miércoles, 14 de septiembre de 2016

Perlas dialécticas de Sabino Arana


La figura de Sabino Arana no es ajena para cualquiera de aquellos que nos vienen siguiendo de largo o cualquier español con una formación política mínima. Para aquellos profanos que se acercan por primera vez al personaje, bastará decir que Sabino Policarpo Arana Goiri nació en el seno de una familia acomodada y leal a la causa carlista en el Bilbao de 1865. El mayor de sus méritos consistió en hacer de su vida una causa: fue el verdadero inventor del nacionalismo vasco y como tal fundó el Partido Nacionalista Vasco que actualmente gobierna en el País Vasco (y Navarra, como su marca blanca Geroa Bai), inventó la ikurriña que aún a día de hoy nos quieren meter con calzador en Navarra e ideó el imaginario separatista del que hoy se nutren los abertzales a izquierdas y derechas.

Es un hecho por el que pasan de puntillas los jeltzales (militantes del PNV) de hoy en día, pero al final de su vida éste dio un giro de 180 grados en cuanto a su ideología abertzale, fundando la efímera Liga de Vascos Españolistas. Me temo que nunca llegaremos a saber del todo si realmente se trataba de un cambio de opinión sincero, o si en realidad fue una estratagema para camuflar su ideología separatista con un PNV arruinado, perseguido judicialmente y sumido en el caos tras este aparente arrebato de locura del "Maestro". Para aquellos que quieran conocer más a este personaje, les recomendaré un artículo biográfico escrito por un servidor hace dos años.

Artículo relacionado: Sabino Arana Goiri, inventor del nacionalismo vasco

Sabino Arana puede ser definido ideológicamente con un buen manojo de adjetivos despectivos acabados en "ista" que sonrojarían a más de un abertzale de nuestros días, pero quizás el adjetivo más acertado para definirle sea el de reaccionario. A día de hoy resulta bastante irrisorio que personas pretendidamente "feministas" enarbolen la bandera de un señor que decía que el baile 'agarrao' era de mujeres indecentes, o que hagan lo mismo auténticos hooligans del "antiracismo", cuando este personaje defendía la existencia de una "raza" vasca superior a la "raza" española. Diría que la ignorancia es la felicidad, de no ser porque todo esto es perfectamente conocido ya que en múltiples ocasiones Sabino dejó constancia de su ideología en sus catorce libros y más de seiscientos artículos políticos.

Racismo, xenofobia e hispanofobia

El principal motor de la ideología política de Sabino Arana fue la hispanofobia, es decir, el odio a España y los españoles; materializado bajo formas de "racismo" o "xenofobia" si realmente existiese una diferencia racial entre los vascos y el resto de los españoles. Para Sabino Arana, la mera existencia de una lengua (el euskera) de origen desconocido y no emparentada con el resto de lenguas indoeuropeas, era el factor que demostraba la existencia de una supuesta raza superior frente a los pérfidos maketos (así llamaba a los españoles) una raza inferior que representaba el mal absoluto. Todo esto aderezado con algo de fisionomía y antropología bastante torticera nos daba un perfecto cóctel de odio "racial".


"La fisonomía del bizkaino es inteligente y noble; la del español inexpresiva y adusta. El bizkaino es nervudo y ágil; el español es flojo y torpe. El bizkaino es inteligente y hábil para toda clase de trabajos; el español, es corto de inteligencia y carece de maña para los trabajos más sencillos. Preguntádselo a cualquier contratista de obras, y sabréis que un bizkaino hace en igual tiempo tanto como tres maketos juntos". Bizkaitarra, nº 29.

"El bizkaino es de andar apuesto y varonil; el español o no sabe andar, o si es apuesto, es tipo femenino". Bizkaitarra, nº 29.

"Nosotros, los vascos, evitemos el mortal contagio, mantengamos firme la fe de nuestros antepasados y la seria religiosidad que nos distingue, y purifiquemos nuestras costumbres, antes tan sanas y ejemplares, hoy tan infestadas y a punto de corromperse por la influencia de los venidos de fuera". La Patria, nº 39.

