viernes, 6 de noviembre de 2015

Navarra pueblo a pueblo: Adoain


La villa de Adoain pertenece al concejo del Ayuntamiento del Urraúl Alto, un valle que a su vez pertenece a la Merindad de Sangüesa. Situado a 61 kilómetros de distancia de la capital navarra, en la actualidad Adoain cuenta con tan sólo 5 habitantes censados, que se reducen a tan sólo un pastor residiendo en el pueblo durante el invierno. Por desgracia se trata de un pueblo destinado a la desaparición, como otros tantos pueblos en Navarra. Los inviernos son muy frios, con temperaturas más apacibles en verano.

Toponimia y heráldica: El significado del nombre del pueblo es con probabilidad lugar propiedad de una persona llamada "Ado-", siendo "-ain" un sufijo que indica propiedad. De hecho, se sabe que un famoso benedictino llevó este nombre entre el año 799 y 874, lo que refuerza la tesis del nombre propio como participante en el topónimo. El blasón del pueblo se corresponde con el escudo de Urraúl Alto y trae de oro con dos corazones de oro en pal, cortado de azur y una estrella de oro de ocho puntas. Ambos cuarteles separados por una faja de gules con ocho sotueres de oro. Por timbre un sol.


Historia: Sancho III Garcés enajena la villa a favor del Monasterio de Leyre (1033) y esta es la primera mención histórica a la misma, como villa bajo el dominio de la corona. También se conoce que durante este tiempo contaba con 31 hogares, de los que se saben sus nombres y prestaciones. En 1930 tenía una caja rural y dos molinos. Fue el lugar de nacimiento de Esteban de Adoain.

Arte: Cuenta con una parroquia a San Andrés de estilo románico de finales del siglo XII y que consta de una nave con bóvedas de cañón apuntado, jalonadas por arcos fajones y una cabecera semicircular. En el exterior destaca el ábside reforzado por contrafuertes, canes lisos bajo la cornisa y el ajedrezado de medio punto que se abre en él. A sus pies se alza la torre campanario cúbica, de la misma época. La portada se encuentra cobijada por un atrio y tiene un crismón en el dintel. El retablo mayor es una obra barroca del siglo XVII, con abundante decoración de motivos geométricos. Hay que destacar también una cruz procesional de plata de esquema tardogótico punzonada en Sangüesa, probablemente del siglo XV. La localidad tuvo también dos ermitas, hoy en día desaparecidas.


Cultura: Las fiestas patronales son en honor de San Esteban y se celebran del 26 al 27 de Diciembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario