martes, 24 de octubre de 2017

La vía eslovena o la kosovar


En cuanto al desafío secesionista catalán nos queda todavía muchos capítulos del culebrón a estrenar y muchas incógnitas para despejar. Una de las dudas que surgen en torno a la estrategia que podrían tener los abanderados de la causa secesionista (Pujoles, Mas, Junqueras, Puigdemont, cuperos, guardiolas y demás jordis) es si pretenden utilizar la vía eslovena o la kosovar para intentar obtener la independencia legal y efectiva de Cataluña respecto del resto de España. Y la independencia de Cataluña no como fin en sí mismo, sino como medio para a un plazo mayor provocar un proceso similar que les permita lograr la creación de un Estado ex novó aun mayor: los paisus catalans, que incluya las actuales CCAA de Valencia, Baleares, e incluso, parte o todo Aragón.

Pues bien, la vía eslovena sería una especie de vía más pacífica, más pija y que generaría menor conflicto, culminando completamente las aspiraciones secesionistas. La vía eslovena hacia la independencia supone proclamar la DUI (Declaración Unilateral de Independencia) a través de la Asamblea Legislativa autonómica, dejarla medio en suspenso y durante un plazo corto de tiempo, digamos que entre seis meses y un año, consolidar la independencia mediante la creación de estructuras de Estado independiente combinado con una intensa labor diplomática en el exterior que permita obtener el reconocimiento internacional de los principales y más importantes Estados del mundo, comenzando por Europa.

Así es como Eslovenia logró la independencia de Yugoslavia en 1991, solo que con algunos matices importantes. En primer lugar, la Constitución de la República Federal Socialista de Yugoslavia reconocía (al igual que la Constitución de la URSS) el derecho de autodeterminación de los "Estados federados", luego era constitucional y legal proceder a la secesión de la república federal por parte de todos los Estados federados. Además, el 23 de diciembre de 1990 Eslovenia celebró un referéndum en el que obtuvo un 95% de respaldo la independencia (con un 93,2% de participación). Sin embargo, todo esto no evitó un breve enfrentamiento armado con el resto de Yugoslavia conocido como la "guerra de los diez días", que si bien generó un número relativamente bajo de muertos, sirvió de pretexto ante la comunidad internacional para las pretensiones eslovenas que justificaron una agresión exterior para obtener el respaldo definitivo a sus pretensiones secesionistas.

Por la contra, la vía kosovar sería una manera de acceder a la independencia más chusca, muy del estilo de las CUP, BNG o Bildu/Herri Batasuna. El problema de la región serbia de kosovo era bastante más enrevesado que el esloveno, ya que se trataba de una antigua región serbia que había recibido bastante emigración albanesa. Dicha mayoría albano-kosovar cuyas raíces culturales y religiosas distaban bastante de las serbias, empujaban hacia la independencia combinando acciones políticas con actos terroristas, lo que llevó a Serbia a adoptar una posición de dureza frente a la guerrilla de la UCK. Al final el conflicto traspasó fronteras y se volvió internacional, con la OTAN/UE del lado kosovar, y Rusia y en parte China del lado serbio. Tras casi tres meses de bombardeos diarios de la OTAN sobre Serbia, la provincia de Kosovo ha acabado siendo un protectorado de la UE/OTAN cuyo parlamento regional ha proclamado la DUI, y cuya secesión ha obtenido un apoyo internacional numeroso pero escaso. Todo ello sin contar con el trato que los albanokosovares dispensan hoy a la minoría serbia que todavía ha tenido las agallas de permanecer en tierra hostil.

Probablemente los secesionistas catalanes, los bildu-etas y otros del estilo del Bng o Compromis sueñen con una mezcla de ambas vías, con pasos de desobediencia y rebeldía abierta hacia el Estado y el sistema legal, con un falso llamamiento a un dialogo imposible que justifique junto con actos de provocación al Estado y a las FyCSE/FFAA la búsqueda de un interlocutor internacional frente a una supuesta "agresión fascista" de España hacia Cataluña. Al fin de cuentas ya que no pueden justificar el derecho de autodeterminación como colonia, pretenden utilizar la otra vía: la presunta falta de respeto o vulneración de derechos fundamentales por parte de un presunto Estado totalitario. Por lo tanto, la vía que pretenden utilizar los próximos meses los catalibanes es la esloveno-kosovar: falso referéndum, oferta de diálogo, DUI ante la presunta falta de respuesta por parte del Estado, provocar violencia donde quienes queden como agresores sean las fuerzas "españolistas" y como agredidos los separatistas, y por lo tanto, apoyo internacional completo a las aspiraciones secesionistas.

Frente al desafío que se nos avecina los próximos meses, aparte de los pasos que den las instituciones y principales partidos constitucionalistas, los ciudadanos tenemos que organizarnos, participar en todas las manifestaciones y actos que convoquen entidades y ciudadanos, generar espacios de debate y argumentarios, apoyar a los partidos que estén a la altura de las circunstancias y hacer lo contrario con quienes flaqueen por estupidez o traición. Desde Navarra Resiste llevamos años aportando nuestro granito de arena y estos tiempos que corren haremos todo el esfuerzo que podamos, solo nos queda animar a todos nuestros lectores y simpatizantes a sumarse a esta lucha, es mucho lo que nos jugamos, evitemos acabar siendo los Balcanes del sur...

Gracias al cutrepartito Navarra no es atractiva


Desde que en mayo de 2015 las fuerzas del "kanvio"/Barkos erregimena se hicieran con el poder institucional tras conseguir por los pelos la mayoría parlamentaria de 26 diputados, una de las principales consecuencias ha sido la económica. Navarra después de décadas de atracción de empresas bajo un régimen fiscal más ventajoso y una cierta estabilidad política, ha pasado a todo lo contrario: inestabilidad política, crispación y ruptura social e infierno fiscal. Todos los indicadores micro y macro económicos indican que Navarra ha dejado de ser territorio atractivo para la nueva inversión e incluso para el mantenimiento de las inversiones y líneas de producción ya existentes. De hecho se ha producido un fenómeno que a pesar de la crisis se había conseguido ralentizar: la fuga o cierre de empresas.

