen esto?
"EH Bildu y LAB han condicionado el apoyo a la convocatoria de oposiciones a que salga con lista única, y este tema nos preocupaba", ha señalado la misma secretaria de la Federación de Enseñanza de CC OO, Maite Rocafort. Es decir, la imposición del euskera para todo (en una provincia donde la mayoría de los navarros ni habla vascuence, ni lo va a aprender, ni lo ve como parte de su identidad sabiniana, ni desea que sus hijos se escolaricen en ese idioma) viene de la exclusiva voluntad de los sindicatos nacionalistas (ELA, LAB y STE-EILAS) y de los partidos nacionalistas (Geroa Bai y aún más EH Bildu), y ha cogido a la contra al resto de sindicatos y de partidos, y por sorpresa a IU y Podemos.

Es decir, que la OPE no se hace para mejorar la educación navarra, sino por una imposición ideológica de los abertzales. ¿Sólo por eso? ¿Son tan tontos como para permitirse un error así, dividiendo sus alianzas y perdiendo  votos?

Objetivo número 1 de la OPE con lista única es tener contentos a sus aliados abertzales. Con el euskera como requisito y los euskaldunes dominando también todas las listas de interinos para siempre serán votantes suyos, más bien guipuzcoanos, los que vendrán a dar clase en nuestras escuelas e institutos. Todos convertidos en ikastolas.

Objetivo número 2 es el control ideológico de la enseñanza. El inglés deja de ser mérito. El euskera se convierte en requisito. Así que sólo gente con ideología abertzale dará clase en Navarra en adelante. Y la darán como sólo ellos saben darla.

Objetivo número 3 es expulsar del sistema a los maestros y profesores que se han educado en castellano o en inglés. Dejarán de tener ninguna posibilidad, y se irán a otras regiones. Resusltado, como ya se vio en su momento en las tres provincias vascas, será no sólo la euskaldunización, sino la batasunización de las aulas, con efectos de-formativos en la siguiente generación, a partir de los próximos 15 años.

Si se hace la voluntad de los abertzales, a cada maestro español que se jubile le sucederá un maestro batasuno y batasunizante. La sociedad estará siendo manipulada por ellos, y será con el dinero de todos los navarros. Hay que resistir a la OPE de Educación, no sólo los maestros y profesores, sino todos los ciudadanos porque es el futuro de todos el que quieren manipular Uxue y sus aliados proetarras.