martes, 25 de septiembre de 2018

Las ikastolas son una SECTA


Las ikastrolas de todo el mundo -esto es del País Vasco español, el francés y Navarra- vinieron el sábado pasado a Casa de Cultura de Villava para celebrar el acto de apertura del curso escolar. Arropado por -¡oh, sorpresa!- las formaciones abertzales del PNV/GeroaBai y EH Bildu; el presidente del Ikastolen Elkartea (Cooperativa Europea de las IkastolasKoldo Tellitu anunció su determinación a la hora de fortalecer su modelo pedagógico.

En primer lugar, el modelo pedagógico de las ikastolas ya ha demostrado ser un absoluto fracaso, como se obstina en demostrar año tras año cualquier tipo de informe externo que compare la educación en el modelo D (íntegramente en euskera) con los modelos en español. Así, según el informe Pisa de hace tres años, a igual tipo de colegio los resultados son siempre inferiores en su contraparte eusquérica; y eso que la mayor parte de los inmigrantes, que generalmente tienen un nivel educativo inferior, se los tiene que comer el modelo público en español.


Artículo relacionado: ¿Por qué el País Vasco suspende en el informe Pisa?

Decía Koldo también que iban a seguir adelante con la transformación educativa "yendo más allá del currículum oficial". Acabáramos, es que les da exactamente igual que su modelo educativo sea una fábrica de imbéciles, dado que se trata de ir más allá del "currículum oficial". Es decir, que formar a personas críticas capaces de desenvolverse en el mundo actual -algo a lo que a priori debería de aspirar cualquier modelo educativo- no va con ellos, sino que la cosa va de formar a borregos abertzales leales a la causa; porque primero va la construcción nacional y luego ya si eso, ya se preocuparán de la formación de los chavales.

Aunque la propuesta fuerte vino después, dado que el presidente de las ikas-sectas afirmó que como las pruebas externas -que son las que ellos no controlan- dan resultados penosos en lo que se refiere al conocimiento del euskera ¡de sus propios alumnos!... lo que procedía al respecto era una nueva ley educativa en el País Vasco y Navarra que aboliese los modelos educativos en español, y apostase por la inmersión lingüística íntegramente en euskera. Porque si no hay modelos en español con los que comparar y ver que le dan mil vueltas a los modelos en vascuence, entonces el problema será como si no existiese.

Un vasquito apesebrado demando la ampliación del euskochoringuito que le da de comer a el y a sus amigotes abertzales, nada nuevo bajo el sol, pero es que declaraciones como estas últimas a favor de obligatoriedad de los estudios en euskera en el País Vasco y en Navarra también nos cuentan algo de lo que ya hemos hablado: que la enseñanza en euskera en territorios de conquista como Navarra ya ha tocado techo. 

Artículo relacionado: La enseñanza en euskera toca techo en Navarra

No sólo es que vas a lograr una cantidad limitada de personas dispuestas a que sus hijos pierdan el tiempo estudiando un idioma que no tiene salidas más allá de las zonas de uso natural en el terruño (personas que ya hablan español o en su caso francés, por cierto) sino que el invierno demográfico también empieza a notarse en los centros muy euskaldunes y mucho euskaldunes.

El 95% de los delegados sindicales en las ikastrolas de Navarra son del sindicato ultranacionalista LAB. El 5% restante, del sindicato ultranacionalista ELA. Con tamaña pluralidad uno se pregunta qué clase de secta son las ikastolas.

Por eso, y como no, porque está en el ADN de la izmierda abertzale el ser gentuza liberticida que no sólo pretende que tus hijos no puedan estudiar en su idioma materno, sino que aspiran a que no salgan de su redil sectario. Hay gente que matriculó a sus hijos en el modelo D por todo eso del bilingüísmo y que luego se han llevado la sorpresa: si un adepto a una secta no cumple ciegamente lo que el líder manda, lo echan de la secta.

Esos padres no podían prever que cuando matriculas a tu hijo en modelo D la matrícula viene con una mochila de participación cuasi-obligatoria en Nafarroa Oinez, Semana del Euskera, Korrika, actos por los presos, Gure Eusku Dagos, derecho a decidir, angelitos de Alchachu, etc. Cuando los padres se hartaron y dejaron de ir a estas zarandajas, a sus hijos les hicieron el vacío en la ikastola de turno, ya no eran de los suyos. Y tampoco le pueden cambiar a su hijo de modelo educativo, este es el funcionamiento sectario imperante en el modelo D en general y sobre todo en las ikastrolas en particular.

Nunca está demás recordar que históricamente estos centros empezaron a funcionar en los años 50 del franquismo más duro, si bien no estaban legalizados eran tolerados por el régimen. Pero incluso en la federación de ikastrolas reconocen que el gran crecimiento de las ikastolas se dio del año 57 al 75 y en pleno franquismo; regularizando su enseñanza más o menos ya a finales de los años 60, cuando son adscritas mayoritariamente a parroquias y órdenes religiosas. Huelga decir que ya en la democracia la Federación Dioclesana de Ikastolas le dio la patada a los curas y se volvió secular.


El franquismo celebra los 25 años de su victoria en la Guerra Civil con carteles en vasco.

Esto lo saco a colación en primer lugar para desmontar el bulo de que "Franco prohibió hablar euskera" y en segundo, que otro de los muchos errores que cometió el franquismo (a parte de sustentar su ideología en una Iglesia católica que les iba a dejar tirados) fue hacerle la vista gorda a unas escuelas euskaldunas que hace ya mucho tiempo se les vio el plumero como las fábricas de abertzalitos que son.

Hispano

lunes, 24 de septiembre de 2018

El valenciano en peligro de extinción por culpa del catalanismo


Hoy hablaremos de algunos rasgos del español hablado en Navarra, que tiene un sustrato navarroaragonés, debido al romance navarro. Además mencionaremos cómo los rasgos navarroaragoneses se transplantaron a la región de Valencia por medio de la reconquista y repoblación por navarros y aragoneses. Después de aragoneses y navarros los catalanes fueron el grupo repoblador de Valencia más numeroso. No obstante la mayoría de catalanes que bajaron al levante eran de la parte occidental, territorios de los que muchos de los cuales habían sido aragoneses y que también habían sido parcialmente repoblados por navarros y aragoneses.

Estudio de la universidad de Oxford y la de Compostela (marzo del 2018) sobre los patrones genéticos en España. Podemos observar como estos descienden de norte a sur debido a las repoblaciones de la Reconquista.

Por la constante afluencia de aragoneshablantes a Valencia capital y la perpetua convivencia del valenciano con el aragonés en toda la región, para los valencianos ha sido desde siempre muy natural hablar castellano. Así que los "aragonesófonos" navarros y aragoneses han sido en gran medida los "culpables" de que hoy en el antiguo Reino de Valencia se hable más español que valenciano. Muchos de los aragonesismos de Valencia están o han estado presentes en Navarra, La Mancha, Murcia y Andalucía oriental.