Pues bien, los amiguitos del cutrepartito en Cataluña han producido en estos veinte días de octubre una hecatombe mayor; la fuga de millares de empresas, incluyendo las joyas de la corona y buques insignias de la economía catalana. Y todo ese capital y recursos no se han volatilizado, simplemente han mudado a otras tierras. En todo ese movimiento de empresas y capitales, otros territorios de España están siendo receptores de toda esa riqueza, y como adivinarán nuestros lectores, Navarra no ha sido receptora de la misma salvo el anecdótico cambio de domicilio social de la administración de loterías "La bruja de oro" de Sort (Lérida). Con otro gobierno, otra coyuntura política y fiscal, algunas empresas importantes que están huyendo de Cataluña (muchas de las cuales ya han anunciado que no regresarán con independencia de lo que ocurra) podrían haberse implantado en Navarra con un doble impacto: creación de empleo y mayor recaudación de las arcas forales.

Con un Impuesto de Sociedades 2% mayor que la media de territorio común o un IRPF bastante menos atractivo que en el resto de España (y el IVA porque viene armonizado, que si no...), desde un punto de vista fiscal,  el infierno navarro no resulta atractivo. Pensemos que grandes compañías con volumen de negocios anual de cientos o miles de millones de euros un 2% más en Impuesto de Sociedades pueden resultar millones de euros de más a pagar a las arcas tributarias sin ningún beneficio especial, luego ya de por sí es una buena razón para trasladar el domicilio fiscal de Cataluña a Madrid, Zaragoza, Valencia o incluso Sevilla o Murcia.

Pero no solo el  calvario fiscal está resultando determinante para evitar Navarra a la hora de deslocalizarse del caos catalán, también la situación política. De nada sirve huir de las CUP o JXS para acabar en manos de Geroaguai/PNV, Bildu/Herri Batasuna, lU/IE/PCE o un Podemos totalmente herribatasunizado. Nadie huye de una manada de lobos para menterse en una madriguera de otra manada de lobos primos de los anteriores. Por lo tanto, seguiremos espantando a nuestras propias empresas y no recibiremos a cambio ninguna de las empresas que huyen del callejón sin salida en la que los separastistas totalitarios han metido a Cataluña con la complicidad de la izquierda española y la inacción traicionera de la derecha. 

Que cada uno saque sus propias conclusiones, pero es más que probable que con un gobierno constitucionalista en Navarra no solo habrían huido menos empresas, sino que probablemente algún buque insignia de la economía catalana hubiera desembarcado en nuestra Comunidad, y no es una mera hipótesis, piensen si no en la utilidad que podría haberle dado por ejemplo la Caixa al edificio de Carlos III de la antigua CAN o el de avenida del Ejército de la antigua Caja Municipal de Pamplona para cualquiera de las empresas filiales del Holding de la Caixa (la aseguradora, la promotora Servihabitat, los fondos de inversión... o incluso la propia Caixa), y como este ejemplo otros muchos. Cada uno que saque sus propias conclusiones, pero el cutrepartito nos cuesta dinero, no es broma...

lunes, 23 de octubre de 2017

“Si España desapareciera hoy, sobreviviría en la Sociedad Hispánica de América”


Las palabras del título de este artículo parecen proféticas.  Las pronunció Mitchell Codding, director de la Sociedad Hispánica de América (con sede en Nueva York), con motivo de la apertura de la exposición en el Museo del Prado que tuvo lugar entre abril y septiembre de este año, y que tuvimos ocasión de visitar. 

Material de la exposición en el Museo del Prado, con fondo de cartografía de J. Vespucci

Si nos acordamos ahora de esta institución es porque hemos visto que le han concedido el premio Princesa de Asturias de la Coperación Internacional- 2017. El premio recibido supone el reconocimiento a un trabajo dedicado a coleccionar, conservar, estudiar y estimular el conocimiento del arte, la historia y la literatura de España, pero también de Portugal y de los países hispanoamericanos.


En unos momentos en que parece que la nación española se deshace, reconforta ver que hay quien tiene las ideas muy claras sobre lo que fue y sobre lo que es España. Desde luego, al Sr. Codding no le duelen prendas al afirmar que la Sociedad Hispánica es “un refugio contra la leyenda negra en EE.UU”.  Por algo es un ardiente defensor del legado de la cultura hispánica, como fue el fundador de la institución y como lo son todos los que tienen relación con ella.

La Sociedad fue creada en 1904 por el magnate y coleccionista Archer Milton Huntington.  Después de quedar fascinado por España en un viaje realizado en 1892, dedicó su vida y su fortuna a levantar su sueño convertido en museo. Incluso tuvo la delicadeza de no dedicarse al expolio dentro de nuestro país, como sí lo hizo algún otro millonario de su época. Construyó su colección adquiriendo las obras a coleccionistas y anticuarios extranjeros en Inglaterra, Francia o EE.UU., incluso llegando a acuerdos para comprar bibliotecas enteras.

Retrato que López Mezquita realizó a Archer M. Huntington – Foto de ABC

Así fue como reunió en la Sociedad Hispánica una gran colección cartográfica; restos arqueológicos; fotografías; ediciones de “El Quijote”; cuadros de los pintores españoles más célebres; esculturas; en fin, y una enorme biblioteca de 250.000 volúmenes, documentos y códices que datan desde el siglo XII en adelante.  Sin duda, es un lugar indispensable para el estudio de la cultura hispana y su legado en Hispanoamérica y Filipinas. 

En 1898, Huntington explicaba que su proyecto debía “condensar el alma de España en significados, a través de las obras...Deseo conocer España y darle expresión en un museo”.  Su mayor interés fue estar cerca del “alma de España” y dar a conocer a sus compatriotas una pasión de juventud que no le abandonó jamás: la cultura ibérica.

