miércoles, 18 de julio de 2018

Colgar una laureada será motivo de multa (pero NO la propaganda proetarra)


El 12 de julio, en pleno periodo festivo de los sanfermines, el cutrepartito publicaba en el Boletín Oficial de Navarra una modificación de la Ley Foral 33/2013 de reconocimiento y reparación de los navarros víctimas de la represión del golpe militar de 1936. Que hubo golpe militar en julio de 1936 nadie lo duda, aunque la primera duda que surge es quien puede acogerse a dicho reconocimiento y reparación, ya que hubo navarros represaliados y víctimas a raíz del golpe militar como el caso de Víctor Pradera e hijo, asesinados por las milicias rojo-separatistas en San Sebastián en agosto de 1936. Aunque sepan nuestros lectores que todos los navarros represaliados en la guerra civil no cuentan, solo aquellas víctimas que fueran de ideología rojo-separatista y siempre que el gatillo lo apretara uno del bando contrario.

Pues bien, el nuevo Estado-totalitario tipo 1984 de Orwell que están construyendo de manera conjunta la izquierda radical española (PCE/IU, Podemos y el actual PSOE bolchevizado) y el separatismo en todas sus variantes, coaliciones y sopas de letras, va a meterse hasta en la cocina de nuestra casa, y algún día nos impondrá hasta lo que tengamos que comer cada día (ya lo hacen con los almuerzos de los niños en los colegios, donde antes cada uno se llevaba el bocadillo de casa y ahora hay un calendario de comidas obligatorias). En materia de memoria histórica, junto al pack de la ideología de género y el separatismo -adoctrinamiento, manipulación histórica e inmersión/imposición lingüística- es donde más ha avanzado esta siniestra dictadura cada vez menos encubierta.

En el caso de Navarra, y gracias a esta nueva ley floral aprobada por el impresentable Parla-miento que nos des-gobierna por "imperativo legal" (si señores, la ley también nos obliga a aguantaros a vosotros) nos deja unas perlas que si la sociedad española fuera realmente democrática y gozara de un mínimo de cultura generaría escalofríos (aparte de la correspondiente reacción). 

Con esta nueva norma (imperativo legal) el Gobierno de Navarra y los entes locales podrán obligar a cualquier particular a la retirada de cualquier símbolo que consideren "franquista". Si el sujeto se negare, entonces las Administraciones podrán utilizar la fuerza para su retirada, además de imposición de multas que van desde los 600 euros hasta los 6.000. 

Además, las Administraciones autonómica y local podrán prohibir actos que según la ley "entrañen descrédito, menosprecio o humillación a las víctimas o sus familiares, exaltación del golpe militar o del franquismo, u homenajes o concesión de distinciones a las personas físicas o jurídicas que apoyaron el golpe militar y la dictadura”. Que actos se encuentran dentro del mencionado ámbito quedan al libre arbitrio de la autoridad competente, por lo que, cualquier histérico de ultraizquierda o separatista con alto cargo en el ramo correspondiente podrá utilizar esta norma para prohibir actos públicos, actos que por cierto la competencia para autorizar o no correspondían a la Delegación de Gobierno y los Tribunales de Justicia (¿invasión de competencias?, tranquilos que el desGobierno de Peio Santxez mirará para otro lado).

Pues la cosa no queda ahí, ya que la norma recoge un artículo 22 de infracciones que recoge como conductas sancionables entre otras las que vamos a señalar a continuación, con multas que van desde los 200 hasta los 150.000 euros:

1) La realización de excavaciones, con el ánimo de exhumar restos de víctimas de la represión que tuvo raíz en el golpe militar de 1936, sin atenerse al Protocolo de Exhumaciones de la Comunidad Foral de Navarra..
2) La remoción de terreno, o la construcción sobre el mismo, sin la autorización pertinente donde haya certeza de la existencia de restos humanos correspondientes a víctimas desaparecidas.
3) La destrucción o alteración grave de un bien, o parte del mismo, que esté integrado en un Lugar de la Memoria Histórica de Navarra.
4) La destrucción de los documentos de la Memoria Histórica de Navarra a los que se refiere el artículo 13 de la presente ley foral, así como la destrucción no autorizada de las pruebas de ADN en relación con lo establecido en el artículo 8 de la misma.
5) La realización de cualquier obra o intervención en un Lugar de la Memoria Histórica de Navarra que afecte a fosas de víctimas o enterramientos clandestinos sin la debida autorización.
6) El incumplimiento, sin causa justificada, de la obligación de comunicar el hallazgo de restos que razonablemente pueda suponerse que pertenecen a víctimas de la represión durante la Guerra Civil o la Dictadura franquista, según lo previsto en esta ley foral.
7) El incumplimiento de los deberes de conservación y mantenimiento de un Lugar de la Memoria Histórica de Navarra o en la señalización regulada en esta ley foral.
8) El incumplimiento de la resolución por la que se requiera la retirada de elementos,
de símbolos, leyendas y menciones franquistas, así como la restitución o instalación de nuevos elementos relativos a menciones y homenajes a personas que se significaron por su apoyo al golpe de estado franquista y la posterior dictadura.
9) La rotura o retirada sin permiso de placas, monumentos u otro tipo de elementosconmemorativos o de homenaje a las víctimas a que se refiere la presente ley foral. Su alteración mediante pintadas, incisiones u otras marcas con el fin de insultar o vejar la memoria de quienes son recordados u homenajeados, de injuriar a las víctimas o de hacer apología o exaltación de los participantes, instigadores o legitimadores de la sublevación militar de 1936 y de la Dictadura franquista.
10) Utilizar o emitir expresiones ofensivas, vejatorias o atentatorias contra la dignidad de las víctimas de la Guerra Civil o la Dictadura franquista en cualquier medio de comunicación, en discursos o intervenciones públicas o en plataformas digitales, cuando estas conductas no sean tipificadas como delito de incitación al odio.

