miércoles, 7 de noviembre de 2018

ETA dirigió a la manada-ultraviolenta de Alsasua el pasado domingo


A un asesino cobarde no hay que creerle nunca, a pesar de que los proetarras siempre defendieron que ETA nunca mentía. Para empezar la ETA nunca quiso reivindicar el atentado de la calle del Correo en 1974 que supuso el asesinato de trece personas. Como tampoco se atrevió nunca a reivindicar el atentado contra el Hotel Corona de Aragón de Zaragoza en 1979 que supuso la muerte oficial de 83 personas aunque hay quien apunta que pudo haber más. 

Por otro lado, hubo un tiempo que hasta cinco ETAs (Eta pm, Eta m -la Eta más conocida- los comandos autónomos anticapitalistas, un grupúsculo conocido como Iraultza e Iparretarrak) se pisaban la manguera, y unos asesinaban y otros reivindicaban, y viceversa. Pues bien, este año asistimos a la presunta supuesta autodisolución de la última ETA viva (la ETA m) con el aplauso de todo el régimen del 78 que se veía auto complacido. Asimismo la mayoría de instituciones y organizaciones del régimen del 78 han acabado dando por válido, si no de manera directa, al menos indirecta el supuesto desarme, y eso que las Fuerzas de Seguridad han admitido que quedan muchas armas sin entregar.

Pues bien, lejos de desaparecer, ETA ha mutado y los etarras que dirigían todo el entramado del MLNV desde la clandestinidad se han dividido en dos grupos. Uno de ellos con el fugado De Juana Chaos dirige el sector duro radicado nada menos que en las instituciones y el poder de la narcodictadura asesina de Venezuela. El resto permanecen en tres grupos; los que están presos, un pequeño grupo que continúa en la "clandestinidad" sin que el Gobierno de Madrid (menos el de Txantxez-Iglesias) vaya a hacer nada, encabezado por Josu Ternera, y un tercer grupo que está judicialmente limpio y que dirige el entramado legal a través de Bildu, LAB y el resto de organizaciones del holding MLNV. Esta mutación no significa que ETA se haya volatilizado, están agazapados en las instituciones y trabajan todos los días en su infernal y totalitario proyecto, con la complicidad de la extrema izquierda y del PSOE (partido que ya ha perdido cualquier sentido de la realidad).

El pasado domingo 4 de noviembre se celebraba en Alsasua el acto de la plataforma España Ciudadana, con la asistencia de dos centenares largos de valientes. En la contramanifestación había por supuesto energúmenos residentes en Alsasua, pero una localidad de 7.419 habitantes no tiene la cantidad de jóvenes que vimos en las imágenes. Como tampoco tiene su residencia habitual en dicha localidad el etarra conocido como "carnicero de Mondragón", que se ve que no tenía otra cosa que hacer que pasar el domingo por la mañana en Alsasua junto al resto de homínidos con motosierras, gritos y campanadas. 

En realidad el etarra estaba allí para dirigir una tropa organizada de manera paramilitar, y el carnicero no deja de ser un oficial al mando de la mencionada tropa. Porque ETA continúa existiendo y van a seguir empleando la violencia de baja/media intensidad para intentar amedrentarnos cuando sea preciso. Eso por no hablar de que el MLNV tiene bajo su control directo a una fuerza armada de más de mil agentes de la Policía Foral, organización que ya cuenta con un número significativo de miembros de ideología aberchale y que va camino de seguir los pasos de los Mozos de Cuadra de Cataluña, porque en cuanto puedan van a ir metiendo a los suyos con la excusa del euskera. Al tiempo.

No es casualidad que el dirigente etarra estuviera en Alsasua, de hecho, en los últimos años el carnicero de Mondragón (con diecisiete asesinatos a sus espaldas y por supuesto nunca arrepentido por sus crímenes) está presente en todos los actos principales de la "izquierda aberchale" y se codea con personajes de su "ambiente" y otras organizaciones aliadas como los marxistoides de Podemos o IU. A este paso, cualquier día lo vemos junto a altos cargos del PSOE o nos sale en las grabaciones de Villarejo. 

Estando De Juana Chaos fugado y otros etarras de peso en prisión, este personaje es uno de los etarras más importantes que no se encuentra fugado o preso, y su participación en innumerables actos no es casual, ya que es un dirigente etarra de primera línea que dirige de manera discreta la parte legal del holding MLNV-Izquierda Aberchale. Aunque para el PSOE, La Secta, ETB y Susana Griso los pobres habitantes de Alsasua estaban luchando el domingo contra el fascismo y el carnicero de Mondragón se encontraba por casualidad en Alsasua recogiendo comida para el Banco de Alimentos, en realidad su presencia evidencia que el entramado etarra continúa más vivo que nunca y que va a por todas. Es hora de que vayamos tomando conciencia y peleemos, de lo contrario toda Navarra entera acabará siendo un parque temático etarra del estilo Alsasua, y hágame caso los lectores, vivir en un ambiente así da auténtico asco y pavor.

El carnicero de Mondragón con la podemita aberchale (por cierto, exconcejala sociata -qué raro-) Ainhoa Aznárez (suponemos que hablarían entre ellos en euskera para jodernos a los demás)

El carnicero de Mondragón que siempre aparece en todos los actos importantes del holding MLNV participando en el acto de presunto desarme de ETA

El carnicero de Mondragón en un acto por los presos etarras

El carnicero de Mondragón hace años acudiendo al juicio tras la ilegalización de HB/Batasuna y demás marcas blancas rata-sunas

1 comentario:

  1. Vamos. Que ETA no ha desaparecido, sino que ha mutado. Vaya timadores los neonazis de ETA. Lo curioso es que ETA se disuelva, pero no Ernai (sus juventudes) o Ikasle Abertzaleak. Esperemos que un día se ilegalicen los partidos de ETA, además de LAB, Ernai, Askapena... y se cierren las Herriko Tabernas, gaztetxes, los periódicos Gara Berria.

    ResponderEliminar