martes, 23 de mayo de 2017

¿Órgano Común para Navarra? Sí, pero con los hermanos del Ebro


De niño, y todavía hoy, mi tío político, maño él, me decía la frase: navarros y aragoneses, hermanos. Este dicho ya lo había en otros contextos ajenos al familiar. Y es que la unidad etnocultural (y a posteriori a menudo política) navarro-aragonesa viene desde antes de Cristo. Este hecho histórico le disgusta profundamente al nacionalismo vasco. La identidad navarroaragonesa no solo está presente en nuestra Ribera, sino que se ha extendido por gran parte de Navarra.

La demografía lingüística histórica considera que al margen de la utilización en las ciudades de la Navarra medieval de idiomas como el gascón, el castellano o el provenzal, durante la Baja Edad Media la mayoría del pueblo llano de la mitad norte de Navarra era vascohablante, en tanto que el de la mitad sur era navarroparlante. No obstante, sería el navarro la lengua que, a partir del siglo XIII y especialmente del XIV sería predominante en la corte y en la cancillería real, y en la que estarían escritos una gran parte de la documentación de la realeza navarra. Incluso pasando a ser identificado ya desde 1329 como la lengua oficial del reino siendo designada en la documentación como lengoage de Navarra o idiomate terre Navarre. De manera singular, tanto el Fuero General de Navarra, obra cumbre del derecho privado navarro medieval, como sus amejoramientos están escritos en navarro.

A partir del siglo XV el contacto del navarro (dialecto del idioma navarroaragonés subdividido entre navarro, riojano y aragonés) con el idioma castellano iría produciendo un fenómeno de convergencia entre las dos lenguas, fenómeno que desembocaría ya en el siglo XVI en un proceso de sustitución lingüística, acelerado tras la conquista de Navarra por Castilla. De esta manera, el área navarroparlante iría retrocediendo paulatinamente durante la Edad Moderna hacia la zona oriental de las merindades de Sangüesa, Olite y Tudela; siendo que para el siglo XIX se considera que únicamente los municipios situados junto a la frontera aragonesa (como Petilla de Aragón, Sangüesa, Castillonuevo, Burgui, Yesa y Javier) eran navarroparlantes, lugares en los que al iniciarse el siglo XX ya habría dejado de hablarse.

Al igual que ocurre con el área antiguamente aragonesparlante que experimentó un proceso de castellanización, el léxico y las hablas castellanas del centro, sur y este de Navarra han mantenido hasta fecha reciente o conservan hoy en día rasgos identificativos del romance navarro como la aversión a las palabras esdrújulas.

Como ejemplo se puede citar un pueblo en Navarra de nombre navarroaragonés, Pueyo, que en castellano habría dado "Poyo", como derivado de Podium. A su vez, la palabra Javier es una castellanización de una palabra en navarro, Xavier, que a su vez se remonta al vascuence Eche berri, casa nueva. En aragonés dio Xabierre y luego Chabierre.

En navarro el demostrativo masculino singular es esti o aquesti en lugar de tener est(e) o aquest(e), coincidiendo con el aragonés hablado en Calatayud, Daroca, Teruel y Albarracín, de hecho estas formas están documentadas en la versión romance del Fuero y también en textos del siglo XV, lo que no es extraño porque los navarros intervinieron en la repoblación de esta zona. En esto también coincide con el riojano. En los documentos del Monasterio de Irache se documenta esti pero no aquesti.

Desde el Reino de Navarra, partió una esencial aportación a la repoblación del Reino de Aragón, aunque los navarros participaron también en el asentamiento de lugares tan distantes como Castilla, la Mancha o Mallorca.

Las fronteras entre Castilla y Aragón estaban constantemente avanzando y retrocediendo de este a oeste. Las tierras fronterizas entre los dos grandes reinos estaban, en parte, en tierras hoy en día tan poco sospechosas de ser aragonesas y navarras (en el término aragonés se incluía a menudo a los navarros por su afinidad etnocultural y por compartir la misma lengua, el navarroaragonés, hoy recluido al Pirineo oscense y conocido como fabla [aragonesa]) en las provincias de Soria, Guadalajara (Molina de Aragón), Cuenca, Albacete (Tarazona de la Mancha, Chinchilla de Montearagón), Murcia (Los Navarros, San Javier, Los Urrutias, Navares, Roldán, El Jimenado, Ascoy...), e incluso la colonización navarroaragonesa va más allá hasta Almería, Granada... Aunque estas tierras acabaron siendo castellanas los navarroaragonesismos siguen ahí presentes: sufijos en ica e ico, superlativo en isma e ismo (buenisma, en vez de buenísima, muchismo, en vez de muchísimo...), léxico...


El Reino de Murcia (Murcia y Albacete) sobre todo la provincia de Murcia, tiene un habla popular (el panocho) inundada de navarroaragonesismos. El traje folclórico murciano tradicional de huertano es casi idéntico al de baturro.

Hispanismo y Celtiberia son blogs que suelen explicar estos fenómenos bien, aunque les cuesta enterarse de que los navarros no somos vascos.

Esto muestra por qué es tan importante para los naziabertzales apropiarse de Navarra. Por su larga y gran historia y porque una vez conquistada Navarra se puede reclamar territorios que una vez pertenecieron al Reino de Navarra. Sancho el Fuerte tenía conciencia de rey navarro y de rey español, no vasco. Navarra es el muro de contención contra el imperialismo vasco en La Rioja, Aragón... Por eso España debería ayudar a Navarra más en su defensa anti-abertzale, especialmente Aragón y La Rioja.

Deberíamos de hacer manifestaciones conjuntas navarros, aragoneses, cántabros, castellanos, riojanos, valencianos, murcianos y baleares; contra los Paísos Catalans y Euskal Herria por su imperialismo.

El romance navarro es la variedad del idioma navarroaragonés, hoy extinta, hablada durante los siglos X al XVII en el centro y sur de Navarra. Filológicamente, se considera que no existía una diferenciación sustancial entre el navarro y las otras dos variedades del navarroaragonés; sino que las tres, el navarro, el aragonés y el riojano eran simples denominaciones de una misma lengua, explicándose esa triple nomenclatura por las diferentes historias lingüísticas que siguió el navarroaragonés en los diferentes territorios en los que era hablado.


Navarroaragonés. Este mapa muestra cómo el idioma navarroaragonés se habló en gran parte de Navarra. Y se expandió gracias, especialmente dentro de Aragón propiamente dicho (Teruel, Calatayud), a los colonizadores aragoneses (y a los navarros que a menudo se mencionaban implícitamente entre los aragoneses) que también colonizaron el resto de la Corona de Aragón (Valencia y Murcia, este último reino pasó entre manos mañas y castellanas), las mencionadas areas de transición castellano-aragonesas (Soria, Guadalajara, Cuenca, Albacete, Granada y Almería) y otras zonas más al interior de la Meseta.


Esta identidad navarroaragonesa está presente también en La Rioja, y la jota nos une a navarros, aragoneses y riojanos. La jota es un baile y cántico extendido por buena parte de España, pero las jotas del Ebro forman un grupo que las distingue de todas las demás. Obviamente también hay diferencias entre estas tres jotas del Ebro. La jota es el elemento folclórico más extendido de Navarra. No solo es propia de La Ribera o Zona Media, sino que también es propia de Pamplona.

El medio abertzale Eusko Media describe el uso de la jota en el montañés Valle del Roncal con este desdén: ante la bravucona jota y su irrupción en el Valle, incluso cantada con letra o copla en euskara, las melodías populares quedaron en un nivel de inferioridad. También hay jota en El Salazar. Como vemos la jota también llegó a la Montaña Oriental navarra.