De los 10 puntos seleccionados (hay más), el más grave es el último, ya que con este artículo tan vago van a poder perseguir cualquier opinión que disienta de la "verdad oficial", que no verdad real, bien sea realizada mediante cualquier soporte físico, electrónico u incluso, discursos e intervenciones públicas. Vamos, que a partir de ahora cuidado los tuiteros que seguro que hay ya una unidad especial de la policía autonómica (nuestros mossos autóctonos) dedicada a vigilar las redes sociales (igual que vigilan los mercadillos de chapas de fiestas). 

Desde aquí emplazamos a todas esas fuerzas tan "democráticas" y preocupadas con las memorias históricas de las represiones a aprobar una Ley Foral que tenga el mismo contenido pero donde dice "franquismo" diga "terrorismo etarra y de extrema izquierda". Siéntense a esperar queridos lectores, que dicha ley no la verán nunca aprobada, sobre todo si depende de partidos como PSOE, IU/PCE, Podemos y por supuesto, los separatistas de todo pelaje y condición.

miércoles, 11 de julio de 2018

Churros de la Mañueta y de Lerín


Todo pamplonica que se precie conoce los sabrosos churros de la calle Mañueta que abren sólo en sanfermines y algún domingo de otoño. Un dato curioso es que varios de los churreros de  esta familia (Elizalde) son médicos el resto del año.

Pero, ¿cuáles son los ingredientes de los churros y roscas que hacen? Sus ingredientes son secretos, pero hay un par de ingredientes de los que sí podemos hablar. La leña con la que fríen los churros es de haya de Navarra. El haya es un árbol extendido por La Montaña navarra, la zona más al norte de la Comunidad Foral. 

 Imagen del interior del local de la churrería de la Mañueta y mapa de vegetación de España con el haya al norte de Navarra.

El otro ingrediente desvelado de los churros de la Mañueta es el aceite de oliva de Tarazona, provincia de Zaragoza. 

Aceite de oliva de Tarazona y su comarca del Moncayo

El otro establecimiento famoso por sus churros es "El Churrero de Lerín". Este negocio alimenticio se fundó por un nativo de la localidad de Lerín, Ribera de Navarra. Allí no se limitan a vender churros, sino que despachan unos cuantos comestibles más. Son algo menos famosos que los de la Mañueta, pero más famosos por el chocolate caliente.

Fachada del local "El Churrero de Lerín".

Pamplonica

lunes, 9 de julio de 2018

¡Nos vamos de vacaciones!


La actividad de este blog se verá descontinuada hasta septiembre, esto quiere decir que seguirá siendo actualizado pero de forma semanal y no diaria como hasta ahora. A principios de septiembre retomaremos la actividad usual. ¡Que paséis unas buenas vacaciones de verano!

viernes, 6 de julio de 2018

¡VIVA SAN FERMÍN!


Pese a que el cabezudo de Asirón se ha empeñado en llenar nuestras fiestas de basura como las ikurriñas, la imposición del batúa, femirrojas mojigatas y todas esas gilipolleces; desde NavarraResiste.com os deseamos unas felices fiestas. ¡Viva San Fermín!

jueves, 5 de julio de 2018

Las raíces españolas de los EEUU


Ayer fue el Día de la Independencia de los Estados Unidos, celebrado en 4 de julio al ser el día de 1776 en el que las Trece Colonias redactaron su Declaración de Independencia de la corona inglesa, para formar los Estados Unidos de América. Sin embargo y como es de prever, a nosotros nos interesa más la influencia que tuvo el Imperio Español sobre la actual superpotencia.

El estado de EEUU más vinculado con España es el de Nuevo México, hasta tal punto que los hispanos autóctonos (no así los descendientes de la inmigración) se declaran españoles afectivamente, no mexicanos. Eso incluso los que tienen un aspecto más amerindio.

Hasta principios del S.XX hubo una mayoría hispana e hispanohablante en Nuevo México y en la actualidad está a punto de volver a haber mayoría hispana, si es que no ha llegado ha haberla ya.

El flamenco, un género musical tan español (una de sus figuras más internacionales fue el navarro Maestro Sabicas), permanece en Nuevo México como uno de los vestigios de la cultura española del Nuevo México colonial.

Lo que identificamos como hispano de los EEUU se debe principalmente a la inmigración latinoamericana de los últimos cien años, porque cuando los EEUU se hicieron con los territorios previamente hispánicos, enseguida se inundaron de colonos no hispanos por lo que no pudieron ejercer tan gran influencia.

Aun así, figuras tan característicamente americanas como el vaquero o el buscador de oro, con sus técnicas y tradiciones, se deben fundamentalmente a lo aprendido de los hispanos que nunca se fueron de su tierra.

Sello del Estado de Florida sobre la antigua bandera española usada durante la mayor parte del Imperio Español. La bandera real de florida es muy parecida y no es una casualidad, está basada en esta bandera española, pero con una cruz simple.

Además personajes de ficción tan conocidos como el Llanero Solitario o Supermán se consideran parcialmente inspirados  en el hispano Zorro. Del antifaz del zorro vendría el del antifaz del Llanero Solitario o las gafas de Clark Kent, la personalidad-disfraz que utiliza este superhéroe americano.

Por no hablar de la arquitectura estadounidense con sus impresionantes misiones, presidios o caserones con indiscutible sabor hispánico. Los presidios eran un tipo de fortaleza-avanzadilla construida con materiales sólidos como piedras talladas.

Se construían en hilera en territorio hostil indio intermitentemente, con unos cuantos kms de distancia entre un presidio y el siguiente. Eran una suerte de Muralla China intermitente para defender el inmenso imperio español que quedaba al sur.

