martes, 11 de diciembre de 2018

Asirón el hippie cambia el nombre a la Avenida del Ejército por el de una reina francesa


Durante décadas ha existo en Pamplona una avenida en honor al Ejército Español, no sólo debido a los cuantiosos terrenos y edificios que esta institución le cedió a la ciudad, sino al valor que han demostrado en innumerables ocasiones los militares españoles.

¿Pero qué van a saber de valor unos mierdas, que se hacen llamar "gudaris" y que durante la Guerra Civil fueron de retirada en retirada hasta la rendición final o que ya en la Democracia se dedicaban a matar a traición a militares, policías, políticos y viandantes? Ayer el alcalde bildu-etarra Joseba Asirón anunció que de forma unilateral esta avenida iba a cambiar su nombre por el de Catalina de Foix, la última reina francesa de Navarra.

La excusa en esta ocasión parece ser el "visibilizar a las mujeres en el callejero de la ciudad", aunque ya existía en Pamplona una calle dedicada a Catalina de Foix, en concreto en la pintoresca ronda de las murallas que desde el Archivo Real y General de Navarra lleva al Portal de Francia. Catalina fue como digo la última reina francesa de Navarra, aunque en cambio estaba bastante más preocupada por sus extensas y ricas posesiones al sur de Francia -que les hacían súbditos del rey francés- que por una Navarra en constante conflicto interno durante el último siglo, que prácticamente sólo aportaba problemas a cambio de un título real.

El cambio se encuadra más bien en la obsesión del alcalde nacionalista de borrar a España del callejero de Pamplona y ya que estamos meter la fábula abertzale al respecto de la guerra de 1512: recordemos que a un lado de esta avenida se encuentra la Ciudadela de Pamplona, que en el imaginario abertzale era una fortaleza desde la que los castellanos "vigilaban a los pamploneses". Fue en cambio construida en tiempos de Felipe II como una fortificación de tipo renacentista capaz de soportar las modernas armas de artillería y defender Pamplona de una invasión venida de Francia.


Una vez pasados los intentos legitimistas perpetrados por algunos nobles navarros acompañados por ejércitos franceses, Navarra comenzó el mayor periodo de paz generalizada de su historia y que sólo sería interrumpido casi 300 años después por la invasión napoleónica de 1808. Recordemos que la respuesta a esta invasión fue una guerra de guerrillas que comenzó en el norte de Navarra, cosa que no ocurrió a partir de 1512 cuando Fernando el Católico sacó a Navarra de la órbita francesa.

Como vengo diciendo el movimiento de Asirón trata de mearse en nuestra historia, borrar a España del callejero y que no falte joder al Ejército; como si los bildu-etarras fuesen unos hippies pacifistas y no terroristas defensores de los asesinatos políticos.

Para lograr una forma de justificación histórica, el Ayuntamiento de Pamplona le ha encargado una nueva conferencia al respecto de Catalina de Foix a su autor de historia-ficción favorito, este es Aitor Pescador. Al respecto de otra conferencia de hace año y medio, calcada a la que ahora nos ocupa, ya escribió nuestro amigo Caius un artículo que volveremos a reproducir aquí porque es simplemente perfecto y ya en su momento le puso de mala leche a este historiadorzuelo abertzale.

Hispano

Catalina de Foix, la francesa que abandonó el reino de Navarra


La figura de Catalina de Foix ha iniciado un ciclo de charlas conmemorativas de la historia de Navarra. Y conforme a los tiempos de Barkos que vivimos, la primera conferencia 'La reina Catalina de Foix o la defensa de la soberanía navarra', fue a cargo de Aitor Pescador Medrano, en el Palacio del Condestable.

Pero que Mendoza y su séquito no llamen a esto “charlas conmemorativas de la historia de Navarra” con el apellido de “encuentros plurales”. Porque nada es verdad: ni se habla de historia, porque es propaganda, ni hay pluralismo, porque sólo se cuenta con personas e ideas que comparten lo que conviene a los abertzales del gobierno. Y ya está bien.

Catalina de Foix nació en 1468 y murió en 1517, centenario que sirve de excusa a esta grosera manipulación. La primera circunstancia que hacía difícil el reinado de Catalina, hermana y heredera del rey niño Francisco I Febo, era su edad.  Catalina asumió el reino de Navarra el 30 de enero de 1483, teniendo catorce años. Un auténtico papelón, con una Navarra en guerra civil entre agramonteses y beamonteses y su primo Fernando el Católico siendo el único en condiciones de poner paz a este lado del Pirineo.