La palabra castellana "templado" corresponde etimológicamente a "templau", que en aragonés se traduce como "lleno de energía", "diligente", "rápido"... y pasó al valenciano como "templat" "enérgico", "guapo"... En cambio en catalán es "trempat", y se traduce como "rígido", así que nada que ver. El español estándar "lamentar", corresponde al aragonés "saber mal /malo", que en valenciano es "saber mal", pero que en catalán es "saber greu".

Lenguas españolas

El valenciano es una lengua de base mozárabe que ya se hablaba antes de la reconquista. El grupo lingüístico mozárabe era el romance hablado por los cristianos (y muchos musulmanes) durante el dominio mahometano en coexistencia con el árabe. La reconquista alteró sobremanera el romance valenciano dando soluciones coincidentes (aparte de las que ya pudo haber) con el navarroaragonés y el catalán.

Un punto clave de que el valenciano sea diferente del catalán es la repoblación mayoritaria de navarros y aragoneses, o más bien aragoneses y navarros, si queremos hablar de los porcentajes exactos de mayor a menor. Es muy importante este aspecto porque cada uno de los dos grupos es más numeroso que el de catalanes; además navarros y aragoneses hablaban la misma lengua: el romance navarro o navarroaragonés, más conocido actualmente como aragonés.

De la resistencia a al-Ándalus en el oeste surgió Asturias, de la que a su vez surgió León y luego Castilla; De la resistencia a al-Ándalus en el este surgió la Marca Hispánica, de la que luego surgieron, Navarra, Aragón y Cataluña que más adelante convergerían las tres por algún tiempo en la Corona de Aragón. Más tarde de del mismo origen surgieron Valencia, Baleares y Murcia. Éste es el origen de las dos Españas que se reunificaron con los Reyes Católicos (o con Fernando el Católico, en el caso de Navarra).

Mapa de la Corona de Aragón con los territorios peninsulares que alguna vez incluyó. Corona de Aragón en 1462 incluyendo a Navarra en un marrón más claro.

Navarra siempre ha tenido una relación especial con la Valdebro, especialmente Aragón y Cataluña. Desde la reconquista Navarra estaba unida a Aragón y Cataluña en la Marca Hispánica. Eso no quiere decir que esta unión haya sido continua sin pausa ninguna. Más bien aquella unión fue temporal, pero la proyección de Navarra era generalmente hacia el este, hacia la Corona de Aragón; era casi invariablemente la misma. Tanto que Navarra llegó a ser un ente de la Corona de Aragón por algún tiempo limitado. Lo mismo pasa hoy cuando pamplonicas y maños llenamos Salou y otras localidades de la Costa Dorada. Los navarroaragoneses ayer y hoy sentimos una gran atracción por el sol y las aguas aguas calientes del Mediterráneo. A pesar de no tener salida al mar, Salou es nuestra playa.

La verdad es que de todas formas Navarra ya había poseído tierras en Aragón y Valencia. Sí, no sólo parte de Aragón, sino que una parte pequeña de la actual Comunidad Valenciana fue navarra. Estas tierras fueron un corredor de castillos que obtuvo Sancho el fuerte debido a deudas que tuvo el rey de Aragón con él. Este corredor navarro de castillos conectaba el Reino de Navarra intermitentemente con el Señorío de Albarracín (Teruel) y éste con territorio en lo que luego sería el Reino de Valencia, en la actual provincia de Castellón. Era una suerte de puente navarro intermitente con el Mediterráneo.

El valenciano, lengua independiente del catalán

Hasta los años 80 del siglo pasado, en el valenciano institucional regían unas normas gramaticales, léxicas y ortográficas propias y claramente diferenciadas. Eran las Normas del Puig, posteriormente sustituidas por otras que hacían del valenciano un dialecto más del catalán excepto por el nombre. Últimamente se está llegando más lejos al denominar al valenciano como catalán.

Se da una paradoja en el caso de la defensa del valenciano, pues sus supuestos defensores en realidad son sus detractores. Y es que los más acérrimos defensores del valenciano generalmente defienden el valenciano oficial, es decir, el catalán. Y cada vez se cortan menos en denominarlo catalán. En cambio en general los supuestos detractores del valenciano (defensores del idioma español también) no están en contra del valenciano y sí del catalán valencianizado. Así que el valenciano está en peligro de extinción por culpa del catalán, no del español.

Para los nacionalistas catalanes los valencianistas son separatistas, como los navarros lo somos para los vascos.

Es tan descarado el asunto, que amigos míos valencianos me han contado durante años que sus libros de texto, durante su etapa escolar, no sólo estaban impresos en Cataluña, sino que ni siquiera se molestaban en indicar que eran en lengua valenciana, sino catalana. Vaya fraude. Y estamos hablando de los años 90 cuando gobernaba el PP. Ahora con el PSOE y Compromís, ¿para qué hablar?

Pese a todo, fuera del politiqueo de España, existen expertos e instituciones extranjeras que corroboran que el valenciano es una lengua romance diferente al catalán:



El valenciano está navarrizado y aragonesizado

Malagana (o mala gana) es "malestar" en navarroaragonés y en valenciano, pero ha pasado, como tantas otras palabras y expresiones navarroaragonesas, que se ha introducido en el español estándar. Aunque muchas de estas expresiones son más de uso en el español de las regiones respectivas.

La web valenciafreedom.com fue crada por un grupo de eruditos de la lengua valenciana con el fin de promover y defender la misma, la de las Normas del Puig, no la catalana de la enseñanza oficial. En la misma web tienen un foro sobre temas que conciernen a la lengua valenciana. El error que quieren corregir es el que propagan los nacionalistas catalanes de pensar que el valenciano desciende del catalán, cuando la reconquista y repoblación de la Comunidad Valenciana se hizo principalmente a base repobladores aragoneses y navarros. No me voy a parar a detallar todos los rasgos que diferencian al valenciano del catalán y que lo asemejan al aragonés (también navarroaragonés en ciertos círculos filológicos). El apichat es, con diferencia, el dialecto del valenciano que más se parece al aragonés.

Yo defiendo el valenciano como en buena medida navarro y aragonés por la gran influencia histórica que han ejercido navarros y aragoneses moldeando esta lengua mediterránea. Defender el valenciano frente a la imposición del catalán es también defender España. Mi defensa del valenciano no excluye en absoluto la defensa de nuestra lengua española universal.

Una razón relevante e incluso determinante de que se quiera destruir la lengua valenciana por los nacionalistas catalanes es el lobby editorial catalán, que sufriría mucho si el valenciano reinstaurase sus normas lingüísticas. Para empezar los libros de texto de los estudiantes de la Comunidad Valenciana no los publicarían editoriales catalanas aliadas del nacionalismo catalán. Restablecer la normativa lingüística original del valenciano dejaría la industria editorial catalana cojeando y producir esos libros de texto en Valencia haría beneficiarías sobremanera a las respectivas editoriales valencianas. El nacionalismo catalán se vería debilitado en el proceso. Si yo fuera de un partido que quiere de verdad quitar poder al nacionalismo catalán empezaría por hacer que el valenciano recupere las Normas del Puig, las del valenciano auténtico.

