martes, 23 de octubre de 2018

El euskera batúa como plaga ideológica


El Nafarroa Oinez es otro de esos aquelarres periódicos que buscan en primer lugar perpetuar la dinámica de hipermovilización del vasquismo; y ya como objetivo secundario, pasar el cepillo para mantener el ruinoso sistema educativo de las ikastolas privadas. 

Artículo relacionado: Las ikastolas son una SECTA

El pasado domingo le tocó albergar este evento anual a la ikastrola de Alsasua  ("Alchachu" de forma excluyente para los vasquitos) y logró juntar a unos 40.000 euskozombis provenientes de todo el País Vasco español, el francés y Navarra; cifra esta aportada por la Policía Foral y bastante lejos de los cientosdemiles que suelen decir que acuden. Los pijovascos de turno se juntaron bajo la excusa del euskera para ponerse ciegos, fumarse algún porrillo y meterse entre pecho y espalda una paellada. Sí, en el macroevento de las ikastrolas de Navarra hacen una paella gigante todos los años, para eso sí que son unos españolazos.

El Oinez de este año nos dejó fotos como esta en la que se puede respirar la diversidad ideológica que rebosa dicho evento. ¿Sabía que los 7 encarcelados de la manada de Alsasua son exalumnos de la ikastola que ayer celebró el Oinez? (NavarraConfidencial.com)

Como es de esperar, no faltaron a esta cita los prebostes del gobierno abertzale de Navarra además de sus lacayos. Según declaraba Uxue Barkos, uno de los objetivos de su gobierno es llevar el euskera a "todos los sitios donde se le ha negado la entrada". Esto quiere decir, meter el euskera con calzador no sólo allí donde no se habla actualmente de forma natural con subvención o sin ella, sino donde nunca se ha hablado como es el caso de la Ribera de Navarra.

Los pasos que están aplicando para lograr esta agenda poco oculta son de sobra conocidos por aquellos que nos leen, pero la cuestión que quiero tratar esta vez es el motivo profundo por el cual la aberchalada se empeña en obligarle a los navarros a comprarles este jarrón chino que es el euskera batúa.

Los vasquistas recurren frecuentemente a argumentos romanticos como que es un idioma de navarra (cuestión que es verdadera sólo a medias ya que sólo una minoría de navarros muy localizados al norte lo tienen como su idioma y la mayoría restante no está demasiado por la labor de pasar por el aro) u otras cuestiones más etéreas como que es el idioma de la tierra (¡como si dieses una patada a una piedra y apareciese debajo una gramática del vascuence!) pero últimamente parece estar de moda otro argumento irracional aunque de nuevo no tiene nada, este dice que el euskera que se va a perder de forma irremediable y que por eso hay que mantenerlo vivo, como no, a base de subvenciones a troche y moche.

Uxue Barkos y otros jerifaltes en un pasillo de momochorros, un personaje carnabalesco sinónimo de saqueos y violaciones que fue rescatado del olvido para convertirse en ritual grotesco y seña de identidad de ese pueblo de la Barranca, idílico y diverso, que es Alsasua.

El argumento es la preservación a toda costa de una realidad lingüística, argumento que ya de por sí es erróneo dado que las lenguas si están para algo es para facilitar la comunicación entre las personas y por mucho que se empeñen en meterlas en tarros de formol, tarde o temprano y de forma irremediable persistirán o desaparecerán en función de su utilidad hacia los propios hablantes. 

Dando este argumento por bueno, resulta que el mayor enemigo de las realidades lingüisticas del vascuence es el propio euskera batúa, dado que es el factor homogeneizador que le ha dado la puntilla de muerte a los múltiples dialectos euskéricos que previamente existían al mismo y que guardaban diferencias entre sí hasta el punto de hacer difícil la comunicación entre vascoparlantes no ya de una provincia a otra, sino de un valle de más allá a un valle de más aquí.

Así pues el euskera batúa es un pastiche, una realidad lingüística al fin y al cabo aunque minoritaria, para cuya obtención ha sido necesario el sacrificio de ocho dialectos divididos en tres grandes grupos, que contaban a su vez con 25 subdialectos y 50 variedades. Realidades lingüisticas genuinas y condenadas a la extinción irremisible conforme sus últimos hablantes vayan muriendo sin que a los batuhablantes de pro les importe un carajo. A la vista de todo esto, el argumento romanticón conservacionista cae por su propio peso.

El propio nombre del vascuence en los diferentes dialectos asociados. Para más información: Variedades dialectales de las hablas vascuences y el “batúa” del libro LA LENGUA EN EL CRISOL NAVARRO; un caso de involución lingüística “por vía de furto o maña” de Carlos Sánchez-Marco.

Claro que los grandes idiomas actuales proceden de un proceso de unificación, que puede proceder de una mezcla dialectal formada durante siglos de evolución lingüística -caso del español moderno-, pero el caso del euskera batúa es diferente dado que su homogeneización (más que unificación) se produce de golpe y porrazo en los años 60 del pasado siglo y bajo una motivación clara, que era hacer de vector para la expansión ideológica del nacionalismo vasco, tal cual como un troyano que instalas en tu móvil para jugar al sudoku y mientras te roba tus datos personales.

El euskera batúa es pues para el nacionalismo vasco una forma de plaga ideológica, buscan a toda costa su expansión por aquellos lugares que ellos dicen hoy que son Euskal Herria (cuando desde el punto de vista cultural, en su mayor parte no lo son o directamente nunca lo han sido) como vehículo para extender su ideología. Esto es así porque saben que cualquier sistema educativo euskaldún es en realidad campo abonado para la fabricación en serie de borregos abertzales, una forma de sembrar voto clientelar que en su mayor parte pedirá a gritos la malversación de fondos públicos en el fetiche lingüístico que les ha sido inoculado. 

Decía Uxue Barcos también que ellos "debían vivir en euskera", más bien sabemos que la cosa va de "vivir del euskera" porque sabemos que sin esta pantalla se quedan en simples progres de postín perfectamente asimilables por los partidos de izquierda-ultraizquierda mayoritarios.

Tengan cuidado pues en ciudades como Tudela, donde tendrá lugar el próximo Nafarroa Oinez por cierto; tomen el ejemplo de pueblos batasunizados a las puertas de la Ribera como Tafalla, vacúnense ejerciendo su identidad sin dar lugar a las imposturas y aíslen a un nacionalismo vasco que usa el batúa para extenderse como una infección.

Hispano

lunes, 22 de octubre de 2018

Barkos, la presidenta ultra que agita el miedo al "ultra"


Hace unas semanas nuestra flamante presidenta de la Comunidad Foral de Navarra reaparecía agitando el miedo a la “ultraderecha” con motivo del debate abierto en torno al funcionamiento de la Renta Garantizada. Como buena política progre y separatista, la Barcos etiqueta de “ultra” a todo aquel que ose criticar cualquier decisión o actuación que adopte su gobierno y los partidos que lo sostienen. 