Al final, toda la vida y el mismo matrimonio de Catalina se resumen en algo que ni los abertzales de hoy ni sus propagandistas han entendido. Al Norte de las montañas, Catalina tenía amplios y ricos señoríos, y la posibilidad de enlazar con la Casa Real francesa; pero para eso París pedía su subordinación, y amenazaba con no reconocerla como señora y sí a alguno de sus primos. Frente a eso, al Sur el rey Fernando no quería ni una Navarra en tumultos ni una Navarra subordinada a Francia, y no olvidaba que muchos navarros le eran a él personalmente leales, como lo habían sido a su padre Juan II.

Al principio, Catalina (y su madre) eligieron llevarse bien con Fernando. Cómo estarían de mal las cosas que tardó 10 años, hasta 1493, en tomar posesión del reino. Francesa en buena parte por su familia, Catalina creció en medio de la preocupación por la posible pérdida de su patrimonio francés, fue educada como una princesa de sangre real francesa, y emparentó con otra gran familia francesa, la de Juan de Albret. Lo más saneado de sus rentas provenía de Francia, y sólo con la benevolencia de París podía conservarse. Navarra, por el contrario, fue hasta finales de 1493 una tierra desconocida, o mejor dicho conocida sólo por los problemas y gastos que generaba, que aparecía siempre envuelta en inextricables querellas familiares, y que sólo podía mantenerse por voluntad de los Reyes Católicos, la única fuerza constantemente interesada por el reino.

Para Catalina, Navarra era una aventura, pero la realidad inmediata, incluso afectivamente, eran las tierras del Midi. Magdalena de Francia la educó en su mismo orden de prioridades políticas: Francia ante todo, ya que de Francia dependían los señoríos verdaderamente queridos, no Navarra. Lo sucedido en 1512 fue simplemente la consecuencia: llamada a elegir entre España y Francia, Catalina eligió con buena lógica Francia. De Navarra conservó el uso, prestigioso, del título real, pero nada más. Desde la entrada del duque de Alba en 1512, desde aquella derrota francesa y desde las Cortes navarras de Burgos de 1515, rey de Navarra fue Fernando el Católico, que durante décadas había sido el único en interesarse por Navarra y los navarros. No se equivocó Catalina: a cambio de renunciar a este reino pequeño y empobrecido, palabras aparte, llevó a su familia a trepar al trono de Francia. Los que se equivocan son los que siguen a divulgadores abertzales como Aitor Pescador, pues no hacen historia sino propaganda de las ideas navarreras manipuladas por los nacionalistas. Nacionalistas vascos, por supuesto.

Caius

lunes, 10 de diciembre de 2018

SKOLAE: El sentido común frente a las teorías deconstruccionistas


¿Qué es el sentido común? “El menos común de los sentidos”, nos decían nuestros padres de pequeños. Lo cierto es que la explicación natural sobre las cosas suele ser la más sencilla. 

Si nosotros vemos en nuestros hijos si son niño o niña y les vemos cómo tienen diferentes apreciaciones de la realidad ya desde pequeños… ¿van a venir a decirnos desde los gobiernos que no, que el sexo de los hijos no tiene que ver con su género, y que tienen que probarlo todo antes de saber si se sienten hombre o mujer?  Esto no hay padre ni madre que lo aguante, y por eso se levantan las familias en muchos países contra la imposición de las empanadas mentales de ciertos intelectuales.  La escuela está para enseñar matemáticas, no para llenar la cabeza de nuestros hijos con dudas sobre su sexualidad bajo el paraguas de la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres.

Dicen desde el gobierno de Barkos que éste es un discurso “parroquiano”. Que nosotros sepamos, ya llevamos escritos varios artículos sobre el tema y todavía no hemos  mencionado ni a Dios ni a la Iglesia ni a otras religiones (que las hay en Navarra, por cierto). Al contrario, hay suficientes argumentos filosóficos, científicos, sociales y educativos para oponerse a que se enseñen las monsergas del género en la escuela, con su cortejo de palabras manipuladas, como la igualdad, la tolerancia y la discriminación. Sería importante que cada uno analizara cuál es el tratamiento real que se da a estos términos en los diferentes textos en los que se apoya Skolae. 