De hecho actualmente Vox es el único partido político de ámbito español que propone la recuperación del valenciano de las Normas del Puig, el valenciano verdadero que reconoce al valenciano como idioma propio, lo que es, no como un dialecto del catalán:


No me voy a poner a usar terminología excesivamente del mundo de la filología porque mi intención es difundir este conocimiento entre un público más amplio que el de las obras de lingüística. Mientras que el catalán tiene más de 8 fonemas vocálicos, el valenciano genuino tiene 7 vocales. Pero en la práctica se suelen utilizar 5 como en el navarroaragonés y el castellano.

Lo Rat Penat es una de las instituciones principales de la Comunidad Valenciana que promueve el verdadero valenciano, no el catalanizado y oficial, en esta autonomía española. Edita la revista homónima y diversos libros. En el libro editado por Lo Rat Penat "Introducció a la dialectología. Els dialectes valenciáns" de Manuel Gimeno Juan, se aprecia que el apichat (el dialecto del valenciano del centro geográfico de la región) es el más influido por el aragonés moderno unificado. La metátesis es la transposición de una letra, o sea, decir "murciégalo" y "crocodilo" en vez "murciélago" y "cocodrilo". Se da mucho la metátesis en el valenciano apichat.

Normas del Puig, las verdaderas normas del verdadero valenciano y falleros infantiles al estilo de algunos trajes folclóricos aragoneses.

La metátesis pasa en diferentes zonas geográficas, pero en aragonés es más común aún. Por ejemplo "lengua" es "luenga" en aragonés. Mi padre es un hombre culto con su carrera, afición a la lectura... Es originario de la zona navarra de Tierra Estella. Siempre le corrijo cuando dice "cocreta" en vez de "croqueta". Sabe perfectamente cuál es la forma "correcta". Simplemente no le da la gana de decirlo diferente de la forma que él aprendió en su comarca. Lo mismo que no va a dejar decir "pozal" por "cubo", "ginebro" por "enebro", "arañón" por "endrino"... Todas estas palabras, y cambiar el orden de las letras de algunas palabras que usa mi padre, son los restos del navarroaragonés hablado en Navarra, más conocido aquí como romance navarro. Y eso que no se origina en una zona contigua a Aragón, sino a La Rioja y a Álava.

El fenómeno de metátesis fonética es particularmente característico del aragonés y del valenciano central, el huertano. Este valenciano huertano se conoce como apichat (apitxat en catalán disfrazado de valenciano). La metátesis del valenciano apichat se conoce localmente como apichamiento, palabra derivada del valenciano apichament. Pero ese no es el único rasgo del valenciano "apichado" (sic) sino la frecuencia del uso del fonema /tʃ/ (ch) como en el aragonés, que en catalán es /ʒ/ (como la g francesa ante i y e). "Craba" o "crapa" son dos formas de "cabra" en apichat, que en latín eran "capra"; "Presona" es "persona" en "apichat", que en latín era "persona". En francés también se da metátesis respecto del latín y pérdida de "d" (antigua t) intervocálica como en valenciano que en vez de "temprade" o "temperade" dio "trempé".

El valenciano estándar de las Normas del Puig se basa en parte en los rasgos de la provincia de Valencia, así que el apichado o apichat es en buena medida cercano al estándar. 

Por desgracia no hay demasiados que hayan investigado sobre la gran aportación de los navarros en la colonización del Reino de Valencia: Navarros en la reconquista-i repoblacio de Valencia, poca investigacio (foro valenciafreedom.com)

¿Lo qué?, ¿el qué?, ¿qué? y otros rasgos lingüísticos

Hasta que llegué al bachillerato siempre había utilizado la muy navarra oración interrogativa "¿lo qué?". En ese momento una profesora me la corrigió y desde entonces no la uso. Uso "¿el qué?", que también es una forma bastante navarra porque en otras partes de la hispanofonía dicen siempre simplemente "¿qué?". En aragonés el pronombre "lo" es de uso preferencial sobre "el". Debido a la influencia repoblatoria navarroaragonesa, ha pasado al valenciano. El catalán prefiere el "el" sobre el "lo", pero no así el valenciano genuino. La propia editorial valencianista "Lo Rat Penat" tiene el pronombre "lo", en vez de "el", elegido a propósito como manifestación de valencianismo. También en la novela "Tirant lo Blanch", una suerte de Quijote valenciano, se puede apreciar el muy valenciano pronombre "lo". El gusto por el uso del pronombre "lo" es un rasgo muy navarrico presente en el valenciano.

El título Tirant el Blanch, una versión catalanizada y Tirant lo Blanch, la versión auténtica valenciana

Los castellanos cuando se refieren a un objeto suelen usar "le" (cógele); son leístas de cosa. Pero los españoles orientales preferimos usar "lo" (cógelo). Nuestra forma fue la que se hizo estándar en el español y no la castellana. Por eso no me canso de corroborar lo que aseveran los académicos de que en nuestro idioma no siempre han triunfado las formas castellanas sobre las navarras, leonesas...; de hecho con suma frecuencia han triunfado éstas sobre las castellanas y en consecuencia es muy acertado denominar nuestro idioma como español.

Madrid es Castilla a pesar de que tenga su propia autonomía y es laísta como Cantabria, que también es Castilla. Pero en Madrid se habla un castellano menos castellano que en otras partes de Castilla y más estándar, debido a la gran afluencia de españoles de zonas no castellanas que ha habido por varios siglos. En Madrid, a pesar de tener rasgos muy castellanos como el laísmo, no usan en imperativo el pronombre "le" para un objeto, sino el pronombre "lo" como los navarros, aragoneses... A pesar de tener rasgos lingüísticos más diversos que, por ejemplo, Valladolid, Madrid sigue siendo castellano lingüísticamente hablando. Madrid no es parte de la España oriental ni occidental, sino de la España central. Madrid es Castilla, pero una Castilla más plural.

Mientras que en el español normativo se dice para referirse a una fémina en imperativo "¡quiérela!", en Navarra, Aragón, Comunidad Valenciana... (la España oriental) decimos "¡quiérele!". Aunque en el español estándar se recomienda el primer uso, el segundo no se considera incorrecto. No obstante cada vez menos gente en nuestras regiones usa en imperativo "quiérele" para referirse a una mujer. Los particularismos que mantenemos en todas las regiones, tienden a difuminarse porque los medios de comunicación tienden a limarlos al usar un habla más estandarizada. Otro particularismo que está desapareciendo aquí en Navarra es el uso del determinante al hablar de nuestros progenitores. Cuando yo era niño todo el mundo decía "Dile al papá" y "Dile a la mamá". Ahora la mayoría usa "Dile a mamá" y "Dile a papá". Y es que nosotros, los españoles orientales básicamente éramos y somos los únicos en todo el mundo hispanohablante que lo utilizamos. Ninguna de las dos formas (con determinante y sin determinante) son incorrectas.