La paranoia de las izquierdas y separatistas y su delirio de grandeza y de estar en posesión de la única verdad absoluta les hace etiquetar de ultra a todos aquellos que no nos sometemos a sus ideologías y proyectos. De esta manera, etiquetas como ultra o facha ejercen de sambenitos de la inquisición de lo políticamente correcto hasta el punto de que, una vez te sales de las líneas rojas trazadas por la pijo-progresía estás condenado al ostracismo social y la marginalidad política. Incluso es probable que de continuar así las cosas, dentro de poco puedan tener repercusiones económicas y penales, línea que se está adoptando en materias de memoria histórica o ideología de género.

Lo curioso del caso es que, una persona como Barcos tache de ultra a quienes simplemente pretenden abrir un debate sobre el funcionamiento de la Renta Garantizada (lo cual en democracia no solo es legítimo sino sano) mientras que ella es la primera que no ha tenido ningún problema en formar gobierno con otros partidos ultras, eso sí, ultras de izquierdas. 

Para empezar, sus socios separatistas de Bildu no dejan de ser los herederos de batasuna y todo el entramado del MLNV, que hasta hace poco tenía pistoleros liberados a sueldo y continúan teniendo manadas de matones. Los otros socios de la Barcos son los viejos y casposos comunistas de siempre, los que según estimaciones a la baja en cien años desde el triunfo de la revolución bolchevique de octubre en Rusia tienen en su haber la muerte de más de cien millones de seres humanos. Eso sin contar con sus políticas de xenofobia vasquista encubierta, totalitarismo lingüístico, intento de adoctrinamiento o blanqueamiento del terrorismo, políticas del todo “ultras”.

Por si fuera poco, ni bildutarras ni comunistas en los últimos años han mostrado el más mínimo arrepentimiento por las fechorías cometidas en pasados no tan lejanos, mientras que no dudan en mostrar su simpatía pública por regímenes totalitarios como los de Cuba o Venezuela, aunque curiosamente a pesar de conocer el idioma de los mencionados países no emigran para vivir en el paraíso socialista del que tanto suspiran pero no dudan que su meta es convertirnos en una nueva Venezuela. Será que creen que su lugar en esa España bolibarianizada ellos (los comunistas y separatistas) serán la clase dirigente mientras que el resto nos pudriremos muertos de hambre o nos veremos forzados a emigrar.

En algunos países europeos o de otras partes del mundo puede existir un problema con grupos de ultraderecha, sin embargo, precisamente en países como España o Portugal la ultraderecha es tan minúscula parece que no existe. A pesar de todo, para las izquierdas españolas todo lo que se sale de la izquierda es ultra-derecha (según el momento hasta el PSOE es visto como ultra-derecha). Sin embargo el verdadero problema y riesgo para nuestro futuro, nuestra libertad y la democracia hoy no es el problema de la ultra-derecha sino de la ultra-izquierda y los fanáticos ultra-separatistas.

Precisamente ultra-izquierda y ultra-separatistas son los socios de gobierno de una presidenta ultra-pija,  por lo que resulta chocante y hasta cómico que precisamente sea una presidenta “ultra” la que agite el miedo “ultra”. Por fortuna, los tiempos van cambiando y contra más bilis e insultos escupa la ultraizquierda, menos miedo tendremos los demás para seguir con nuestro camino. Como dice el dicho, “ladran, señal de que cabalgamos”. Menos pajas en ojos ajenos y más ver las vigas en el propio ojo, señora presidenta “ultra” Barcos.

martes, 9 de octubre de 2018

Navarros entre las huestes que conquistaron la ciudad de Valencia con Jaime I el Conquistador


En la Comunidad Valenciana la influencia de Navarra es patente tanto en el interior como en el litoral. Me refiero a la etapa de la reconquista, aunque después de la reconquista llegaron otra buena cantidad de navarros a la actual Comunidad Valenciana. La reconquista desde Castellón hasta Murcia se llevó a cabo por Jaime I, su hijo Pedro III y su nieto Jaime II. Pedro III expandió la Corona de Aragón por el Mediterráneo, pero los dos Jaimes, su padre e hijo fueron los que reconquistaron la parte española. Ambos Jaimes contaron con navarros en sus ejércitos reconquistadores. Pedro también tuvo un nutrido número de navarros en su expansión mediterránea entre su temible ejército de almogávares.

Plaza del Navarro, Oropesa de Mar, Castellón, Comunidad Valenciana

Por lo dicho anteriormente, no debería sorprender a nadie que el valenciano sea un idioma tan navarrizado. Hay gran cantidad de linajes valencianos con alguna relación directa o indirecta con los navarros...como Navarrete, Navarro, Azagra, Vidaurre, Corella, Blasco, Beaumont, Cascante, Eslava, Falces, Funes, Monteagudo, Valtierra, Huarte, Garcés, Pérez de Oriz, Estellés (de Estella), Lizondo (Elizondo), Esparza...

Como vemos aquí las tres provincias españolas con más apellidados Esparza son Navarra, Valencia y Murcia. No es casualidad que sólo después de Navarra hay más Esparza en Valencia y Murcia.

Según un libro de Llisó Genovés sobre las repoblaciones y otros asuntos de la historia valenciana, por ejemplo, Roteros fue repoblado exclusivamente por navarros y riojanos. En La Rioja, como en Navarra y Aragón también se hablaba navarroaragonés. Roteros en la actualidad es una calle y barrio en pleno centro de Valencia. Tan en el centro que está junto a las míticas Torres de Serranos y el antiguo cauce del Turia. Y, como es lógico, también la calle Roteros está al lado de la Plaza de los Navarros. El nombre de la Plaza de los Navarros se debe a los navarros que conquistaron Valencia capital a las órdenes de Jaime el Conquistador y que posteriormente repoblaron.

Aunque la forma normativa lingüística valenciana para "navarros" es "navarresos", el valenciano desde antaño ha tendido a coger términos aragoneses y castellanos sin cambiar. De ahí que el cartel oficial en valenciano sea "Plaça de los Navarros", al contrario que pasa con el catalán.


Esparza

Esparza es un apellido muy común en Navarra. Existen al menos dos topónimos Esparza en Navarra, uno es Esparza de Salazar y otro Esparza de Galar, en la comarca de Pamplona.

Escudo del apellido Esparza y su distribución por provincias españolas

Hay un prolífico periodista y autor de libros valenciano que se llama José Javier Esparza, pero es que este apellido está muy extendido por allí en Valencia. El presidente de UPN, el partido ganador de las últimas elecciones navarras, se llama José Javier Esparza Abaurrea.

Esparza es un apellido navarro muy extendido por España, pero la mayoría se dan en Navarra y la Comunidad Valenciana y en la Región de Murcia. Esparza sigue el patrón repoblador de los navarros y aragoneses en la Corona de Aragón.

En la España reunificada, como reflejo del pasado común navarroaragonés, o de la proyección de Navarra hacia la Corona de Aragón, instituciones religiosas como la del Císter agrupan a la Corona de Aragón incluyendo Navarra.

Apellidos derivados del topónimo Estella

Hay varios apellidos de personas de Navarra, por ejemplo de Estella, que fueron a Valencia. Esteller es un apellido de origen navarro, lo mismo que Estellés, que es un derivado del primero. Los dos se extendieron por el levante y ahí siguen. No hace falta tener una bola de cristal para saber que significan originario de Estella, Navarra.

