jueves, 21 de junio de 2018

Los populismos se abren paso en Europa... salvo en España


Nuevo gobierno en Italia, nuevos tiempos: se acabaron los habituales viajes del barco Aquarius a puertos italianos (fletado regularmente por la ONG francesa “SOS-Meditérranée”). El ministro del Interior del partido Liga Norte, Matteo Salvini, ha reciclado el independentismo que pretendía para su región de Padania (por eso le veíamos apoyando a separatistas vascos y catalanes), y ahora es el más firme luchador contra la inmigración masiva y representante del euroescepticismo italiano. Así se lo ha hecho saber a la Unión Europea, en un pulso que, de momento, le ha enfrentado con Francia y que ya veremos cómo acaba.

En España hay quien se ha sorprendido de ese cambio de rumbo, pero lo cierto es que, desde los años 80, vienen surgiendo diferentes movimientos y partidos de este tipo en cada uno de los países europeos. Solamente tres países se quedan, por el momento, fuera de esta tendencia, que es ya imparable: Irlanda, Portugal y España. Nos estamos refiriendo a partidos muy diversos, tales como La Liga Norte en Italia, Alternativa por Alemania (AfD), el francés Rassemblement National (el viejo Front así rebautizado), el austríaco Partido de la Libertad (FPÖ), en el Reino Unido UKIP, los húngaros Fidesz y Jobbik, el polaco Ley y Orden, el holandés Partido por la Libertad, Demócratas Suecos, Partido del Progreso danés, La suiza Unión Democrática de Centro (o SVP, Partido Popular en alemán), Verdaderos Finlandeses…

Estos partidos han surgido al margen de las grandes opciones que han dominado la vida política europea desde 1945, es decir, más o menos centro-derecha, algo de centro-izquierda, un poco de opción conservadora, y vuelta a empezar por el centro o similar. A esta nueva especie de partidos se les ha tachado de racistas, xenófobos, extremistas de ultraderecha, populistas de derechas, conservadores, euroescépticos, identitarios… y ellos siguen creciendo con cada vez más porcentaje de votos. Desde luego, hay quienes se toman los sambenitos que les cuelgan como un auténtico desafío. Veamos:  

No puede ser racista quien no proclama que su raza o lengua sea superior a otra y discrimine por ello. Al contrario, estos partidos recogen el sentimiento de los europeos de sentirse inferiores en su propia casa, y discriminados por minorías a las que se apoya en detrimento de las necesidades de la mayoría. 

Tampoco puede ser xenófobo quien no odia lo extranjero, pero reconoce que ha fallado el concepto de integración, y que demasiada inmigración ha servido para tirar a la baja los salarios, saturar los servicios sanitarios, aumentar la inestabilidad social y generar pérdida de identidad cultural. Por otra parte, en cualquier país del mundo –salvo en algunos europeos- se lo piensan mucho antes de conceder los mismos derechos a un ciudadano nacional que a otro recién llegado; esto conviene saberlo también. 


Llamar extremistas de ultraderecha a unas fuerzas emergentes, sin vinculación con otros movimientos o partidos del pasado, que están en el poder en algunos países europeos, y que son la segunda o tercera fuerza en los demás, no parece ser una descalificación que importe a la ciudadanía que les vota. Simplemente, responden mejor a los problemas de una clase trabajadora que mira a su alrededor y ya sabe cuál es el origen de sus males.

Populistas de derechas… pudiera ser, porque los partidos clásicos de derecha o de izquierda ya no defienden las preocupaciones del pueblo frente a las élites y políticos que les gobiernan. La socialdemocracia se ha entregado al liberalismo económico tanto como la derecha conservadora clásica, comulgando con una globalización que ha arrasado las condiciones de trabajo y de ahorro de las clases medias europeas. 

Conservadores… ¿por qué no? Muchos ciudadanos quieren conservar el estilo de vida que han recibido de sus mayores, con la identidad nacional que les caracteriza, y no quieren disolverlo en un mundo en el que no haya ninguna referencia cultural, histórica o religiosa donde hundir sus raíces. 

Euroescépticos… pues claro. Salvo en España, en casi ningún país europeo se confía ingenuamente en la Unión Europea; esa entidad a la que los países han entregado su soberanía económica, monetaria y jurídica, para que se encuentren ahora con que las fronteras exteriores son un colador, no hay aranceles que protejan los productos locales (con la consecuente ruina de la industria local), la moneda única es una camisa de fuerza que ninguna economía aguanta y la falta de fronteras interiores beneficia más a los delincuentes que al común de los ciudadanos. 


Identitarios sería el adjetivo que resumiría lo dicho en los tres últimos párrafos, sin complejos. Son partidos que recogen el sentir de unos ciudadanos que ven cómo son ninguneados en su tierra, y en la que sus ancestros se integraron, si es que llegaron de fuera. No como hoy en día, cuando ya no se puede ser católico, ni ateo, ni comedor de cerdo o bebedor de vino, sin tener que pedir disculpas por ello.

En suma, el modelo común de estos partidos es conservador en lo social, proteccionista y antiglobalizador en lo económico y antimundialista en lo cultural. Defienden la soberanía nacional y la propia identidad; piden que la inmigración se controle por los canales regulares y en el número que se necesite (como hacen Australia y Canadá sin que nadie les acuse de xenófobos); se oponen a la desregulación salvaje de la economía y apuestan por la regeneración nacional con matices según cada país. Son el producto político que mejor responde a las necesidades de las clases medias y trabajadoras hundidas por la globalización, y abandonadas por los partidos clásicos de derecha o izquierda, más preocupados por defender otros intereses que los de sus antiguos votantes.

Por lo que se refiere a España, ¿continuará siendo, también en esta dimensión, una excepción europea? Es evidente que no pocos observadores se plantean si Vox pudiera jugar en España un papel análogo al que hemos analizado hasta aquí: no lo tiene nada fácil. En cualquier caso, y por lo que a Navarra se refiere, la polarización españolismo/navarrismo/constitucionalismo versus separatismo/radical-izquierdismo ahogará la aparición de cualquier nueva área política; no en vano, el “mal menor” practicado por unos y la hiperideologización de los otros, consumen el máximo de energías de todo tipo.