El pasado día 23 de noviembre, el cuatripartito y el PSN rechazaron en el Parlamento Foral una moción que pedía al Gobierno de Navarra “respetar el derecho de los padres y madres a elegir la educación que quieren para sus hijos, tal como amparan la Constitución y la Declaración Universal de Derechos Humanos”.  También se rechazó porque otro punto pedía que el material de cualquier programa que aborde la coeducación y la educación afectivo-sexual cuente previamente con el conocimiento de las APYMAS y el consentimiento de las familias. Lo que quiere decir que Skolae se ha redactado sin el consenso suficiente en la comunidad educativa. 

Por último, recordemos también que el cuatripartito y el PSN llaman “retrógrados” y nostálgicos del pasado a quienes se les ocurra utilizar el sentido común para evitar que sus hijos sean manipulados. Tenemos una ocasión magnífica delante nuestra para demostrar cuál es el criterio propio que los padres y abuelos nos han transmitido en nuestras propias familias. Nosotros no seremos intelectuales, pero sabemos que el sentido común también es una forma de conocimiento humano para el ejercicio espontáneo de la razón. Y pensamos aplicarlo a Skolae como hacemos al resto de los asuntos en nuestra vida diaria. 

Calíope

viernes, 7 de diciembre de 2018

Los almogávares eran guerreros de origen catalán, aragonés y navarro


El apéndice de uno de los libros de la colección Historia General de España, escrito por V. Frossart, dice: "Los almogóvares u almugávares eran una tropa singular de montañeses de Aragón, Navarra y Cataluña, gente robusta, feroz y sufridora de trabajos, mandados por algunos nobles que hacían perpetuas correrías en las tierras de los moros cuando no servían a sus reyes." Es bastante elocuente la descripción que hace el libro en cuestión de estos guerreros  montañeses españoles de Navarra, Aragón y Cataluña, conocidos como almogávares.

 Alfonso el Batallador divisando Zaragoza antes de su reconquista y ruinas de El Castellar.

La célebre crónica aragonesa de San Juan de la Peña emplaza a los almogávares cristianos por primera vez en 1118 en el asedio de Zaragoza como parte del ejército de Alfonso I el Batallador, rey de Aragón y Navarra, que fue el creador del cuerpo de almogávares. Para la reconquista de Zaragoza los almogávares se emplazaron en una zona boscosa por entonces conocida como El Castellar, con el fin de crear inseguridad permanente con métodos de guerrilla, que en el futuro volverían a emplear. Finalmente Alfonso el Batallador, el rey navarroaragonés "puso sitio sobre Zaragoza con sus aragoneses y navarros" y Zaragoza fue conquistada en 1118. Se sobreentiende que los almogávares jugaron un papel clave en la operación bélica más importante de Alfonso el Batallador, que fue la conquista de Zaragoza. El próximo 18 de diciembre es el 900 aniversario de la reconquista de la capital maña de manos musulmanas.

Los almogávares apenas llevaban armadura, pero llevaban un manto corto hasta las rodillas, con alpargatas y medias, además de dos o tres lanzas cortas, un broquel y una daga larga, un material que les permitía ser muy rápidos y atacar inesperadamente a modo de guerra relámpago, arrasando antes de que la defensa enemiga pudiera hacer nada por evitarlo. Conforme iba avanzando la reconquista los distintos territorios de la Corona de Aragón perdieron frontera directa con el islam, así que los almogávares perdieron con ello su medio natural de vida guerrera. Los almogávares al principio eran parte del ejército aragonés como mercenarios exploradores, complementando al grueso del ejército de la corona formado por los ballesteros y la caballería.

Los almogávares estuvieron presentes también en las conquistas de Mallorca y Valencia. Desde mediados del siglo XIII aumentaron en número y se fueron agrupando y haciendo más independientes. Finalmente se convirtieron en la élite de las fuerzas de la Corona de Aragón. Los almogávares en su época eran los guerreros más temibles y bravos que había. De hecho los almogávares españoles salvaron al imperio bizantino por un tiempo de ser conquistados por los otomanos. Es más, los almogávares reconquistaron Anatolia de los turcos para el imperio bizantino, llegando hasta Armenia.

Almogávar sobre un enemigo otomano derrotado.

Características y hazañas de los almogávares

Constantinopla fue una ciudad habitual de las expediciones almogávares. Hubo almogávares durante las Cruzadas y una vez finalizadas los almogávares ejercieron en cierto modo de cruzados. En 1379 el Partenón, el mayor monumento de la Grecia clásica, tenía colocada en su parte superior una bandera de las barras de Aragón ondeando. Esto se debe a la compañía de los almogávares que la colocaron. Los guerreros almogávares formaban una máquina bélica excelente por la precisión y ahínco con la que golpeaban al enemigo.