"Ya hemos indicado, por otra parte, que el favorecer la irrupción de los maketos es fomentar la inmoralidad en nuestro país; porque si es cierto que las costumbres de nuestro Pueblo han degenerado notablemente en esta época, débese sin duda alguna a la espantosa invasión de los maketos, que traen consigo la blasfemia y la inmoralidad". Bizkaitarra, nº 10.

"¡Cuándo llegarán todos los bizkainos a mirar como enemigos suyos a todos los que les hermanan con los que son extranjeros y enemigos naturales suyos!" Bizkaitarra, nº 22.

"Gran número de ellos parece testimonio irrecusable de la teoría de Darwin, pues más que hombres semejan simios poco menos bestias que el gorila: no busquéis en sus rostros la expresión de la inteligencia humana ni de virtud alguna; su mirada solo revela idiotismo y brutalidad". Bizcaitarra, nº 27.

"Antiliberal y antiespañol es lo que todo bizkaino debe ser". Bizkaitarra, nº 1.

"En pueblos tan degenerados como el maketo y maketizado, resulta el sufragio universal un verdadero crimen, un suicidio". Bizkaitarra, nº 27.

"El roce de nuestro pueblo con el español causa inmediata y necesariamente en nuestra raza ignorancia y extravío de inteligencia, debilidad y corrupción de corazón". Baserritarra, nº 11.

"El bizkaino es laborioso; el español perezoso y vago". Bizkaitarra, nº 29.

"Etnográficamente hay diferencia entre ser español y ser euskeriano, la raza euskeriana es sustancialmente distinta a la raza española". Bizkaitarra, nº 11.


Ideología del odio

No contento con la existencia de esta supuesta raza superior, en innumerables ocasiones este personaje llamó de forma explícita al odio y la violencia contra los españoles. Teniendo en cuenta que la banda terrorista ETA surge en los años 50 de una escisión de las juventudes del PNV, con esta ideología primigenea del nacionalismo vasco ¿a alguien le sorprende que acabase matando a personas por defender a España?


"Nosotros odiamos a España con nuestra alma, mientras tenga oprimida a nuestra Patria con las cadenas de la esclavitud. No hay odio que sea proporcionado a la enorme injusticia que con nosotros ha consumado el hijo del romano. No hay odio con que puedan pagarse los innumerables que nos causan los largos años de dominación". Bizkaitarra, nº 16.

"¡Ya lo sabéis, Euzkeldunes, para amar el Euzkera tenéis que odiar a España". Bizkaitarra, nº 31.

"Les aterra oír que a los maketos se les debe despachar de los pueblos a pedradas. ¡Ah la gente amiga de la paz..! Es la mas digna del odio de los patriotas". Bizkaitarra, nº 21


Intolerancia lingüística

Como venía diciendo, para Sabino Arana los españoles representan el mal absoluto y el contacto de los españoles con los vascos solo puede contribuir a la degeneración de la "raza" euskalduna. Para Arana el hecho diferencial que demuestra la existencia de esta raza es la existencia del euskera, una lengua que no tiene raíces indoeuropeas lo que le hace creer que necesariamente ha debido de ser una raza especial su creadora. Una de la formas de preservar su "raza" -cuestión falsa de sobra demostrada por la antropología- sería mediante una virulenta intolerancia lingüística en aras de utilizar el euskera como factor de exclusión y discriminación para evitar el contacto entre los vascos y el resto de los españoles, ¿nos suena esto de algo?


"Oídle hablar a un bizkaino, y escuchareis la más eufórica, moral y culta de las lenguas; oídle a un español, y si solo le oís rebuznar, podéis estar satisfechos, pues el asno no profiere voces indecentes ni blasfemias". Bizkaitarra, nº 29.

