lunes, 19 de noviembre de 2018

SKOLAE: ¿Seguro que es feminismo…o es “Teoría Queer”?


Decíamos la semana pasada que el programa Skolae está basado en la introducción del “feminismo de género” en la educación. Pero…¿en qué marco se inserta ese tipo de feminismo? Y, sobre todo: ¿es realmente eso lo que se enseña finalmente en el programa?  A estas alturas, muchas personas habrán accedido ya a las fichas del programa Skolae para saber exactamente de qué estamos hablando.

Si se repasa la historia del movimiento feminista, se ve que ha existido una evolución hacia el reconocimiento y comprensión de la visión del mundo en femenino. Ha habido distintos momentos que se pueden resumir en: El feminismo de la igualdad (que busca la supresión de las diferencias entre hombre y mujer mediante una educación y socialización igualitarias a todo nivel) y el feminismo de la diferencia (que aspira a que las diferencias entre hombres y mujeres sean reconocidas y valoradas, sin minusvalorar lo que la mujer aporta a la sociedad, la maternidad especialmente). El feminismo de género sería una radicalización dentro del feminismo de la igualdad, que se ha centrado sobre todo en estudiar las cuestiones relacionadas con la sexualidad humana. 

Sin embargo, cuando el objetivo de Skolae es que el alumnado escoja su proyecto vital “sin condicionantes de género” o cuando leemos en una ficha que “hay muchas maneras de ser chica y de ser chico”…¿de verdad se puede llamar a esto feminismo?  Lo que sucede es que existe un movimiento posmoderno llamado “Teoría Queer” que ha sustituido o contaminado en los últimos años a la teoría feminista, y que suele presentarse como una superación del feminismo. Pero muchas feministas consideran la influencia de esta teoría como un error en el camino de la emancipación de las mujeres.

Se les ha ido de las manos.

Para ser feminista, como en cualquier otro pensamiento, hace falta tener una continuidad en los referentes y en el discurso. Hay que insertarse en una línea que ya viene elaborándose en el tiempo. Sin embargo, la Teoría Queer no tiene ningún referente feminista.  Su principal valedora, Judith Butler, escribió un libro titulado “El género en disputa”, donde dice que el género se construye socialmente, pero que el sexo también es una construcción que va haciendo la persona con el tiempo. La liberación femenina significaría así la desaparición de la diferencia, la idea de un sujeto andrógino sin sexo, donde la identidad sexual se escoge con independencia de la biología, y que puede cambiar según cada ocasión.  ¿En qué corriente feminista se puede inscribir semejantes ideas? ¿Realmente se puede considerar que se lucha así a favor de las mujeres y por la igualdad?

Es cierto que sobre el sexo hay una construcción social del carácter y de la identidad, y que hay estereotipos masculinos y femeninos a estudiar y debatir, pero estos existen sobre una base física que nos viene dada como hombre y mujer. El feminismo consiste en reflexionar sobre la forma de comportarnos en sociedad, como seres sexuados que somos. Y esto tiene una evolución a lo largo del siglo XX de la que la Teoría Queer se desvía hacia otros derroteros que nada tienen que ver con la búsqueda del papel que le corresponde a la mujer en la sociedad actual. 

Calíope

No hay comentarios:

Publicar un comentario