viernes, 26 de mayo de 2017

¿Estamos en el lado equivocado de la Historia?


Si eres un patriota, y ya no te digo además si te consideras un activista, difícilmente no habrás tenido que enfrentarte a familiares o conocidos tuyos que incluso simpatizando contigo te dicen que tus ideas "no tienen las de ganar" que representan "algo del pasado" que "no está de moda"; así como que el proceso de aberchalización de la sociedad es algo irreversible que nada ni nadie puede parar y que una postura de oposición hacia ellos no te va a garantizar una vida cómoda.

Todas estas personas ya se han vendido al inmovilismo derechoide y al discurso de la izquierda que establece que la Historia es unidireccional, y siempre fluye en la dirección que ellos quieren.

No fue el primero en adoptar este esquema lineal, pero Karl Marx ya establecía un principio según el cual todas las sociedades del mundo estaban abocadas al comunismo, que su triunfo era inevitable y que cualquier tipo de oposición hacia el mismo no es que fuese poco inteligente e inútil, es que incluso era anticientífica.

Este concepto del triunfo inevitable del comunismo es un principio pseudoreligioso puesto que pretende ser la respuesta de los ateos hacia el concepto religioso de que "Dios está con ellos" y fueron necesarios decenas de millones de asesinatos bajo algunos de los regímenes más brutales que ha visto la Historia de la humanidad, para probar que las teorías políticas del marxismo además de una ruina eran un error filosófico y moral. 

La realidad es que, el futuro no está escrito, es una página en blanco. La imposición del euskera en toda Navarra, la colocación de ikurriñas en sus ayuntamientos o la anexión al País Vasco; no son hechos inamovibles que ya están escritos y la única manera de que estas victorias del nacionalismo estén aseguradas, es que aquellos que se pueden oponer a ellas asuman que la derrota es inevitable y se rindan antes de dar cualquier tipo de batalla.

Durante miles de años la esclavitud acompañó a las sociedades humanas de forma indisoluble, pero hace no tanto unas personas que podemos decir que en las sociedades de aquel momento estaban en "el lado equivocado de la Historia" se opusieron a esta realidad hasta el punto de abolirla en todo el mundo occidental. Demostraron que esa dinámica de la Historia no era inamovible negándose a rendirse ante ella.

De nada nos sirve la libertad si nos rendimos ante la idea de que unas fuerzas desconocidas han preestablecido nuestra derrota: en la vida real la derrota viene cuando el lado perdedor acepta su propia derrota, realmente no existe una causa perdida de la misma manera que no existe una causa ganada. Siempre y cuando tú estés dispuesto a luchar por lo que crees, la causa seguirá resistiendo contigo.

Hispano

No hay comentarios:

Publicar un comentario