El planteamiento de construir presidios en hilera e intermitentemente era parecido al de las misiones. Es decir, ayudar al próximo presidio si lo requería la situación. Si las misiones tenían un objetivo evangelizador los presidios lo tenían defensivo o bélico.

Aquí en estos dos enlaces podemos indagar más sobre la Hispanidad en EEUU:

Lo hispano es parte esencial de los EEUU. No son pocos los anglosajones que adoran la cultura hispana y que la abrazan como propia. La arquitectura hispana del oeste enamoró a tantos que se puso de moda en todo el oeste, pero después llegó también al este en menor medida. 

Casa estadounidense de estilo hispánico y Edificio Wrigley de Chicago, cuya torre fue construida inspirándose en la Giralda de Sevilla.

Al inglés estándar, pero más al inglés americano, han pasado varias palabras del español. Por ejemplo "mustang" (de mesteño) los célebres caballos salvajes símbolos de la libertad, cockroach (de cucaracha), alligator (de "el lagarto"), cogida de los exploradores y pobladores españoles de Florida, rodeo, lariat (de "la reata", cuerda, a su vez derivada de "reatar", atar de nuevo), dorito (doradito), desperado (de desesperado), taco, chilli (de chile), nacho, frijol, "chilli con carne", tortilla...

No podemos tampoco obviar la toponimia hispana en los EEUU: Los Ángeles, San Diego, San Bernardino, La Jolla (sí, con ll), Santa Bárbara, El Paso, Sacramento, Fresno, Albuquerque, San Agustín, Santa Fe, Santa Mónica, El Cajón, Mesa, California, Colorado, Florida, Buenavista, Toledo, Madrid, Laredo, Valdez, Las Vegas, Nevada, Spanish Fork (literalmente Bifurcación Española, haciendo referencia al famoso Camino Español), Montana, Modesto, Mendocino...

Pamplonica

miércoles, 4 de julio de 2018

Cómo la etarrada está reventando los Sanfermines


Cualquier sanferminero asiduo sabe que estos últimos años ha cambiado algo, que ya no son lo de antes. Más allá de la visión idealizada que solemos tener de lo que creemos que fue el pasado, es decir la nostalgia, o de que probablemente se trata de un modelo de fiestas bastante explotado ya; el hecho palpable es que a las fiestas de San Fermín cada año que pasa, acude menos gente de fuera.

Algunos dirán que así estamos mejor, que cuantas menos inglesas enseñando las tetas o australianos revolcándose en la basura mejor, que les dan mala imagen a nuestras fiestas. Pero cuando me refiero al común de la gente que viene de fuera, estoy hablando de las personas que vienen de otros lugares de España; la mayor parte madrileños, pero también maños, catalanes, andaluces... que según mi percepción personal, no se comportan ni mejor ni peor que los locales. Los ingleses, australianos, etc; producto del turismo organizado de borrachera son minoría, se hacen ver en grupo con sus camisetas, pero son minoritarios.

El que es un poco perspicaz es capaz de verlo, desde hace tiempo existe una ofensiva por parte de la izquierda abertzale para apropiarse o reventar las fiestas, una ofensiva de baja intensidad durante las alcaldías no-nacionalistas (no lo digo porque no haya sido violento, porque son décadas de conflictos y agresiones abertzales constantes) pero que se ha visto catalizada con la alcaldía de Caravinagre, es decir, Joseba Asirón el historiador de medio pelo.

Como vengo diciendo, esta ofensiva contra los Sanfermines y lo que representan, viene teniendo lugar en cuatro frentes:

Feminismo radical

Es una de las señas de la izquierda posmoderna y en el caso de los Sanfermines no podía ser menos, hace algunos años la polémica fueron los tocamientos a los que se sometieron voluntariamente decenas de guiris que se desnudaban de cintura para arriba entre el gentío, si digo que fueron voluntarios es porque en una situación como esa el consentimiento es tácito mal que les pese a las feministas que esperan un contrato firmado bajo notario siempre y cuando el que toque sea un hombre y no al revés. ¿Cuantas denuncias hubo por estos tocamientos? si es que sólo hace falta ver sus caras:



Entre otras muchas imágenes propias de un Mardi Gras pasado por vino que no pondré porque son de peor gusto aún. Me parece estupendo que este tipo de exhibicionismo y subsecuentes tocamientos hayan dejado de tener lugar de forma tan abierta en la plaza del Ayuntamiento ya que afean sobremanera la imagen de estas fiestas, pero lo que sí que era de coña es que las femirrojas tan progres ellas, se vuelvan puritanas y pongan el grito en el cielo por unas guiris que quieren ser el centro de atención y que cualquier cerdete que pase por ahí las toque.

Después vinieron las campañas de las agresiones sexistas y toneladas de postureo, no digo que estén bien este tipo de agresiones de tipo sexual (que no sexista) que se dan al fin y al cabo en toda fiesta, lo que me parece mal es que una cantidad desmedida de recursos de la policía municipal se dedique a estos menesteres mientras se desatienden las peleas, los robos, el trapicheo y la venta ilegal de artículos falsificados. Durante estos pasados años, raro es el amigo mío que no se haya visto envuelto en algún tipo de altercado serio durante los Sanfermines, para después encontrarse que la policía municipal no se bajaba ni del coche, mientras se montaban dispositivos policiales porque algún borracho había entrado con los pantalones bajados en el baño de mujeres de algún bar. Y sí, es peor que te rompan un vaso en la cara a que te toquen el culo.

Borrachos buscando pelea por las calles de Pamplona hace unos cuantos años en Pamplona, escenas como estas son cada vez más usuales y se crecen ante el pasotismo de la Policía Municipal, ¿para cuándo una campaña contra este tipo de actitudes? ¿O es que cuando el agredido es un hombre les importa un carajo?