Blasón del apellido Esteller, Estella y Estellés

En el antiguo Reino de Valencia se documentan las siguientes casas de Estella: Jacobus de Estella, de Navarra, fue de los primeros repobladores de Xàtiva (Valencia) en 1248-1249. Paschal de Estella de los primeros repobladores de Alzira (Valencia) en 1242-1249. Bertomeu de Estella fue vecino de Valencia en 1354-1373. Johan de Estella vecino de Denia (Alicante) en 1381. Lope de Estella, de Navarra, fue de los repobladores de Orihuela (Alicante) en 1300-1314. Bernat de Estella, Garci de Estella, Jacme de Estella y Johan de Estella fueron vecinos de Segorbe (Castellón) en 1421. Johan de Estella fue de los repobladores de Benafer (Castellón) en 1379.

Hoy en día el apellido Estellés está muy, pero que muy, extendido por la provincia de Valencia. También hay apellidados Estellés en las provincias de Castellón, Alicante, Albacete y en las Islas Baleares, siguiendo claramente el patrón repoblador navarroaragonés.

Después de la reconquista los Esteller se establecieron en Vinaroz (Castellón), Elche (Alicante) y Alicante capital, todos ellos en el antiguo Reino de Valencia. Hoy en día el apellido Esteller se esparce algo por España, pero se concentra en provincias de la antigua Corona de Aragón: Castellón, Barcelona, Tarragona, Valencia, Baleares, Almería...

El apellido Estella también tiene el mismo origen y se da mayormente en Zaragoza, Navarra y Granada. 

La España medieval en un mapa elaborado en inglés con Navarra siendo parte de la Corona Aragonesa. Reyes de Navarra intencionadamente olvidados por el vasquismo, como Juan II, fueron al mismo tiempo reyes de Aragón.

Lizondo

Lizondo ya hemos visto que es un apellido navarro derivado del topónimo Elizondo, capital del Valle del Baztán. La Montaña navarra también estuvo muy presente en la reconquista de España. El apellido Lizondo muestra que los baztaneses repoblaron el Reino de Valencia junto con otros muchos navarros dejando su impronta. Hoy en día el apellido Lizondo no existe en Navarra ni en sus provincias limítrofes. No es un apellido muy común, pero sólo se da en un puñado de provincias españolas, todas ellas de amplia repoblación navarroaragonesa. En orden decreciente se da en Valencia, Castellón, Guadalajara, Teruel y Cuenca. El grueso de los Lizondo se da en la Comunidad Valenciana.

Escudo del apellido Lizondo

Vicente González Lizondo fue un político español, líder del "blaverismo", que es el regionalismo conservador valenciano anticatalanista​. Se ha llegado a considerar que este valenciano de origen navarro, Lizondo, "es el político más carismático de la Valencia del siglo XX". Lizondo en la Transición fue el principal ariete regionalista valenciano en la "Batalla de Valencia" contra los pancatalanistas (pancas) fundando la extinta Unió Valenciana, algo similar a lo que en Navarra fue Aizpún al fundar Unión del Pueblo Navarro contra los panvasquistas (¿panvas?):


El apellido Elizondo (sin pérdida de la letra e) en cambio se concentra en Navarra y las autonomías limítrofes: País Vasco, Aragón y La Rioja. También se da en Castilla, León y Extremadura.

El apellido Elizondo tieneco como escudo heráldico el típico ajedrezado baztanés

Munárriz, Monarris y Monarri

Munárriz pasó al levante como Monarris y Monarri, aunque algunos se mantuvieron como Munárriz. El apellido estaba presente entre las tropas de Jaime II (s. XIII) que conquistaron las ciudades de Alicante, Elche y Murcia. El lobo del escudo indica que el linaje que participó victoriosamente en algún evento contra el mal. Asimismo el lobo es un simbolo protector de pastores.

Blasón de los Monarris

El apellido Munárriz con su grafía original se concentra claramente en Navarra, seguido por Zaragoza, Guipúzcoa y Vizcaya. Se da en algunas otras pocas provincias españolas, incluyendo Castellón, en la Comunidad Valenciana. De hecho en la Edad Media está presente en el reparto de tierras de Castelló de la Ribera, cerca de Játiva, al sur de la provincia de Valencia. También el apellido Munárriz está en el reparto de las tierras del Valle de Alfandech, municipio de Alfondeguilla, algo al sur de Castellón de la Plana, Castellón. Así que los navarros Munárriz recibieron posesiones en el Reino de Valencia.



Escudo de los Munárriz

Además al parecer el linaje Munárriz acompaña a las tropas que conquistan Túnez el 7 de Octubre de 1573. El árbol (roble, pino, ciprés) del escudo representa la antigüedad de la nobleza de la familia y su asociación con la perseverancia y la benignidad.

Para terminar, en la localidad de Cullera, Valencia, hay una Ermita de los Navarros.

Ya hemos visto un puñado de ejemplos de navarros que se asentaron en el viejo Reino de Valencia. Este artículo no pretendía ser exhaustivo porque los ejemplos son muchos, pero sirve para hacernos a la idea de que los navarros participaron activamente en la reconquista sobre todo del este peninsular, frente a la endogamia ideológica de un Reino de Navarra "vasco" cerrado en sí mismo, que preconiza la izquierda abertzale.

Pamplonica

lunes, 8 de octubre de 2018

En Vascolandia tienen un problema con los MENAs


MENAs es el acrónimo por el que se conoce a los Menores Extranjeros No Acompañados, generalmente son magrebíes de los bajos fondos o subsaharianos que acceden de forma ilegal a España siendo menores de edad al menos en apariencia (al ser indocumentados, su edad real sólo la conoce Alá) y de cuyos padres nada se sabe. En cualquier país serio estos supuestos menores de edad serían plantados de vuelta en la frontera de Marruecos ipso facto, pero en este país lleno de progrezombis los metemos en un centro de menores tutelado por las diferentes comunidades españolas, a la espera de cumplir la mayoría de edad y salir con su paguita correspondiente.

Vídeo: Jóvenes marroquíes se graban en un ambiente de jolgorio accediendo de forma ilegal a España en una patera.

De este tema ya hemos hablado con anterioridad. Conocido es como los vecinos de los barrios en los que se instalan este tipo de centros reciben la idea con alborozo y botellas de champán; mientras que los municipios se los rifan debido a la incalculable riqueza multicultural que aportan a sus vecinos y también a sus vecinas (nótese la ironía).


Lo que hoy os traigo nuevo -aunque por otra parte es totalmente predecible- es cómo el Gobierno Vasco que va de tan progre-guay refuyis guelcom, le está colgando el muerto de los MENAs a otras comunidades del malvado Estado español que tiene esclavizado al milenario pueblo basko.

En España hay unos 11.000 MENAs, algo más de mil (el 10%) están en centros del País Vasco. Los centros de acogida del País Vasco están saturados, al menos así lo han confirmado las Diputaciones de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava; que son entes obligados por ley a acoger a estos angelitos desamparados según se planten en las respectivas provincias.