Calíope

miércoles, 20 de junio de 2018

Hay paguiteros en la costa


Es algo que está ocurriendo al calor del falso rescate del Aquarius, verdadero barco negrero operado por ONGs extranjeras al servicio del globalismo y cómplices necesarias de las mafias de la inmigración ilegal. El efecto llamada ya está aquí, negarlo es llamarnos gilipollas a la cara, más aún cuando desde el pasado viernes viene teniendo lugar una avalancha de inmigrantes ilegales en pateras que sólo en el fin de semana ya doblaba a los 629 "refugiados" (curiosos refugiados aquellos que no provienen de países en guerra) del Aquarius.

Pero no es un fenómeno casual, de la misma manera que esta oleada masiva de pateras ha sido tolerada por las autoridades marroquíes, el fenómeno en su conjunto es un movimiento organizado por nuestro tradicional enemigo del sur, que libra una guerra soterrada contra España en tres grandes frentes: el de la inmigración ilegal que abre y cierra cuando quiere, el del tráfico de drogas cuya producción no sólo toleran en las áreas rurales del país sino que financia a la familia real marroquí y el del terrorismo islámico que ya nos azotó un 11 de marzo en Madrid o el 17 de agosto del año pasado en Barcelona. Todo ello además de otras batallas menores, como el apoyo del reino alauita al separatismo catalán o las muy diversas guerras comerciales que vienen teniendo ya durante décadas.

Vídeo: Jóvenes marroquíes se graban en un ambiente de jolgorio accediendo de forma ilegal a España en una patera.

Lo último de lo que nos hemos enterado ha sido gracias a la sagaz labor vigilante de algunos forococheros: recientemente y de forma súbita vienen siendo puestos en circulación vídeos en youtube que grabados por jóvenes marroquíes anuncian que el nuevo presidente español otorgará papeles para todos, lo bien que se vive en España de las paguitas y sin pegar palo al agua, qué trámites deben hacer para empadronarse o solicitar la nacionalidad, cómo tendrán sanidad gratuita por la cara y sin haber cotizado un duro... o lo guapas, fáciles y "frescas" que son las mujeres españolas. Que se lo pregunten a la primera manada argelina de Alicante que violó a tres menores de un centro tutelado, o la segunda manada argelina de Alicante que violó a una joven de 19 años, o al marroquí abusador en serie de menores que ha sido detenido hace escasos días también en Alicante.

Artículo relacionado: Esas "manadas" de las que nadie quiere hablar.

Traigamos de forma incontrolada a miles de hombres jóvenes de una sociedad en la que las mujeres no valen un duro, ¿Qué puede salir mal? En la imagen, agresión grupal por parte de menores a una joven con problemas psicológicos en un autobús de Casablanca, esto es el conocido como taharrush o "juego" de acoso sexual. Aviso, imágenes perturbadoras: https://www.liveleak.com/view?i=e35_1503568739

Estos son algunos de los vídeos recopilados por los forococheros, aunque he podido comprobar que hay muchos más:

طريقة سهلة لي الحصول على إقامة اسبانيا قبل 3 سنوات لي الموهاجيرين لي باقين ما جاو لي اسبانيا
Una forma fácil de conseguir una estancia en España hace 3 años
خبر اسبانيا عتفتح القانون ديال لوراق عاجل اشاعات المغاربة
Noticias de España abren la ley Dial Uraq rumores urgentes de los marroquíes
حقيقة خبر تسوية اوضاع كل المهاجرين السريين في اسبانيا2018?? #تكذيب الدعاية الكاذبة
La verdad de la noticia de la solución de la situación de todos los inmigrantes ilegales en España 2018 ?? # Falsa publicidad falsa
عاجل و مفرح، الرئيس الإسباني الجديد يهنأ عيد الفطر لجميع المسلمين
Urgente y alegre, el nuevo presidente español felicita a Eid al-Fitr por todos los musulmanes
خبر سار بيدرو سانشيز يعود للمهاجرين الحق في الحصول على الرعاية الصحية
La deliciosa noticia de Pedro Sánchez es que los migrantes tienen derecho a la atención médica
عاجل إسبانيا تصدم المهاجرين الغير الشرعيين بخبر سار آخر مع Pedro Sánchez الصحة و التطبيب بالمجان
URGENTE España ha sorprendido a los inmigrantes ilegales con otra buena noticia con Pedro Sánchez sanidad y medicinas sin cargo
طريقة الحصول على البطاقة الصحية بالنسبة للمهاجرين غير الشرعيين في اسبانيObtener la tarjeta sanitaria
Cómo obtener una tarjeta de salud para inmigrantes ilegales en España
شهادة السكنى باسبانيا ,how to get residential certificate in Spain , empadronamiento en españa.
تعرف على البطاقة المدرسية في اسبانيا وأهميتها بنسبة للاجيئن
Conozca la tarjeta de la escuela en España y su importancia para el porcentaje de inmigrantes
خبر جديد ومهم بخصوص ارجاع التغطية الصحية لجميع المهاجرين الغير القانونيين باسبانيا
Noticias nuevas e importantes sobre el retorno de la cobertura de salud a todos los inmigrantes ilegales en España
خبر حصري حول قانون الاقامة الجديد بالنسبة للمهاجرين الغير شرعيين في اسبانيا
Noticias exclusivas sobre la nueva ley de residencia para inmigrantes ilegales en España
موضوع حصري كشف المستور إربح من €900 إلى € 1250 شهريا وشكرا إسبانيا
Tema exclusivo Descubrir al ganador Ganar de € 900 a € 1250 por mes Gracias España
الطريقة الأولى للحصول على بطاقة الإقامة الإسبانية
La primera forma de obtener una tarjeta de residencia en España
حكومة اسبانيا الجديدة تساعد المهاجرين | نزول المهاجرين من سفينة Aquarius
El nuevo gobierno español ayuda a los inmigrantes El descenso de inmigrantes del Acuario
جديد الجنسية الإسبانية 27 نوفمبر ،2017
Nueva nacionalidad española 27 de noviembre de 2017
تحضير امتحان الجنسية الاسبانية الحلقة 1 ccse (TAREA 5 )
Preparación del examen de ciudadanía española 1 CCSE (TAREA 5)
الدليل على من كدبونا حول المساعدات المالية لإقليم الباسك إسبانيا
Guía de Cadbona sobre la ayuda financiera al País Vasco España
Los navarros no nos libramos ya que hay otro tutorial específico en el que se llama a acudir a Navarra para reclamar ayudas públicas de 850 a 1250€.