Reinos medievales occidentales y orientales

Algo también muy típico de los navarros, aragoneses, catalanes, vamos, de los españoles orientales (también los andaluces), es usar determinante ante nombre propio. Es decir, "la Carmen", "el Víctor"... Esto sí que no lo considera correcto la Real Academia de la Lengua Española. En Navarra parece que no se usa tanto como antes. Quizás el miedo a usar los determinantes incorrectamente en nombres propios haya hecho el efecto de no usarlos ni siquiera con los nombres comunes "papá" y "mamá". Corregir lo que no es incorrecto se llama ultracorrección, aunque en este caso me da la sensación de que más que corregir se está imitando lo que se oye en series españolas y latinoamericanas que no dicen "el papá" o "la mamá" sino "papá" y "mamá".

La o final y otros navarroaragonesismos del valenciano

Por influencia navarroaragonesa muchas palabras en valenciano acaban en o como Chimo (nombre propio), cepello, lomello, rellomello, romancero, historiero, nano, sapo, mocho, vado, meco, bonico, moreno, fallero (no faller), furgacho, sardacho..., e incluso topónimos como Campello. En El Maestrazgo (Castellón) también existe un Campiello, más aragonesizado con el diptongo IE. En catalán en cambio es rarísimo (excepto cuando la o está acentuada) que un nombre acabe con o, siendo "mosso" y "tonto" dos casos aislados. El caso particular de tener un sufijo toponímico aragonés en la zona costera como el mencionado Campello muestra por enésima vez que los navarros y los aragoneses repoblaron el litoral valenciano y a menudo eran mayoritarios allí, no sólo en el interior valenciano.

Términos valencianos del navarroaragonés y al lado con barra en catalán (entre paréntesis en español estándar) son, por ejemplo, pepins/cocombres (pepinos), torbellino/torbilló..., pero la verdad es que son un sinnúmero: cordero, caldo, crespo, esvarar (resbalar), apretar, atapiernas, rabosa (raposa, hembra del zorro), tomillo, cerco, vessura... También, mientras en catalán para decir "os esperamos" y "la mía" dicen "us esperem", "la teva" y "la meva", en valenciano dicen "vos esperem" y "la teua" y "la meua". Círculo, artículo, vínculo... son circul, articul, vincul... en valenciano, pero circle, article, vincle... en catalán. El verbo ver en catalán es "veure", pero en valenciano es "vore". El presente de indicativo de la primera persona del singular por ejemplo del verbo cantar, "yo canto", en catalán es "jo canto", pero en valenciano es "yo cante". "Apellido" en aragonés es "apellito" y en catalán es "cognom". En valenciano antaño convivieron juntas las formas "apellit" y "cognom", pero sólo ha sobrevivido la última. Además los pronombres vosotros, nosotros... en valenciano genuino son vosatros, mosatros..., pero en catalán son vosaltres, nosaltres... Al respecto se da la circunstancia de que valencianos que siempre han pasado durante muchas generaciones su idioma de padres a hijos, son corregidos como "malos hablantes de valenciano" por no usar los pronombres catalanes vosaltres, nosaltres...

En valenciano "nosotros" es "mosatros", pero en catalán es "nosaltres".

En este PDF se detalla más la influencia medieval del idioma común de los navarroaragoneses sobre el idioma valenciano: Influencia histórica del aragonés sobre el valenciano, por Emili Casanova (PDF)

La mejor forma de parar los Países Catalanes es apoyar al valenciano: Valenciano vs. Catalán La #LlenguaValenciana, no es dialecto (enlace Change.org)

Algunas diferencias enormes entre el valenciano y el catalán: "Pistas para reconocer textos en Valenciano 'catalanizado' o en Catalán"

Pamplonica

viernes, 21 de septiembre de 2018

El Parlamento de Navarra homenajea a los etarras insumisos del «No a esta mili. Haz la mili en ETA militar»


La consigna que titula este breve artículo, a los más jóvenes, sonará a verdadera antigualla. Sin embargo, forma parte de la reciente Historia de Navarra; al igual que otras versiones análogas, como “la mili con los milis”. Un juego de palabras paradójico, cruel y cínico, que el Parlamento de Navarra se ha permitido homenajear en una enésima manipulación de la Historia; reescribiéndola según intereses partidistas, acallando cierta memoria colectiva... y criminalizando a posibles disidentes. Confundiendo, mezclando, omitiendo… conceptos, personajes y circunstancias históricas.

Sucede que el Pleno del Parlamento aprobó ayer mismo, día 20 de septiembre -con el voto favorable de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu-Orain Bai e I-E, la abstención de PSN y los votos en contra de UPN y PPN- una resolución por la que «muestra su reconocimiento a todas las personas objetoras e insumisas al servicio militar obligatorio que padecieron penas de cárcel e inhabilitación por su modelo de compromiso y lucha pacífica mediante la desobediencia civil para la consecución de una sociedad en paz y desmilitarizada». Todo muy bonito… pero impreciso, inexacto y falsario. No en vano, esta declaración, ¿también se hace extensiva a los militantes de Jarrai, y a quienes terminaron en ETA MILITAR, insumisos por un tiempo?

Hablábamos de criminalización, no en vano tal resolución también emplaza «a las instituciones públicas, militares, políticas y judiciales que ampararon y fueron responsables de la represión a las personas objetoras e insumisas, a realizar una revisión crítica de su historia y de sus actuaciones». Insistimos: tal “revisión crítica”, ¿comprende, acaso, a quienes desde el terrorismo instrumentalizaron al movimiento insumiso? Y es que la realidad no siempre es blanca o negra. Luz absoluta, oscuridad total. De hecho, hubo insumisos que asesinaron; lo que no encaje a tan estrechos puritanos y moralistas.

Pero el cuatripartito no tiene dudas: únicamente vale su versión, que quiere perpetuar por todos los medios, cuajada como “doctrina oficial”, y exhortando al ejecutivo foral a «estudiar, valorar y difundir, a través del Instituto de la Memoria, la aportación a la construcción de una cultura de la paz en Navarra realizada por el movimiento de insumisión en su conjunto, así como a realizar cuantas actuaciones sean precisas para el reconocimiento de las personas que específicamente padecieron sentencias penales de cárcel e inhabilitación en nuestra Comunidad y su entorno familiar y social».

En “su conjunto”, dice la resolución. Entonces, los “milis”, es decir, los terroristas de ETA, algunos de los cuáles formaron parte del “conjunto”, ¿también van a darnos lecciones de pacifismo? ¿Les indemnizaremos después?

La resolución pone al Parlamento el primero en la manifestación, de manera oportunista,  reclamando de paso «el “liderazgo” de la juventud navarra en el movimiento»; para terminar con otro mecanismo propio de los amigos de los terroristas: el del victimismo más hipócrita y soez. Es por ello que el pleno destaca que Navarra habría resultado particularmente agraviada al haber sido juzgados la totalidad de sus insumisos; en contraste con otras comunidades. En definitiva: otro reclamo a la desobediencia a las resoluciones judiciales cuando ello beneficia a los intereses y tácticas del cuatripartito. ¿Democracia? ¿Separación de poderes? ¿Respeto a la Ley? ¿Obediencia a los jueces? Sólo cuando les conviene.