Tal es el problema en Vascolandia que hace unos pocos meses el Gobierno Vasco le pedía ayuda a Madrid (¡!) para afrontar esta situación y decía que esta "enriquecedora" presencia debería de ser repartida de forma equitativa entre todas las comunidades. Aplicando a este criterio en torno a la menguante y envejecida población del País Vasco, le tocarían unos 500 MENAs (poco menos del 5%).

Dicho y hecho, la administración vasca ha pasado a la acción en esta forma de redistribución de la "riqueza" que suponen estos jóvenes; que son los mejores y los más valientes -como diría Carmena-. Sólo que en vez de seguir cualquier procedimiento regular, han sido cazados actuando al margen de la ley al meter a menores de estos centros en autobuses con destino a Madrid y con la instrucción de presentarse en la primera comisaría que vean y decir que son menores de edad en situación de desamparo.


Los responsables de estos centros de menores obraban así obviamente siguiendo órdenes políticas de aligerar peso, porque no me puedo creer que por iniciativa propia le metan a un supuesto menor de edad en un autobús a otra comunidad, sin avisar a ningún adulto para que lo recoja (incurriendo así en un delito de abandono de menores).

Este pastel se ha destapado debido a que han comenzado a llegar día a día y con cuentagotas MENAs en autobuses desde Bilbao, que al bajarse iban derechos a una comisaría o centro de acogida para que la Comunidad de Madrid asumiese su custodia. Qué casualidad, cuando iban a parar al mismo centro estos menores se conocían entre ellos y resulta que provenían del mismo centro de Vizcaya, que se había deshecho de ellos en un autobús rumbo a la capital.

Es una ironía de un tamaño colosal que una de las comunidades en las que los "agentes sociales" se ufanan de manifestarse a favor de la llegada masiva de supuestos refugiados musulmanes, cuando sus deseos son cumplidos, estos se dediquen a deshacerse de ellos al margen de la legalidad.

Más datos: De estos MENAs repartidos por el "Estaoespañol", aproximadamente el 50% se encuentran alojados en centros de Andalucía, comunidad que los acoge en un principio al ser sus costas las más cercanas a África. Siguiendo el criterio de redistribución basado en el peso poblacional de las diferentes comunidades, Andalucía debería de acoger al 17,5% de estos "menores" y no a 2,8 veces más. Pero la cosa no se queda ahí, porque el País Vasco tiene un PIB per cápita un 75% superior al andaluz, por lo que deberían de poder hacerse cargo de 1000 MENAs sin demasiados problemas, si Andalucía tiene unos 5000. 

Pero, ¿acaso no es un problema económico el acoger a estos chavales, sino algún otro problema de seguridad ciudadana que no nos quieren contar? ¿Por qué se concentran preferentemente también en el País Vasco, cuando es la comunidad que está más lejos del Estrecho? ¿Han creado los nacionalistas vascos acaso algún tipo de efecto llamada? Cuando estos menores cogen autobuses desde Andalucía hasta el País Vasco, ¿lo hacen por su cuenta y riesgo o también son dirigidos desde una Junta de Andalucía progre-socialista?

Mientras tanto en Navarra...

El sindicato agrario UAGN ha denunciado que en plena vendimia conseguir jornaleros está más difícil que nunca ya que estos rechazan trabajos o piden hacerlos en negro dado que están cobrando una Renta Garantizada (garantizada a quienes no sean españoles). Geroa Bai está cometiendo en Navarra exactamente los mismos errores que el PNV en el País Vasco, demostrando de nuevo que Geroa Bai es un satélite del partido fundado por Sabino Arana. Estemos ojo avizor entonces, cuando empiecen a mandarnos a los paguiteros o a los MENAs que les sobren en Vascolandia.

Hispano

viernes, 5 de octubre de 2018

Nueva revista NAVES EN LLAMAS


Al nivel de publicaciones impresas afines a nuestro pensamiento, España es prácticamente un erial. Sí, tenemos algunas como Razón Española o Nihil Obstat, pero para empezar carecen del formato propio de una publicación hecha para ser difundida a las masas y son más bien revistas de ensayo con análisis de más enjundia que los que puedes encontrar en una publicación mensual al uso.

 Dos portadas de este año de "Razón Española" y "Nihil Obstat", esta última con una imagen renovada.

Quizás lo más parecido que ha habido a ese respecto, fue en su tiempo el semanario Época: de temática más bien económica, ideología liberal-conservadora y un formato similiar al de cualquier revista del mercado; la podías encontrar en las tiendas con especialidad en prensa. Recordar también que los editores estaban bastante concienciados respecto a la problemática en torno a Navarra, habiendo publicado varios números con este tema central.

Portada del semanario Época con motivo del 500 aniversario de la inclusión de Navarra en la Monarquía Hispánica

Lo mismo no sucede al otro lado de los Pirineos, en cualquier quiosco medio grande uno puede encontrar revistas como Éléments o Valeurs actuelles, yo no sé francés pero me basta echarles un ojo rápido para ver que son publicaciones de una calidad excepcional, con un diseño atractivo y lo suficientemente compradas como para seguir existiendo en el mercado (por ejemplo Éléments es bimensual a un precio de 6-7€, algo asequible) aun tras más de 40 años de publicación.



¿Por qué no tenemos un referente a ese respecto en España? Obviamente España y Francia son dos sociedades distintas; y España actualmente más que sociologicamente de izquierdas, es un laboratorio de ingeniería social progre en el que hasta el partido supuestamente conservador acaba asumiendo como propias las premisas de una izquierda cada vez más desquiciada. Esto quiere decir que el nicho de mercado para una publicación de este tipo es menor, pero no que no haya que trabajar para crearlo, porque los cambios sociales desde la base y con un calado real no caen del cielo regalados sino que son el resultado de décadas de trabajo ingrato en la mayor parte de los casos.

Luego, en Francia la gente lee más, Francia está entre los diez países cuyos ciudadanos le dedican más horas a la lectura, cosa que España no. Difícil solución en la sociedad actual de Youtube, Netflix... o Sálvame; solo pudiendo implementar medidas correctivas ya en la infancia. Esto es algo que igualmente sucede a izquierda, en Francia también tienes revistas como Marianne estupendas desde el punto de vista técnico, aquí el referente son basuras satíricas como El jueves o Mongolia, mientras que otras publicaciones de más calidad como El Viejo Topo -que en algún momento llegaron a tener tiradas de 50.000 ejemplares- se restringen más a una minoría muy ideologizada.

Para cambiar este panorama y desde San Sebastián, este año ha sido impulsada Naves en llamas, una nueva revista contracultural (en el mejor sentido) que busca ser un referente escrito para aquellos que no nos plegamos a la ideología progre hegemónica. Con un formato tipo A5, cuenta con unas 125 páginas aprox., ilustraciones a todo color y artículos analíticos al respecto de las sociedades decadentes en las que nos ha tocado vivir.

La revista cuenta actualmente con una tirada de unos 1000 ejemplares y tiene una periodicidad trimestral. Los números suelen ser monográficos respecto a diversos temas de actualidad (terrorismo, marxismo cultural...) y va por su tercer número (habiéndose agotado el primero). Es importante que apoyemos este proyecto de Raul González Zorrilla (director  también de La Tribuna del País Vasco) entre otras cosas porque es una pena que no haya una revista de calidad y difusión general en nuestro área de pensamiento. Si bien ahora mismo Naves en Llamas se difunde a través de la red de redes, sabemos cómo ha empezado, pero no hasta donde puede llegar.