Bienvenido sea el proyecto en estos días de zozobra.
____________________________

Conferencia del Sr. Codding sobre la historia de la Sociedad Hispánica:


Vídeo de la exposición de la Sociedad en el Museo del Prado:



Leodegundia

viernes, 20 de octubre de 2017

Matonismo abertzale en las calles: otro efecto perverso del terrorismo


La impunidad y frecuencia con que vienen actuando los grupos abertzales en calles y pueblos navarros, al igual que en las provincias vascongadas, desde hace décadas, constituyen una anomalía impropia de sociedades sanas y democráticas.

Sabíamos que la “siembra” de banderas, pegatinas y pancartas conmemorativas de la fiesta de la Hispanidad, en Pamplona y comarca en la madrugada del pasado 12 de octubre, generaría las habituales muestras de violencia e intolerancia por parte de la izquierda abertzale y sus compañeros de viaje anarquistas y comunistas de todo pelaje… incluso en algún caso degeneró en un problemilla de orden público que no pasó a mayores en la calle Abejeras (http://www.navarraresiste.com/2017/10/vandalismo-antiespanol-en-pamplona.html). Pero, en cualquier otro país de nuestro entorno, ¿cuál habría sido la respuesta institucional? En concreto, Policía y Judicatura ¿permanecerían impasibles ante tamañas muestras de odio contra símbolos nacionales? Nos tememos que la respuesta sería negativa.


El que originó este texto no fue un caso aislado. Más allá del ensañamiento con que perpetran estos violentos sus ataques contra cualquier vestigio de presencia simbólica ajena a sus prietas convicciones, los ciudadanos navarros venimos asistiendo resignados a la proliferación, sucesiva y persistente, de mensajes de odio y revancha de la izquierda abertzale y radical; cuando no se trata de la exaltación expresa del terrorismo sin disimulo alguno. Así, este verano -de nuevo, con su sucesión de fiestas patronales en pueblos, ciudades y barrios- ha sido manido pretexto para el despliegue de abundantísima parafernalia afín a ETA y sus diversos movimientos derivados. Pero, con todo, han tenido lugar más denuncias, al menos a nivel de medios de comunicación, que en ocasiones anteriores (un ejemplo ilustrativo, http://www.navarrainformacion.es/2017/09/01/upn-reclama-se-retiren-pancartas-vinculadas-presos-eta-mendillorri/); cuestionando una realidad que no por habitual sea deseable en modo alguno.

Esta problemática del control abertzale de los espacios públicos, perlada de matonismo y sobreactuaciones por parte de sus muchachadas, evidencia que la nuestra sigue siendo una sociedad golpeada por diversas modalidades, fases y múltiples efectos, asociados al terrorismo de ETA; lo que viene de largo.

Por todo ello mienten grave y dolosamente quienes afirman que el terrorismo ya pasó y que disfrutamos de una sociedad libre y democrática en la que cualquiera podría manifestarse en un sentido u otro. Un tópico, entendemos, como cualquier otro; un lugar común tranquilizante para espíritus poco exigentes que empieza a alcanzar nivel de vulgata posmoderna.

30 de septiembre: agresión a un joven y robo de bandera de española tras acudir a la concentración #EspanaSaleALaCalle

Lo cierto es que esas muestras de matonismo político –tales como la apropiación del espacio público con reiteradas manifestaciones y excesos propagandísticos, así como la eliminación y persecución de cualquier disidencia- empezaron a perpetrarse cuando ETA en sus diversas encarnaduras asesinaba con casi total impunidad. Eran –y siguen siéndolo- expresiones hiperpolitizadas de carácter coactivo, paralelas a otras formas de violencia e imposición, dirigidas todas ellas al mismo fin: la eliminación de cualquier foco de resistencia. Un ejemplo muy concreto –y casi marginal, pero muy ilustrativo- que no suelen recoger los “expertos” en sus investigaciones: ¿recuerdan que, con el triste motivo de los funerales por las víctimas de ETA, siempre se situaban por alrededor de los templos navarros y vascos, grupitos que se movían bajo la consigna de “quedaros con alguna cara, ¡hay que fichar a los fascistas!”?

ETA, a día de hoy, no mata. Pero los efectos de su brutalidad e indignidad sin límite ético alguno perduran, y ello gracias –en buena medida- a los comportamientos mafiosos de sus seguidores en diversas expresiones de la vida cultural, vecinal y política.

Tantos muertos, tan brutal terrorismo, tamaño terror, tantísimo daño…, provocaron rutinas muy interiorizadas y comportamientos sociales e individuales de carácter elusivo, por lo tanto, patógenos y anómalos. No en vano, el miedo humano, cuando es provocado por impulsos que amenazan la propia vida y la de los propios, siempre es motor imprevisible de huidas, silencios, disimulo de los propios criterios, renuncia a la visibilidad, “síndromes de Estocolmo”, resignación. Una perversa distorsión de la convivencia; una agresión muy grave a la psique humana.

Los terroristas siempre persiguen causar terror. Parece obvio, pero no siempre se percibe así, no en vano son varios los posibles mecanismos individuales y colectivos orientados a “alejarse” e ignorar el drama: seamos realistas, todos lo hemos experimentado en un momento u otro. El asesinato de una persona –o de todo un grupo- implica su previa deshumanización por parte de los terroristas; su cosificación. Practicada tal operación ideo-psicológica con su proyección social –ahí los abertzales son expertos-, esos terroristas no problematizarán en modo alguno el empleo de la violencia extrema, una vez se decidan a “eliminar” el objetivo pre-señalado; si ello beneficia a sus intereses de secta.

Un asesinato, y toda herida en cuerpo y espíritu, acarrea un dolor inconmensurable y un sufrimiento extremo a víctimas, supervivientes, familiares, colegas… y la extensión del miedo; es decir se traslada el terror a la sociedad. Objetivo cumplido.