Hagamos un poco de memoria y recordemos algunos aspectos decisivos de esta historia casi olvidada.

Cartel de Kakitzat

En el movimiento de la insumisión confluyeron varias corrientes ideológicas; algunas por completo contradictorias entre sí.

La más estructurada, filosófica y organizativamente, era el Movimiento de Objeción de Conciencia (el MOC); que podríamos calificar de ghandiano, practicante de la desobediencia civil y no-violento.

Una constelación de grupos locales se federaron en los colectivos “Mili KK”; en el entorno de los restos de la LCR y MC (hoy la corriente podemita de Anticapitalistas). En Navarra eran los minoritarios pero muy activistas “Kakitzat” (los jóvenes trotskistas de Batzarre).

Pegatina con el logo de Mili KK

A nivel nacional, perdón, queríamos decir estatal, el tercer elemento era el de los anarquistas; generalmente a título individual (militantes o vinculados a CNT y la CGT).

Y en Vascongadas y Navarra, sorpresa… ¡¡Jarrai!!

La organización ilegal Jarrai no participó inicialmente en el movimiento por la insumisión, pues mantenía su propia hoja de ruta: la de ser un apoyo y cantera de ETA militar.

Con tales características era muy complejo compartir una dinámica “pacifista” que en buena lógica se presentaba como totalmente antagónica con el tiro en la nuca y la bomba contra inocentes que practicaban sus mayores, y no pocos de ellos al saltar de la organización juvenil a la propia ETA. Se corría, además el riesgo de “contaminarse” y “ablandarse”. De ahí ese eslogan que sonaba un poco a chiste, pero que dramáticamente establecía una línea roja a la gente comprometida con la izquierda abertzale: “No al servicio militar español. Milita en ETA”.

Como respuesta, los jóvenes del PNV (EGI), tímidamente, sacaron su propio eslogan movilizador: “ni mili, ni milis”. Algo es algo. Pero eran muy poquitos y bastante blanditos.

"Ni mili ni milis", pegatina de EGI, juventudes del PNV

Los de Jarrai tardaron un tiempo en cambiar de táctica, para insertarse finalmente, y no sin conflictos, en el conjunto del movimiento por la insumisión; especialmente cuando entraron en bloque en la dinámica judicial, sumando un millar de militantes abertzales. Entre todos ellos desbordaron las tres prisiones vascas y la de Pamplona; entonces en el barrio de San Juan.

Pero tuvieron sus más y sus menos con el resto de grupos realmente “pacifistas”.

Así, por ejemplo, el histórico abogado del MOC pamplonés Iñaki Subiza, un PTV procedente de las Comunidades Cristianas Populares y él mismo afín a la antigua Euskadiko Eskerra, se negó, minutos antes de un juicio por insumisión a defender a dos de sus patrocinados, al tener conocimiento de que eran militantes de Jarrai y, por tanto, enemigos declarados de la no-violencia. Un tipo consecuente. Iñaki: fuiste un valiente.

Ya en prisión, los encarcelados por insumisión, muchos de los cuales eran oportunistas que preferían unos meses en una sección abierta a doce meses en un cuartel o de prestación social sustitutoria, mantuvieron dinámicas muy diversas con las autoridades penitenciarias: desde el desprecio, a la confrontación. Hasta tal límite llegó la deriva “pacifista”, que en la de Pamplona un grupo arrojó un cóctel molotov contra varios funcionarios que acudían a su sección abierta en ronda nocturna… No hubo heridos; milagrosamente.

Grupo de insumisos fotografiados en la prisión de Pamplona

Pero también se dieron, entre estos presuntos pacifistas, algunos insumisos que saltaron a la clandestinidad de ETA; pegando tiros y ¡asesinando mientras permanecían en la sección abierta de una prisión!

Fue el caso, entre otros vinculados a ETA, de Óscar Barreras Díaz, de 22 años; un conocido militante de Jarrai y de Gestoras Pro amnistía, quien cumplía condena por insumisión en la prisión de Basauri desde julio de 1996. Este “pacifista” fue capturado cuando salía de la herriko taberna del barrio bilbaíno de Uribarri, camino de la cárcel, acusado de asesinar al inspector de policía destinado en la sección de estupefacientes de la Brigada Judicial, Luis Andrés Samperio Sañudo; hecho perpetrado dos días antes, el 24 de abril de 1997. Según recogió la prensa de entonces (https://elpais.com/diario/1997/04/26/espana/862005601_850215.html), la jueza que le condenó establecía en la sentencia su opinión de que era «necesaria y urgente» la despenalización de la insumisión o bien que ésta fuera castigada con penas que no conllevaran la privación de libertad. ¡Que jueza más buena! Se nos saltan las lágrimas ante tanta bondad malentendida e incomprendida…

Oscar Barreras Díaz, el etarra que se orinó y defecó al ser detenido

Ahora, el Parlamente de Navarra nos quiere vender gato por liebre e introducir mercancía de contrabando entre productos que presentan bonitos, suenan bien y huelen mejor: paz, derechos humanos, desarme, no-violencia: ¿quién no puede hacerlos propios? ¿¡Qué facineroso o malnacido sería capaz!?

No. Las cosas no son tan sencillas como nos las quieren contar. Entre tanto insumiso hubo gente consecuente, tipos con grandes contradicciones, oportunistas, violentos… ¡y terroristas! Gris: muchos grises.

La sacralización del movimiento insumiso, en su generalidad, es una simplificación, una mentira con la que quiere “colarnos” también a gente desalmada y terrorista y, por todo ello, una verdadera estafa política e intelectual.

Para evitar lo anterior: nada mejor que un buen ejercicio de Memoria Histórica. Pero de la de verdad.

Y una pregunta a sus Excelencias. ¿Para cuándo una declaración en homenaje a los objetores fiscales (quienes pretendían “desarmar” sus impuestos) y a los heroicos padres que desafiaron a la adoctrinadora Educación para la Ciudadanía? ¡Ah, claro!, que Ayerdi tiene que cobrar todos sus impuestos, y los otros “no son de los nuestros”.

Sila Félix

jueves, 20 de septiembre de 2018

¿Por qué no se habla de la "violencia gitana"?


El pasado martes la crónica negra se cebó con Cáseda, un pueblo de apenas mil habitantes al este de la Zona Media de Navarra. Hasta allí se desplazó una familia de gitanos que pretendía arreglar ciertas diferencias conyugales entre su hija y el actual marido, con residencia en el pueblo y también perteneciente a "la etnia".