La revista se puede adquirir en su página web: http://www.navesenllamas.com/, mediante whatsapp 605 22 68 16 o en este correo: pedidos@navesenllamas.com

Hispano

jueves, 4 de octubre de 2018

El separatismo catalán maneja listas negras


Según se hacen eco varios medios de comunicación, el separatismo catalán ya maneja listas negras de aquellas personas  que en distintos ámbitos se están oponiendo de manera firme y contundente al separatismo. Las listas negras incluyen jueces, periodistas, políticos, empresarios y activistas de distintas plataformas y grupos que están peleando en las calles y en todos los ámbitos al separatismo catalán. Si la situación en Cataluña no fuera tan explosiva, resultaría hasta cómicas todas y cada una de las acciones que realizan los separatistas, muchos de los cuales deben estar demasiado ociosos como para perder tiempo en este tipo de paranoias.


Los separatismos vasco y catalán, desde su nacimiento a finales del siglo XIX han tenido un carácter totalitario que nunca han perdido. Han estado dispuestos en el pasado a llevarnos a situaciones límite (parte importante de culpa en el estallido de la guerra civil 1936-39 fue del separatismo) y parece que no han perdido sus viejas costumbres. Solo ideologías extremistas y totalitarias crean listas negras de enemigos, las cuales, en el hipotético caso de alcanzar el poder absoluto, se utilizan para eliminar a aquellas personas que se encuentran en las susodichas listas negras. Precisamente la ETA utilizó las listas negras que elaboraban sus “chivatos” para asesinar o intentar asesinar a todos aquellos que fueran un obstáculo a sus delirios totalitarios separatistas.

Nada nuevo bajo el sol, nazis o comunistas por poner ejemplos recientes, utilizaron y utilizan en la actualidad las listas negras como listados de personas que suponen por su oposición un obstáculo a sus pretensiones y delirios totalitarios. Lo triste es que después de todas las lecciones de la historia, especialmente la historia reciente del siglo XX, no hayamos aprendido nada y en España sigamos teniendo que padecer delirios y paranoias totalitarias que realmente ponen en jaque nuestro sistema, nuestras instituciones y en última instancia, nuestra libertad y nuestra vida. 

Que las listas negras pueden llevar a medio plazo al asesinato de contrincantes al separatismo catalán, que nadie le quede la menor duda. Listas negras, referéndum ilegales, huelgas y demás actos de violencia son signos indiciarios de que hay que tomar el control en Cataluña y no intentar nuevas operaciones “dialogo” con concesiones por delante.

Cataluña y el resto de España necesita  política con mayúsculas, pero también medidas legislativas y judiciales contundentes. No caben más operaciones dialogo ni ninguna concesión más al separatismo, ya no caben más zanahorias para contentar a los que solo estarán contentos si se les otorga la independencia y el control absoluto y totalitario del territorio que reclaman. 

Y en el plano de la cultura y el activismo, solo cabe dar la batalla por todos los medios a nuestro alcance, de tal manera que si los separatistas nos incluyen en una lista negra, debería ser motivo de orgullo, y contra más hostilidad nos manifiesten mayor signo será de que vamos por el buen camino y que les damos miedo. Es por ello que desde este blog, como españoles de bien, consideramos que si los separatistas de cualquier pelaje nos quieren incluir en su lista negra, lejos de amedrentarnos lo consideraremos un motivo de orgullo. Así que por favor, póngannos los primeros.

miércoles, 3 de octubre de 2018

Cómo el 'Peak Oil' está destrozando el callejero de Pamplona


A estas alturas todos los pamploneses saben, porque muchos lo están sufriendo en sus propias carnes, que el comunista Armando Cuenca -concejal de Movilidad por Aranzadi- le ha declarado la guerra al tráfico motorizado. 


Lo han sufrido los comerciantes del Casco Antiguo con el programa de "amabilización" que les ha reportado pérdidas millonarias y visitas de matoncillos batasunos a quienes protestasen por ello. Si te están ahogando, cierras tu negocio y te callas la boca. Lo están sufriendo ahora los comerciantes y los vecinos de Pío XII, con unas obras gargantuéscas que buscan de forma deliberada el estrangular una de las principales entradas de Pamplona.

La nueva disposición de Pio XII será la siguiente: un carril para los coches, otro para autobuses, otro para las paradas de autobús, un carril bici (que tendrán que cruzar los usuarios del autobús) y una acera extragrande; porque en Pio XII se producen grandes aglomeraciones en las aceras. ¿Verdad?

Pero pocos saben exactamente por qué este señor pretende ir limitando el tráfico en Pamplona más allá de los típicos clichés de la sostenibilidad, el cambio climático, etc. El concejal de origen extremeño escribió un artículo que fue publicado en el cubil ratasuno del Naiz y que supongo pasó desapercibido por ello, pero que sin embargo es una lectura recomendable si pretendemos saber qué se le pasa por la cabeza:



Así, de este artículo aclaratorio las conclusiones que se extraen son las siguientes:

- Armando Cuenca intenta restringir el tráfico motorizado en Pamplona en previsión de un futuro próximo con una producción de combustibles fósiles decreciente y un subsecuente encarecimiento de los precios del petróleo como nunca habríamos visto. Esto se debería a la dinámica de extracción de los pozos de petróleo prevista según la teoría del pico petrolero de la que ya hablamos hace un par de semanas con motivo del aumento de los impuestos asociados al diésel que pretende el ejecutivo socialista de Pedro Sánchez.

- Las consideraciones medioambientales son un factor secundario, según él mismo es el encarecimiento del acceso a los combustibles fósiles el que se está encargando de desposeer a las clases bajas; y alejarlas de cualquier tipo de transporte que no sean las bicicletas o el transporte público. Así, impedir el acceso de los coches a la ciudad es una forma de clasismo poscomunista contra los "más pudientes" (para Armando, todo aquel que tenga un coche y lo use).

- Que no hay campaña de sensibilización ni proceso participativo que valga, estas medidas van a ser impuestas por los c*****s morenos de Armando Cuenca.

En febrero de 1963 se iniciaban las obras de ensanchamiento de la vía llamada de Pio XII, antigua carretera a Estella. No se trata de una calle normal, es una arteria principal de salida. Armando no sólo le quiere j*der a los vecinos de Pio XII, sino a quienes vienen a Pamplona desde Cizur, tierra Estella, Logroño...

Ya le decía una portavoz vecinal que la avenida de Pio XII funcionaba a la perfección a lo que él había respondido de forma socarrona: “Iréis en vuestros Rolls Royce y no os dará tiempo a fijaros” [de lo mal que va la gente por las aceras de Pio XII] (aceras que son ya de por sí de las más amplias de Pamplona) lo cual denota su visión clasista y trasnochada respecto a los vecinos del barrio.