En Navarra el Paloteado presenta una geografía muy definida. Se localiza en la Ribera meridional (aunque también en Roncal y Salazar), en las poblaciones de las cuencas de los ríos Ebro, Queiles, Alhama y Huecha. Tuvieron Paloteado propio hasta finales del siglo XIX, Cortes, Buñuel, Ribaforada, Fustiñana, Cabanillas, Monteagudo, Cascante, Murchante, Ablitas, Corella y Cintruénigo. La mayor parte se perdió. El paloteado, o dance, se practica en Aragón, en las proximidades del Moncayo: Tauste, Bardallur, Herrera de los Navarros, Las Pedrosas...

Desde una más amplia perspectiva, el sistema de dances abarca un espacio geográfico cuya extensión sigue el curso del Ebro. Sin embargo, no todas las danzas de ocho danzantes propias de esa extensa zona son, en propiedad, dances. Así sucede con las danzas alavesas, morfológica y funcionalmente equivalentes a las de los paloteados, de la Bercijana de Yecora, de la Virgen de la Plaza de Elciego, la de San Roque de Labastida o la de los Patronos de Oyón. Con mucha mayor propiedad, es en el Somontano del Moncayo donde se presenta la mayor densidad de dances propiamente dichos: Borja, Aizón, Tarazona, Alcalá, Añón, Bulbuente, El Buste, Talamantes, etc. Y se puede llegar en este excurso comparativo a los de Tauste y Gallur, a los oscenses de Sariñena, Tardienta, Lanaja, Huesca, La Almolda..., y así hasta el Mediterráneo, sin olvidar los pirenaicos: Yebra de Basa, Jaca, Sabiñanigo, Ainsa, Graus..., que vienen a trazar un eje paralelo, a pie del Pirineo, del dibujado por la ribera del Ebro.

La gaita es un instrumento musical muy navarro y español. El chistu, aurrescus, chalaparta, Olentzero...en cambio el nacionalismo vasco, aunque los ha exaltado y extendido son más bien populares exclusivamente en la Merindad de Pamplona. En el resto de Navarra, incluso en la propia Pamplona, siempre han sido más populares la gaita, el baile de la era y la jota. Pero, insisto que los abertzales exaltan y han conseguido (con sus chistularis callejeros y profesores de música en conservatorios...) hacer que lo propio y más popular del noroeste (lo que nos iguala a los vascos) de la Merindad de Pamplona (ni siquiera de la propia Pamplona) se convierta en lo "navarro". Muchos jóvenes, con razón, creen que nos parecemos a los vascos.

Si la jota navarra, la gaita...volvieran a inundar clases de música y bailes regionales en colegios (públicos y privados), conservatorios...de toda la comarca de Pamplona y de Navarra, otro gallo cantaría. Muchos navarros recordarían que no nos parecemos en costumbres a los vascos tanto, y en cambio sí a los riojanos, aragoneses, valencianos y murcianos.

A lo mejor deberíamos invitar a La Rioja a formar una Comunidad Foral de Navarra más amplia y biprovincial. Se seguiría llamando Comunidad Foral de Navarra, pero se dividiría entre las actuales provincias de Navarra, que podría llamarse Pamplona (este fue el nombre en tiempos del Reino de Pamplona) o mantener el nombre de Navarra (como la Comunidad Valenciana, en la que el nombre de Valencia está presente en el de la comunidad, provincia y ciudad), más la actual autonomía-provincia riojana, que podría llamarse "La Rioja", "Logroño o Nájera.

Nájera fue un nombre que recibió el Reino de Navarra por una buena temporada. Quizás la capital podría estar entre Calahorra y San Adrián, dos localidades vecinas de nuestras dos provincias. Navarra, por ejemplo. Podría tener un parlamento provincial de 30 diputados que estaría en su actual lugar. La Rioja podría tener uno de 20 diputados, también en el mismo lugar. En vez de crear parlamentarios extra para la autonomía conjunta, los 50 parlamentarios formarían un parlamento conjunto. Se coordinarían los horarios para que no coincidieran las votaciones o sesiones.


Los cronistas romanos nos cuentan que Vasconia, que no era un estado, reino... sino un conjunto de tribus (de las actuales provincias de Navarra, Huesca, Zaragoza, buena parte de La Rioja, además la zona Guipuzcoana de Irún-Fuenterrabía), sin unificar, tenían como capital Calahorra. Puesto que no estaban unificadas, no sería exacto decir Calagurris era su capital, sino más bien su ciudad principal.


Es interesante saber que ya en los remotos tiempos romanos, antes de Cristo, los historiadores nos identificaban a navarros, aragoneses y parte de los riojanos, como un grupo étnico, o cultural, y que no incluían en tal a los modernos vascos, exceptuando la zona de Irún y Fuenterrabía (el mar de Navarra).

Por cierto que el ayuntamiento de Fuenterrabía (en el cual estaba incluido el entonces barrio de Irún) ha pedido varias veces su reincorporación a Navarra, hasta bien entrado el siglo XIX. Es la costa navarra. En Fuenterrabía suele gobernar el PNV. Sus vecinos son muy conservadores con su alarde. Cada año se enfrentan valientemente a la izquierda abertzale para mantener el alarde tradicional: con cantineras y fusileros. Son del PNV porque están en la C.A.V., si se incorporara a la Comunidad Foral muchos PNVistas votarían a UPN. Fuenterrabía es relativamente pequeña en cuanto a población, en comparación con Irún. En Irún casi siempre ganan las elecciones locales y generales los partidos constitucionalistas.

Es la mayor población de la aglomeración urbana situada en el estuario del Bidasoa conocida como «Bahía de Bidasoa-Chingudi» o, simplemente, «Bahía de Chingudi», formada por las localidades de Irún, Hendaya y Fuenterrabía.

En 1992 se encontraron importantes restos arqueológicos romanos en Irún que parecen confirmar que Irún sería la ciudad de Oiasso, Œasso o Easo, que los geógrafos romanos colocaban en la costa del territorio vascón y cuya ubicación exacta había causado cierta controversia en los últimos siglos (el gentilicio easonense utilizado para referirse a los habitantes de San Sebastián se basaba precisamente en la suposición de que esta ciudad había sido la Easo romana). Irún habría sido el asentamiento urbano y portuario relacionado con las cercanas minas de Peñas de Aya, que ya se explotaban en época romana y cuya explotación ha llegado casi hasta el presente.

A la ciudad del transporte de Irún (ZAISA) le hacía falta un elemento que la identificara, una dotación que además de darle más espacio, fuera el símbolo de un entorno de gran pujanza y actividad económica (algo así como un icono que desde su apertura dará otra imagen de la entrada a Irún por el Puente Internacional de Behobia). Finalmente, a su inauguración, acudieron el lehendakari socialista Patxi López, el consejero de Transportes de Guipúzcoa y el alcalde de la ciudad, José Antonio Santano, todos del PSE-EE.
En Irún hubo un movimiento migratorio masivo de toda España.


Históricamente Irún ha tenido una fuerte vinculación con Navarra. En la Antigüedad formaba parte del territorio de la tribu vascona (que se asentaba en territorio de Navarra), frente al resto de Guipúzcoa que era territorio de la tribu de los várdulos. El dialecto del euskera que se habla en la comarca, está más relacionado con los dialectos navarros que con los guipuzcoanos. Se puede decir que Irún es la salida natural de Navarra al mar. Aunque Irún está vinculada a Guipúzcoa desde el siglo XIII, ha habido varios intentos de reincorporar Irún a Navarra, que llegó a retornar durante unos pocos años al principio del siglo XIX.