Mapa de la Corona de Aragón con sus posesiones mediterráneas

imagen de la bandera de las barras de Aragón junto al Partenón en Atenas, Grecia.

La Corona de Aragón tuvo una fuerza bélica, al margen del ejército regular, compuesta por estos combatientes almogávares que provenían de diferentes puntos de sus dominios. También hubo almogávares en otros reinos españoles, pero los verdaderamente afamados fueron los de la Corona de Aragón, gracias a su éxito en expandir sus conquistas por la Cuenca Mediterránea. De hecho cuando se habla de almogávares es inevitable pensar en los mercenarios de la Corona de Aragón.

Con apenas cuatro cosas podían sobrevivir en el monte en cualquier estación del año. Así que esta vida espartana de los españoles pirenaicos era un buen entrenamiento para hacerse guerrero almogávar. Entre los guerreros almogávares contaban con algunos sarracenos, que eran los mejores como exploradores. La mayoría de los oficiales almogávares eran catalanes, pero también contaban con aragoneses, navarros, valencianos, mallorquines... A pesar de que entre los almogávares había guerreros españoles de varias áreas del este de nuestro país, se les tendía a denominar a todos ellos como "catalanes" porque los catalanes eran una parte muy numerosa de los almogávares. Los almogávares "catalanes", en realidad eran también navarros, aragoneses, mallorquines, valencianos, conquenses de la serranía, alanos... y, sí, también catalanes. Por causa de los almogávares, decir catalán en el Mediterráneo era como hoy decir gallego en Cuba o en Argentina, vamos, como decir español. Pero, de hecho importantes dirigentes almogávares como Roger de Flor (napolitano), Roger de Lauria (calabrés), Juan Corberán de Alet (navarro), Berenguer de Rocafort (valenciano), Berenguer de Entenza (zaragozano)... obviamente no eran catalanes.

Está pintura de los almogávares dirigidos por Roger de Flor entrando en Constantinopla está en el edificio del Senado español.

Probablemente los dos caudillos almogávares más conocidos sean los dos Roger. El almogávar Roger de Lauria terminó en la corte del Rey Jaime I, donde se formó y acabó como el legendario almirante de las flotas de la Corona de Aragón. Gracias a la ayuda que le prestaron los almogávares a los bizantinos contra los otomanos Roger de Flor fue nombrado Megaduque del imperio bizantino, lo que le convertía en una de las personas más poderosas del imperio romano de oriente.

Los almogávares fueron temidos por el Mediterráneo, especialmente el oriental. Esto se debe a la ferocidad de los ataques que perpetraban. Debido a las acciones bélicas que ejecutaban los almogávares "catalanes", todavía hoy en día en países como Bulgaria o Albania el gentilicio "catalán" tiene una connotación negativa entre los niños comparable aquí en España a personajes ficticios como el hombre del saco o el coco. No parece haber datos de almogávares navarros sirviendo como almogávares a los reyes de Navarra, aunque sí existe información de almogávares navarros, como el mencionado Juan Corberán de Alet, que sirvieron como tales a los reyes aragoneses debido a esa histórica complicidad navarroaragonesa mutua. De hecho al buscar representaciones pictóricas de este ricohombre de Navarra lo habitual es que lo describan como jinete aragonés, pero no, era navarrico.

Juan Corberán de Alet, uno de los guerreros navarros almogávares de la Corona de Aragón.

El navarro Juan Corberán de Alet (o Lehet) era senescal (segundo en el mando) de la "Gran Compañía Catalana". Un senescal es un funcionario de palacio muy destacado. En la Edad Media existían senescales en la mayor parte de Europa occidental. La palabra senescal deriva etimológicamente del latín senex (anciano) y del término germánico skalk, que es el siervo de más edad, o el decano de los siervos. Aunque en diferentes obras históricas se habla de la Gran Compañía Catalana, lo cierto es que ni era únicamente catalana, porque había navarros y aragoneses también, ni se llamaba siquiera así. Se llamaba Compañía Franca, queriendo significar libre. El desafortunado Juan de Lehet, el noble navarro y almogávar que acompañó a Roger de Flor en sus campañas por Anatolia, encontró la muerte al recibir una flecha lanzada por un enemigo turco en una expedición de castigo que encabezaba contra los turcos en la ciudad de Tira, actualmente una localidad árabe israelí próxima a Cisjordania.