La forma de obrar de Armando es al fin y al cabo totalmente oscurantista: tomando decisiones al margen de los sujetos a los que van a afectar, diciéndonos que quiere aceras más grandes y carriles bici; cuando lo que en realidad quiere es restar carriles para el tráfico motorizado y bloquear permanentemente con atascos una de las principales arterias de entrada a la ciudad. Quizás algún día nos enteremos de que tiene un buen amigo en alguna constructora... pero hasta entonces algo bueno tiene: él solito es capaz de cargarse las posibilidades de un nuevo consistorio bilduno en Pamplona.

Hispano

martes, 2 de octubre de 2018

El euskera es tan ribero como el catalán


Para los nacionalistas vascos el mero hecho de que un puñado de pastores roncaleses haya mantenido alguna vez una conversación en euskera roncalés en sus visitas a La Ribera y haya dejado algún que otro topónimo en euskera son pruebas fehacientes para afirmar rotundamente que el euskera era la lengua de La Ribera de Navarra en algún momento. Hoy veremos que a pesar de las historietas que nos quieren colar, no se ha hablado jamás vascuence en La Ribera navarra. Si cuatro pastores vascófonos determinan para los aberchungos que esta lengua es nativa de La Ribera, por esa regla de tres el catalán también  fue la lengua de La Ribera. No hay más que repasar la cantidad de apellidos (y algunos topónimos) catalanes que hay por Navarra, especialmente en La Ribera:

Carnicer, Sabater, Escuder, Ballester, Fornés, Faber, Ferrer, Uguet, Vidal, Barber, Barceló, Oliver, Catalán, Fonseca, Torregrosa, Amat, Torreguitart, Pla, Vivas, Domenech, Cordeu, Domench, Cabasés, Oset, Moret, Conesa, Compains (Companys), Llorens (Llorenç), Serra, Nevot, Gilabert, Subirats...

Y que conste que éste no es un artículo exhaustivo de apellidos y topónimos catalanes en Navarra ni en su Ribera. Si lo fuera daría para un libro entero. A modo de ejemplo, los Nevot y Oliver son viejas familias tudelanas y los Catalán son una vieja familia corellana, aunque hay unos cuantos más riberos con apellidos catalanes. Muchos apellidos catalanes son fácilmente traducibles al español. 

La mayoría de los apellidos que voy a mencionar son apellidos catalanes que están en Navarra, especialmente en La Ribera tudelana. Carnicer es carnicero, Sabater es zapatero, Escuder es escudero, Ballester es ballestero, Moret es morito (moro pequeño), Ferrer es herrero, Barber es barbero, Llorens (Llorenç) es Lorenzo, Amat se traduce como amado, Pla como llano y plano, Domenech como dominico, Oset como osito (oso pequeño), Compains (Companys) significa compañeros, Serra es sierra, Nebot es sobrino (también en aragonés), Bosch es bosque, Fonseca o Fontseca se traduce como Fuenteseca o Fuenseca, Torregrosa es Torregruesa... Un conocido concesionario navarro de coches de La Cuenca es Torregrosa. 

El archiconocido pamplonica Padre Moret también tenía apellido catalán. Prácticamente con añadirle una "o" al final de un nombre catalán ya tenemos la traducción. Ornat es un arcaísmo catalán que se traduce como adornado y un apellido roncalés presente entre las gentes del valle navarro y en la famosa casa rural Ornat Etxea de Isaba. Hablando de eso, el euscogobierno ha decidido cambiar el nombre hasta a esas casas tradicionales navarras. ¿Será porque hay tantas casas roncalesas con nombres de la Corona de Aragón (catalanes y aragoneses)? 

Mateu y Andreu se traducen como Mateo y Andrés. Estos dos son apellidos catalanes prácticamente testimoniales en Navarra y mayormente los llevan catalanes que vinieron a Navarra en décadas recientes. Esto es así a diferencia de la mayoría de otros apellidos catalanes de Navarra que han ido llegando a Navarra en buena medida por su estrecha relación con la Corona de Aragón a la que recordemos que Navarra perteneció por un tiempo limitado. Oliver es otro apellido catalán presente en Navarra. Por influencia de nombres ingleses escritos igual, nombres como Albret u Oliver se tienden a pronunciar Álbret y Óliver, pero lo correcto es Albrét y Olivér. Aunque lo cierto es que un catalán pronunciaría Oliver como Ulivé. El tema que quiero subrayar es que en La Ribera de Navarra es donde hay mayor porcentaje de apellidos catalanes de toda Navarra y también donde más topónimos catalanes hay. 

"Ca" en catalán es un apócope de la palabra "casa", y si a continuación de "ca" tenemos el artículo catalán "en" después de sustantivo, el apócope "ca" y el artículo "en" se unen dando lugar a "can". Nada que ver con el animal conocido como can o perro. Junto a Tudela hay un monte llamado Canraso que ha dado nombre a un cercano polígono industrial y a una calle tudelana. Si le preguntaseis a un catalán por el origen etimológico de Canraso, respondería que es la forma catalana de "Casa de Raso".

Entre Tudela y Cascante también está la denominada oficiosamente como la "playa de La Ribera de Navarra", que se llama oficialmente Balsa de Pulguer. Si no supiera casi nada de catalán pensaría que es otro topónimo catalán como traducción de "pulguero", indivividuo o lugar relacionado con las pulgas. Lo cierto es que pulga en catalán es "puça", por lo que para decir pulguero en catalán debería ser "puçer". Como en aragonés pulga es también "pulga", y a menudo en aragonés se pierden las últimas vocales, lo más lógico es que sea un topónimo de origen aragonés. Probablemente se trate de un apellido ya desaparecido (o casi) en la zona, pero todavía presente en Argentina. Además en Tudela hay un Camino Barcelona y un Camino Caritat donde se encuentra un albergue. Caritat es caridad en catalán. Por no hablar de la tudelana calle Serralta.

Aunque con otros nombres, las actuales Navarra, Aragón y Cataluña surgieron a partir de la Marca Hispánica.

En la localidad zaragozana de Escatrón encontramos el topónimo "Camino de los Catalanes", pero aquí en Navarra también encontramos el topónimo "Camino de la Catalana" en Fontellas. Es más, Fontellas no es un topónimo castellano, sino navarroaragonés, pero es que también es catalán. Fontellas quiere decir Fuentes Pequeñas, Fuentillas o Fuentecillas. El apellido Fontelles es tan catalán como Garriga, Verdaguer o Pujol. Curiosamente los apellidos Fontelles y Fontellas tienen el mismo escudo. Fontellas en catalán normativo es Fontelles, pero es lo mismo que Fontellas. 

Pasa igual con las localidades catalanas de Figueras y Rosas, que en la actualidad suelen aparecer como Figueres y Roses. ¿Será que la Fontellas navarrica sería originalmente la Fontelles catalaneta? Obviamente no. Pero así y peor es como los abertzales retuercen el origen de los topónimos (nombres de lugar) para que parezca que el idioma original de tal o cual zona de Navarra ha sido el vascuence. Paradójicamente la única ikastrola de La Ribera tudelana está en Fontellas.