Pamplonica

Carta a un votante de Podemos en Navarra


Estimado votante de Podemos en Navarra:

Comprendo a todos aquellos navarros que el pasado 24 de mayo de 2015 introdujeron una papeleta en la urna a favor de la candidatura de Podemos Navarra-Ahal Dugu Nafarroa. Razones no os faltaban; corrupción, paro, escándalos de todo tipo, recortes sociales, desaparición sin darnos explicaciones ni asumir responsabilidades de ningún tipo de nuestro pulmón financiero a nivel navarro (Caja Pamplona, Caja Navarra, Banco Vasconia).... desde luego que aquellos partidos que se han alternando en el poder desde la aprobación de la LORAFNA en 1982 han cometido numerosos errores de bulto, por decirlo suavemente.

A la inmensa mayoría de los navarros nos hubiera gustado un cambio en la política navarra (y española) no en las elecciones de 2015, sino mucho antes. Sin embargo surge la pregunta del millón; ¿cambio a cualquier precio?. Pasados dos años desde la constitución del cuatripartito que padecemos en la actualidad (GBai, Bildu/Batasuna, IU-IE y Podemos) ya podemos vislumbrar los ejes políticos y la acción institucional sobre la que pivota. Muchos nos temíamos para que iba a servir el voto a Podemos y preferimos optar por otras opciones o la abstención, y  por desgracia los peores pronósticos se han hecho realidad.

A pocos se les pasará a estas alturas por alto que Podemos en Navarra ha contando desde el primer momento con unos líderes de muy escasa capacitación y liderazgo, y muy escorados hacia el nacionalismo vasco. De hecho, vascuence, ikurriña y reescribir la historia de nuestra comunidad han sido, son y serán los ejes de cualquier gobierno que incluya a uno o varios partidos separatistas panvasquistas, y el actual gobierno no es una excepción. Subidas de impuestos, corruptelas varias (como venimos poniendo de manifiesto semestralmente con nuestro boletín de euskocorrupción), inmersión lingüística obligatoria, derogación de la ley de símbolos para permitir la colocación en nuestras instituciones de la bandera oficial de otra comunidad, por no hablar de un repunte de la violencia proetarra o la exaltación de los terroristas son el día a día de este gobierno sustentado por la formación morada a la que votaste.

Ya no se trata de prever hechos futuros, no estoy agitando ningún miedo hipotético, simplemente quiero poner de manifiesto para que ha servido tu voto, para que reflexiones si en el futuro merecerá la pena seguir apostando por una formación política cuyo único anhelo es plegarse a la agenda del separatismo vasco más sectario y totalitario. Si no te importa o incluso estás de acuerdo con dicha orientación política, está claro que podrás continuar confiando en quienes apuestan por diluir 1203 años de historia de Navarra en un nuevo engendro político: la Ezkadi araniana o su Euskal Herria, que es como lo llaman ahora.

En el caso de que lo único que deseabas es dar un escarmiento a PP, PSN-PSOE y UPN, dar una orientación más social a la acción del Gobierno de Navarra, estabas legítimamente enfadado por las corruptelas, escándalos varios y la crisis, y nunca has querido apostar por la anexión de Navarra a la Comunidad Autónoma Vasca para su posterior independencia de España, entonces te pedimos que reflexiones para que ha servido tu voto en estos dos años, continúes analizando los dos años que quedan, y cuando lleguen las elecciones forales de 2019 medites muy bien la papeleta que vas a introducir en la urna. Un consejo; en caso de duda, es mejor optar por la abstención que votar a aquellos que quieren terminar de destruir tu futuro y el de tu familia e imponerte una identidad que nunca ha sido la tuya y pretenden liquidar doce siglos de historia.

lunes, 22 de mayo de 2017

Cuando Koldo Martínez habla de ETA, sabe de qué habla


¡Menuda trifulca organizó, seguramente sin proponérselo, Koldo Martínez el pasado 18 de mayo!

El portavoz de Geroa Bai en el Parlamento de Navarra aseguró que en el PSN-PSOE había asesinos de ETA. Inmediatamente, la socialista le exigió rectificación bajo amenaza de querella judicial. Y Koldo rebajó tensión, modificando un poquito su afirmación. Cortesía parlamentaria y, de paso, evitar la querella. Además, nunca es bueno abrir algunas cajas de truenos, cuando pueden estallar muy de cerca y a quien menos lo espera.

Para recordar el incidente, puede leerse esta crónica del Menticias, bastante jugosa y detallada en sus expresiones exactas; por lo que dice y por lo que omite.

El incidente tuvo ciertas consecuencias, entre otras, que se incendiaron las redes. Así, resultó sorprendente observar cómo furibundos derechistas antisocialistas insultaban a Koldo Martínez con todo tipo de improperios: malnacido y demás. Como dice Pío Moa, la derecha no tiene cultura política; ni memoria, añado yo. No en vano, las cosas que vamos a recordar también se vivieron en Navarra durante aquellos lejanos años, si bien algunos ya estaban por Madrid y no las sufrieron; aunque ahora regresen y pretendan dar lecciones, o no habían nacido. Entonces, la afirmación de Koldo, siempre tan serio, tan circunspecto, tan puritano… y sectario, ¿fue una absoluta mentira?

Si recurrimos a santa Wikipedia, la vida política de Koldo Martínez Urionabarrenetxea, otro guiputxi más de los que pululan con mando en plaza, nacido en Escoriaza en 1953, se iniciaría en 1991 como candidato a la alcaldía de Pamplona por Euskadiko Ezkerra (EE). Recordemos que EE nació de su antecesor EIA, brazo político de ETA (pm). En 1993, EE se disuelve y buena parte de su gente se integra en el PSOE. Los más fieles intentaron mantener una sigla análoga y el espíritu de la formación desaparecida dando lugar a Euskal Ezkerra (EuE). El intento no prosperó y se disolvió.

Pero a Koldo siempre le picó el gusanillo de la política y se recicló, para desembarcar, años después, en Nafarroa Bai, despuntando especialmente en enero de 2012 al ser elegido presidente de Zabaltzen; asociación de “independientes” (entre otros, los escindidos de los ex–peneuvistas de EA, Hamaikabat) integrada en Geroa Bai, coalición que sucedió en espíritu y cuerpo a Nafarroa Bai.

Este es el relato oficial. El de Wikipedia. El “presentable”. El que le interesa al propio Koldo. Y su partido. Y a su Gobierno. Y, acaso, al resto de todas las izquierdas.

El asunto es que Wikipedia no cuenta todo, todito. De hecho, cuando Koldo recala en EE ya no era una virgencita… políticamente hablando.

Es cierto que ya había culminado su gira europea, habiéndose especializado en bioética clínica, y que había regresado a la Navarra de sus estudios médicos en la “universidad del Opus”.

Pero, como jovencito, y no tanto, ¿acaso no tenía pasado?

Pues va a ser que sí.

En los convulsos años de la Pamplona de finales de los setenta, Koldo ya era una figura mítica en el bullicioso mundo de la autodenominada “izquierda abertzale”, o acaso sea mejor decir, “izquierdas abertzales”.

Era un mundo complicado, sólo para iniciados, con multitud de siglas que surgían, y que en su mayoría derivaban en otras, cuando no desaparecían.

Ya existían, y asesinaban para demostrarlo, sus organizaciones terroristas: ETA (Militar), ETA (Político- Militar) y los Comandos Autónomos Anticapitalistas.