Pero la desaparición del terrorismo puro y duro –en nuestro caso el de ETA- no implica la desaparición de los mecanismos perversos derivados del mismo ni de sus efectos: se ha aprendido a callar, a mirar a otra parte, a que hablen “los de siempre”, a que los juicios políticos excluyentes y radicales séanlos únicos visibles en el foro público, que sus estigmas se aprecien como “normales” o “inevitables”, que el sufrimiento ajeno sea ignorado. Ya no matan cuerpos, pero siguen tratando de matar espíritus señalando, acosando, estigmatizando, excluyendo, amenazando, imponiendo sus escenarios por todo el territorio que parasitan como coto de sus desvaríos.

¿Cómo se atreve nadie a afirmar que, al no matar ETA, ya estaríamos en una situación normalizada? ¿Y los 300 asesinatos sin resolver? ¿Y las amenazas que se siguen sufriendo, los exilios, las exclusiones cotidianas, los señalamientos con un dedo o una diana? ¿Qué pasa con los silencios forzosos y acomodaticios de toda una sociedad? ¿Y la falsificación histórica que subyace en la elaboración del denominado “relato” del terrorismo? Todo ello, ¿es normalidad democrática?


Mientras tanto, los asesinos de ETA siguen siendo recibidos en olor de multitudes (https://www.elindependiente.com/politica/2017/08/02/mikel-oroz-recibido-como-heroe-burlada/), para escarnio de víctimas y demás ciudadanía; como “héroes” o “víctimas del Estado represor español”… ante la inacción de fiscalía y la Autoridad gubernativa. Entonces, ¿para qué sirven los Servicios de Información? ¿Realmente no se puede hacer nada? ¿No pudieron anticiparse a tan vergonzosas escenas propias de sociedades bárbaras?

La pantomima de procesión, a modo de “auto de fe abertzale” que recorrió las calles de los barrios de Azpilagana, Iturrama y Milagrosa el pasado día 12, fue otra expresión más –una de tantas- de la violencia constitutiva de la estrategia abertzale. No es causalidad su recurso a métodos terroristas y pseudo-terroristas; como no lo fue que Lenin ideara e impulsara el Decreto Sobre el Terror Rojo de 5 de septiembre de 1918: en las semillas (los escritos de Marx, Lenin y Trotski) radicaban los “excesos” que llevaron al terrorismo y los genocidios.

Aunque se han elevado no pocas voces en contra de tamaña anomalía coactiva, desde el cutrepartito navarro hacen oídos sordos de tales demandas; no en vano entienden que estas tácticas les benefician en última instancia y les seguirá proporcionando réditos electorales.

De este modo Barkos, Asirón, Koldo, Aráiz, pero también Santos Itoiz y José Miguel Nuin, junto a sus respectivas parroquias, son cómplices de una estrategia totalitaria que se sirve del empleo de las referidas expresiones de violencia mafiosa, un tanto contenidas, pero no por ello menos eficaces. Y demuestran que la convivencia y la ética son palabras vacías; salvo conveniencia de los afines.

Sila Félix

jueves, 19 de octubre de 2017

Monedero vino ayer a la universidad del Opus


El Observatorio Político y Electoral en la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra no se cortó ayer en traer al inefable Juan Carlos Monedero, profesor en la Universidad Complutense de Madrid y cofundador de Podemos. Monedero es un oportunista de esos que echan pestes de la educación privada, la iglesia y más aún del Opus Dei; hasta que le pagan, entonces es un pesetero más.

Nacido en Madrid e hijo de un patriota que actualmente milita en Vox, comenzó su giro hacia la izquierda a la tierna edad de 11 años. En 1984 empezó su carrera de Ciencias Políticas en la Complutense y para el 89 ya estaba realizando sus estudios de doctorado en la prestigiosa Universidad de Heidelberg, entonces ya había completado su giro del PSOE a la extrema izquierda. 

Tres años más tarde comienza también a dar clases en la UCM, puesto docente que aún conserva y que a partir del año 2000 compatibiliza con asesorías a Izquierda Unida primero y al Gobierno venezolano después, estando en contacto directo con el dictador actualmente fallecido Húgo Chávez.

Es esta su faceta más polémica puesto que se sospecha de forma bastante fundada que estas asesorías eran en realidad una tapadera para financiar al futuro Podemos, partido del que será cofundador en el año 2014 y al que países extranjeros como Venezuela pretendían impulsar como factor de desestabilización en España y la Unión Europea. 

De hecho, en el año 2013 funda Caja de Resistencia Motiva 2, empresa unipersonal que factura unos 425.000 euros en dos meses y sin empleados; todo esto mientras ejerce como profesor, tertuliano televisivo, escritor de libros y productor de La Tuerka. Esta es la obra de un genio de los negocios o de alguien que está utilizando una empresa tapadera para legalizar el dinero traído desde otros países.

El dinero ha debido de dejar de fluir para Juan Carlos, ahora que se pregunta en público sobre "¿qué coño quiero traer yo de Venezuela aquí?", lejos han quedado aquellos homenajes a Hugo Chávez en Caracas.


Las declaraciones de las que no se ha retractado aún son aquellas en las que afirmaba que la banda terrorista ETA empezó a matar a yonkis y traficantes de poca monta; en su guerra contra el consumo de heroína, droga que según él era llevada por la pérfida policía española al País Vasco, con el objeto de desactivar a la juventud.


Quizás el traer a Monedero es el premio por lo bien que se han portado sus compañeros de Podemos Navarra con las becas de la UNAV. Aunque ya puestos a ser abiertos quizás deberían de plantearse el traer a la próxima charla a Otegi, porque si le vamos a poner una vela al diablo, que sea a uno de los de verdad.