Fontelles es el nombre de un despoblado catalán del municipio de Ribera d’Urgellet, Alto Urgell, Lérida. El despoblado de Fontellas está al noreste de Ribera d’Urgellet, en la vertiente meridional de la sierra de Tost. En el siglo XIX existió la finca de Fontelles emplazada donde la antigua iglesia de San Fructuoso de Bages, Barcelona. Además Fontelles del Mas es el nombre de un edificio del municipio de Cardona, Bages, Barcelona. Con clara relación con Fontelles y Fontellas, hay un pueblo llamado Fontilles, del municipio de Vall de Laguart, al noreste de la provincia de Alicante, Comunidad Valenciana. Como curiosidad en Fontilles está la última leprosería de Europa. Es lógico que haya un pueblo alicantino con un nombre similar a municipios de Navarra y Cataluña, después de todo aparte de aragoneses, fueron unos cuantos los navarros y los catalanes que repoblaron el levante español.

Escudo municipal de Vall de Laguart.

Navarra tiene un periodo en el que gira políticamente hacia Francia, pero esa política francesa es una continuación de la Marca Hispánica (territorio español de los francos) que unía la actual Navarra con Aragón y los condados catalanes, así como con Francia. Esta política le vinculará a Navarra con Francia, pero no es distinta a la que catalanes y aragoneses también habían seguido previamente por siglos. Menciono este punto porque algunos aquí en Navarra creen equivocadamente que Navarra ha sido la única región española que ha tenido vínculos importantes con el otro lado de los Pirineos. Por otro lado los vínculos que tiene Navarra en la historia con Castilla (Vascongadas inclusive) no son tan prolongados como los que tiene con sus vecinos pirenaicos al este: Aragón y Cataluña.

Y no me refiero exclusivamente a la duración de la unión política que tuvo Navarra con Aragón y con la Corona de Aragón en comparación con el tiempo que estuvo Navarra unida con la Corona de Castilla (antes de su unión al resto de España) o con las Provincias Vascongadas. Me refiero a esta relación especial de intercambios comerciales, sociales y culturales que tuvo Navarra con Aragón y su corona (incluyendo Cataluña), que siempre ha sido muy estrecha. Esto ya lo hemos comprobado en parte en artículos previos en los que se comprobaba la gran aportación de colonos navarros a la repoblación de la Corona de Aragón y provincias castellanas orientales (Soria, Guadalajara y Cuenca) y murcianas (Albacete y Murcia).

Artículo relacionado: La Castilla Oriental Navarroaragonesa: Soria, Guadalajara, Cuenca y Albacete

Los nacionalistas vascos retuercen la etimología de apellidos y topónimos hasta lo más ridículo. Así pues, veamos el caso de un apellido catalán muy extendido en Navarra: Barber. El apellido Barber es catalán, así que es normal que esté concentrado en provincias de la antigua Corona de Aragón como Valencia (especialmente), Barcelona, Baleares y Alicante. Sin embargo es llamativo que las provincias siguientes que más lo poseen son Santa Cruz de Tenerife y Navarra. 

Algunos abertzales han pretendido buscar una etimología eusquérica para al apellido Barber, cuando es más catalán que el pantumaca (pa amb tomàquet). Estos "expertos etimologistas" abertzales afirmaban algo así como que Barber era un apellido vasco derivado de "ibar bi eder", es decir, "dos valles bonitos". Y esta gente que ve etimologías eusquéricas a diestro y siniestro es la que decide sobre nuestra toponimia. Por eso es imperativo que no haya abertzales en puestos que decidan nuestra toponimia. No estoy siendo exagerado ni malpensado, pues a la vista están casos como el pueblo "Arriba" que se cambió (contra los registros históricos documentados) por "Arribe" sólo porque sonaba demasiado español.

En La Ribera de Navarra hay todavía una llama de libertad por la que se puede pasear con las banderas navarrica y rojigualda, que compartimos la mayoría de navarros, pero pocos descendientes de guipuzcoanos y vizcaínos comparten.

La Ribera de Navarra nunca ha sido vascófona

En La Ribera hay varios apellidos eusquéricos: Esparza, Ciordia, Lecumberri, Iriarte, Arrondo, Gayarre; y vocablos eusquéricos: chipi-chipi, chirriar, chocarrar, churi...

En toda España se usan algunos vocablos eusquéricos como chabola. Yo me asombro (no debería realmente) cuando veo que al hablar español en Navarra usamos muchos más aragonesismos que vasquismos. Este dato corrobora mejor que nada que la lengua, no ya oficial, sino mayoritaria, en Navarra era el navarroaragonés, antes de la conquista de Navarra en 1512. Lo que pasa es que la mayor parte de los aragonesismos que usamos en Navarra han pasado al diccionario de la RAE, así que creemos erróneamente que vienen de Castilla. 

Aparte el diccionario de la Real Academia Española contiene otra buena parte de términos navarroaragoneses idénticos a los castellanos y algunos otros eran mutuamente comprensibles por la similitud. En zonas de Aragón, tan alejadas de Navarra como Teruel se usa en los vocabularios o diccionarios locales un número similar de vocablos eusquéricos que en Pamplona, Estella o Tafalla, así que el argumento de que un puñado de palabras eusquéricas sea prueba de que se habló allí euskera recientemente o en algún momento es falso. Es el típico argumento de la revista abertzale "Ze Berri?" que pagamos todos los navarros con nuestros impuestos. 

La mayor parte de la población no tiene ni idea o muy poca de la historia y lingüística de Navarra, así que es fácilmente movida al terreno al que abertzales sin escrúpulos les quieran llevar. Su poder reside en la ignorancia de sus seguidores. Muchos podrán afirmar que la historia es aburrida, pero nadie me podrá afirmar que no es útil. Cuando se formó el navarroaragonés, al principio de la Edad Media, se cogieron palabras del vascuence, que conforme se extendió el navarroaragonés fueron con él. Es decir que los navarros y aragoneses que hablaban navarroaragonés (con términos eusquéricos) lo extendieron con la reconquista hasta Tudela, Calatayud, Teruel o el interior de la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia. 

Argumentar que porque en una comarca haya léxico de una lengua distinta a la que se habla actualmente en la misma, ese léxico era parte del idioma original, es un argumento deficiente. En toda América latina se usan muchas más palabras árabes que en Pamplona eusquéricas, por ejemplo: alcalde, almohada, aceite, almacén, almena, alcoba, algodón, ajedrez... También existen en América topónimos de origen árabe: Albuquerque, Guadalupe, Guadalcázar, Zamora, Alcázar...; así como apellidos de origen árabe como: Jarque, Alcalá, Medina...

Como vemos América latina cuenta con unos cuantos topónimos y apellidos de origen árabe, pero fueron traídos por los españoles que emigraron al nuevo mundo. Nunca se ha hablado árabe allí. Entre los latinos hay unos 15 millones de personas de origen libanés, sirio, palestino, irakí... mayoritariamente cristianos. Unos pocos de ellos como Juliana Awada, Primera Dama argentina, descienden de musulmanes que se hicieron católicos en el nuevo mundo. Si bien es cierto que un buen número de estos libaneses emigraron por razones económicas, otros tantos huyeron de las persecuciones anticristianas del imperio otomano en los siglos XIX y XX. Shakira, Carlos Slim, Salma Hayek... tienen este origen. 