Las cosas no salieron como deberían, o quizás salieron como tenían que salir dado que la familia de la mujer traía en el maletero del coche dos escopetas cargadas con posta lobera; con ellas desataron una matanza gitana como las que no veíamos desde hace años por las calles de un pueblo español. La vendetta se saldó con tres familiares del marido asesinados y los tres agresores fugados, aunque no llegaron demasiado lejos puesto que fueron interceptados por la Policía Foral a la altura de San Martín de Unx.

Pero estos no son los únicos asesinatos cometidos por gitanos este año en Navarra, hace sólo un mes los GEO tuvieron que intervenir en el barrio pamplonés de San Jorge debido a que un hombre había destrozado la cabeza de su suegro a martillazos hasta el punto de que en un principio se creía que la había volado con una escopeta. El asesino, que en tiempos había matado a su padre con un hacha, esperó el asalto policial atrincherado en su casa, o más bien fumándose un porro en la ventana. Otra de las escenas que nos dejó este asesinato fue la de la hermana hablando por teléfono delante de la Policía Municipal al tiempo que amenazaba a la familia de la víctima. Por cierto, la hermana también ha estado en la cárcel por asesinato y tráfico de drogas.


Cada año tienen lugar en España unos 300 asesinatos. Cincuenta de ellos, uno de cada seis, son atribuidos a la llamada violencia machista, esto es cuando un hombre asesina a su novia, mujer o ex-pareja. Esta "violencia machista" obtiene el apelativo de lacra (como no puede ser en cualquier tipo de asesinato) y recibe una amplia cobertura mediática a nivel nacional en la que suelen recordarnos que en lo que llevamos de año llevamos nosecuantas mujeres asesinadas por sus parejas, además de darnos también cada vez un número de información a mujeres maltratadas. Esta "violencia de género", como también convienen llamar, goza de abundantes recursos públicos dedicados a su erradicación, como los que siguen:

Campañas públicas de sensibilización y prevención, unidades policiales específicamente dedicadas, juzgados especificamente dedicados, abogados y procuradores gratuitos, seguimiento estadístico y observatorios "de género" financiados con dinero público, y no nos olvidemos de las leyes de excepción -como es la Ley Integral contra la Violencia de Género- que violan los derechos constitucionales de los varones españoles. No nos olvidemos tampoco de la cobertura mediática universal, las concentraciones de repulsa o las condenas institucionales.

Estos cincuenta asesinatos son cometidos a su vez por una población de 23 millones de varones, no pretendo desdeñar su proporción, sino por ponerla en su justa medida.

Cada año tienen lugar en España unos 300 asesinatos. Aproximadamente, treinta de ellos son cometidos por gitanos, esto son uno de cada diez asesinatos. ¿No me creen? vayan a las crónicas de sucesos, sólo en lo que llevamos de año y a partir de la información a la que puedo acceder:













En España hay aproximadamente 800.000 gitanos. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

 Evolución de la población etniana en las últimas décadas.

¿Para cuándo las campañas de sensibilización y prevención de la violencia gitana? ¿Las unidades policiales específicamente preparadas para luchar contra el crimen organizado de las mafias de la etnia? ¿Habrá seguimiento estadístico oficial de este tipo de crímenes? ¿Que hay de los robos, agresiones, y otras consecuencias de vivir con esta buenagente? ¿Están dispuestos a tener aislados y controlados a los elementos que viven instalados en la delincuencia como forma de vida? ¿Por qué les regalamos pisos para destrozarlos? ¿Si ya llevan en España quinientos años cuantos más tienen que pasar para que se integren? ¿Para cuando una Ley Integral contra la Violencia de Gitana? ¿No es esto también una lacra?

No me integro porque me sale más a cuenta seguir chupando de la goma del estado con todo, que me paguen básicamente para que no robe, que me den todo tipo de ayudas aunque siga viviendo en un chamizo, o en una casa de protección oficial destrozada pero con el BMW aparcado fuera, comprado con lo que gano en el "puesto del mercadillo".

Sé cuál será la respuesta a estas preguntas por parte de los borregos de turno: facha y racista. Pero los números son incontrovertibles y describir la realidad en términos estadísticos no es "racista", por el contrario, es un primer paso para solucionar los problemas. De hecho, con el buenismo, la corrección política, con la negación de realidades o con eufemismos, más allá de los pretendidos votos para el político, no se consigue solucionar al ciudadano nada, ya que si se niegan los datos, es difícil hacer un buen diagnóstico de la realidad y más difícil todavía en consecuencia poner soluciones eficaces... y todo lo demás es esconder la cabeza debajo de la arena como las avestruces.


Hispano

miércoles, 19 de septiembre de 2018

Separatismo, ¿palo o zanahoria?


La teoría del palo y la zanahoria afirma que si deseas conseguir que un burro se mueva, necesitas colgar una zanahoria por delante del hocico y un palo golpeando su lomo por detrás. Durante la transición a la democracia, la elaboración de la Constitución actualmente vigente y el desarrollo del Estado de las autonomías y los Estatutos de las mismas, desde el poder central se decidió no solo incorporar al “pacto constitucional” a todas las fuerzas separatistas (salvo los batasunos que se auto-excluyeron), sino que desde aquel instante y hasta la actualidad desde Madrid solo se ha recurrido a la zanahoria dejando el palo guardado en el cajón. En el fondo no resulta una situación novedosa, ya que tanto en la segunda mitad del régimen franquista como en regímenes anteriores (II República, Primo de Rivera, Alfonso XIII….) desde el poder central se ha tendido la mano con una generosidad que, a la vista del resultado, cabría considerar excesiva e incluso autodestructiva.

Sin ánimo de resultar demasiado exhaustivos y por no viajar demasiado en el tiempo, vamos a tomar como referencia lo acontecido en las últimas cuatro décadas, durante el régimen actualmente vigente bautizado como “régimen del 78”. La Constitución en su artículo 2 comete el enorme error de otorgar a las regiones españolas la categoría de nacionalidades, y el título VIII diseña una auténtica chapuza de estructura territorial, previendo incluso la transferencia de competencias sin apenas límites a las autonomías. Por si fuera poco, la ley electoral, elaborada en un primer momento con carácter de provisionalidad, acabó quedándose de manera definitiva, siendo una ley que beneficia de manera considerable a los partidos separatistas. Si, a pesar de la chapuza constitucional y de la normativa electoral, los grandes partidos de ámbito nacional hubieran pactado las cuestiones territoriales y hubieran dejado a los partidos separatistas en su sitio, probablemente hoy no nos encontraríamos ante el desafío abierto de la “Gene” catalana con numerosos separatistas en el resto de España a la espera del desenlace catalán.

Particularmente no habría optado por la senda de “solo zanahoria (o más bien suculentos manjares” a los separatistas, intentando en el mejor de los casos aplacarlos y en el peor de ellos sentar las bases de la destrucción de la nación española. Pero lo que ha quedado muy claro y como lección aprendida (menos para el PSOE de Pedrito Sánchez) es que solo zanahoria, ceder competencias y dejar hacer no sirve para que los separatistas decidan dejar sus reivindicaciones de máximos, se democraticen y participen del pacto constitucional. Es más, el Estado central, el gobierno de la nación, sus instituciones y los grandes partidos, a sabiendas de lo que ocurría, no han hecho nada para impedirlo (tropelías e ilegalidades incluidas) y les han permitido a los separatistas campar por sus anchas, incluyendo las totalitarias políticas de inmersión lingüística.