شكرا إسبانيا مرة ثانية ، مساعدات من 850 € إلى 1250€ pamplona
Gracias España nuevamente, asistencia de 850 € a 1250 € pamplona
Aunque este fenómeno no es nuevo, dado que ya hay abogados progres que de forma gratuita asesoran a los inmigrantes ilegales para cobrar hasta el último euro posible de este nuestro gran Estado que mira tanto por los intereses de los españoles. La forma organizada en la que están apareciendo en estos contenidos da la impresión de que se trata de una operación orquestada para propiciar la inmigración ilegal desde Marruecos a España, quizás se trate de una operación encubierta de baratillo, de los servicios marroquíes o alguna fundación/ONG turbia tipo a la Open Society de George Soros.



Efectivamente, este es otro factor que apuntala la tesis que vaticina que este verano será el de las multitudes de paguiteros premium que darán el salto a nuestras costas, disfruten de lo no votado, parece que aquí la prioridad para algunos es la de reventar nuestro Estado de Bienestar.

Luego dirán los verdaderos traficantes de noticias falsas o personajes a sueldo de George Soros (de nuevo) cómo el presidente de SOS Racismo en España, Mohamed Gerehou, que el efecto llamada no existe. Deben de ser los padres. Está claro que si toleras la inmigración ilegal no expulsando inmediatamente a los clandestinos es ya un acicate para la existencia de este fenómeno que le llena los bolsillos a unos pocos entre mafias y empresarios explotadores. No digamos ya si la fomentas regalándoles casas, paguitas y sanidad. También hay que decir que quienes los persiguen con laxitud son corresponsables de cualquier muerte o desgracia que ocurra en los procesos migratorios irregulares.

Artículo relacionado: La nación española es nuestra casa

Italia sabe que tenemos un presidente débil. Marruecos sabe que tenemos un presidente débil. Las mafias de todo el mundo saben que tenemos un presidente débil. Los separatistas, etarras y neocomunistas saben que tenemos un presidente débil. Todos ellos van a ir a por todas a sacar tajada.

Hispano

martes, 19 de junio de 2018

El movimiento panvasquista nacionalista y socialista muestra su músculo en Pamplona: totalitarismo versus ciudadanía


El pasado sábado 16 de junio, por enésima vez, el movimiento totalitario abertzale desbordó Pamplona en una verdadera demostración de fuerza.

Acaso fueran algunos menos manifestantes que en la del pasado 14 de abril; ocasión en la que también se movilizaron masivamente en defensa de la manada de Alsasua. En todo caso, fueron muchos, muy organizados, sabían a qué venían y actuaron en consecuencia. Se dejaron ver y tenían ganas de ello.

Así, conforme llegaban a la ciudad, desfilaban en grupos de amigos, muchísimos padres con niños (pero, ¿no es eso adoctrinamiento?), pandillas de adolescentes voceando, militantes abertzales ya veteranos… Se les identificaba inmediatamente: ropas análogas, cortes de pelo al estilo “vasco”, botas de monte, tonos oscuros, camisetas negras sin mangas, pegatina en pecho. Marchaban alegres, con miradas desafiantes, muy seguros, endiosados incluso. Sabían que sería una gran jornada, un nuevo éxito. Y volvían a manifestarse en Pamplona, su “capital irredenta de los vascos”; con una “derecha cunetera” aterrorizada, ausente, de rodillas… Todo muy perfecto, una maquinaria bien engrasada, un ensayo reiteradamente probado.

Esa manifestación no se asemejó, apenas en nada, a la del pasado 2 de junio organizada en contra de la imposición lingüística del vascuence batúa; es decir, la convocada por entidades ciudadanas más o menos navarristas.

Cohesión interna, ritmo acompasado, acompañamiento corifeo de los eslóganes propios de la campaña en favor de los cabestros de Alsasua… Por contra, en la del 2 de junio, apenas se corearon gritos; asemejándose más a una romería dominical que a esas demostraciones de orgullo y odio, a partes iguales, que tanto caracterizan a los abertzales.

Un bisoño dirigente local de Ciudadanos nos confesaba, al término de la del 2 de junio, que “nosotros no sabemos manifestarnos”, “los nuestros se manifiestan poco”, “tenemos que aprender de los otros”. Y como excusaba alegaba que “casi todos los abertzales que se mueven están pagados”. Empecemos por el final.