Pero ni contando con esos hablantes de árabe podemos decir que la lengua común de Latinoamérica haya sido en algún momento el árabe. Lo mismo se aplica a la zona de Navarra que va de Tafalla para abajo y en parte a la zona que hay entre Tafalla y Pamplona. Los habitantes de La Sacana, pero sobre todo del Baztán, y más aún del Roncal y Salazar, se instalaron con la reconquista o por sus ganados en la tierra más abajo de Pamplona, incluyendo La Ribera. Pero también los navarros montañeses se instalaron en la provincia de Zaragoza e incluso en el resto de España como lo prueban registros, apellidos y a veces topónimos. 

Sin duda esa gente hablaba vascuence, pero fueron a una zona donde se hablaba romance sea navarro (o castellano posteriormente), aragonés, valenciano... Pero cuatro pastores o cabreros montañeses que hablasen vasco en Tudela o Caparroso no hicieron que esas localidades se considerasen bilingües y menos vascófonas monolingües. Por ejemplo los pastores roncaleses que se instalasen en las localidades mañas de Gallur, Mallén o Alagón seguro que también hablaban en roncalés. 

No obstante los apellidos eusquéricos que hay en estas poblaciones aragonesas no prueban que jamás se haya hablado vascuence allí. Que haya habido en algún momento un número de hablantes de una lengua no implica que esa haya sido la lengua habitual. Es como la gran comunidad arabófona de la moderna localidad de Villafranca de Navarra. Ellos hablan árabe, pero la lengua de Villafranca es el español porque es la lengua de la inmensa mayoría de villafranqueses. A pesar de esta situación de diglosia Villafranca es hispanófona monolingüe lo mismo que Pamplona. 

Los argumentos de que se ha hablado eusquera en La Ribera de Navarra son francamente carentes de de toda substancia. De hecho las pruebas van claramente en sentido contrario. La toponimia en Navarra la marca y delimita muy bien la línea lingüística vasco-navarra (eusquérico-romance). En buena parte de la mitad norte de La Rioja no se puede negar que hay una importante cantidad de topónimos eusquéricos. Eso mismo no se puede afirmar de La Ribera de Navarra. Más bien hay que hablar de la inexistencia de topónimos eusquéricos en La Ribera.

Para los aberchungos más radicales no sólo Navarra, sino La Rioja y buena parte de Aragón son la Gran Euskadi o Nafarroa Osoa, pero esa pesadilla no se hará realidad mientras no anexionen Navarra.

Topónimos riberos como Ciordia son de origen migratorio, pues llegaron con algún habitante de La Sacana o descendiente de la misma. Lo mismo pasa con Landazuría (Bardenas Reales), otro topónimo llevado, en este caso por roncaleses y salacencos. Mendianique es un topónimo ribero, pero de dudoso origen eusquérico, ya que se cree venir del árabe Bendianik. Ben es una palabra típicamente semítica que significa "hijo". En España tenemos una lista innumerable de topónimos árabes con "ben": Benidorm, Benicasim, Benimámet, Benejúzar, Benalmádena... Teniendo en cuenta la historia de la Ribera navarra es sumamente aventurado atreverse a determinar que Mendianique sea un nombre vasco. Es aventurado e ilógico.

La enciclopedia vasca Auñamendi refiriéndose a La Ribera bardenera afirma, entre comillas:

"Los rasgos del romance navarro aparecen en diversos topónimos de cada uno de los municipios" "...al elemento vasco... hay que remontarse hasta Carcastillo para encontrar topónimos..." Vamos, que de todas las localidades bardeneras sólo Carcastillo tiene algún elemento vasco, pero está por ver si es propio o importado. 

"Es en esta zona del río Aragón donde aparecen, de manera muy tímida, los primeros nombres de origen vasco, síntoma de la presencia del vascuence en la zona, cuya pérdida habría que suponer durante la Edad Media." De manera MUY TÍMIDA y SÍNTOMA dejan claro que los topónimos vascos de Carcastillo son prácticamente inexistentes y sin embargo se aventura en SUPONER que el euskera se perdió en Carcastillo en la Edad Media. 

"Son estos hablantes vascos de la zona del Aragón los que bautizaron en su lengua algunos parajes bardeneros" Sin embargo se aventura de nuevo afirmando que son vascófonos y ellos pusieron nombre a los topónimos. Al menos admite que "...desde Villafranca hasta Cortes, no tenemos ninguna prueba de que se haya hablado el vascuence en época histórica..." y que es "...una región intensamente romanizada donde muy pocos nombres parecen conservarse de época más antigua." 

Al menos admite que la zona fue muy romanizada, pero se aventura de nuevo al sugerir que hay pocos topónimos porque son recientes y si contásemos con los antiguos encontraríamos más toponimia eusquérica. Finalmente no puede negar la obviedad de que "Tudela conserva una considerable cantidad de topónimos árabes, más que ninguna localidad ribera, y bastantes nombres que conservan rasgos navarroaragoneses."

Así que la Auñamendi afirma unas grandes verdades como mencionar la importancia de los rasgos árabes y sobre todo navarroaragoneses. No obstante se aventura en afirmar que los topónimos vascos son de nativos de Carcastillo. Curiosamente Carcastillo, como pueblo bardenero, recibió la importante aportación de ganaderos salacencos y roncaleses que todavía siguen yendo hoy en día. 

Yabal (montes de) al-Bardi es la denominación árabe de Las Bardenas Reales. Así que esos topónimos que aparecen "de manera tímida" lógicamente tienen que ser de origen pirenaico navarro, no ribero. Si de verdad se hubiera hablado vascuence en Carcastillo no habría topónimos "tímidos", sino que habría unos cuantos más. El navarroaragonés ha dejado varios topónimos en Roncal-Salazar como "La Noguera". De hecho al parecer hay más topónimos aragoneses en Roncal-Salazar que vascos en La Ribera. Que cada cual saque sus conclusiones.

Los pocos vascófonos que ha habido en La Ribera hablaban mayormente roncalés o salacenco, pero nunca batúa guipuzcoano y no eran riberos, sino visitantes montañeses o montañeses establecidos en La Ribera. Lo digo porque los abertzales para promocionar su falacia se han inventado fiestas como "el día del euskera" para engañar a los habitantes de la correspondiente localidad que lo celebre. En esa fiesta dicen sandeces como "El euskera vuelve a Villafranca", dando a entender que esta lengua era la original de la zona. 

Insisto en que los pocos pastores montañeses vascófonos que han pasado o se han instalado en Villafranca o cualquier municipio ribero, eran generalmente por la trashumancia que hacían aezcoanos, salacencos y roncaleses; o en todo caso por las navatas o almadías, las balsas pirenaicas de madera. Y lo hicieron en pequeños grupos, como con cuentagotas, no de golpe. Ninguno de estos grupos de ganaderos hablaba guipuzcoano, que es la base del batúa. 

La Ribera de Navarra era celtíbera, como lo corrobora la arqueología. Luego se romanizó, como también lo corrobora la arqueología. Finalmente se arabizó y los yacimientos lo ratifican de nuevo. La Ribera andalusí, igual que la Pamplona andalusí, tenía al árabe como lengua oficial en coexistencia con el romance mozárabe. El euskera no es autóctono de La Ribera porque nunca se hablado euskera en La Ribera.

Pamplonica