No es coincidencia que estos temibles y afamados soldados de élite de la Corona de Aragón contasen con semejante número de navarros. Al fin y al cabo Jaime I (padre de Pedro III) había tenido ya la experiencia de la gran presencia de guerreros de Navarra en la reconquista de Valencia capital y otras áreas del mismo reino. El hijo de Pedro III, el también Rey Jaime II, repetiría la historia llevándose soldados navarros de nuevo para conquistar poblaciones levantinas tan importantes como Elche, Alicante, Cartagena, Orihuela y Murcia. 

El motor que movía a los almogávares era la miseria, así como también la servidumbre, de las que huían. No tenían otro señor que Dios. En su época de infante el Rey Pedro III afirmaba que, tal como los reinos de su padre daban lobos, los suyos daban almogávares. Los almogávares eran sin duda dignos de respetar, pudiendo ser mercenarios, pero también bandidos. La versión castellana de los almogávares era los "golfines". El historiador catalán Bernat Desclot afirmó ya en el siglo XIII que los almogávares eran gente "de la España profunda". Por aquel entonces, y hasta anteayer, nadie ponía en duda la españolidad de Navarra, Aragón y Cataluña u otra parte de España. Y eso que todavía no se había formado España como estado.

¿Sería alguno de estos uno de los almogávares navarros?

Previamente a la reconquista de Granada los cristianos fueron recuperando plazas vecinas hasta cercar la capital nazarí. Fueron almogávares navarros y aragoneses los que, a pesar de muchas pérdidas, se hicieron con una estratégica rampa que les abrió paso a la localidad granadina de Loja. Los almogávares navarroaragoneses, en venganza del daño que les infringieron los defensores musulmanes de Loja, le enviaron al Rey Fernando el Católico varias cabezas de éstos.

Roger de Flor, de cruzado a almogávar

Roger de Flor probablemente haya sido el almogávar más célebre.

Roger de Flor, antes de alcanzar gloria como capitán almogávar, participó como caballero templario en la última de las Cruzadas dirigidas a Tierra Santa, en la cual destacó por su defensa de la ciudad cristiana de San Juan de Acre en 1291. Sólo 35 años antes Jaime I intentó comenzar una cruzada junto con varias compañías de almogávares, pero era una campaña muy costosa y no la llegó a emprender. Está claro que si no hubiera sido por la cruzada que había en España (la reconquista) los españoles hubieran jugado un papel mucho más activo y protagónico en las Cruzadas. Bastante tenía España con su guerra de liberación nacional. Roger de Flor nació en la ciudad de Brindisi, región de Apulia, una zona del Mediodía italiano dominada por la Corona de Aragón. En alianza con los bizantinos, Roger de Flor enarboló la bandera aragonesa en plena Anatolia al grito de “¡Desperta ferro, Aragó, Aragó!”. A lo que seguidamente, sin avisar previamente a los bizantinos, atacó por sorpresa un campamento otomano. Esta fue la primera vez en mucho tiempo que tropas cristianas vencían en Anatolia a los musulmanes. Con la llegada de las buenas nuevas se hizo una gran celebración en Constantinopla.

Mapa político de la época de la Compañía Franca, la oficiosamente Compañía Catalana, de los almogávares en Oriente.

La compañía almogávar de Roger de Flor siguió avanzando y penetrando el territorio tribal turco. De acuerdo con Muntaner, el cronista, Roger y sus almogávares llegaron a las Puertas Cilicias, un punto estratégico en Anatolia próximo a la frontera con la actual Siria. Por allí en 1304 Roger de Flor y su compañía se enfrentaron otra vez a un ejército turco. Los continuos triunfos de estos guerreros españoles en Oriente Medio les crearon delirios de grandeza y ansias de gloria, por lo que se propusieron ir a recuperar para la cristiandad Jerusalén con sus Santos Lugares. Finalmente los almogávares fueron realistas y desistieron de su aventura en Tierra Santa. Roger de Flor había sido caballero templario antes de ser almogávar, así que es natural que animase a sus subordinados a avanzar y llevar a cabo una cruzada por su cuenta.