Es cierto que el movimiento abertzale ha estructurado un complejo entramado de asociaciones deportivas, centros escolares, librerías, locales hosteleros, entidades recreativas, fundaciones culturales, sindicatos…, copando, además, profesiones como las de profesores de euskera, traductores, gestores culturales, técnicos de igualdad, determinadas ramas artísticas. Sin duda han generado una verdadera “industria” cultural y recreativa; una auténtica clientela, en el sentido más romano del término, que se moviliza cada fin de semana con una u otra excusa. Y ello sin considerar la trama conjunta de enchufes, contrataciones amañadas, convocatorias casi clandestinas en las que únicamente se omite el nombre del beneficiario, con las administraciones públicas que van progresivamente controlando. Es cierto que muchos de estos manifestantes habituales tienen conexiones personales, profesionales y crematísticas con el entramado, llamémoslo cultural, abertzale. Pero no nos engañemos: la mayoría de quienes vinieron a Pamplona el sábado pasado no están a sueldo de ninguna de esas entidades tan diversas. No lo están los jubilados que en buen número también se manifestaron. Ni entre los numerosísimos jóvenes y adolescentes movilizados. Ni seguramente, entre la mayoría de presentes. Es más: esas familias que, al completo y en grupo desfilaron unidas y alegres, vienen disfrutando y mucho en cada evento; siendo muy conscientes de su aportación cotidiana –y no de manera ocasional- a la “construcción nacional”. No en vano, lo que mueve a todos ellos no es un sueldo, que también puede ayudar en una fase de la vida, ciertamente. Lo que les impulsa a movilizarse cada fin de semana, en Pamplona, en otras capitales, frente a una prisión española alejada, en Bayona o en las múltiples iniciativas en favor del batúa, es una mística común y unos ideales vivos. Nos referimos al hálito vital que insufla vida a su particular concepción de la existencia, de la cultura y, lo que es tan importante o más, su sentido de pertenencia a una comunidad humana en marcha en aras de un preciso proyecto holístico.

Es fertilizante, decían jocosamente las batasunas mientras sus hombretones "regaban" las plantas altas de los jardines de la Avenida de Juan Pablo II en Pamplona, decenas de ellos uno detrás de otro hacían del orin el aroma de la parte alta de la cuesta sin importar demasiado las familias que paseaban al otro lado del parque. Nos dejaban lo mejorcito antes de subirse a los autobuses (con baño) que les habían traído a la manifestación a favor de La Manada de Alsasua, la cerveza y el kalimotxo es lo que tienen.

El título de este texto es un poquito demagógico adrede. El movimiento abertzale no es un nazismo al estilo hitleriano; si bien podríamos encontrar no pocas analogías: las propias de un movimiento de orientación totalitaria. Es decir: una cosmovisión propia, voluntarismo personal y colectivo, dogmatismo ideológico, radicalidad formal, ruptura cultural, movilización permanente, transgresión normativa, insolencia frente a la legalidad, moralidad revolucionaria, espíritu subversivo, acatamiento acrítico al liderazgo colectivo, subordinación de lo individual a lo grupal.

Todo ello caracteriza, decíamos, lo que hoy día se viene denominando como holismo y que encaja en gran medida con ese fantasma que arrasó el continente en el siglo XX: el de los totalitarismos.

Efectivamente, ya no desfilan las escuadras pardas por Berlín, pero sí lo hacen grupos de jóvenes vestidos análogamente y de modo fácilmente identificable al ritmo del ideal y con la misma chulería. La Plaza Roja de Moscú no es inundada por los mismos gritos lanzados en formidable conjunción desde tribuna y asfalto; pero la izquierda abertzale controla gran parte de los espacios públicos de dos comunidades españoles con sus liturgias, símbolos, sonidos y estéticas. En la plaza de Tiananmén no se sacrifican chivos expiatorios, pero los discursos del odio se siguen mostrando multitudinarios en nuestras calles y plazas con absoluta normalidad y, ahora, con apoyo institucional de Barkos y otros muchos como ella.

En el mismo espacio, en nuestra propia tierra navarra, dos concepciones de la existencia y de la política están enfrentadas por decisión de una de ellas: la izquierda abertzale, junto a sus aliados separatistas y extremistas de izquierdas, por una parte; por otra, la ciudadanía libre propia de una sociedad abierta.

Ellos son totalitarios. Nosotros, no.

Lo normal es vivir sin preocuparse demasiado por la política. Y más cuando los partidos políticos del sistema se han convertido en oficinas de intereses profesionales, de grupo y de colocación personal. En definitiva, poniendo un ejemplo: Sortu, en su íntima y externa naturalezas, nada tiene que ver con UPN. Ni en su funcionamiento interno o externo, ni en sus propósitos inmediatos y últimos; tampoco en su real voluntad de poder, que en el caso abertzale es de poder total. Ello se evidencia en su modelo organizativo, en su dinámica movilizadora, en el espíritu de su militancia, en su prototipo humano… Y ello a pesar de que en UPN todavía resuenan inequívocos pulsos populares.

Conviene tener muy claros estos conceptos y realidades para afrontar desde el análisis, que debe preceder toda acción, las tácticas y estrategia que el pueblo navarro -es decir, su ciudadanía libre y pacífica- debe adoptar en respuesta al reto del totalitarismo en curso que pretende marginarla, cuando no extirparla.

La izquierda abertzale ha logrado conjugar, de una manera muy hábil, identidad y contracultura, pertenencia y subjetivismo, cotidianidad y radicalismo, bienestar y movilización. No es una simple moda de paso. No es un postureo frívolo que se agote en un instante fugaz. Es una voluntad de poder total al servicio de una ideología cerrada y omnicomprensiva.

Frente a tamaño desafío, una sociedad moderna, libre, abierta y democrática, debe proveerse de instrumentos de organización, formación, movilización y participación ciudadana, alternativos a esa contra-sociedad -edificada pacientemente desde los orígenes de ETA junto a otras entidades precursoras de carácter nacionalista/separatista- que pretende sustituirla. Y ello debe ser así si quiere sobrevivir e imponer la razón frente a la violencia estructural propia de toda ideología totalitaria.

Sila Félix

lunes, 18 de junio de 2018

La Gran Invasión


El pasado sábado tuvo lugar en Pamplona una nueva manifestación a favor de La Manada de Alsasua. Esta gentuza juntó a una gran multitud, sí, pero a base de importar en más de 130 autobuses gratuitos con bocadillo incluido, a sus correligionarios del Guipúzcoa y Vizcaya; además de  separatistas catalanes e incluso podemitas ultraizquierdistas de Madrid y otras partes del "Estado" con lugares tan distantes como Mérida. 