Hispano

miércoles, 18 de octubre de 2017

Jaume Roures: un ricachón amigo de separatistas y frentepopulistas al servicio de la globalización


Un intrigante evento, que no pasó desapercibido en los mentideros periodísticos y capitalinos, desató recientemente todo tipo de especulaciones, fundamentalmente enfocadas hacia la reedición de un hipotético Frente Popular; pero en esta ocasión entre Podemos, PSOE y formaciones separatistas (https://gaceta.es/espana/pinza-podemos-puigdemont-espana-1978-20171010-0424/). Nos referimos al encuentro a tres bandas celebrado a finales de agosto en el domicilio barcelonés del empresario de la comunicación Jaume Roures, el firme aspirante a liderar al conjunto del independentismo catalán, Oriol Junqueras, y el impulsor de un nuevo Frente Popular y líder de Podemos, Pablo Iglesias; según recogió puntualmente El Confidencial (http://www.navarraresiste.com/2017/10/en-espana-no-habra-guerra-civil_10.html).

Jaume Roures volvió a ser noticia, indirectamente, el 29 de septiembre siguiente, cuando con motivo de una rueda de prensa -en la que los rebeldes y sediciosos Junqueras, Romeva y Turull proporcionarían detalles logísticos de la pantomima de referéndum celebrado el 1 de octubre- se pretendió inicialmente cobrar 10 euros por periodista y día. Tan chusca anécdota casi logró desviar la atención de uno de los valores más relevante de dicha convocatoria, seguramente relacionada con la reunión del mes anterior; es decir, el verdadero rol jugado y las expectativas empresariales y personales de Jaume Roures; quien facilitó, de este modo y no poco, la carrera delincuencial de la cúpula rebelde allanándole uno de tantos obstáculos.

Mediapro no es ningún chiringuito económico irrelevante; uno de tantos. Se trata, al contrario, del potente grupo mediático presidido por el citado Jaume Roures, en el que tiene una participación accionarial del 12%, que explota los derechos de emisión del fútbol español y la Champions: 1.500 millones de euros por año de facturación y un beneficio de 160 millones.

“De casta le viene al galgo”, se dice desde hace siglos y bien. Es el caso de este multimillonario, Jaume Roures, uno de los grandes magnates de la comunicación en España a quien le gusta jugar a director en la sombras de la alta política en España.

Militó de joven en la trotskista Liga Comunista Revolucionaria (LCR), desde la que reclamaban,  en los tan añorados como mitificados años de la Transición, fusilar a Santiago Carrillo, líder del Partido Comunista de España, por… ¡“social-fascista”! Una circunstancia de la que Jaume Roures se siente muy orgulloso y que viene alimentando sus fantasmas y ensoñaciones travestidas en decisiones empresariales. Recordemos, aquí, que la LCR nace en 1971, si bien no será hasta dos años después en que alcanzará cierta relevancia al ingresar en bloque la gran escisión de ETA denominada VI Asamblea. La LCR persistirá en su particular travesía del desierto, dando lugar a diversas escisiones, plataformas, etc., y al partido, Izquierda Anticapitalista, quien se encuentra en los orígenes del leninista-populista Podemos; proporcionándole estructuras territoriales y orgánicas y algunas de sus figuras más relevantes hoy, articulados en la tendencia Anticapitalistas. Como no podía ser de otra manera, estos veteranos, como experimentados facciosos trotskistas que son, mantienen habitualmente sus buenas diatribas tácticas y dialécticas con el equipo más estrecho de Pablo Iglesias; pero ésta ya es otra historia.

Periodista deportivo durante muchos años, en tiempos del nefasto presidente José Luis Rodríguez Zapatero nuestro Jaume Roures intentó emular al todopoderoso gigante de la comunicación PRISA; creando su propio imperio mediático multimedia al calor del poder amigo presidencial. El invento, a pesar de inmerecidos y sucesivos favores públicos, no logró cuajar; pero, personalmente, Jaume Roures se forró.

En aquellos años, de ser un pequeño productor, pasó a lanzar un diario impreso de alcance nacional en septiembre de 2007: Público. Roures hizo todo lo que pudo para que el medio se consolidara, por ejemplo mediante múltiples y diarias promociones “culturales”. Alguna de ellas generó no poca sorpresa: así, el 7 de noviembre de 2009, la oferta fue el libro La Revolución permanente, de… ¡León Trotsky! (https://www.religionenlibertad.com/publico-y-la-revolucion-permanente-5397.htm). Es decir, todo un clásico de la violencia política que inspiró a terroristas de todo el mundo, en imitación de sus mayores genocidas en décadas anteriores. Pero no logró superar los nuevos tiempos que vienen postergando dramáticamente el papel impreso frente a la edición digital, de modo que en 2012 la edición impresa cerró… eso sí, despidiendo a la inmensa mayoría de sus trabajadores con una indemnizaciones mínimas acordes a las leyes laborales que tanto denunció desde su tribuna. Un verdadero hipócrita que todo se permite y se justifica. Hoy día sobrevive su edición digital http://www.publico.es/, una de las cabeceras de referencia de la izquierda radical (junto a http://www.eldiario.es/https://www.elplural.com/ y https://www.infolibre.es/) en la que se aloja el programa La Tuerka (http://www.publico.es/publico-tv/la-tuerka), que tanta relevancia tuvo en la preparación del equipo impulsor de Podemos.

En aquellos años zapateriles, Jaume Roures también fundó la cadena televisiva La Sexta; absorbida en 2012 por Atresmedia. Mientras tanto, Mediapro obtenía diversos jugosos contratos con la pública TVE, tales como 59 Segundos o España Directo.

La amistad de Jaume Roures con Pablo Iglesias, a quien introdujo de contertulio en La Sexta Noche en el año 2013, Juan Carlos Monedero y otros extremistas de salón, también viene de lejos: abriéndoles sus múltiples medios; proporcionándoles una potente plataforma mediática que les permitió erigirse en alternativa partidaria, rompiendo de tal modo la hegemonía partidaria existente en España desde hacía casi 40 años.

Jaume Roures, a día de hoy, sigue atrincherado en Mediapro: forrándose y conspirando. Genio y figura… Pero, además, es productor de los informativos de La Sexta y del programa Al Rojo Vivo, entre otros, por medio de su empresa Liquid Media. No hace falta insistir en que San Antonio García Ferreras, el gran agitador e inventor de falsas noticias, es buen amigo de D. Jaume; pero, también, su asalariado.