Desperta ferro o Dispierta fierro

Hoy en día en las celebérrimas fiestas de Moros y Cristianos de la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia hay grupos que representan a las diferentes facciones contendientes en España durante la Edad Media. Dentro de los Cristianos de estos desfiles existen agrupaciones de  almogávares en Elda, Villena, Alcoy, Caravaca de la Cruz... Los primeros almogávares del desfile de Moros y Cristianos se crearon en Villena, Alicante. Los almogávares, como parte de estas fuerzas cristianas, están representados por ejemplo en el desfile de Moros y Cristianos de Elda:


Aunque los almogávares tenían más gritos de guerra, el grito de guerra que ha pasado a la historia como el principal es "Desperta ferro!" en catalán, traducido sencillamente como "¡Despierta hierro!". Si queremos encontrar información adicional sobre los almogávares sugiero buscar "Desperta ferre!", una forma más arcaica y hoy en día en desuso, pero existente en la bibliografía antigua y actual. Los almogávares navarros y aragoneses tenían su grito traducido al navarroaragonés como "Dispierta fierro!". Cuando los almogávares en voz alta decían "¡Despierta hierro!" al parecer se referían a despejarse los hierros (las espadas) de los contrincantes y así derrotarlos. "¡Aragón, Aragón!" y "¡San Jorge!" eran otros gritos guerreros destacados que hacían los almogávares. De esta forma invocaban repectivamente a la Casa Real aragonesa y al patrón de los ejércitos de la Corona de Aragón. Con estos gritos asustaban y desconcertaban al enemigo, y se animaban a sí mismos justo antes de la batalla.

Los nacionalistas catalanes, tan dados a apropiarse de todo, quieren ver en los almogávares a una suerte de antiguo ejército de Cataluña. Lo mismo pasa con la Corona de Aragón que siempre insisten en apropiársela. Para muchos nacionalistas catalanes debe resultar chocante que los almogávares gritasen Aragón, pero no Cataluña, pero esa es la realidad. Y es que en la historiografía se utiliza el gentilicio "catalán" y se habla de "condados catalanes", pero no se unificaron como Cataluña hasta que el Condado de Barcelona los puso bajo su dominio. El término Cataluña usado oficialmente es mucho más reciente. Algunos afirman que Cataluña significa tierra de castillos, vamos, lo mismo que Castilla. Así que etimológicamente vendría a ser lo mismo catalán que castellano, pero no se lo vayáis a mencionar a un independentista catalán.

La Generalidad de Cataluña afirma que se llegó a denominar Cataluña al primer conjunto de condados al sur de los Pirineos que formó la Marca Hispánica del Imperio carolingio; así que para ellos Navarra, Aragón y Cataluña serían una "Cataluña" primitiva. Para algunos nacionalistas catalanes hasta Cristóbal Colón y Miguel de Cervantes eran realmente catalanes. Así que no es de extrañar que algunos nacionalistas catalanes nos consideren a los aragoneses y navarros como catalanes irredentos. De hecho en una marca de galletas catalanas se ha llegado a incluir a Navarra y Aragón en sus ensoñaciones de los Países Catalanes. La imaginación nacionalista no tiene límites.

Miguel de Cervantes en su novela El Quijote menciona la famosa novela Tirante el Blanco escrita en valenciano por Joanot Martorell originalmente como Tirant lo Blanch. El propio Cervantes denomina Tirant lo Blanch como una novela escrita en valenciano distinguiéndolo del catalán. Hay quien considera que El Quijote se inspira en Tirante el Blanco, aunque el propio Cervantes tuvo suficientes aventuras caballerescas vividas en su propia carne como soldado español por el mar Mediterráneo. En una de sus batallas contra los turcos, en Lepanto, Grecia, Cervantes perdió la mano, por lo que recibió el apodo de "manco de Lepanto".

Tirante el Blanco, dibujo de 1511.

La novela Tirante el Blanco se inspira en las hazañas de los guerreros almogávares de Roger de Flor. Por cierto que Tirante el Blanco es el primer libro en toda la literatura universal que trata sobre historia alternativa. Así que en cierta medida es correcta la afirmación de que literariamente la historia alternativa es una invención española. Por otro lado se puede afirmar que tenemos dos grandes héroes novelescos españoles que son El Quijote por la Corona de Castilla y Tirante por la Corona de Aragón. Aunque sin duda Don Quijote de la Mancha es la obra literaria española más universal.

Estandarte de modernos almogávares del ejército español.

Debido a la fama de guerreros almogávares como Roger y de sus hazañas, hoy existe una revista española de historia con el nombre "Desperta ferro!". Diferentes grupos de militares y civiles han tomado sobre sí el nombre de almogávares. El carlista navarro Antonio Lizarraga Esquíroz en 1874 fue nombrado comandante general de Aragón, participando con el batallón de Almogávares del Pilar en las batallas de Somorrostro. Por otro lado en 1965 entre los paracaidistas (paracas) del ejército español se creó la Brigada Paracaidista Almogávares VI, que se denominó en honor a los mencionados guerreros del siglo XIII. Estos paracas conocen muy bien el grito "Desperta ferro!":


Más información abajo:


miércoles, 5 de diciembre de 2018

La Guardia Civil NUNCA se irá de Navarra


Ayer tuvo lugar una muy digna concentración en Pamplona a favor de la permanencia de la Guardia Civil y en contra del pacto oculto de Pedro Sánchez con el nacionalismo vasco para la progresiva retirada de la Guardia Civil de Navarra. Secundaron la convocatoria unos 1000-1500 asistentes y acudieron representates políticos de todas las fuerzas políticas no nacionalistas con presencia en Navarra (UPN, PPN, Cs y VOX) salvo como es obvio el PSN, si es que pueden ser considerados no nacionalistas.


No hay que ser demasiado espabilado para darse cuenta de que la excusa de concederle a la Policía Foral todas las competencias en cuanto al control del tráfico de las carreteras de Navarra es un paso más en la expulsión de la Guardia Civil de Navarra. Siendo este uno de los objetivos irrenunciables del nacionalismo vasco; tanto de la gentuza en torno al mundillo de ETA, como de GeroaBai/PNV, reconocido esto último abiertamente por el bobachancla Koldo Martínez:


Así, retirar a los 200 Guardias Civiles que regulan el tráfico de Navarra es la primera medida lógica en este camino, no deja de ser una actividad que a corto plazo puede ser asumida sin demasiados problemas por una Policía Foral que ya tiene experiencia a este respecto y que sobre todo prácticamente no demanda dinero de las arcas públicas dado que se autofinancia mediante multas. Luego ya vendrán otras también importantes como la Seguridad Ciudadana y esto lo veremos al tiempo.


Cada vez son más los ciudadanos que consideran un gran error las grandes cesiones de competencias a la Policía Foral. Si bien la Policia Foral tiene su origen en los tiempos de la dictadura de Primo de Rivera como una policía de carreteras, paradójicamente fue también en pleno franquismo cuando es renombrada como Policía Foral de Navarra, tratándose de un cuerpo con funciones meramente testimoniales. Será ya avanzada la democracia cuando asuman de forma realmente efectiva funciones como el control del tráfico. 

Error en Matrix, este escudo nunca ha existido...

Si bien considero a la mayor parte de los policías forales buenos profesionales -aunque también existen contaminaciones por parte del nacionalismo vasco además de funcionarios que prevaricarán a favor del vasquismo sin dudarlo, con tal de seguir cobrando un sueldo público- el hecho es que el cuerpo al que sirven no deja de estar ahora mismo bajo el Gobierno Vasco de Ocupación en Navarra y este irá metiendo a su gente sí o sí, hasta convertirlo en una policía política tan corrupta y podrida como los Mozos de Escuadra de Cataluña.

Artículo relacionado: ¿Hacia una "Ertzaintza Foral"?

No creo que el objetivo de los gobiernos regionalistas de UPN -en los que la plantilla de la Policía Foral prácticamente casi se cuadruplicó- fuese dejarle al nacionalismo vasco un embrión de su policía política en Navarra, como efectivamente ha acabado ocurriendo. No creo que fuese esta la finalidad de sus medidas, pero poniéndonos en el caso hipotético, si el objetivo a largo plazo era una Ertzaintza Foral lo habrían hecho cojonudamente.

Hispano

martes, 4 de diciembre de 2018

VOXfobia


La noche del domingo pasado fue un día para la Historia, ya habíamos visto escenas de progres descomponiéndose en otros países cuando Donald Trump o recientemente Jair Bolsonaro, fueron elegidos presidentes de sus respectivos países. Pero ver esas reacciones en nuestro país y sólo porque VOX ha sacado un 11% de votos en Andalucía ha sido algo realmente delicioso, aunque no es para menos porque estos resultados pueden propiciar el final de casi 40 años de gobierno mafioso-socialista y expolio del pueblo andaluz; si es que los publicistas no le dicen a Ciudadanos que ha de apuntalar de nuevo el poder socialista en Andalucía para parecer más progres y no perder el centro.

Si se ponen así porque VOX ha logrado 12 escaños en la provincia históricamente más social-paguitera de todas, ¿qué harán cuando vean los resultados de este mismo partido en otros lugares como Madrid, Castilla la Mancha o Murcia? ¿Hacerse el harakiri?