ETA (pm) se escindiría en dos (VII y VIII Asamblea, respectivamente) y sus comandos beriziak (“especiales”, a modo de “cuerpo de élite”) se pasaron en bloque a ETA (m), reforzando su mortífero potencial criminal.

Existían varios partidos políticos semiclandestinos: EIA (Euskal Iraultzarako Alderdia), impulsado por ETA (pm); EHAS que generó el HASI (Herri Alderdi Sozialista Iraultzailea) de la Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS; liderada, no lo olvidemos por ETA Militar), LAIA (también en KAS, pero luego escindido en LAIA Ez y LAIA Bai); más escisiones, integraciones, etc., etc. Se estructuraban “organismos de masas”: LAK, LAB, ASK… Y se movían los grupos estudiantiles, entre los que Koldo era una figura ya mítica por entonces.
Eran varios: IAM (Ikasle Abertzaleen Mugimendua), más o menos próximo a HASI y por tanto a ETA (m); EGAM (Euskadiko Gaztedi Abertzaleen Mugimendua), cercano a EIA (en la órbita, pues, de ETA Político-Militar), GAI (Gaztedi Iraulyzaile Abertzaleak), etc.

Tampoco las cosas estaban del todo claras. Había quienes estaban en IAM pero les gustaba EIA. Y quien estaba en EGAM pero le atraía HASI. Unos se conformaban con ir a manifestaciones, o hacer huelgas estudiantiles, o señalar “fascistas” y apalearlos, pero otros pasaban a la “clandestinidad”; es decir, se integraban en alguna de esas organizaciones terroristas.

Las cosas se fueron perfilando poco a poco, hasta la disolución de ETA (pm) y la consolidación de EE, partido que pese a sus tremebundos orígenes, jugó un papel interesante en la “pacificación”, moderándose notablemente para recalar, finalmente, en el  PSE-EE-PSOE.

Hubo gente que, militando en ETA (pm), pasó a ETA (m). Y viceversa. Otros que estaban en HASI pasaron a EIA,  en su día EE, o se fueron a su casa. Hubo de todo. ¿Y Koldo? Por entonces, las gentes del lugar -de aquellos institutos públicos de Pamplona que entonces eran únicamente cuatro (los dos ahora unificados bajo la denominación Plaza de la Cruz, Irubide y Ermitagaña) y del Centro de Formación Profesional Virgen del Camino- experimentaban tras la muerte de Franco una ebullición ideológica masiva y enfermiza.

La Unión de Juventudes Maoístas (de la mítica ORT) era, acaso, la más numerosa de las organizaciones presentes en aquellos cinco centros; pero con la misma potencia y rapidez con que apareció, se disolvió en el tiempo; nunca llevaron bien que se les acusara de “españolistas”. Ya estaban, para recordárselo, los chicos de IAM, EGAM y GAI. Y Koldo era un maestro, un líder, un veterano admirado que aconsejaba, orientaba, debatía… sobre todo entre los primeros.

Sin duda entonces conoció a muchas gentes, que derivarían en todo tipo de posiciones políticas; especialmente en el seno de los confusos, salvo para iniciados, contornos de las izquierdas abertzales. Pero también en otros lares.

Seguro que Koldo conserva una formidable memoria. Y algunos papeles. Y sería maravilloso que un día lo pusiera todo ello en negro sobre blanco y no omitiera detalles. Que conste que no lo decimos para reabrir sumarios, pues entendemos que por medio de la Amnistía del 77 se pretendió cerrar, de una vez con todas, con las heridas de la guerra civil y violencias posteriores; aunque muchos de sus beneficiados y descendientes se empeñen en reabrirlas en una única dirección. Como decíamos, con aquella amnistía, de la que los de ETA (m) especialmente se sirvieron para seguir asesinando a mansalva, tantísimos pecadillos de jovencito, tales como hacer pintadas de IAM junto al histórico Patxi Zabaleta a finales de 1976 por los que ambos fueron detenidos, pasaron a mejor vida. En todo caso, seguro, segurito, que nos asombrarían muchas cosas de las que podría narrar Koldo, salvo un lamentable ataque de amnesia prematura, que Dios no lo quiera.

Pero, en todo caso, lo de dar lecciones de moral, ética, memoria histórica y demás, Koldo de verdad, nada de nada. Que ya te vale. No eres quien.

Una colaboración de el colibrí

Pedro Sánchez regresa a la primera línea de la política


Con un resultado predecible todavía es pronto vaticinar sus consecuencias; el PSOE ¿va camino de su recuperación, de estancarse o de su autodisolución?. Todo dependerá de la línea política que lleve a partir de ahora Pedro Sánchez, pero todo apunta a que intentará una aproximación a Podemos y a los separatistas, para lo cual, tendrá que ceder no se sabe cuántas cosas más para poder compartir viaje con semejantes compañeros. Al final la "democracia interna" vía primarias ha supuesto que un grupo de militantes (en torno al 25% de los afiliados, ya que la mitad no han votado y solo la mitad de los que han votado lo han hecho por Sánchez) van a decidir por los millones de votantes socialistas, y por extensión, por el resto de españoles. Curiosa forma de entender la democracia interna y la participación, veremos en que va quedando.

Particularmente a la mayoría de españoles nos importa un comino lo que ocurra con el PSOE, no sería el primer partido en España que pasa de gobernar a desaparecer, véase la Unión de Centro Democrático (UCD). El problema estriba en que, mientras el PSOE termina o no de hundirse, escindirse o incluso desaparecer, puede llegar a terminar de abrir las puertas a los enemigos de la nación española (globalistas, extrema izquierda y separatistas) e incluso llevársela por delante en un momento tan delicado. No es que Susana Díaz, Pachi López, JL Rodríguez Zapatero o Felipe González fueran mucho mejores, el problema es que Sánchez está dispuesto a traspasar barreras y líneas rojas que todos los anteriores jamás habrían llegado a pasar ni en los peores momentos del PSOE en la transición. Con Sánchez es como si el PSOE regresara a la década de los años 30 del pasado siglo, se estaría frentepopularizando, eso sí,  versión 4.0.


Todavía es pronto para analizar las consecuencias de la decisión de 67.125 personas de devolverle la Secretaría General del PSOE a un personaje tan funesto y extremista como Pedro Sánchez, pero la cosa no pinta bien. Si el PSOE decide suicidarse, mientras no le afecte al futuro de España, se puede ir por donde vino, lo triste, repetimos, es que pudiera afectar a nuestro futuro como ciudadanos de la nación española. A todo esto, en clave navarra, si el PSN-PSOE apoya mayoritariamente a Sánchez y éste a su vez es el Secretario General más proclive a los separatistas que ha habido nunca en el PSOE (que ya es decir), nos podemos imaginar por donde va a transitar el PSN-PSOE y hacia dónde va a inclinar sus pactos post-electorales en Navarra...

viernes, 19 de mayo de 2017

El cutrepartito contraataca con una manifestación contra la corrupción


Si en 2007 la manifestación convocada y celebrada para protestar por la negociación del expresidente Zapatero y la izquierda aberchandal (con Navarra incluida en el pack) levantó ampollas en el mundo del separatismo, la extrema izquierda e incluso en el PSOE, la manifestación convocada para el 3-J parece haberles sacado de quicio a nuestros actuales gobernantes del cutrepartito y sus acólitos. Precisamente ellos que han convertido las calles de Pamplona durante más de cuarenta años en un manifestodromo, muchas de las cuales han acabado con incidentes violentos, vienen a escandalizarse por que los demás salgamos una vez cada diez años a la calle. Y ante la falta de argumentos, aparte de las portadas y los artículos sensacionalistas, sesgados y sectarios del diario de mentizias (órgano oficial del cutrepartito), no se les ha ocurrido mejor idea de la noche a la mañana que convocar una manifestación contra la corrupción para el sábado 20 de mayo.