Estos infraseres defienden que se vayan de rositas los niñatos que le dieron una paliza a dos guardias civiles que cometieron la osadía de salir de fiesta por su pueblo de destino con sus novias, que recordemos también fueron agredidas por esta turba de abertzales que luego dirán ser "feministas" que defienden a las mujeres, siempre y cuando no sean novias de guardias civiles, único motivo por el cual para ellos ya es lícito agredirlas. 

Este acto de cobardía se enmarca dentro de la estrategia de acoso conocida como "Alde Hemendik" (Fuera de aquí) que fue orquestada por la banda terrorista ETA para lograr la expulsión de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Navarra y el País Vasco; como paso previo a una auténtica limpieza ideológica de todas aquellas personas que disienten del proyecto totalitario del nacionalismo vasco.

Este vídeo también rinde tributo a la escena de la película de ciencia-ficción Starship Troopers (Paul Verhoeven, 1997) en la que la Infantería Móvil invade el planeta Klendathu: https://www.youtube.com/watch?v=8Rx8_vjbXX4

Descargar versión móvil (16,3 MB): https://ufile.io/1jsaw

viernes, 15 de junio de 2018

¡Españoles a ganar!

Navarros y aragoneses, hermanos


Para diferentes autores es indisociable la historia y modo de vida de navarros y aragoneses durante diferentes etapas de la historia. Y es que mientras Navarra y Aragón permanecen unidos o vinculados desde la cuna común vascona, paralelamente el País Vasco y Castilla están permanentemente unidos.

Cuando Sabino Arana llama maquetos a los castellanos, lo que está haciendo es insultar a descendientes de vascos porque los castellanos descienden en gran medida de los repobladores vascos. El fundador del PNV no sabía, o negaba la evidencia de que los maquetos tenían abundante sangre vasca.

Vascongadas y Navarra sólo estuvieron unidos por una breve etapa y después los vínculos que tienen entre sí no se pueden comparar a los que tienen con Castilla las Vascongadas y que con Aragón tiene Navarra.

Traje de navarrico de Tauste. ¿O deberíamos llamarlo traje de navarroaragonés?

La jota, el paloteao y el diminutivo ico e ica son sólo unos ejemplos de elementos compartidos por Aragón y Navarra, mientras Castilla y País Vasco por ejemplo diminutivizan en ito e ita. Lo que pasa es que hoy en día lo único que tiene publicidad en Navarra es lo que está en la zona pegada al País Vasco, aunque vivan cuatro gatos y no representen lo más extendido y típicamente navarro.

Aunque en webs folclóricas vascas (léase abertzales) se habla del paloteado como muy de Euskal Herria lo cierto es que es muy navarroaragonés. Este enlace muestra como ejemplo unos cuantos pueblos maños que tienen lo que se conoce como palotiau, paloteado o dance: https://www.turismodezaragoza.es/provincia/tradiciones/folklore/dance-paloteao-borja.html

Es que el euskera (chalaparta, alboca, chistu...) no es lo más representativo de Navarra cuando lo hablan menos del 15% de navarros. Por mucho que se empeñen los aberchungos, la historia y tradiciones comunes entre Navarra y Aragón ahí están como testigos.

1)Palotiau de Tardienta, Los Monegros, Huesca. 2)Palotiau de Ochagavía, Valle de Salazar, Navarra. No puede ser coincidencia que un baile y su vestimenta sean tan similares en un pueblo monegreño y uno salacenco. Por algo buena parte de Aragón ha sido repoblada con navarros.

Cipotegato de Tarazona y el bobo de Ochagavía. ¿Tendrán alguna relación estos personajes tarazonés y ochagaviano? Posiblemente porque los salacencos tradicionalmente han hecho la trashumancia a las Cinco Villas mañas y Tarazona está muy cerca. Esa es la posible conexión de Tarazona y Ochagavía.

Estas obras de diferentes autores revelan lo indisociable que es Navarra de Aragón, especialmente en esas épocas de la supuesta inquebrantable unidad y heterogeneidad vasconavarra:


Miguel Servet, ¿aragonés o navarro...? de Aurelio Pérez González


Navarra y Aragón hacen a España nación.

Pamplonica

jueves, 14 de junio de 2018

La ministra de "educación" de Sánchez (PSOE) apuesta por Euskal Herria


La nueva ministra (señora Celaá Diéguez) de Educación del señor Sánchez, antigua consejera vasca de Educación del ejecutivo de Pachi Nadie, nos acaba de dejar dos perlas recién asumido el cargo. De una parte ha afirmado que Euskal Herria es una realidad histórica, cultural y lingüística, y de otra, apuesta por mantener y profundizar en la cooficialidad de las lenguas autonómicas, que en román paladino significa apostar por la inmersión lingüística y la marginación del castellano y los castellanoparlantes. Ya ni molestarse en preguntarle a la pájara qué opina del adoctrinamiento en las escuelas, seguro que lo negará como hiciera su antecesor en el cargo, el pepero Menéndez de Vigo.



Pues bien, en lo que respecta a Navarra, nos encontramos con un presidente del Gobierno en una gran minoría (85 de 350 diputados), investido por toda la morralla ultraizquierdista y ultraseparatista, y no tiene nada mejor que hacer que colocar de ministra de Educación a una señora procedente de la C.A. Vasca que, aunque  toda su larga carrera política la ha realizado con el PSE-EE-PSOE, parece tener una mentalidad más propia de alguien del PNV que de alguien supuestamente "socialista". En lo que respecta a la realidad política, institucional, cultural y educativa, la señora ministra considera nada menos que Navarra forma parte de la entelequia sabinoaraniana de Euskklerria, y en materia lingüística considera que hay que continuar profundizando en la inmersión lingüística y la marginación de la lengua común española y sus hablantes. 