Como intelectual de mirada gramsciana, Roures ha producido, además, películas en sintonía con la autodenominada “memoria histórica”, tales como Campanades a mort (en torno a los graves incidentes de orden público de Vitoria 1976), Salvador (Puig Antich) acerca del terrorista ejecutado en 1974), Los lunes al sol (enmarcada en la reconversión naval de Vigo/Gijón y protagonizada por dos sindicalistas de la radical CSI); documentales como Política, manual de instrucciones (acerca del nacimiento de Podemos), Las cloacas de interior (operaciones clandestinas que el Estado habría desarrollado contra los independentistas bajo la dirección del ex-ministro Jorge Fernández Díaz); films de carácter  deconstructivo y anticatólico, caso de Camino (en la que se narra la muerte de una niña cuya familia sería del Opus Dei); etc., etc. Un auténtico “intelectual orgánico” y “benefactor comprometido”; dos en uno.

Pero además de estos ejes de proyección nacional, también mantiene crematísticos tratos con televisiones autonómicas, caso de TV3 en Cataluña, a la que produce buena parte de sus trabajos externos.

Según informaciones hechas públicas por el semanario afín al socialismo español, El Siglo de Europa, en su edición 1.211 fechada el 1 de septiembre de 2017, la entrevista a tres bandas que originaba este escrito, habría cuajada gracias a los buenos oficios de otro periodista amigo de Roures: Oriol Soler. Militante en su juventud del extremista Moviment de Defensa de la Terra, fue impulsor del diario Ara, fundador del grupo editorial Grup Cultura 03, beneficiándose de importantes subvenciones de la Generalidad, mediador entre las CUP y Junts pel Sí con motivo de la negativa de los primeros a la investidura de Artur Mas. Otro personaje con contactos muy fructíferos. En definitiva: “Dios los cría y ellos se juntan”; los poderosos jugando a directores del escenario catalán, nacional… global.

Como buen españolito, Jaume Roures sigue fielmente la máxima de “a Dios rogando con el mazo dando”, de modo que viene cumpliendo, con fervor cuasi-religioso, su voluntad de acción dirigida la transformación radical de la sociedad española por medio del cambio de mentalidades, pero sin descuidar sus intereses crematísticos. De ahí que siempre se encuentre bien posicionado cerca del poder: en su día, muy pegadito a Rodríguez Zapatero, ahora, de un Oriol Junqueras pieza central del independentismo, y siempre de un Pablo Iglesias quien, seguramente, lo tendrá muy en cuenta en el papel que antes o después jugará en la Radiotelevisión pública española vía nombramientos para el Consejo de Administración.

Así es Jaume Roures: un empresario cripto-comunista de éxito merced sus contactos nada inocentes, con los poderes públicos, siempre atento a todo cambio que pueda favorecer sus múltiples intereses. Un habitual de los conciliábulos en los que se decide fragmentar España. Un destacado prototipo de la élite globalizadora de mentalidad radical-progresista. Un auténtico espécimen de esa “casta” que sus correligionarios tanto denuncian pero que sus dialécticas autojustificativas tratan de exculparle hasta el vómito.

Sila Félix

martes, 17 de octubre de 2017

Lenguas internacionales y corrientes migratorias en España y Navarra


En la gran manifestación del pasado día 3-J no faltaron inmigrantes de distintas nacionalidades. Y es que puestos a elegir entre un nacionalismo excluyente y provinciano como el vasco, y una identidad española con proyección universal, es fácil elegir.

El español te da acceso a 500 millones de hablantes nativos, siendo junto con el inglés, francés, chino, árabe y el ruso uno de los idiomas oficiales de la ONU. Éstos no son idiomas oficiales en la ONU porque nadie haya presionado (como lo hacen los aberchungos con el escasamente hablado eusquera), sino que lo son porque los habla mucha gente y ocupan un gran espacio geográfico del planeta.

Aunque el Hindi tiene muchos hablantes, no ocupa un gran espacio geográfico del planeta, como el francés, árabe o el chino. Además en India, antigua colonia británica, hay un alto porcentaje de anglófonos que no tienen, ni de lejos, China o los países francófonos. Ya hablar inglés empieza a no ser suficiente a nivel internacional.

Por esta razón a los inmigrantes en Navarra les irrita muchísimo que una lengua, que hablan cuatro gatos en la propia Navarra, se pretenda imponer a costa de quitar horas a las lenguas útiles y prácticas como el inglés y el español.

Hace tiempo hubo una campaña publicitaria de los euscalteguis AEK que decía: "El euskera práctico". Pues no, el eusquera no es práctico, porque sólo te sirve para hablar con gente que ya habla español o francés. Esto es un hecho objetivo, no una opinión. Ahora, si de lo que se trata es de opinar si el euskera es bonito, eso no lo discutiré, pues es cuestión de gustos.

En Pamplona sólo se podría hablar con un 10% de la población, gente que ya habla español de todas formas. Para ese viaje no hacían falta esas alforjas. A veces hay gente que alega que si te vas al extranjero es más útil el inglés, pero si te quedas aquí lo es el eusquera. La verdad es que ni aquí ni allá es más útil el eusquera que el inglés.

Las industrias navarras farmacéutica, automovilística, electrónica, ingeniería... e incluso sectores como la hostelería o el turismo, demandan conocimiento avanzado de inglés. El único sector donde a veces se demanda el eusquera más que el inglés es el sector público y algún bar en la parte vieja de Pamplona.

¿Es compatible el aprendizaje de eusquera con idiomas internacionales? Sí, pero está comprobado que el porcentaje de hablantes de inglés con fluidez es mucho más alto entre los que no estudian vascuence que entre los que sí. No digamos si intentamos ponernos a la altura de los países más avanzados de Europa y decidimos añadir una segunda lengua internacional.