Se ve que el cutrepartito no ha acumulado en dos años ninguna corruptelilla ni chanchullo, que son tan inmaculados que pueden protestar contra la corrupción faxista y heteropatriarcal de la derecha porque los demás no conocen las palabras corrupción ni tráfico de influencias (al menos no en castellano, la corrupción dicha en euskera ni se nota). Luego viene el PSN-PSOE apuntandose a todas las manifestaciones que se van convocando, nos imaginamos que si mañana se convoca una concentración por Bob Esponja o la Pepa Pig a los 5 minutos siguientes de oficializarse la convocatoria el PSN-PSOE también se sumará. Volviendo al des-gobernatua de nafarroa, resulta de broma de muy mal gusto la contraofensiva que han lanzado para desacreditar la manifestación del 3-J, así como, la campaña de acoso y derribo hacia el siempre errático PSN-PSOE para forzarle a abandonar la manifestación e intentar crear discordia y fisuras y así boicotearla.

Artículos relacionados:

La verdadera democracia implica que lo mismo se van a poder manifestar los pro-cutrepartito el 20 de mayo que el resto de navarros el 3-J, y el verdadero derecho a decidir a su vez supone que el mismo derecho tienen los ayuntamientos de la zona no-vascofona de pedir su inclusión en la mixta, que a la inversa, solicitar pasar de zona mixta a no-vascofona (o de zona vascofona a zona mixta). Lo contrario es falsa democracia, o bien, una democracia al estilo Bielorrusia, Venezuela, Cuba o Irán. A nosotros y a quienes nos leen no hace falta que nos convenzan de nada, tenemos las ideas muy claras, pero resulta crucial desmontar sus argumentos porque por desgracia, una parte nada desdeñable de la sociedad resulta muy permeable a las mentiras de los totalitarismos separatista y de extrema izquierda, con la complicidad en la sombra de un PSOE que nunca ha terminado de creer ni en España ni en la democracia con mayúsculas (la democracia empieza por respetar a quien no piensa como tú, algo que la izquierda española después de cuarenta años no ha terminado de comprender del todo).

video

¿Sabías que... exaltación comunista en Pamplona


¿Quienes saber más? El libro negro del comunismo (PDF)

jueves, 18 de mayo de 2017

Comienzan las listas de comercios euskaldunes


Estos últimos días se ha venido repartiendo por ayuntamientos de la Comarca de Pamplona un folleto que parece haber sido elaborado por el ayuntamiento batasuno de Pamplona, que se ha dedicado a elaborar listas de comercios euskaldunes en su propia ciudad y otras localidades cercanas como Mendillorri, Villava, Berriozar o Cizur Mayor. Obviamente no nos vamos a meter con la libertad de cada comercio para atender a sus clientes en euskera, español o chino mandarín; faltaría más. Lo que pasa es que estamos en contra de que las instituciones públicas le dediquen recursos a la elaboración de listas de comercios afines, más aún teniendo en cuenta las actitudes mafiosas que siempre han caracterizado a la izquierda abertzale.

No sólo es que el cometido de las instituciones públicas no pasa por hacerle publicidad gratuita a determinados comercios en detrimento de otros, cosa que por sí sola clama al cielo, es que la mera existencia de este tipo de listas se presta a el mal uso de las mismas. Por ejemplo, es público y notorio que los abertzales han venido elaborando listas de bares situados en el Casco Viejo de Pamplona que en alguna recolecta a favor del euskera o de los presos de ETA, se han negado a hacer una aportación económica. 

Este mismo año, durante los últimos incidentes de kale borroka en Pamplona, también fueran atacados establecimientos comerciales en los que la etarrada llegó incluso a introducir petardos dentro de los mismos con el objeto de incomodar a su clientela, resultando herido un ciudadano por un fuego de artificio en uno de estos ataques. No era algo casual, esta actividad era premeditada y selectiva hasta el punto de que en las carcasas de algunos de estos petardos figuraba el nombre de los establecimientos en los que debían de ser tirados.

La obsesión del nacionalismo vasco por las listas de vascos buenos y navarros malos no se resume sólo a los comercios, hace unas semanas la izquierda abertzale volvía a tomar la parte vieja de Pamplona para reivindicar la liberación de los asesinos de la ETA. Entre las actividades previas planteadas se encontraba la realización de encuestas puerta a puerta en algunas calles del Casco Antiguo, en las que se pedía a los vecinos su adhesión a esta causa. Con anterioridad, los consistorios vasquistas han elaborado ficheros de vascohablantes en localidades como Sarriguren o Barañáin.

Se empieza así y se acaba pidiéndole a los ciudadanos que delaten a los comercios no euskaldunes. ¿Exagerado? Ya está pasando en Cataluña donde no sólo multan a los comercios que no rotulan sus letreros en catalán, es que tienen una aplicación en la que los comercios donde no se atiende en catalán son marcados con un punto rojo y dos tibias cruzadas, como en las banderas piratas. Aquí aún estamos a tiempo de evitarlo.






 


Hispano

Algunas ideas para revertir la ingeniería social del nacionalismo vasco


Ni un céntimo de dinero público procedente de nuestros impuestos para promover artificialmente el uso del euskera, con el objetivo de equilibrar dicha lengua minoritaria con el español, la lengua mayoritaria en Navarra. Esto es discriminar a la mayoría, y gastar el dinero en cuestiones que no aportan ningún valor añadido a nuestros bolsillos, ni a nuestro futuro.  

Mientras tanto, se pretende generar la demanda de euskera mediante la modificación de la oferta en cualquier ámbito público, intentando hacer ver lo importante que es,  ya sea en escuelas infantiles, en plazas de maestros, en secundaria, y en toda la Administración en general. En otros lugares ya no tiene remedio, pero en Navarra estamos a tiempo de evitar que el euskera sea requisito indispensable para acceder a un empleo público.


Hay que redefinir la zonificación del euskera en Navarra de forma que se empodere a los no euskaldunes, que somos abrumadoramente mayoritarios. La zona vascófona no es realmente vascófona porque no es monolingüe de euskera. Hay mucha gente de esa zona que no tiene interés por el euskera y, sin embargo no tiene otra opción que estudiar en euskera. Hay que poner colegios, donde haya suficiente demanda, quizás entre dos o más valles, cendeas, ayuntamientos...para chicos y chicas cuyos padres no tengan prioridad por el euskera y en cambio estén interesados en que se comuniquen en castellano y/o lenguas internacionales. Hay que redefinir la zona vascófona como bilingüe. El euskera podría dar puntos para las ofertas públicas de empleo, pero no debería ser un requisito su conocimiento.


Esto es extender la libertad, no ir en contra del euskera. Nadie prohibirá a nadie hablar euskera, e incluso, si la demanda lo permite, se podrá aprender en el colegio, pero los navarros no bailaremos al son que nos dicte la exigua minoría euskaldún. Por lo que hay que ahondar en el empoderamiento de los hispanófonos de la también mal llamada zona vascófona, que en realidad es mayoritariamente bilingüe, aunque con unos cuantos hispanohablantes monolingües y casi ningún vascohablante monolingüe (probablemente ninguno a estas alturas). Hay que proteger y empoderar a esta gente. No es de recibo que el euskera sea en esta zona tan a menudo la lengua preponderante cuando las dos son las lenguas oficiales y muy utilizadas.