La realidad es que el PSOE no tiene solución, y aquellos votantes bienintencionados castellanoparlantes y que se sienten españoles, y en el caso de Navarra que se sienten navarros y no vascos, más que nunca deben reflexionar no solo en toda la contribución del PSOE al actual desastre autonómico y separatista, sino en la posición que actualmente mantienen los cargos y dirigentes sociatas y sus 180.000 afiliados al partido. 

Si cada vez resulta más difícil apoyar al Partido Popular, un partido falto de ideas y proyectos, un partido que ha apoyado la inmersión lingüística en Cataluña, Valencia, Baleares y Galicia, pues imagínense si hablamos del PSOE. Y desde luego que en el PSC, PSE-EE y PSN-PSOE cada vez resulta más difícil encontrar un solo cargo o militante que tenga las ideas medianamente claras. 

Por eso, si queda algún militante sincero o decenas/miles de votantes que rechazan cuarenta años de deriva pro-separatista, deben plantearse abandonar al PSOE hasta que cambie de rumbo, y ya les anticipo que no ocurrirá nunca. Y a los upeneros que miran de manera obsesiva al PSN-PSOE, les diría que reflexionen un poquito y trabajen más por una hegemonía y una mayoría sin tener que contar con los socialistas (una pista, en la legislatura de 2003-2007, UPN pudo gobernar con mayoría absoluta sin contar con el PSN, así que ¡ánimo campeones!).

miércoles, 13 de junio de 2018

La del Partido Popular: mucho más que una mera crisis partidaria


La red ciudadana nacida en el entorno de lectores, amigos y activistas del blog NavarraResiste.com tiene por norma de comportamiento no decantarse por formación política alguna: en consecuencia, nuestra mirada, si bien política, es apartidista.

Entendemos que la política, además de procelosa ciencia y concreta práctica humana, es el fruto de una legítima voluntad de poder; siendo determinada por acontecimientos sociales fruto a su vez de tendencias de alcance histórico; está, por otra parte, íntimamente entrelazada con la Economía, las condiciones y aspiraciones materiales de amplias franjas más o menos homogéneas de la sociedad; mantiene –o al menos así debiera- un permanente diálogo con la cultura de la época; y es condicionada  -no poco- por la geografía.

Por todo ello, seguimos de cerca la evolución de las distintas áreas políticas y sus espacios partidarios conexos existentes en Navarra; especialmente los que nos son más afines.

No permanecemos indiferentes, en definitiva, ante la evolución del navarrismo españolista: en sus instrumentos partidarios y sociales; de sus potencialidades y de sus límites.

La crisis del Partido Popular también tiene su repercusión en Navarra: aunque muchos quisieran permanecer de espaldas a lo que sucede en Madrid –se sienten más navarros que otra cosa-, somos España; pues somos uno e Historia y Herencia son hechos objetivos que nos proporciona la realidad.

El Partido Popular ha sido desalojado del Gobierno de la nación. Era inevitable: carecía de sólidos apoyos parlamentarios. Por el contrario, son muchos los actores que pretenden reducirlo a una mínima expresión para alcanzar sus objetivos particulares (Ciudadanos, desde un espacio político en cierto modo análogo; las diversas izquierdas “estatales” en lógica competencia electoral frente a tan odiada “derecha”; los nacionalismos fraccionarios que persiguen hacer realidad su Estado-nación).

Con todo, el Partido Popular ha caído también por su incapacidad de renovación interna, una obtusa carencia de reflejos ante la corrupción que arraigó entre sus filas hasta niveles acaso institucionales, su endeble interlocución social, el interés casi exclusivo por las cifras macroeconómicas, la ausencia de un proyecto cultural en suma. Tal contexto de debilidad se sumó a otra renuncia: la de una política realista de medios de comunicación afines. Semejante alejamiento de la realidad social ha contribuido, en su conjunto, al descrédito, aislamiento y ulterior desalojo de los mecanismos más relevantes del poder del Estado. Se impone otra conclusión: una política de orientación y técnicas publicitarias -aunque el estilo de militancia clásica de los partidos políticos de los siglos XIX y XX haya muerto tiempo atrás- no puede cubrir eficazmente tamañas carencias.

Pero, centrándonos en una premisa que valoramos como decisiva, ese desinterés por la cultura –base primera de toda reflexión y acción- ya viene de lejos. No vamos a entrar de lleno en el análisis de tal incomparecencia; pues deberíamos remontarnos –en tal caso- a la política cultural de la denominada “derecha” a lo largo del tardofranquismo y la transición democrática. Recordemos, sin ir tan lejos, que José María Aznar unificó todas las fundaciones “ideológicas” afines a su partido, imponiendo un único laboratorio de ideas de orientación tecnocrática y neo-conservadora (pujante corriente entonces importada desde Estados Unidos), desdeñando otras que configuraron históricamente la plural derecha española: la estrictamente nacional-liberal, la conservadora, la democristiana, la católica-social tradicional, etc. Tal estrategia derivó en que el conjunto de una desnortada derecha permaneciera ajena a los debates culturales desarrollados en otros ámbitos europeos: en los que nuevas corrientes intelectuales proporcionaban modernos instrumentos de análisis, métodos de trabajo, temáticas interpretativas de la realidad procedentes de la sociología, la biología y la geopolítica, etc.; todo ello sin el marchamo del pensamiento radical-progresista.

La cultura es importante, no en vano, desde sus factorías intelectuales se prefiguran o diseñan los cambios sociales que anteceden o precipitan verdaderas revoluciones políticas.

Por lo que se refiere a Navarra, se viene tomando conciencia de que la mayoría social es de centro-izquierda. Añadiremos, nosotros, que la ideología radical-progresista, especialmente por medio de su punta de lanza de la ideología de género, avanza rápidamente, mutando la sociología y valores del pueblo navarro; con sus consiguientes efectos electorales. Una sociedad, pues, en permanente cambio. Pero, el centro-derecha navarro, ¿tiene conciencia de ello? ¿Se ha resignado acaso?