El comercio ilegal de los manteros, tolerado por la Policía Municipal de Pamplona, a las órdenes de Joseba Asirón

Pero la bendición para las feministas vino en forma de unos cerdos venidos de Sevilla con el afán de beber, drogarse y practicar alguna forma de sexo grupal. No me extenderé demasiado porque de esto ya se han escrito ríos de tinta, pero a partir de este caso aislado en una ciudad que recibe a más de un millón de visitantes, o más bien recibía, montaron un circo mediático en torno a una supuesta violación en circunstancias dudosas y ahora cuando una madrileña dice que va a ir a los Sanfermines sus amigas le dicen que tenga cuidado no sea que la violen.

Etarrizacion de las fiestas

A los abertzales les gusta vivir en sus guetos, montar sus fiestas paralelas y recaudar dinero opaco para sus causas. No es nada nuevo y llevan así décadas, con algún paréntesis en el que sus mugrientos recintos de "barracas políticas" o txosnas como las llaman ellos, no recibían la autorización del Ayuntamiento.

Sin embargo, la novedad durante todos estos años de alcaldía proetarra en Pamplona reside en que el consistorio ha multiplicado los espacios cedidos a Herri Sanferminak (sucesores de Gora Iruñea) y los ha acercado a los mejores lugares de Pamplona, relegando a otros lugares distantes actividades bastante más aceptadas (aunque tampoco sean los ambientes más sanos del mundo) como el microfestival techno que tenía lugar en el frontón jito alai.

Espacios cedidos a la izquierda abertzale en el 2016

Este año además, se cumplen 40 años de la muerte en extrañas circunstancias del militante de LKI (una facción más puramente comunista de ETA) Germán Rodríguez, que recibió dos disparos mientras participaba en una algarada contra la Policía Armada de la época. Si digo que esto se produjo en extrañas circunstancias se debe a que nunca se supo quién fue realmente el autor de los disparos, probablemente fue algún policía aunque su muerte le vino muy bien para hacer propaganda a los etarras abertzales ortodoxos, que deseaban un mártir y si este era un disidente de su línea mucho mejor.

Con motivo de este asesinato, así como los enfrentamientos previos y posteriores que tuvieron lugar en Pamplona, el consistorio bilduetarra y 'gogoan' han erigido un "monumento" horrible a las "víctimas" de estos enfrentamientos con la policía. Cosa curiosa que haya usado el cuerpo de una mujer, cuando de todos es sabido que en las bullangas borrokeras con la policía sólo hay y ha habido Urkos y nunca Nekanes en primera fila dispuestas a recibir un buen pelotazo.


Por no hablar de las múltiples agresiones abertzales que se producen todos los años y de las que pocas llegan a los medios generales. Hay un historial de navajazos a seguidores de la selección o aquel botellazo a un transeúnte durante el chupinazo que le dejó hemipléjico; pero por ejemplo este año pasado un joven pamplonés recibió una paliza por parte de un indargorrino que le increpó por llevar una camiseta del Sporting de Gijón, o el ataque a la casa de Silvita Baleztena, la anciana que ondeó la bandera española en su balcón durante el primer día de fiesta.


Animalismo 

Este es efecto un hueso duro de roer, porque sin toros no hay sanfermines, pero parece que este año ya tocaba. Las asociaciones animalistas abertzales han redoblado esfuerzos en sus campañas contra la tauromaquia en Pamplona, eventos quintaesencialmente españoles (por mucho que un servidor no acuda) y por lo tanto a ser suprimidos en su "Euskal Herria". Empezaron este mes pasado repartiendo panfletos en la Navarrería, para poco después incendiar una carretilla elevadora en los Corrales del Gas al intentar quemar el vallado del encierro.

Lejos de defender la fiesta gracias a la cual Pamplona es mundialmente conocida, el listo del alcalde se lió en unas declaraciones en las que afirmaba que el Ayuntamiento no iba a suprimir los toros, pero que esperaba que la sociedad avanzase en ese sentido. Vamos que no tienen pelotas para quitar los toros por Sanfermines porque saben que perderían votos a mansalva, pero que van a trabajar a favor del rechazo social a las fiestas de la propia ciudad, y todo esto lo dice un payaso que cuenta con múltiples fotos de juventud entre las peñas taurinas, ámbito dicho sea de paso perfectamente etarrizado como es conocido por todos dado que los abertzales no van a dejar ningún ámbito sin infiltrar y pudrir, aunque sea el de las peñas taurinas de la tan españoles festejos taurinos.

Les da igual que en las festividades de Pamplona se vengan celebrando corridas de toros ampliamente documentadas desde el siglo XIV, siendo la primera corrida de toros documentada en Pamplona del año 1385 con Carlos II de Evreux, que pagó 50 libras a dos hombres "uno cristiano, et el otro moro, que nos habernos fecho venir de Zaragoza por matar dos toros en nuestra presencia, en la nuestra ciudat de Pomplona".

Documento de la Inquisidión que versa sobre el alquiler de un balcón para ver los toros en el que intervienen los alcaldes de Pamplona. (vía @mgarit)

Pero uno de los colmos de la idiocia debe de ser el de la peña de la Rochapea, que este año entre su habitual de propaganda abertzale y proetarra, no se ha cortado en incluir referencias antitaurinas, ¡una peña que se supone que es taurina!


Cristianofobia

Dejo para el último lugar, aunque no quiere decir que sea el menos importante dado que es el que le da el nombre a las fiestas, que el consistorio bilduetarra viene marginando las celebraciones cristianas que cuentan con algunos de los "momenticos" más entrañables de las fiestas. Por ejemplo, en el caso de la Procesión del Corpus a la que los bilduetarras le vienen negando la participación de la Pamplonesa, mientras financian con dinero público las borracheras de las peñas sanfermineras mayoritariamente afines a la izquierda abertzale.