Con el desafío separatista catalán muchos se preguntan por la solución. Para algunos, tipo Podemos y parte destacable del PSOE, la solución sería el “derecho de autodeterminación”; para otros como otra parte del PSOE y algunos peperos y C´s despistados, el federalismo. Sin embargo, si el derecho de autodeterminación es reconocer la independencia por vía rápida, el federalismo en estos momentos lo es a plazos, una vía un poco más lenta. Al contrario, si cuatro décadas de zanahoria no han servido para nada, habría que plantarse optar por lo contrario, es decir, por el palo. Una persona como la escritora Elvira Roca en una reciente entrevista nos da la clave de cuál debe ser la relación con el separatismo catalán en relación al conflicto abierto por el desafío que han planteado:


¿Se puede convencerlos?(a los separatistas)
No podemos convencerlos. Ni podemos ni debemos. Con esa gente no se puede hablar. Simplemente hay que neutralizarlos para impedir que hagan daño -que ya han hecho mucho-, para impedir que hagan más y para evitar que se hagan daño a sí mismos. Porque en el momento en que estén libres y solos con sus miserias particulares, se matan entre sí.

Hay quien cree que la democracia debería cuidarse de ciertas ideas, es decir, que no todas las ideas son compatibles con la democracia.
No todas las ideas son compatibles, pero intervenir legalmente sobre eso es muy delicado. El problema es que usted le de a la gente que tiene esas ideas locas mecanismos de administración y presupuesto como para llevarlas a cabo durante cuarenta años y educar en eso a generación tras generación. El problema es crear una estructura territorial como la que tenemos cuando existe en el país un problema de nacionalismo. Era muy previsible que ese nacionalismo utilizase esa estructura que llamamos autonomías para hacerse más fuerte en determinados territorios utilizando mecanismos que no son precisamente los de las mayorías. Esto es lo que ha ido sucediendo década tras década y desde nuestros gobiernos centrales, PP y PSOE, no se ha hecho otra cosa que alimentar ese dragón. Y ese dragón ha crecido. ¿Cómo no iba a crecer si lo estamos alimentando a día de hoy?

martes, 18 de septiembre de 2018

La conspiración diésel


El nuevo Gobierno antiespañol de Pedro Sánchez ha venido avisando este verano, por activa y por pasiva, que el diésel subirá de precio -es decir, aumentará sus impuestos asociados- hasta igualarse con la gasolina. 

Eso sí, esta subida tendrá lugar de forma paulatina para que los usuarios no nos demos cuenta de que en un escenario de precios alcistas del petróleo, de un día para otro nos cuesta de media unos 5-10 euros más llenar el depósito de nuestros utilitarios, y nos acordemos entonces de la madre del doctor en Economía. Es una aplicación clara del síndrome de la rana hervida.

"Si ponemos una rana en una olla de agua hirviente, inmediatamente intentará salir. Pero si ponemos la rana en agua a la temperatura ambiente, y no la asustamos, se queda tranquila. Cuando la temperatura se eleva de 21 a 26 grados, la rana no hace nada, e incluso parece pasarlo bien. A medida que la temperatura aumenta, la rana está cada vez más aturdida, y finalmente no está en condiciones de salir de la olla.  Aunque nada se lo impide, ¡la rana se queda allí y se cocina!“

Si bien a finales de este verano sectores socialistas dudaban públicante de la idoneidad de esta medida al afectar más a las clases menos pudientes -vamos, que les iba a venir mal electoralmente-, Pedro Sánchez confirmó el pasado domingo en una entrevista de Ana Pastor para La Secxta, que su intención era efectivamente la de subir el precio del combustible diésel en "una cuantía razonable" y dejando fuera a quienes lo usan de forma profesional (transportistas, agricultores...) al mismo tiempo que aseguraba que no iba a subir los impuestos a las "clases medias y trabajadoras". 

Curiosa forma de no subirle impuestos a las clases medias y trabajadoras, que son al fin y al cabo las que mayoritariamente optan por invertir en un coche algo más caro pero que a la larga les dará un kilometraje más barato que los gasolina, porque efectivamente a quien es capaz de gastarse más de 100.000 euros en un Porsche Cayenne le importa poco o nada pagar diez céntimos más por el litro de un combustible bastante menos eficiente, como es la gasolina. De hecho pocos usuarios de este modelo adquieren la versión diésel del mismo, tanto es así que en la tercera generación del Cayenne, Porsche ha estado a punto de darle la patada definitivamente al motor diésel.

La motivación alegada por Sánchez para "desincentivar el diésel" es que según él en España unas 30.000 personas mueren todos los años debido a la contaminación atmosférica, cifra más que dudosa que pretende dar a entender que 30.000 personas son asesinadas por los tubos de escape de los coches diésel cada año en España; cuando probablemente se trate de personas con afecciones respiratorias pre-existentes que en todo caso se podrían ver agravadas por las emisiones de los coches diésel, sí, pero también de las centrales térmicas de carbón, las calefacciones a gas-oil, las emisiones de los gasolina e incluso el propio tránsito rodado que levanta partículas nada sanas de las carreteras independientemente de su principio motriz.

Cualquiera mínimamente suspicaz dirá que esto de la afecciones pulmonares es un cuento chino y que lo único que le motiva a Sánchez es el afán recaudatorio. Al fin y al cabo el Estado ya recauda cada año unos 11.000 millones por el impuesto de hidrocarburos. Esto puede ser cierto a corto plazo, pero a largo plazo el objeto expreso de esta medida es desincentivar el uso del diésel, es decir matar a una gallina que aporta miles de millones en impuestos al Estado, mientras que en otras ciudades importantes como Madrid se empieza a plantear en primer lugar el prohibir la circulación de los coches diésel a medio plazo, cuando la mayor parte de su "boina" de contaminación proviene de las miles de calefacciones centrales a gas-oil (y cientas de carbón) que operan en la capital.

¿Qué problema hay con el diésel, entonces?

La particularidad del gasoil respecto a la gasolina es, como vengo diciendo, que se trata de un combustible más pesado desde el punto de vista de su composición molecular, lo que lo hace a su vez menos volátil e inflamable (a temperatura ambiente). Tal es así, que si lanzas una cerilla encendida a un cubo de gasoil lo único que logras es que se apague, mientras que en el caso de la gasolina está arderá e incluso puede llegar a deflagrar.

Para quemar este tipo de combustibles un ingeniero alemán llamado Rudolf Diesel ideó unos motores de altas prestaciones que en vez de depender de la ignición de una mezcla de aire y gasolina, comprimían hasta su autoignición mezclas de aire y aceites vegetales o líquidos derivados de las fracciones pesadas del petróleo.