Como decía más arriba a los inmigrantes les irrita profundamente que se le dé tanta importancia al vascuence. Lo de la reducción de las horas del PAI, o la no ampliación del mismo, hasta a los inmigrantes más izquierdistas, les ha sentado como una patada.

Lo sé porque mi hijo tiene su clase llena de inmigrantes y los padres me lo comentan. Es general el clamor de los inmigrantes contra las cuestiones identitarias, incluyendo el favoritismo que da la administración al eusquera. Esto viene de lejos, el gobierno de UPN ya lo hacía, más razonablemente si cabe, aunque al menos el PAI avanzaba según la demanda.

Un inmigrante que deja su país, tiene una visión del mundo amplia, y lo último que quiere es líos provincianos y aldeanos. No es lógico dejar tu país y recorrer medio mundo para meterse en estas movidas aberchungas. El fenómeno migratorio en España es bastante reciente, aunque hay precedentes similares a lo largo de nuestra historia.

En la edad antigua tuvimos en España invasiones y colonias celtas, helenas, romanas, fenicias... A la caída del Imperio Romano de Occidente penetraron pueblos germánicos como los visigodos, alanos, suevos, vándalos... De vándalos vendría el término al-Ándalus y de ahí Andalucía.

Pueblos germánicos en España medieval

Podríamos hablar aquí de España germánica. Los residentes británicos, alemanes, suecos, noruegos... concentrados en el litoral Mediterráneo español y Canarias, se podrían asemejar a los mencionados pueblos germánicos.

Con la invasión islámica vendrían árabes, bereberes, eslavos y negros musulmanes. Los eslavos son la mayoría de los pueblos de Europa Central y Oriental como los rusos, polacos, bielorrusos, ucranianos, eslovacos, búlgaros, serbios...

En la España actual hay varios inmigrantes eslavos como los rusos, ucranios, búlgaros... En la antigüedad estos pueblos fueron hechos esclavos, de ahí el nombre de eslavos.

Algunos eslavos entraron en la España musulmana como mercenarios y otros como esclavos. Esto se dio en el Egipto mameluco, y también en el Imperio Otomano. Entre los árabes venidos a España había nobles familias yemeníes, mesopotamias (de lo que hoy llamaríamos irakíes)...

Los bereberes eran los habitantes nativos del Magreb (el oeste en árabe) antes de que los árabes los islamizaran. Un bereber célebre fue San Agustín, el mayor pensador cristiano del primer milenio. Entre los inmigrantes marroquíes y argelinos hay un buen número de bereberes como los tamazights, tuaregs...

Éstos serían los moros. Pero moro, aunque hoy en día suene despectivo en algunos contextos, sólo es un término geográfico o étnico. Morocco (Marruecos en inglés) y Mauritania tienen el mismo origen que el sustantivo moro.

De aquí también vendría el término moreno. Entre los musulmanes también había un buen número de negros subsaharianos.

Las divisiones internas del Califato cordobés, convertido en débiles reinos de taifas, junto con la coordinación y unión de los reinos cristianos, causaron la derrota del islam. Este hecho histórico es una buena enseñanza para la España de hoy para que no ceda a las veleidades separatistas y aldeanas.

Diferentes versiones del escudo de Aragón.

Está claro, que entre los musulmanes hubo un importante contigente de negros como se aprecia en las escudos. El escudo de Aragón tiene versiones con cabezas con rasgos claramente negros africanos, mientras otras versiones tienen cabezas más caucásicas, o semíticas.

La razón por lo cual los escudos de Cerdeña y Córcega sean como la aragonesa Cruz de Alcaraz (la cruz con las cabezas de adalides moros) es que se lo cogieron del aragonés, pues estas dos islas, italiana y francesa respectivamente, fueron posesiones de la Corona de Aragón.

                                 
Bandera de la isla italiana de Cerdeña y bandera de la isla francesa de Córcega.

A la conquista le siguió la reconquista y la repoblación. El concepto de Reconquista de una España anteriormente unida se empezó a dar entre los cristianos solo 100 años después de la invasión, en 800 aproximadamente.

Galicia repobló Portugal, por eso el portugués y el gallego se parecen tanto. Asturias repobló León (León, Zamora y Salamanca), pasando su capital de Oviedo a León. Así nace el Reino de León.

Seguidamente León y Asturias pasan a colonizar Extremadura y parte de Huelva. En Extremadura se dan claros rasgos lingüísticos asturleoneses.

Castilla, con las Vascongadas, repueblan el resto de las Mesetas (Castilla la Nueva y la Vieja), expandiendo el castellano que se convierte en español en el renacimiento.

También repueblan buena parte de Andalucía, excepto la parte oriental del Reino de Granada, es decir las actuales provincias de Almería y parte de Granada que las repueblan con navarroaragoneses, murcianos y gentes de otros reinos.

Lo cierto es que Andalucía, aun teniendo zonas con unos repobladores de unas áreas principales, estaban más repartidos y mezclados por orígenes que en las repoblaciones meseteñas y de la Corona de Aragón y Reino de Murcia.

Esto de las repoblaciones no pretende implicar que no llegaron, por ejemplo, repobladores castellanos a Murcia o Alicante, porque sí los hubo, lo mismo que navarroaragoneses repoblaron zonas de Ávila y Salamanca, en pleno corazón de la Meseta.

Sin embargo sí hubo zonas de repoblación predominando colonos de un reino concreto. En el Reino de Valencia, por ejemplo, además de los repobladores de reinos españoles hubo cristianos germanos y eslavos, así como franceses o protofranceses francos.

Para simplificar de si eran franceses o protofranceses (occitanos, languedocianos...) lo dejaré en franceses, aunque la Francia de entonces no abarcara toda la Francia actual.

Los Betancourt, Bonet, y otros cuantos apellidos más, son apellidos muy franceses y muy oídos en Madrid y Levante. Los modernos residentes franceses tienen precedentes de su actual presencia en Madrid y litoral Mediterráneo en estos franceses colonizadores de la Corona de Aragón y los franceses que fueron a Madrid en el siglo XIX, en época de Napoleón.