También desde ámbitos cercanos al nacionalismo vasco se viene poniendo en duda la figura histórica de San Fermín como método para la deconstrucción religiosa de las fiestas. Obviando que leyenda o no, San Fermín representa al primer obispo de Pamplona. Pero si alguien está haciendo una gran labor para realzar la figura de San Fermín, además de promocionar los momentos bellos de la fiesta y su naturaleza cristiana, este es el inasequible al desaliento Javier Leoz Ventura, párroco de San Lorenzo. Os recomiendo seguir su servicio de mensajería a través de WhatsApp:


El objetivo de la etarrada está bastante claro: reventar San Fermín para convertirlo en una fiesta de pueblo, la Semana Grande de Iruñea sólo para ellos. Estas no son unas fiestas cualquiera, son aquellas que ponen a Pamplona y a Navarra en el mapa del mundo y nos las están robando, es hora de espabilar.

Hispano

martes, 3 de julio de 2018

¿Dónde quedan los Fueros?


El nacionalismo vasco se ha hecho con el lenguaje y con parte de lo que siempre se había considerado como foralismo. Durante los años de la Transición española, los defensores de los Fueros en Navarra eran los defensores de Navarra como Comunidad diferenciada dentro de España. Grandes personajes como Arza, Del Burgo y Aizpún se enfrentaron al nacionalismo excluyente con diferentes partidos que tenían como bandera de su política los Fueros. 

Los navarros teníamos claro que la defensa de la foralidad de Navarra impedía la integración en esa entelequia llamada Euskadi. Cuando uno salía a la calle y preguntaba qué eran los Fueros, la mayoría de la población sabía más o menos de qué se trataba.

Sin embargo, desde hace unos 20 años no sé si por culpa de la intelectualidad navarra, los partidos políticos o la sociedad en general, que ha olvidado los años más duros de la Transición en Navarra, las nuevas generaciones desconocen qué son los Fueros, y qué significa para Navarra esa defensa foral. Los políticos en Navarra no tienen un nivel intelectual comparable a los políticos de la Transición, con alguna honrosa excepción como Enrique Maya o Iñaki Iriarte. Tampoco tenemos en la intelectualidad navarra gente como Martín Duque, Jaime del Burgo u otros grandes profesores que defendieron la foralidad de Navarra.

Las nuevas generaciones desconocen qué significó la Transición en Navarra, algunos no saben ni que Bildu es el brazo político de ETA, ni tan siquiera conocen qué supuso ETA para la sociedad navarra con sus asesinatos, extorsiones o secuestros. La labor pedagógica ha quedado relegada a un plano inferior. La derecha navarra no se ha preocupado de defender diferentes aspectos que no ganan las batallas políticas a corto plazo, pero sí se ganan a largo plazo. 

Estos aspectos son: cultura, historia, publicaciones, creación de escuelas de pensamiento, y diferentes aspectos que van formando el pensamiento de las nuevas generaciones y que no dan votos hoy, pero sí los dan mañana. La izquierda y el nacionalismo han trabajado pensando en el futuro ocupando todos los aspectos señalados anteriormente y la cultura para ir asentando en la sociedad navarra toda una serie de mitos que conformen la base de su futuro estado vasco. Navarra no tiene estadistas que vean más allá de las próximas elecciones, sin embargo, el nacionalismo vasco sí los ha tenido.

Si a algo aspiraban los reyes navarros era a ser reyes españoles, por eso en el prólogo del Fuero General de Navarra se hablaba de como se perdió España a los moros (incluyendo las tierras de Navarra) y como los cristianos que resistieron, eligieron como su primer rey a Don Pelayo. En la imagen, transcripción del original en romance navarro del prólogo del Fuero General de Navarra (s. XIII)

Uno de los puntos esenciales que Geroa Bai ha intentado vender en sus campañas es ser la gran defensora de los fueros. Era la forma de atraer a un tipo de elector muy navarrista y que el ser español quedaba en un segundo plano. Esperemos que se den cuenta en las futuras elecciones todos aquellos que votaron a Geroa Bai y, se han arrepentido, de quién está detrás de Geroa Bai: El PNV, la antinavarra y la antiespaña.

Santos Ladrón

lunes, 2 de julio de 2018

La izquierda caviar

Reciente imagen del podemita Errejon en su sesión fotográfica chic

Izquierda caviar es una expresión política de uso coloquial utilizada para referirse a aquellos que proclaman tener ideas de izquierda pero que mantienen una vida con ciertos lujos o alejada de los ideales que se supone deben ser propios de una política de izquierda. El término «izquierda caviar» tiene su origen en la expresión francesa gauche caviar, que hace referencia a los políticos de izquierda que provienen de una clase social privilegiada. 

Se utiliza como complemento la palabra caviar por el alto precio del mismo para connotar un alto poder adquisitivo. Los términos gauche caviar y gauche champagne fueron utilizados en los años 1980 por los detractores de François Mitterrand. El término «izquierda caviar» tiene sus equivalentes en otros países: en Francia es “gauche caviar”, en Suiza es “toscana-zosi”, en Inglaterra es “champagne socialists” y en EE. UU. “radical chic”.

Imagen del reportaje de la revista “Vogue” a las pijo-feministras de ZP

En España, ya en la década de los 80 del pasado siglo, ministros como Solchaga y sobretodo Boyer fueron los máximos representantes de esta izquierda caviar. Sin embargo, tanto el PSOE como entonces IU siempre presumieron de ser una “izquierda” auténtica, preocupada por las causas sociales de los más desfavorecidos. 