La pega de este tipo de motores, a parte de su mayor complejidad, es que solían ser más contaminantes que sus homólogos en gasolina. No sólo generaban más productos de combustión incompleta, sino que al funcionar a mayores presiones, producían muchos más óxidos de nitrógeno que al contacto con el agua (del ambiente... o de tus pulmones) generan ácido nítrico. Aunque esto de que los motores diésel contaminan más es una verdad a medias, dado que en primer lugar si lo que entendemos por contaminación es la emisión de CO2 como gas de efecto invernadero, los motories diésel siempre han sido más eficientes que los motores de gasolina, lo que permitía un kilometraje más barato. Por este motivo la inmensa mayoría del transporte rodado es llevado a cabo por camiones que funcionan con gasoil.

Bajo este principio de unas menores emisiones de CO2 por kilómetro recorrido, los países de la Unión Europea se lanzaron a la promoción de los motores diésel allá por los años 90 y de hecho aproximadamente desde el año 2005 hasta el 2015 ha sido la motorización preferidada por los automovilistas europeos, mientras que la automoción de otros países como los Estados Unidos apostaba por la gasolina y relegaba el gasoil al transporte pesado mediante camión y tren.

"-¿Afrodita afrodita, tienes algo para nosotros? -Placer, mucho placer... una oferta diésel de Citroen" anunciones como este a finales de los noventa sirvieron para popularizar el diésel, combustible alternativo promocionado por los países de la UE que ahora lo criminalizan, decían que emitía menos CO2 por km recorrido, lo cual es cierto. Como también probablemente lo sea el hecho de que lo que en realidad buscaban era darle salida a una sobre-oferta existente de combustible diésel que excedía los usos comerciales habituales.

Como he dicho anteriormente, Pedro Sánchez dice que hay que eliminar el diésel porque contamina más que la gasolina, ya hemos visto que esto es una verdad a medias... que está cambiando rápidamente. Las normativas europeas cada vez más exigentes han llevado a mejoras en los catalizadores de estos vehículos, así como válvulas EGR o productos como el Adblue que netralizan los óxidos de nitrógeno. Según la nueva normativa Euro 6 los coches diésel nuevos no contaminan mucho más que un coche de gasolina, con el beneficio añadido de una menor emisión de CO2.

Evolución de las emisiones permitidas por los estándares de emisiones europeos.

Pero vemos entonces, que estos esfuerzos de la industria automovilística se han topado con una administración que ahora mismo se revela a las claras como partidaria de matar el diésel. Así, el encarecimiento del precio es una medida lógica en la escala que va de exigir cada vez normativas más estrictas en torno a la contaminación ambiental o directamente la prohibición de circular en ciudades. Acuérdense de que todo eso del Dieselgate viene de la Volkswagen haciendo trampas para intentar que sus coches se acomoden a las normativas que hacen cada vez más antieconómico el diésel. La realidad es, entonces, más compleja.

La respuesta está en el origen del diésel

El diésel se obtiene como bien sabemos del refino del petróleo, que junto al gas natural se corresponde a los restos de la degradación anaeróbica (en ausencia de oxígeno) de las cadenas de ácidos grasos presentes en organismos marinos microscópicos que fueron muriendo hace millones de años y formaron capas de sedimentos enterradas en condiciones bastante especiales que con el paso de mucho, mucho tiempo, propiciaron su conversión en estos preciados recursos.

En concreto el gasóleo (sinónimo de diésel) se corresponde con fracciones pesadas del petróleo, mientras que la gasolina se corresponde con fracciones más ligeras y volátiles. Invirtiendo una cantidad razonable de energía, un puede convertir fracciones pesadas del petróleo como el gasóleo en gasolina, en un proceso conocido como craqueo catalítico. Sin embargo la operación contraria, la polimerización de unidades más pequeñas para formar combustibles parecidos al diésel, es un procedimiento complicado y costoso desde el punto de vista energético y por lo tanto es necesariamente antieconómico.

El petróleo no es un recurso renovable y es más, su tasa de reposición requiere de tiempos de cientos de miles de años que a escala humana representan una eternidad. Esto no lo entenderán algunos liberales que creen en la infinita sustituibilidad de los recursos, pero el petróleo es un material de cualidades excepcionales, insustituible a día de hoy, que en algún momento llegará a su límite de extracción. Con esto no quiero decir, como dicen algunos periodistas charlatanes que buscan desinformar, que el petróleo se vaya a acabar dentro de 20, 40 o 100 años. Es más, el petróleo no se va a acabar nunca, pero si se acabará el petróleo fácil de conseguir y por lo tanto barato.

Marion King Hubbert fue un geofísico visionario que presentó en los años 50 un modelo matemático que teniendo en cuenta las reservas existentes, así como los nuevos descubrimientos y las mejoras extractivas, estimaba que entre 1965 y 1970 Estados Unidos llegaría a su momento de mayor producción de petróleo convencional, este modelo es el archiconocido Pico del Petróleo de Hubbert y efectivamente logró predecir el pico de producción de petróleo convencional en Estados Unidos que tuvo lugar en 1970. Lo de llamarlo pico se deba a que el grado de la extracción de petróleo, por su naturaleza física, adopta una gráfica de algo parecido una montaña, con una producción que aumenta gradualmente hasta llegar al cénit, momento en el que comienza a disminuir.


Historial de la producción de petróleo en Estados Unidos. En verde, la producción de petróleo no convencional mediante el fracking. Estados Unidos consume casi 20 millones de barriles de petróleo diario, no está ni cerca de ser autosuficiente desde el punto de vista energético, como algunos han llegado a decir.

En lo que respecta al resto del mundo, esta teoría sería igualmente aplicable... y es probable que este pico de producción haya tenido lugar hace una década según al Agencia Internacional de la Energía (organismo de la OCDE) lo que quiere decir que la producción de petróleo convencional está en declive o como mucho estancada. Que no cunda el pánico, porque por el momento están saliendo al paso petróleos no convencionales, como son los petróleos de aguas profundas, las arenas asfálticas de Canadá, el famoso fracking en Estados Unidos, etc. Aquí es cuando volvemos a la problemática del diésel, dado que estos petróleos, sobre todo en el caso del fracking, no son tan buenos a la hora de generar aceites ligeros (diésel, entre otros) como los anteriores petróleos convencionales.

Extracción de arenas asfálticas en Alberta (Canadá) en lo que fue un bosque boreal.

Así es como los gobiernos, en una medida proteccionista de usos esenciales para nuestra sociedad industrializada -tanto que sin ellos las ciudades habrían de ser evacuadas de forma masiva por falta de alimentos- y necesitados de gasoil barato, como son el transporte rodado, la agricultura o la construcción; pretenden prohibir de facto el gasoil para los particulares. Son órdenes de arriba de un gobierno en la sombra que nadie ha elegido. Mientras nos da la matraca con el cambio climático para no decirnos lo que pasa realmente, Pedro Sánchez (hablando en plata) nos la quiere meter doblada, pero poco a poco y con vaselina.

Hispano