Las caras desencajadas en medios como La Secta tuvieron su réplica en twitter con escenas de lo más dantesco: brujas femirrojas entrando en pánico, progres de mierda insultándole a los andaluces porque no han votado lo que ellos han querido, profesores comunistas quejándose de que no han sido capaces de adoctrinar a todos sus alumnos y diciendo públicamente que al espiar las redes de ex-alumnos suyos se han encontrado a posibles votantes de VOX; un auténtico festival, pasen y vean esta muestra:






A la habitual sarta de estupideces siguieron las declaraciones de dirigentes de Podemos como Pablo Quemaiglesias, estas ya más serias dado que hacían llamamientos velados a la violencia contra VOX y sus votantes, con llamamientos guerracivilistas a la "alerta antifascista". ¿Estos son los que nos dicen que no vivimos en el siglo XXI? ¿volverán a retomar aquellos gritos de "No pasarán" que tan "bien" cumplieron en el pasado siglo? ¿van a fracasar de nuevo intentando tomar el Alcázar o algo así?

Dicho y hecho, las soflamas podemitas tuvieron réplica con el ritual también habitual de movilización callejera de quienes pretenden sustituir la dictadura de las urnas por la democracia de las masas enfurecidas. Las imágenes que nos dejaron estas manifestaciones -a todas luces ilegales que en cambio fueron toleradas por las autoridades dependientes del Gobierno Central- también son algo digno de un estudio sociológico: entre banderas separatistas y comunistas, desfilaban turbas en su mayor parte de niñatas que no han pegado un tiro en su vida, gritando por las calles que van a hacer pedazos a los "fachas". ¿Acaso necesitan perder una guerra cada cien años?

Los podemitas de Iglesias toman Sevilla contra VOX: “Sin piernas, sin brazos, los fachas a pedazos” (OKDiario.com)

La conclusión que hemos de sacar de estas manifestaciones es que la extrema izquierda ha salido a la calle porque un partido democrático como VOX se ha presentado a unas elecciones de forma totalmente legal y ha sacado unos resultados inesperados por esta mugre, por lo tanto protestar porque VOX entra en las instituciones andaluzas es protestar contra la democracia. ¿No decían que Bildu era ahora un partido bueno porque ya no mataba, se presentaba a las elecciones y les votaba la gente? Ah, que eso sólo vale cuando el pueblo expresa la voluntad que a ellos les conviene, la que les permite a ellos conservar el poder.

Los que hablan de "inclusión" y de que la "diversidad" es algo inherentemente bueno, deberían de alegrarse entonces porque el Parlamento Andaluz va a ser algo más "diverso" con una nueva fuerza política; están llamando a "parar a VOX" y crear "un cordón sanitario" en torno a ellos. Porque si la ETA obtiene representación democrática es entonces respetable, pero que lo hagan los patriotas que anteponen los intereses de los ciudadanos españoles a los de las élites políticas y económicas nunca lo será. 

Da la casualidad de que los ofendiditos de turno, los inventores profesionales de fobias, están ejerciendo una nueva fobia: La VOXfobia. Estos demócratas bananeros y la prensa de alcantarilla, al verse incapaces de sostener en un debate político racional argumentos a favor de sinsentidos como la no expulsión de los delincuentes extranjeros multireincidentes, se va a dedicar durante los próximos meses a agitar la VOXfobia a calzón (o braga) quitado. No aprenden y lo único que van a lograr es que millones de españoles voten a VOX en las próximas elecciones al Parlamento Europeo, porque el nuevo voto de castigo y rupturista (quizás esto último sin querer serlo siquiera) ya no es el partido de los Marqueses de Galapagar.

Somos testigos pues, de una extrema izquierda que empieza a entrar en estado de pánico porque está perdiendo el control sobre las mentes y los corazones de las clases populares. Y esto está sucediendo en casi todos los países occidentales. Casi todos menos España, hasta el pasado domingo. Los resultados de VOX en Andalucía marcan un antes y un después.


Hispano

lunes, 3 de diciembre de 2018

Día de Navarra


Desde NavarraResiste.com os deseamos a todos feliz día de Navarra y os animamos a colgar la bandera de Navarra en vuestros balcones y vuestros perfiles de Redes Sociales y aplicaciones de mensajería.

Porque tenemos razones para la esperanza: ¡VIVA NAVARRA Y VIVA ESPAÑA!