Sin embargo, ya desde el final de la etapa del último gobierno de Felipe González, luego profundizada por Zapatero y sus ejecutivos de portada Vogue, y luego con el surgimiento de Podemos, tras el abandono de las políticas tradicionales la izquierda española homologándose con el resto de izquierda europea, han abandonado las causas sociales de las clases medias y bajas autóctonas dirigiendo sus políticas hacia las “nuevas minorías”: inmigrantes, elegetebes, oenenges, feminismo radical… mientras los dirigentes de esa nueva izquierda caviar española utilizan la política para lograr un nuevo estatus socioeconómico más propio de “banqueros” que de “políticos de izquierda”.


Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y ver constantemente a los políticos de la “izquierda” española posando como si fueran modelos o actores de Hollywood  en revistas “pijas” es toda una declaración de intenciones. Como lo es  también los distintos escándalos de casoplones de dirigentes podemitas como Pablo Iglesias y su “pareja” la portavoza señora Montero, la jefa podemita en la C.A. Vasca señora Zabala, o la dirigente podemita de Murcia. No es que un jerarca izquierdista no pueda disfrutar de una posición económica solvente (sobre todo si se la ha ganado con el sudor de la frente, lo ha heredado o le ha tocado la lotería), sino el lujo ostentoso cutre de nuevo rico que están demostrando todos estos personajes. 

Es por ello que su procedencia de la alta sociedad (ej. Sánchez), o su rápida ascensión social a través de la política (ej. jerarquía podemita al completo), su ostentación lujosa cutre a lo “nuevo rico”, y el abandono de las causas tradicionales de la izquierda tradicional por esas nuevas causas postmodernas (inmigracionismo, globalización, elegetebe, oenegetismos….) hacen que la izquierda española al completo, al igual que le ocurre a la francesa, italiana, inglesa o alemana, sean izquierdas volcadas en los intereses de los sectores más acomodados y puedan ser también denominados como “Izquierda caviar”.

El casoplón de los Iglesias-Montero, lujo ostentoso y cutre de quienes han llegado al Congreso de los Diputados criticando precisamente su actual comportamiento y el de su banda. Izquierda caviar en estado puro, consejos vendo y para mí no tengo. Que ciudadanos de clase media o baja sigan apoyando a estos sujetos no solo es ponerse una soga en el cuello, es ser sectario y/o estúpido.

viernes, 29 de junio de 2018

Bearne, el Aragón francés


La histórica Merindad de Ultrapuertos se conoce más popularmente como Baja Navarra y como Navarra francesa. Algo parecido pasa con el vecino Bearne respecto de Aragón. Bigorre, Cominges, Foix... también han tenido una estrecha relación con Aragón y con Navarra. Lo cierto es que la mitad sur de Francia, Córcega inclusive, ha tenido una profunda relación (a veces de dependencia política) con la monarquía aragonesa. Y la influencia aragonesa se ve reflejada en la mitad meridional francesa en varias banderas y escudos regionales que llevan la señal de Aragón e incluso en la gastronomía, apellidos... 

Aquí vemos que el apellido Zaragoza tiene considerable extensión por Francia y el apellido Saragossa (derivado de Zaragoza), a pesar de estar muy extendido por España, se da más en Brasil y Francia:



Asimismo en la región francesa de Occitania hay una localidad que también hace obvia referencia a Aragón: Aragone.

La Corona de Aragón con sus vasallos franceses, incluyendo Bearne (de amarillo)

¿Por qué nos interesa saber sobre Aragón o Bearne a los navarros? Porque hemos tenido bastante historia y reyes comunes. Por ejemplo el celebérrimo Rey Alfonso I el Batallador, al que el enlace de abajo menciona:


Se dice que los bearneses descienden de la tribu celta de los vacceos, una tribu del noroeste de la España prerromana. De hecho las vacas rojas del escudo y bandera del Bearne representan a los vacceos.

Muchos bearneses, como el resto de "francos" o francígenos, vinieron a España por Aragón y Navarra, como peregrinos y repobladores a través del Camino de Santiago o para la reconquista. El Bearne ha sido parte de la región histórica de Gascuña, que más o menos coincide geográficamente con Aquitania. La histórica presencia bearnesa y de otros gascones está a la vista en topónimos y apellidos españoles como Gascueña, Gascuñuela, Gasco, Gascón, Gascó...

Como Bayona o San Juan de Pie de Puerto, el Bearne es uno de esos topónimos franceses que casi nadie sabe si dejarlo en francés, (Béarn) o traducirlo al español. En español se usan ambos con frecuencia.

El Bearne (Béarn) es una histórica región francesa que, junto con Labort, Baja Navarra y Sola, forma parte del departamento de los Pirineos Atlánticos, en la Región de Nueva Aquitania.

Navarra limita con el Bearne (de verde), pero Aragón mucho más

No han sido pocos en el pasado los que han denominado a la región francesa de Bearne como Aragón francés por la gran afinidad bilateral histórica. Este sobrenombre de Aragón francés se ha utilizado tanto en francés como en español, si bien este calificativo de base popular apenas ha trascendido a internet. En esta guía turística sí lo denominan Aragón francés:


Con lo de denominar al Bearne como Aragón francés pasa un poco como con el dicho popular "Navarros y Aragoneses, hermanos", tan conocido en La Ribera tudelana y en Zaragoza, pero apenas conocido en Pamplona o en internet.

En memoria de la antiquísima relación aragonesa-bearnesa, ya en 1960 se hermanaron la ciudad de Zaragoza y la de Pau, respectivamente capitales aragonesa y bearnesa. En 1977 Zaragoza asimismo se hermanó con Biarritz, otro reflejo de la vieja relación de Aragón con Aquitania, especialmente el departamento de los Pirineos Atlánticos. Por otro lado en 1960 también se creó la Association Béarn Aragon. Luego en los años 90 la asociación se amplió para incluir a Navarra (España) y a Bigorre (Francia).