Cuando vemos a los inmigrantes eslavos (búlgaros, ucranios, rusos...) podemos recordar que tomaron parte en la repoblación del Levante. Este grupo de eslavos es diferente del que hemos mencionado antes que vinieron como esclavos musulmanes.

Lo mismo podemos decir de los germanos protoalemanes que repoblaron el Levante y que en tiempos de Carlos I de España (Carlos V de Alemania) campesinos alemanes repoblaron Sierra Morena, Norte de Andalucía.

Y los inmigrantes venidos de las Américas, ¿tienen precedentes antes de fines del sXX? Claro, ya que durante la época imperial española, pequeños grupos de indios incas, aztecas... vinieron o fueron traídos a España.

La mayor parte eran familias incas o aztecas descendientes de los antiguos emperadores nativos, familias que se mezclarían con la nobleza española de la que descienden varios nobles españoles modernos, aunque hayan perdido todo atisbo de rasgo amerindio y por lo tanto sean indistinguibles del resto de los españoles.

Pamplonica

lunes, 16 de octubre de 2017

¿Cómo convertir Pamplona en zona vascófona por decretazo?


Si usted es pamplonica y cree vivir en la Zona Mixta según la Ley del Vascuence de 1986, está en un error.  Primero, el Régimen de Barkos-euskoguay erregimena ha cambiado de nombre a la Ley: Ahora se llama “Ley del Euskera”, así, porque ellos lo valen. En segundo lugar, el Decreto Foral que están cocinando para meter el vascuence en la Administración convertirá Pamplona en zona vascófona “de facto”.   Todo sin necesidad de derogar la Ley de 1986 ni modificar la LORAFNA/Amejoramiento del Fuero, que serían palabras mayores y quizás provocarían una honda fractura social y el consiguiente desgaste político, especialmente para IE/IU y Podemos.

¿Cómo se hará esto? Sencillísimo. Bastaba con darse cuenta de que la mayor parte de las oficinas/hospitales/empresas públicas con funcionarios están en Pamplona.  En el artículo 2 del Decreto a eso se le define como “servicios centrales”.  Es decir, “todo servicio o atención que, independientemente de la zona lingüística en que esté ubicada, sea de carácter general para toda la población o se preste para la población residente en una zona lingüística desde otra zona lingüística”.

En el artículo 3 se dice que, en esos “servicios centrales(léase Pamplona), el objetivo del decreto será “posibilitar el empleo del euskera y del castellano como lenguas de servicio a la ciudadanía, y establecer los criterios de uso lingüístico para dichos servicios”.

El capítulo I del Título II está dedicado a cómo deberá utilizarse el vascuence en los “servicios centrales”. Así, vamos viendo que las comunicaciones, formularios y notificaciones externas se redactarán de forma bilingüe.  Bastará con que la oficina pública interlocutora esté situada en una zona donde el vascuence sea lengua oficial o “lengua de uso social” (gran definición geográfica).

En cuanto a la ciudadanía, las comunicaciones de los “servicios centrales” que se le envíen deberán redactarse de forma bilingüe. Si un expediente se inicia en vascuence por una persona o una empresa, toda la documentación que se derive tendrá que ser bilingüe también. Y en lo que respecta a la atención oral, los “servicios centrales” garantizarán el ejercicio del derecho de la ciudadanía a ser atendida en vascuence.   En cuanto a los rótulos e imagen gráfica, dice que todo elemento general de comunicación pública de la Comunidad Foral de Navarra “reflejará su realidad bilingüe” (aquí es cuando se toma la parte por el todo así, por decreto).

Todo esto, de aprobarse y aplicado al funcionariado en Pamplona, supondría que se abriría la puerta a la exigencia de conocimiento del vascuence de manera discrecional a cuantas vacantes se vayan generando y ofertando a contratación y a Oferta Pública de Empleo. Pero no piensen los que tienen plaza de funcionario que no les llegará el turno, puesto que, de entrada el Decreto posibilita la movilidad forzosa en caso de que el puesto de trabajo se convierta en puesto de obligatoriedad de conocimiento de vascuence y, por lo tanto, se le pueda mover al funcionario a otro puesto que no lo requiera. Pero no sería más que el principio del calvario, ya que, una vez asentada la norma, la pretensión de los anexionistas panvasquistas es que el vascuence se convierta en idioma obligatorio no solo para el acceso a un puesto de trabajo del empleo público, sino también una vez obtenida la plaza.

Ya en el mes de marzo 2017 el Sindicato Médico expuso estas opiniones en su blog.

El Consejo de Navarra ya ha emitido su dictamen y, precisamente, uno de los varapalos al Decreto lo da en el artículo 25.2, el que dice cómo se determinará el número y características de los puestos de trabajo bilingües. Después de decir que no se ajusta a los principios constitucionales ni jurisprudenciales que regulan el uso de lenguas vernáculas junto con el castellano, exige que el Decreto “incorpore a su contenido dos elementos esenciales para su validez jurídica, cuales son la referencia a la realidad sociolingüística y a la zona en la que radique el puesto de trabajo de referencia”.   Y sigue diciendo que, en los términos en los que está redactado, no existe ninguna diferencia a la hora de regular los puestos de trabajo que, prioritariamente, deberían tener perfil obligatorio de conocimiento de euskera en la zona vascófona, en la zona mixta y en la zona no vascófona, cuando la realidad sociolingüística y los objetivos de la Ley del Vascuence son diferentes en atención al uso y conocimiento de las lenguas.

El Régimen de Barkos-euskoguay erregimena ya se ha apresurado a recordar que el Dictamen no es vinculante. Vamos, que van a hacer de su capa un sayo.  Por lo tanto corresponde ahora a la ciudadanía-sociedad civil responder en consecuencia con los instrumentos que proporciona la legalidad vigente, una vez que el Decreto sea aprobado. 

Leodegundia