Ni un gaztetxe nacionalista regalado con dinero público: Si algunos jóvenes abertzales quieren su local, que se lo paguen con su dinero, como hacen los demás que no lo son.

Ni una ayuda para los euskaltegis: Quien  quiera aprender euskera que se lo pague de su bolsillo,  como el resto de estudiantes de mil materias no subvencionadas.

Ni un céntimo tampoco para el programa municipal Bai Euskarari (“Sí al euskera”). 
  
Ni una subvención para cualquier ikastola pública o concertada que enseñe en contra del hecho diferencial navarro o la Constitución Española.

Si se quiere celebrar una Korrika pasando por Navarra,  no se puede permitir el promover símbolos ajenos a los navarros, ni apoyar a presos etarras durante la carrera.  Esto mismo sirve para la salida del Olentzero en Navidad,  los conciertos anuales del Hatortxurock y el Nafarroa Oinez.  Es decir, cualquier evento subvencionado con dinero público debería cumplir unas condiciones, siendo la primera de ellas el respetar la realidad institucional navarra y española, lo mínimo en cualquier país civilizado y que, en la actualidad, no se cumple.

El futuro que esperamos todavía no ha llegado, pero cuando lo haga, que nos encuentre trabajando. Estamos a tiempo.

Pamplonica

miércoles, 17 de mayo de 2017

ETA, GRAPO y marxismo-leninismo


Sin duda alguna, ETA ha sido –y en no pocos aspectos lo sigue siendo- la organización terrorista más dañina y peligrosa de nuestra Historia. Otra banda, el PCE(r)-GRAPO, le acompañó durante bastantes años en tan delirante recorrido, compartiendo ambas organizaciones buena parte de la ideología marxista-leninistas en su versión maoísta, y unas tácticas explícitamente terroristas.

Pese a tamaño empeño, ambos grupos no alcanzaron análogo arraigo social.

Los atentados perpetrados por los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO), brazo armado de su “organización política”, el Partido Comunista de España (reconstituido), resultaron especialmente perturbadores en los primeros años de la Transición española a la democracia. Así, entre otros, alcanzaron un enorme impacto social, mediático y político los secuestros del presidente del Consejo de Estado, Antonio María de Oriol y Urquijo y del presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar, Emilio Villaescusa Quilis, en noviembre de 1976 y enero de 1977, respectivamente. Además, los GRAPO ocasionaron numerosas víctimas mortales, particularmente entre las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado. Su último secuestro de envergadura, el del industrial zaragozano Publio Cordón, todavía no se ha aclarado en todos sus extremos, desconociéndose su suerte final; pese a haber sido juzgados y condenados sus autores.

Conforme a sus documentos, análisis y decisiones, el PCE(r) privilegió, por encima de otras tácticas, la que denominaba “lucha armada”, es decir, el terrorismo puro y duro. No obstante, también lanzaron “organizaciones de masas”, en un intento de sumar sectores sociales, supuestamente proclives a su dinámica revolucionaria, encuadrándolos en diversos “frentes”: ya hemos mencionado el terrorista de sus GRAPO, el estudiantil, el de apoyo a presos, etc.

Recordemos, en este contexto, a la ODEA (Organización Democrática de Estudiantes Antifascistas), que apenas logró nuevas captaciones y que, en realidad, agrupó, bajo esa sigla, a los militantes del PCE(r)-GRAPO de la Universidad. De hecho, la organización “de masas” que gozó de mayor continuidad fue la Asociación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos (AFAPP), constituida a semejanza de las Gestoras Pro–Amnistía, estructurada en torno a los terroristas encarcelados del GRAPO y que, por propia definición, nunca podría extenderse más allá del entorno social más afín e inmediato.

Otra sección del partido, que gozó de notable relevancia mediática, fue la del “aparato de prensa y propaganda”, capaz de editar durante años, pese a sucesivas caídas de sus responsables, unos periódicos impresos de notable calidad tipográfica; circunstancia que contribuyó, y no poco, a alimentar el mito conspiracionista de una supuesta naturaleza oscura de los GRAPO.

Pese a ello, fue el terrorismo más descarnado el que absorbió la mayor parte de las fuerzas de la organización, subordinándose todos los demás “frentes” –apenas desarrollados– a las necesidades de su estrategia “acción–represión–acción”; prototípica en las numerosas bandas terroristas presentes –algunas de dimensiones propias de un ejército “regular”- en aquellas décadas por todo el mundo.

La ideología del PCE(r)-GRAPO se basaba en una peculiar interpretación del marxismo-leninismo–maoísmo, adaptada –supuestamente– a la realidad española, conforme “la visión del Camarada Arenas”; si bien llegó a experimentar, a lo largo de su larga agonía, un efímero giro pro–soviético. A su juicio, España era, realmente, un “Estado fascista” dominado por una estrecha oligarquía, pese a su apariencia democrática, que sólo podía derrocarse por medio de la “lucha armada”. Las “masas obreras y campesinas”, completamente alienadas y dominadas, anhelarían impacientes un “partido-vanguardia” que liderara la “ineludible” revolución proletaria. La organización histórica y mayoritaria del tradicional entorno marxista revolucionario hispánico, el Partido Comunista de España (PCE), así como los demás grupos comunistas concurrentes (existían, por entonces, una treintena de ellos así denominados; trotskistas, maoístas, pro–soviéticos, pro–albaneses, marxistas-leninistas varios), errarían todos ellos en sus diagnósticos y estrategias; siendo rehenes de unas interpretaciones erróneas –a juicio de Arenas y los suyos- del “marxismo científico”. El PCE(r)-GRAPO, al contrario que el PCE y demás, consideraba que el acatamiento de la legalidad “fascista” -la democrática, se entiende- no sólo no facilitaba el avance hacia el socialismo, sino que lo retardaba; integrando a los comunistas “posibilistas” en el sistema burgués, neutralizándose así el empuje revolucionario de las masas.

Pero, ¿cuál era la base teórica que impulsaba la ciega lucha terrorista de ese puñado de fanáticos?: nos referimos a la doctrina denominada “Guerra Prolongada y de Desgaste”, estrategia y táctica concebidas cuatro décadas atrás por Mao en algunos textos escritos en torno a 1938, de las que se sirvieron en múltiples interpretaciones y praxis sus seguidores por todo el planeta.

La capacidad terrorista del PCE(r)-GRAPO, que se arrastró penosamente hasta fechas muy recientes, desconcertó a los analistas de la época: no podían comprender su sorprendente capacidad de regeneración, tras las numerosas caídas que afectaron a la casi totalidad de sus órganos centrales y comandos operativos. Por ello se acuñó la teoría de la “infiltración”, ya desde la extrema derecha, ya por obra de “ciertos” servicios de información extranjeros nunca determinados. Pero, realmente, tales teorías, ¿eran verosímiles? En definitiva, ¿en qué factores radicaba esa sorprendente capacidad de regeneración?

La explicación es mucho más sencilla, proporcionándola el historiador Pío Moa en su libro De un tiempo y de un país (Ediciones Encuentro, Madrid, 2002) en el que narra sus peripecias en la extrema izquierda de la época y en esa organización concreta; describiendo la exacta procedencia de la militancia del PCE(r)-GRAPO. En ese libro, Moa narra magníficamente cómo el marxismo revolucionario -particularmente el marxismo-leninismo- cinceló toda una generación de militantes que con la fe del converso se empeñaron en transformar la Historia por medio de la violencia. Y, si fuere preciso, intentando “asaltar los cielos”. En este sentido, los del GRAPO fueron un colectivo más entre otros muchos.