"Muchos son los euskerianos que no saben euzkera. Malo es esto. Son varios los que lo saben. Esto es peor. Gran daño hacen a la patria cien maketos que no saben euzkera. Mayor es el que le hace solo maketo que lo sepa. Para el corazón de la Patria, cada vasco que no sabe euzkera es una espina; dos espinas cada vasco que lo sabe y no es patriota; tres espinas cada español que habla euzkera". Baserritarra, nº 8.

"Si algún español se ahoga y pide socorro, contéstale: ”Niz eztakit erderaz” (no sé castellano)."

"La diferencia del lenguaje es el gran medio de preservarnos del contacto de los españoles y evitar el cruzamiento de las dos razas. Si nuestros invasores aprendieran el eusquera, tendríamos que abandonar éste, archivándolo cuidadosamente su gramática y su diccionario, y dedicándonos a hablar el ruso, el noruego o cualquier otro idioma desconocido para ellos."

"Si nos dieran a elegir entre una Bizkaya poblada de maketos que sólo hablasen Euzkera y una Bizkaya poblada de bizkainos que sólo hablasen el castellano, escogeríamos sin dubitar esta segunda, porque es preferible la sustancia bizkaina con accidentes exóticos que pudieran eliminarse y sustituirse por los naturales, a una sustancia exótica con propiedades bizkainas que nunca podrán cambiarla."


Machismo y misoginia

Por último, para conocer la opinión que Sabino Arana tenía de las mujeres nos tendremos que ir a las múltiples misivas y documentos que Sabino Arana mandó a su mujer y sus amigos y que llegaron a ser publicadas. Hay autores que le tildan de "antirracista" e incluso de "defensor de los derechos de las mujeres", nada más lejos de la verdad, sus propias palabras desmontan las patrañas con la que pretenden blanquear la herencia política de este nefasto personaje; y le colocan como machista cuando no un misógino. A veces se atreven incluso a decir que este hombre estaba en la vanguardia de pensamiento de la época, pasen y vean:


"Esos defectos de esta infeliz mitad del género humano son ingénitos en ella e inseparables de su sexo: si la mujer, con lo vana que es, amara, el mundo sería una orgía continua y de sus locuras estaría saturada la vida social; y si es vana e inferior al hombre, es decir, si no tiene tanto seso y corazón como éste, es porque, de suceder lo contrario, la lucha entre el hombre y la mujer sería terrible desde el hogar doméstico hasta las esferas más elevadas del gobierno de los pueblos. La mujer, pues, es vana, es superficial, es egoísta, tiene en sumo grado todas las debilidades de la naturaleza humana […]. Pero por eso de ser precisamente inferior al hombre en cabeza y corazón, por eso el hombre debe amarla: ¿qué sería de la mujer si el hombre no la amara? Bestia de carga, e instrumento de su bestial pasión; nada más. La mujer necesita de la protección del hombre, de su tutela; como el hombre necesita de su compañía." De una carta a un amigo suyo.



"Uno de tus deberes principales es el de estar sumisa a mis mandatos y obedecerme en todo lo que no vaya contra Dios" Una misiva a su mujer.



A día de hoy el legado de Sabino Arana va más allá de las quince calles, seis avenidas, y dos plazas que actualmente encontramos dedicadas a su nombre en el País Vasco; así como otras dos estatuas públicas e incluso una sede y una fundación. Mucho más que eso, su ideología se haya inserta en el ADN del nacionalismo vasco actual, incluida la Izquierda Abertzale. En el PNV aún se le rinde culto y raro es el jeltzale de pata negra que no tiene un busto del "maestro" en su despacho. Quizás, si algún día destaca por su activismo nacionalista, incluso reciba un premio Sabino Arana. Pero es que señores; Sabino Arana era nacionalista vasco, más aún "el padre de la idea", este es su único mérito y es lo único que basta para borrar todas las gilipolleces que este hombre dejó para la posteridad en negro sobre blanco.

Hispano

No hay comentarios:

Publicar un comentario