Algunos analistas navarristas (entre otros el ex-senador José Javier Viñes en un reciente escrito en Diario de Navarra) vienen reflexionando en torno a la necesidad de una articulación eficaz del centro-derecha navarrista en aras de la recuperación, más o menos próxima, del gobierno foral y sus instituciones; hoy en manos de los nacionalistas. Si hace unos meses desde aledaños de UPN se despreciaba a Ciudadanos, hoy se les contempla como inevitables interlocutores. Y no dejan de mirar, y tender puentes, hacia un Partido Popular de Navarra que, pese al instinto, valentía, esfuerzo y crecientes valores de su presidenta Ana Beltrán -que tanto gusta a muchos votantes tradicionales de la propia UPN- no logra ni despegar ni consolidarse; corriendo incluso el riesgo de reducirse en próximas convocatorias a una posición residual. No es un dato que valoremos ni como bueno ni malo: es lo que hay. Pero aunque tales previsiones se cumplieran, ¿estaría garantizada una nueva mayoría de gobierno? Seguramente no. Salvo un terremoto electoral, que no perciben los estudios demoscópicos, a pesar de la fractura de Podemos/Ahora sí, la clave estará en el PSN-PSOE. Y si algo se percibe como factible en un horizonte próximo es una futura “coalición de progreso” (véase la entrevista a Santos Cerdán, «Lo que proponemos para Navarra es un Gobierno progresista con Geroa Bai» http://www.noticiasdenavarra.com/2018/06/10/politica/navarra/el-bipartidismo-ha-desaparecido-en-espana-y-debemos-acostumbrarnos-a-dialogar-con-los-demas) en la que inicialmente estaría excluida EH Bildu; pero, con la disolución de ETA, la posibilidad de una articulación de gobierno de todas las izquierdas, incluyendo a los filoetarras, entra de lleno en una colaboración a medio plazo.

Santos Cerdán asume las riendas del PSOE “satisfecho” con la llegada de Sánchez a la Moncloa tras año y medio trabajando en un proyecto en el que muy pocos creían
Entonces, ¿es inevitable una permanente expulsión del centro-derecha navarrista de los centros de poder de las instituciones forales y su progresiva marginación? No.

En primer lugar, nada está escrito; tampoco la Historia. Imprevisibilidad es sinónimo de Historia: Francis Fukuyama se equivocó. En segundo lugar, la geopolítica también cuenta y España, por mucho que siga marcada por cierta excepcionalidad europea, también sufrirá nuevas contradicciones propias de nuestro entorno político-continental. Traigamos a colación, igualmente, al nuevo sujeto social del “precariado”, protagonista de populismos y nuevas tendencias. También le alcanzará la progresiva ruptura campo-ciudad, la incuestionable crisis de ciertas fórmulas de la democracia representativa, la dialéctica élites-pueblos, el redescubrimiento de las identidades colectivas, los frutos indeseados del multiculturalismo, la crisis demográfica, las fracturas personales y sociales derivadas de la confrontación entre sexos, etc. Y todo ello, al igual que a lo largo del último siglo y medio de historia española, con unas reservas morales y materiales aminoradas por las energías desviadas a causa de la endémica crisis territorial.

Son muchos los interrogantes abiertos también en Navarra. Uno de ellos, sin ir más lejos: la globalización anglosajona y el mundialismo individualista, ¿ahogarán ulteriormente a las identidades populares, siendo un infranqueable límite también para los separatismos panvasquistas, o despertará nuevas formas de arraigo comunitario que rivalicen socialmente con el gran actor identitario que amenaza la realidad histórica de Navarra?

En definitiva: la movilización social y política debe estar acompañada, cuando no precedida, por la acción cultural. Ni resignación, ni soluciones mágicas; tampoco personalismos mesiánicos.

Se podrá objetar que el papel en este marco histórico, del Partido Popular de Navarra, es mínimo. Pero no debe desdeñarse actor por pequeño que sea; siempre que se muestre operativo y en contacto con la realidad. Desde esta perspectiva, su crisis es un indicador de lo que hoy acaece en diversos ámbitos de la sociedad y, particularmente, de su espacio y área políticos.

La metapolítica, o lo que algunos amigos nuestros denominan la pre-política, es decisiva para afrontar toda batalla cultural, social y política de futuro. Si la economía es importante, pues debe responderse eficazmente a las necesidades de la gente corriente, la cultura lo es más; no en vano determina los cambios mentales, acorde a unos valores operativos que proporcionan consistencia a la vida, el esfuerzo, la positividad de la herencia cultural, las relaciones interpersonales, etc.

Ideas, valores, necesidades. Y la política, como articulación de todo ello, al servicio del bien común. No hay otra vía. Para el Partido Popular y para cualquier otro que pretende conquistar posiciones hegemónicas.

Sila Félix

martes, 12 de junio de 2018

Pedro Sánchez y la solidaridad con el dinero ajeno


Ayer Pedro Sánchez abrió una nueva ruta para la inmigración ilegal, ¿qué puede salir mal? 

Se veía venir de lejos, después de que la Unión Europea sobornase a Turquía para que cerrase sus fronteras con Siria y controlase el mar Egeo a través del cual se accede a Grecia, el ministro de interior italiano Matteo Salvini ha cerrado sus puertos a los barcos de las ONGs que tan alegremente han venido inundando de ilegales el sur de Italia. Ahora el camino de menor esfuerzo somos nosotros, este verano España será la nueva Meca de la inmigración ilegal subsahariana, cortesía de un Pedro Sánchez muy solidario desde su fortín de La Moncloa y con el dinero de los demás, claro está.

Pedro Sánchez, un demágogo que desprecia a los inmigrantes pero que en una maniobra de populismo de mercadillo ha abierto una nueva ruta para la inmigración ilegal hacia a España, que no saldrá gratis en vidas humanas y cuyas consecuencias económicas y sociales pagaremos el resto de los españoles. Vuelve el efecto llamada del "papeles para todos" y diría que también vuelve el zapaterismo, pero es que el zapaterismo no se fue con Rajoy.