La acción del PCE(r)-GRAPO coadyuvó, por otra parte, en una dirección inesperada: la moderación del PCE, y demás fuerzas marxistas, en su pretensión de no ser confundidos con el ciego terrorismo desatado por tan denostada organización; que no sólo no logró tan apocalíptica como vetusta insurrección obrera, sino que generó un profundo rechazo en todos los estratos sociales y la opinión pública española.

Algunos medios de comunicación, aleccionados en muchos casos desde las factorías ideológicas de esa misma extrema izquierda, bien en los aledaños del PCE o en los de un socialismo marxista que ahora nos suena muy trasnochado, no podían explicarse –no podían aceptar, tal vez– que esos sanguinarios terroristas procedieran de sus mismos entornos ideológicos; de un mismo humus humano moldeado por aquella ideología totalitaria. Por ello, acaso para justificarse, inventaron esas exóticas teorías acerca del origen e impulso del PCE(r)-GRAPO. Pese a tales intentos, la explicación era bastante sencilla, existiendo otros muchos casos similares en la Historia: un grupo humano se movilizó impulsado por una lectura muy particular del marxismo, persiguiendo una sociedad utópica; sin reparar en medios, costes y sacrificios. De hecho, los escasos supervivientes del PCE(r)-GRAPO siguen justificando su existencia con un análisis ideológico, tan  supuestamente ortodoxo como alejado de la realidad, en el que repiten los tópicos manejados desde hace treinta años. Así afirman, todavía hoy, que «Claro que no les interesa explicar por qué los GRAPO han permanecido en la brecha durante tanto tiempo y hayan logrado más de una vez poner al Estado contra las cuerdas, pues de lo contrario tendrían que reconocer también, entre otras cosas, primero, la permanencia del régimen fascista y, segundo, la existencia en nuestro país de un partido comunista verdaderamente revolucionario, firme y bien cohesionado, que aplica una línea política justa de resistencia y no escatima ningún apoyo a la organización guerrillera» ("Esos extraños y oscuros GRAPO", artículo de Antorcha nº 3, junio de 1998; publicación digital de la organización). Una auténtica aberración, un delirio retórico, barroco y autojustificado, en el que unos pocos siguen inmersos.

Conocer, asumir e intentar aplicar el marxismo-leninismo, no fue suficiente para triunfar, ni siquiera para consolidarse; aunque fuera mediante el empleo de la violencia terrorista más brutal. Ya lo hemos visto en el caso del PCE(r)-GRAPO.

Pero, ¿cómo puede explicarse la continuidad de ETA?

A esta cuestión le dedicaremos el artículo “ETA, marxismo-leninismo y la cuestión nacional”.

Sila Félix

Un correo desde Álava


Hola, soy de Vitoria, 42 años, con padres y abuelos alaveses. Jamás he oído a nadie de mi familia hablar una palabra en euskera distinta de 'agur'.

Os leo y me siento plenamente identificado, por fin alguien con pelotas que se atreve a decir las cosas tal y como son, eso os engrandece, ojalá hubiese más gente como vosotros. Los problemas de los vitorianos y la mayoría de los alaveses con la imposición del euskera, son los mismos que tenéis ahora en gran parte de Navarra. De alguna manera deberíamos unir fuerzas para frenar este sinsentido.

Nos toman por imbéciles, nos cuentas milongas y lo peor de todo es que la mayoría de la gente claudica, no protesta, tiene miedo, callan y luego vendrán las lamentaciones.

Tenemos que gritar lo más alto posible: BASTA YA DE IMPONER EL EUSKERA, no queremos que lo subvencionen con nuestros impuestos, dejar a nuestros hijos en paz. Libertad total para que cada uno hable en el idioma que quiera, y libertad total para que nuestros hijos estudien los idiomas que creemos más convenientes para su futuro. Si solo pueden estudiar dos idiomas: español e inglés. Si pueden tres: español+inglés+chino/francés/alemán/ruso/thailandés o shuahili, todos ellos con mucho más futuro que el euskera, todos ellos engrandecen a la persona, le abre posibilidades.

Si alguien no soporta ser atendido en el hospital o en cualquier servicio público en español en Vitoria o Pamplona, que se vaya a Hernani, y nos deje a la mayoría de alaveses y navarros en paz. Nadie le obliga a venir a vivir a nuestra tierra. Lo que no es de recibo es que para que esas personas que vienen a nuestra tierra no se sientan mal, nos obliguen a los demás a aprender su idioma, por cierto, totalmente artificial. Se van a cargar el euskera antiguo, el de verdad ellos mismos. Nos están jodiendo literalmente, y no les importa joder el euskera de verdad que merecía la pena. Es increíble que estén dispuestos a que sus hijos tengan que hablar cuatro idiomas al menos: El euskera de verdad, el euskera batua, el español y el inglés. Al final, irremediablemente lo harán en los 4 mal, y terminará imponiéndose el euskera batua, un idioma artificial, sin alma, odiado por unos y reverenciado por otros que comen de él a base de sangrar a los demás.

El PNV/Bildu/GeroaBai no tienen la culpa (solo se aprovechan de la situación ya que así pueden vivir sin dar palo al agua); la culpa la tienen los partidos nacionales: el PSOE y el PP, que callan, conceden y no defienden a sus votantes.

Para Álava quizás ya sea tarde, hay una gran mayoría de jóvenes de menos de 30-35 años que ya han sido adoctrinados, es muy difícil la marcha atrás, mientras los padres mirábamos para otro lado por miedo a que los cachorros de eta te dieran una paliza (yo solo me enfrente a dos de ellos cuando asesinaron a Miguel Angel Blanco, y salieron corriendo porque solo eran dos contra uno; pero la mayoría de la gente ha estado totalmente acojonada). Os deseo a los navarros lo mejor, estáis a tiempo de parar los pies a esta gentuza, pero no se pueden perder más batallas, cada logro que consiguen, los del PP/PSOE no tienen huevos de deshacer, como demostró el miserable de Patxi, cuando tubo la oportunidad de enderezar el rumbo. Mal futuro nos espera gobernados por estos borregos adoctrinados, tontos del bote, que no saben ver las consecuencias que sus actos e imposiciones nos traerán. Es una verdadera lástima. A ver si en Navarra conseguís pararles los pies a tiempo.

Saludos y ánimo.

martes, 16 de mayo de 2017

La lengua e identidad navarroaragonesa


El Alto Aragón es la parte, contigua a Navarra, pirenaica y prepirenaica, de la provincia de Huesca.

Aragón primitivo. Inicialmente, este condado comprendía un pequeño territorio montañoso, integrado por los valles de y localidades de Ansó, Hecho, Aragüés, Jasa, Aisa, Borau, Villanúa, Castiello y Canfrac. Estos, junto con Jaca y otras localidades componen la actual comarca de Jacetania.

Este topónimo, Aragón, es antiquísimo (como mínimo del principio de la Edad Media), no como los recientemente inventados neologismos de "Euskal Herria", término cultural, no nacional (la izquierda abertzale sería pionera en utilizarlo en este sentido y sólo desde los 1970s), referido a la zona vascófona (la verdadera zona mixta o bilingüe de Navarra), nunca a toda Navarra, y el neologismo mucho más recientemente "Euskadi", utilizado por Arana en sus escritos por primera vez en 1896, especialmente a partir de 1901.

Aragón primitivo algo ampliado. Posteriormente se añaden los condados de Sobrarbe, Ribagorza y Aragón, cuyo centro principal era la villa de Jaca. A mediados del siglo X, el condado de Aragón se incorporó al reino de Pamplona.