Obviamente no añadieron Navarra y Bigorre por hacer bonito, sino porque Navarra y Bigorre (Bigorra en español) estaban muy vinculadas a ambas. Estos no son tejemanejes politiqueros modernos, sino relaciones institucionales que reflejan la historia común de Aquitania con Aragón.

Logo de la Association Béarn Bigorre Aragon Navarre

Si recordamos el Tributo de las Tres Vacas del Roncal, ahí están presentes alcaldes roncaleses de un lado y baretusinos del otro lado. Además unos alcaldes ansotanos hacen como de testigos-jueces.

Los ansotanos y los roncaleses son españoles, aragoneses los unos y navarricos los otros. Los baretusinos son franceses del Valle de Baretous, Aragón francés, o sea, el Bearne.

Navarros españoles, aragoneses españoles y aragoneses franceses (bearneses) en el Tributo de las Tres Vacas

Influencia lingüística occitana

Desde la edad media hubo un profundo intercambio lingüístico entre Bearne, el Aragón francés, y el Aragón español que se produjo por vecindad y debido a diferentes alianzas y vasallaje de territorios franceses a la Corona de Aragón. Por no hablar de los bearneses que repoblaron parte de Aragón y Navarra con otros gascones.

Además el intercambio lingüístico y cultural se produjo también por medio de los trovadores que sabían idiomas como el navarroaragonés, el provenzal y el gascón.

El occitano se divide en varios dialectos, como el gascón, que se suelen calificar con buen criterio como idiomas propiamente dichos. El gascón bearnés es un patuá (patois) o dialecto con mucha concordancia con el navarroaragonés, sobre todo su variante conocida como altoaragonés. 

No es casualidad que el aragonés moderno se asemeje considerablemente al patuá bearnés (o dialecto bearnés) del gascón.

El Camino de Santiago navarroaragonés y las lenguas francígenas

El Camino de Santiago viene bifurcado desde Francia, entrando simultáneamente por Navarra y Aragón. Posteriormente en Navarra se reunifica la bifurcación.

El Camino de Santiago trajo al idioma español un gran número de términos de lenguas como el francés y el occitano. Navarra contó con poblaciones de mayoría franca como Pamplona y Estella. Estella hablaba occitano en la Edad Media, nada de vascuence.

Casi nadie la llamaba Lizarrara (lo de Lizarra es posterior), porque esa era una aldea vecina de esta villa franca de Estella, no la propia Estella prefranca. Vamos que no había dos lenguas conviviendo en Estella, sólo una romance (el occitano), aparte de la romance oficial del Reino de Navarra: el aragonés, en su variante navarra conocida como romance navarro.

En Pamplona era mayoritario también el occitano porque en dos de sus tres barrios, San Nicolás y San Cernin, se hablaba occitano. Sólo en el tercero, La Navarrería, era el de lengua vascuence mayoritaria.

De todas formas, como ya vimos en el artículo de la Castilla oriental navarroaragonesa, los franceses (gascones, probablemente bearneses incluidos, provenzales...) del sur fueron también muy activos en la reconquista y repoblación del resto de España en zonas de la meseta y la Corona de Aragón. Vamos, en toda o casi toda España.

Camino de Santiago francés. Éste es el Camino de Santiago oficial. Hay otras rutas de menos fama e importancia que van por ejemplo desde el sur de España hasta Santiago o desde Inglaterra a Santiago por mar.

Ciertas zonas de Navarra estaban poco pobladas, por lo que por medio de fueros promulgados por los reyes navarros se atrajeron a muchos francos. Así que la población romance francesa era mayoritaria en varias poblaciones importantes de Navarra.

Por eso Navarra tiene varios topónimos francos o de influencia franca o francesa como Roncesvalles, Valcarlos, La Chantrea, La Rochapea, Labrit, San Cernin (San Saturnino), Villafranca (Ville Franch), Martiquet.... o apellidos como Labat, Pernaut, Anaut, Michel, Michelena, Mauleón, Beaumont...

País Vasco-Aquitania, una eurorregión sin base histórica

En los últimos años varias regiones francesas se han fusionado con la meta puesta en ahorrar. Además en algún caso han cambiado, a veces ligeramente, de nombre. Por ejemplo las ya inmensas regiones francesas de Aquitania y Mediodía se han ampliado por fusión con otras. Ahora se denominan Nueva Aquitania y Occitania respectivamente.

Navarra y Aragón hemos tenido bastante relación con Francia, especialmente con Aquitania y el resto del mediodía francés. Pero el País Vasco, que es el que apenas se ha relacionado con Francia, pero sí con la Meseta castellana, es el que forma parte fundadora de la eurorregión País Vasco-Nueva Aquitania, a la que recientemente se ha sumado Navarra a iniciativa del euscogobierno.

Mellenave de Navarrenx, Bastanes (como el Baztán de Petilla) y Navarrenx son localidades bearnesas con topónimos navarroespañoles.

Navarra ha tenido muchos vínculos con el Bearne, como se puede deducir de los topónimos navarros mencionados arriba. Sin embargo es Aragón (la autonomía con la que compartimos más mugas) la región más relacionada con el Bearne. Asimismo ya hemos visto que Aragón tiene una antiquísima relación histórica con el resto de Aquitania y Occitania.

Aquitania, incluido el Bearne, y Aragón. El mapa ya tiene una leyenda que explica la fuerte relación aquitano-aragonesa.

Aragón no está en nuestra eurorregión y sí el País Vasco.  Así que si la razón no es geográfica ni histórica, la conclusión evidente que sacamos es que esta eurorregión sólo se basa en la política pro-aberchale.