Del fenómeno de los llamados "refugiados" he hablado ya en otras ocasiones, pero en resumidas cuentas: en primer lugar lo de que son refugiados es un invento, la reconversión del inmigrante, en migrante y ahora refugiado es producto de marketing emocional de una extrema izquierda que busca de forma activa el colapso de nuestro Estado de Bienestar. No están para resolver ningún problema, sino enquistarlos o cuando no existan inventarlos para auparse sobre ellos al poder, nada más.

No, los ilegales que accedían a Grecia desde Turquía no son refugiados, al menos la inmensa mayoría. Siria es un Estado fallido ahora mismo, un avispero dividido entre milicias, terroristas islamistas, Turquía y un gobierno legítimo más o menos laico. Recordemos que este año Francia le ha retirado a Bashar al-Ásad la Legión de Honor (su condecoración más alta) que le impuso en el año 2000. Es en este maremágnum donde muchos inmigrantes económicos de otros países que como Pakistán no están en guerra, han adquirido en el mercado negro pasaportes sirios falsos y se han plantado en Lesbos como refugiados sirios. O se han presentado sin papeles directamente y a ver como demuestras que no son sirios.

Se calcula que tan sólo uno de cada tres de los llamados refugiados, son en realidad de origen sirio. Y ni por esas han de ser considerados refugiados, dado que en primer lugar son en su mayor parte hombres musulmanes en edad de combatir (~75%) y no masas de mujeres y niños que es la imagen que realmente entenderíamos por refugiados de una guerra. Estos sirios son en todo caso desplazados con motivo de una guerra en su país se origen. A quienes realmente se podría considerar como refugiados son a los cristianos en oriente medio que efectivamente están siendo exterminados en Siria.

Dos realidades en rumbo de colisión

Siguiendo esta lógica, un desplazado por guerra lo puede ser en un país seguro, pero en cuanto atraviesa diez fronteras para llegar a Alemania o Suecia, porque allí les dan las mejores paguitas, entonces pasa a ser un inmigrante económico.

En el caso de la ruta de acceso libia-italia el caso es más sangrante, dado que hablamos de inmigrantes económicos provenientes del Magreb o el África Subsahariana, países que están en paz la inmensa mayoría. En estos momentos hay unos dos millones de subsaharianos esperando en el norte de África para dar el salto a Europa. ¿Los vamos a acoger a todos en España? ¿Acogerá Pedro Sánchez en su casa a los ilegales? ¿Los progrés de salón que hacen caridad con el dinero de los demás? ¿Dónde los acogeremos cuando vengan por decenas de millones? ¿También aliviarán las progres las "emergencias sexuales" de la masa de hombres hechos y derechos que pretenden importar?

Otro mito bastante extendido es el de los rescates en alta mar... no es así. Los barcos de las ONGs hacen de contacto entre las mafias de la inmigración ilegal y los países progretizados de destino que aceptan esta marea de ilegales como si fuese algo inevitable. Los barcos de las ONGs recogen a los inmigrantes directamente de las mafias de tráfico de personas a escasos kilómetros de las costas de Libia y después los llevan (o llevaban, más bien) a Italia. Más que barcos de rescate, habría que llamarlos barcos negreros, porque con toda propiedad esto es lo que son, barcos que traen mano de obra barata al gusto de las patronales y voto cautivo para la extrema izquierda.

La actividad ilegal de tráfico de personas de las ONGs, perfectamente monitorizada.

Ahora resulta que los traficantes de personas del Aquarius no quieren hacer un viaje de tres días hasta Valencia, dicen que no es seguro por el supuesto temporal y que no disponen de provisiones, sólo pueden optar a desembarcar en Italia. Quieren hacer tragar a Salvini sí o sí con los 600 inmigrantes, porque nadie se puede oponer a los planes giliprogres en primer lugar, pero sobre todo porque si tienen que cubrir la distancia entre Libia y España, va a ser menor el número de inmigrantes que pueden hacer llegar de forma efectiva a Europa y por lo tanto menor el beneficio para ellos y las mafias. 

Si ayer hubiese partido este barco de vuelta al lugar del que partieron los ilegales, es decir Libia, estas 600 personas estarían ahora mismo en tierra. Huelga decir que los puertos de Libia son a su vez los más cercanos al lugar en el que estos inmigrantes ilegales fueron "rescatados" por la ONG francesa Sos Méditerranée y que por lo tanto lo legal y lo ético habría sido devolverlos a Libia.


CASO #AQUARIUS PARA COMMIES
- Círculo, lugar donde la mafia avisa a la ONG 
- En azul, lo que el #Aquarius hace como "taxi marítimo" de la mafia 
- En rojo, lo que se haría en un verdadero rescate humanitario
- En verde, solución propagandística y demagógica de un irresponsable https://twitter.com/altorrijos_/status/1006224871871909888
— Alternativa Liberal Torrijos (@altorrijos_) 11 de junio de 2018

Pero no se preocupen, el Gobierno del País Vasco ya se ha gastado 400.000€ de dinero público en fletar otro barco pesquero reconvertido a negrero para que se dedique a la tan altruista labor de importar parados hacia España, que luego ya seremos el resto de los españoles quienes paguemos sus ayudas sociales mientras se sacan unos eurillos libres de impuestos con el top manta en Carlos III o trapicheando en el Retiro. Si no es de una forma, lo será de otra, pero este verano los flujos de la inmigración ilegal serán desviados hacia nuestra casa.

Su sueño de una sociedad multicultural es en realidad nuestra pesadilla de una sociedad tercermundizada, empobrecida y descohesionada. Los grandes perdedores seremos el común de los ciudadanos que pagamos su fiesta, hasta que nos hartemos y le demos un buen susto a los peces gordos que nos pretenden llevar a la ruina.

Hispano