El Condado de Aragón nació en tierras aledañas a Navarra, tierras que ya los romanos asociaron con lo que posteriormente sería Navarra. Por algo un río con un nombre tan clarificador, el Aragón, surca buena parte de Navarra.

La vinculación de Navarra con Aragón por un lado, y de el País Vasco con Castilla por otro, ha sido una historia prolongada en el tiempo (mucho más que la efímera unión con Vascongadas), como lo prueban las repoblaciones conjuntas de la Meseta entre Vascongadas-Castilla, por un lado, y del Valle del Ebro y Mediterráneo entre Navarra y Aragón por otro. Son las dos mayores empresas colonizadoras de España y posteriormente darán origen a los dos grandes reinos que formarán España. No obstante el primer reino español nace a la caída de Roma, con los visigodos a la cabeza.

Por supuesto que navarros y aragoneses colonizaron Castilla, especialmente las áreas fronterizas (Soria, Guadalajara, Cuenca, Albacete, Murcia..) y partes de Salamanca, Ávila, Madrid..., pero su foco principal fue Valdebro y Mediterráneo.

Lo mismo se puede decir de los cronológicamente prolongados vínculos entre los vasco-castellanos (o simplemente castellanos) que, aunque mandaron algunos colonos a Valdebro-Mediterráneo (menos que los catalanes, y menos aún que navarros y aragoneses) se centraron en lo que a posteriori sería la Corona de Castilla.

Y es que esta vinculación de maños (amplío la acepción, exclusiva de zaragozanos, para incluir a todos los aragoneses) y navarros es prerromana. Posteriormente se reforzará con las colonizaciones del Valle del Ebro y la mayor parte de la Cuenca Mediterránea, una empresa conjunta de ambos.

En fechas cronológicamente entre la fundación del Condado de Aragón y la gran colonización navarroaragonesa Ebro-Mediterránea, Navarra además adquiere castillos y vasallos en pleno territorio aragonés y valenciano: Tauste, Albarracín, Alpuente, Morella...

Como he mencionado de soslayo, la Comunidad Valenciana es una zona que ha sido ampliamente colonizada por aragoneses y navarros. El interior ha sido la principal zona de colonización de aragoneses, como lo prueban las hablas churras, y donde han desaparecido estas, todavía quedan aragonesismos y navarrismos en léxico, o al menos en diminutivos como ico e ica.

Castellano aragonesizado. Este fenómeno en Navarra se ha mantenido más en la zona de La Ribera Navarra limítrofe con Aragón y La Rioja. José María Iribarren, tudelano, y escritor prolífico, en su "Vocabulario Navarro" compila buena parte de vocablos de nuestra difunta lengua navarroaragonesa, a menudo conocida en Navarra como navarro simplemente.

No obstante en zonas de la costa (o cercanas) valencianohablantes y colonizadas por catalanes, también hubo una importante afluencia de colonos aragoneses, superando a los catalanes en el conjunto del reino valenciano.

Se me ocurre, por ejemplo, que en valenciano la j y la g (con i y e) se pronuncia ch, al contrario que en catalán (que la pronuncia como en inglés), pero igual que en aragonés. Generalitat en catalán se pronuncia yeneralitat (la "y" es más o menos como la pronunciaría un argentino) pero en valenciano se pronuncia cheneralitat. En consonancia en fabla aragonesa (lo que queda del extinto navarroaragonés), por ejemplo, Jaca es Chaca.

A menudo, en la etapa de la Reconquista, cuando se hace referencia a que tal o cual área es colonizada por aragoneses, se da por hecho que entre los aragoneses hay navarros, por compartir lengua (navarro-aragonés) y similitud cultural. Por supuesto que el elemento aragonés de los colonizadores predominó, tanto en el Reino de Valencia (sobre todo en el interior de las provincias de Castellón,  Valencia y Alicante) como el Reino de Murcia (provincias de Murcia y Albacete).

El castellano churro es el castellano navarroaragonesizado del interior de la Comunidad Valenciana. Insisto de nuevo en que la colonización navarroaragonesa, contrario a lo que cuentan los ahistóricos mitos imperialistas catalanes, fue más numerosa que la catalana.

Topónimos como Navarrés (provincia de Valencia) o San Javier (provincia de Murcia), o apellidos navarros como el muy extendido "Navarro" o "Garro", son prueba de la implicación navarra en la colonización y conquista de los territorios del Mediterráneo español, especialmente el Levante.

Aunque fiestas con toros, incluyendo encierros, hay por buena parte de la geografía española, es notable que a menudo se dan con mayor intensidad en zonas colonizadas por navarroaragoneses como las provincias de Castellón y Valencia.

España, zona oriental. Esta es una zona de gran influencia navarroaragonesa. 
Diccionarios de variantes del español en la zona oriental: http://jrmorala.unileon.es/dicci/004.htm

A pesar de que la colonización navarro-aragonesa se dirigió principalmente hacia lo que fue la Corona de Aragón, el oscilante (entre Castilla y Aragón) Reino de Murcia y otras zonas oscilantes entre Castilla y Aragón (Soria, Guadalajara, Cuenca, Albacete, Almería, como lo muestran sus diminutivos en ico e ica, en vez de ito e ita, o sus superlativos en ismo e isma, en vez de ísimo e ísima), también penetró el interior de la Meseta porque navarros fueron buena parte de colonos de las provincias de Salamanca y Ávila. Estas dos provincias cuentan con topónimos como "Naharros" o "Narros", deformaciones de "Navarros", y curiosamente son provincias con famosos encierros y gran afición a los mismos.

Mapa de diminutivos en España. El mapa da una idea de la extensión geográfica de los diminutivos, pero lo cierto es que el diminutivo ico penetra mucho más en el interior de la Comunidad Valenciana.

El imperialismo vasco, así como el catalán tienen sus áreas de expansión, a costa de otros. Aunque menos conocidos, también existen irredentismos con sus aspiraciones expansivas (como el lebensraum de la Alemania nazi) entre nacionalistas aragoneses como vemos en este mapa de los Países Aragoneses, que incluye varias áreas navarras, que ahora o en el pasado han tenido cultura común navarroaragonesa.

No es coincidencia que los sufijos -ico e -ica se den en Navarra y Aragón (además de en sus "colonias" levantinas) mientras que los sufijos en -ito e -ita se dan en Vascongadas y Castilla (y en sus "colonias" meseteñas).

Otro mapa de  diminutivos en España

El diminutivo -ico o -ica es común en la parte oriental de España (la zona de colonización navarroaragonesa y de transición entre las Coronas de Castilla y Aragón), es decir, Andalucía Oriental, este de Castilla-La Mancha, Aragón, Navarra, La Rioja, Región de Murcia y Comunidad Valenciana occidental (parte actualmente castellanohablante antes hablante de navarroaragonés); a veces aparece como -cico -cica (como en colorcico, puentecico...). Una forma parecida se da en algunos países de la costa caribeña: Venezuela, Cuba, República Dominicana, Colombia y Costa Rica.

Hay que reformular la educación en Navarra contando la historia de la Navarra romance, la gran olvidada y mayoritaria. Hay que incluir la historia e importancia (por su mayoritaria extensión geográfica) de la jota, de la gaita, nuestro antiguo idioma e identidad navarroaragonesa (que incluye la riojana) que pervive en el mediodía navarro y que nos une a nuestros vecinos aragoneses y riojanos, valencianos, murcianos y, en definitiva al resto de los pueblos de España, así como a los pueblos del otro lado del atlántico y "más allá" (en latín "plus ultra").

Pamplonica