Gastón de Bearne, el amigo del Rey Batallador: conquistador de Jerusalén y Zaragoza

Entre los gigantes y cabezudos de la comparsa de Zaragoza están el Bearnés y la Bearnesa. El Bearnés representa al Vizconde Gastón de Bearne (vizconde de 1090 a 1131), tenía una buena relación de amistad con el rey Alfonso el Batallador, que además era rey de Navarra:


La Bearnesa representa a Talesa de Aragón, la esposa de Gastón. Esta noble aragonesa era hija del Conde Sancho Ramírez, cuyo hermano era el Rey de Pamplona y Aragón, también llamado como su hermano Sancho Ramírez. Sus padres no tuvieron que discurrir mucho para pensar nombres. El conde Sancho Ramírez gobernó las localidades navarroaragonesas de Aibar, Sos, Benabarre, Fantova, ​Monzón, Arriesgo y Javier, así como La Ribagorza.

Estatua del Rey Alfonso I de Aragón (en Zaragoza capital), más conocido como Alfonso el Batallador.

El Vizconde del Bearne, Gastón el Cruzado, tuvo un rol protagonista en la conquista de Jerusalén durante la Primera Cruzada. Durante su mandato el vizcondado de Bearne en teoría era vasallo del ducado de Aquitania, aunque en la práctica era casi independiente.

Asimismo el belicoso Gastón de Bearne colaboró en 1118 con el rey Alfonso el Batallador de Pamplona y Aragón en la  toma de Zaragoza capital de manos musulmanas. Su esposa Talesa de Aragón se quedó rigiendo el Vizcondado de Bearne.

Gastón IV fue vizconde de Bearne de 1090 a 1131, cuando falleció. Puesto que dirigió la conquista de la ciudad del Ebro se le dio el título de señor de Zaragoza. Además fue señor tenente de Uncastillo (Cinco Villas, Zaragoza) y se le consideró ricohombre de Aragón, la máxima grandeza nobiliaria del Reino de Aragón.

Dibujo de Gastón IV de Bearne soplando un colmillo de elefante como señal de guerra. Su escudo es el de Bearne con fondo amarillo y dos vacas pirenaicas betizú rojas. 

Betizú, ¿vaca vasca, navarra, aragonesa o bearnesa?

Vaca pirenaica (betizú) en la que se basan la bandera y el escudo bearneses

La raza de vaca betizú se la han apropiado los abertzales como vaca vasca. De hecho un popular programa infantil de la aberchunga ETB 1 se llamaba Betizu en honor a esta vaca. Esta vaca roja es muy popular en Labort, Navarra Francesa, Sola y en el Aragón Francés, el Bearne.

En las últimas décadas se ha extendido también por La Montaña navarra y por Euscadi. En la antigüedad se extendía a lo largo de los Pirineos, no sólo en el lado más occidental. Así que la vaca betizú no es únicamente vasca, navarra o bearnesa, sino pirenaica.

Y si es cierto que la vaca betizú representa a los vacceos, unos pueblos del centro de la Meseta norte, bien podía ser que la vaca betizú sea tan castiza como el Toro de Osborne.

Escudo de Andorra con un cuartel representando el escudo del Bearne

El escudo de Andorra tiene en un cuartel una mitra y un báculo, en otro las barras de Aragón, en otro las barras de Foix y finalmente las dos vacas betizú de Bearne. La presencia del escudo bearnés en el andorrano nos da una pista de la importancia que ha tenido el Bearne en su relación con Aragón.

Los apellidos Gascón y Bearn

El Bearne se considera culturalmente e históricamente parte de las regiones francesas de Gascuña y Aquitania.

Gascuña es una región histórica francesa que básicamente abarca algo menos de la mitad sur de la Región de Nueva Aquitania y una porción pequeña de la Región de Occitania.

España recibió muchos gascones por los motivos ya mencionados. Muchos de ellos eran bearneses.

Gascón

Hay quien considera que Gastón deriva de Gascón. El apellido Gascón se ha extendido por España por la gran afluencia de gascones que llegaron en la Edad Media. Se concentra en la antigua Corona de Aragón, en provincias que en algún momento pertenecieron a los reinos de Navarra y Murcia y en la Castilla navarroaragonesa. 

Estos dos reinos, Navarra y Murcia, fueron temporalmente parte de la Corona de Aragón, si bien las provincias al oeste de Navarra, vascas y castellanas, nunca fueron de la Corona de Aragón.

La provincia con más apellidados Gascón es claramente Zaragoza, seguida de cerca por Barcelona y Valencia.

Bearne, Bearn, Biarne

El apellido Bearne, así como Bearn, recibió el nombre de su lugar de origen. Desde antaño a este apellido se le ha tenido bien considerado. En Cataluña, Aragón y Navarra radicaron sus primeras ramas españolas.

En Aragón se dio lugar al apellido Biarne, algo lógico, pues es muy habitual entre navarros y aragoneses el convertir los hiatos en diptongos. Varios de sus caballeros se dirigieron a la conquista de Córdoba, Sevilla y Écija.

Algunas líneas de Cataluña tenían el apellido "Bearn". En España hay varias casas con el apellido "Bearne". Al parecer no todos los linajes Bearn o Bearne tienen el mismo origen genealógico, aunque sí geográfico. 

Según una tradición familiar, que se ha pasado de generación en generación, los Bearn escoceses son originarios de Pau, capital del Bearne. Sus descendientes creen que eran hugonotes que decidieron irse de una Francia abrumadoramente católica.

Al parecer todos los Bearn que fueron al Reino Unido se asentaron en la localidad escocesa de Brechin, Angus, y todos eran tejedores y agricultores que cosechaban lino.

Pamplonica