miércoles, 7 de febrero de 2018

Colonialismo abertzale: el camping Mendianike en Ablitas


Que la Ribera es la zona más española de Navarra es algo conocido por todos, no digo que el resto de Navarra no sea igualmente española, sino que en la Ribera el nacionalismo vasco es un fenómeno residual. No ocurre lo mismo en el resto de Navarra, donde en mayor o menor medida se implanta esta ideología, que ligada a la ultraizquierda se caracteriza en primer lugar por ejercer una violencia explícita o no tanto, sobre aquellos que defendemos a España. Así es como coartan nuestras libertades e imponen una ley del silencio que pretende dar a entender que los patriotas no existimos en el resto de Navarra, pero algunos trabajamos para cambiar eso.

Como vengo diciendo esto no ocurre en la Ribera, generalmente puedes expresarte en libertad y por ejemplo colgar una bandera española de tu balcón sin que te lancen una piedra o te acosen, cosa que le ha ocurrido a gente en Pamplona incluso por poner una bandera de Navarra.

Hace un par de años nos mandaron esta foto denuncia que habla por si misma. No es un hecho aislado, sino una campaña de acoso sistemático. Esto es lo que tienen que soportar los navarros que se atreven a lucir sus banderas en sus casas, repetidos ataques hacia su libertad por parte de aquellos que hablan de kanvio, pluralidad y nuevos tiempos.

En ello influyen sin duda algunos factores como el hecho de que es la parte de Navarra más alejada del País Vasco, lugar de incepción del nacionalismo vasco. También, que el euskera nunca se ha hablado en la Ribera, siendo esta actualmente y por desgracia una lengua adulterada e instrumentalizada por el nacionalismo vasco como su principal elemento de construcción nacional. Por último, la Ribera cuenta con una marcada cultura propia que entronca con la existente en el valle del Ebro medio, que no deja de ser su salida natural. La cultura propia de la Ribera tiene mucho que ver con sus hermanos de Aragón y mucho menos con los vascos del norte.

Navarra es pues una comunidad irredenta para el nacionalismo vasco, que busca apropiarse de sus amplias tierras y la legitimidad histórica de quien fue un reino. Llevan décadas trabajando para ello y con insistencia. Una de las primeras estrategias a emplear fue la del paracaidismo, es decir el enviar a alguien para predicar el nacionalismo, esto ya lo vimos en caso del primer etarra residente en Navarra, que fue mandado ex profeso para extender el abertzalismo y con él la banda terrorista.

En la mitad sur de Navarra, donde en algunos lugares hace algún siglo que entre otro se perdió el euskera, mientras que al sur no se habló nunca, el nacionalismo vasco ha emprendido una estrategia análoga en cierta medida al colonialismo de los primeros pioneros norteamericanos. Comúnmente conocido es el caso de la fábrica de la actual cooperativa Fagor Ederlán situada en Tafalla, fábrica perteneciente al Grupo Mondragón que durante décadas ha atraído a los cientos de guiputxis que han borrokizado Tafalla hasta el punto de que hoy en día es el ayuntamiento en manos de EH-Bildu más al sur de Navarra.

Artículo relacionado: La invasión abertzale de la Ribera

Menos conocidas son los casos de la iniciativa abertzale de Errigorra, que busca establecer una red de pequeños agricultores en el sur de Navarra para que después sus productos sean vendidos a cojón de obispo a los euskalpijos del País Vasco, contribuyendo de esta manera a la expansión del euskera por estas tierras. También muchas de las ikastrolas privadas que durante décadas han malvivido en el sur de Navarra, han comenzado con una familia de pioneros que era mandada desde el País Vasco para colonizar tierras ignotas. 

El caso particular de un ex-preso de ETA metido al ladrillo

Dicen en el Diario de Navarra y el Mentizias que esta vez sí, el camping Mendianike por fin abrirá sus puertas este junio en Ablitas y a escasos metros de la laguna de Lor: un enclave natural privilegiado rodeado de olivos centenarios, a medio camino entre los parques naturales de las Bardenas y el Moncayo. El proyecto en sí es el de un macro-camping, según sus promotores "el mayor camping de lujo en Euskalerria".

Laguna de Lor, entre los términos muncipales de Cascante y Ablitas

La primera fase del mismo constará de 210 parcelas, 162 de ellas con bungalow y 48 de libre acampada, además de instalaciones comunes como un frontón, piscinas, etc. La segunda fase se iniciará a continuación, con otras 192 parcelas (138 bungalows y otras 54 de libre acampada), dando un total de 402 parcelas bastante amplias para lo que suele ser la norma en este tipo de establecimientos. Estamos hablando de una superficie total de 117.000 metros cuadrados o unos 24 campos de fútbol para el común de los mortales. El proyecto costará unos 15 millones de euros que serán financiados por la Caja Laboral y el Bankoa.

La información es de acceso público en internet: el promotor de esta iniciativa es Koldo Ruiz Amat que fue detenido a mediados de los 80 en Pamplona en una vasta operación antiterrorista con doce detenidos en Navarra y en Guipúzcoa (aquí la nota de prensa de El País). Cualquiera diría que treinta años después este hombre tendrá derecho a arrepentirse y superar su pasado, exactamente el mismo derecho tengo yo a recordar que tan sólo hace dos años participó con su firma en un manifiesto de ex-presos de ETA a favor del EPPK (aquí la lista completa en el Gara)colectivo de presos de ETA que se dedica a guardar que sus compañeros no abandonen la ortodoxia de la banda terrorista.

Parece que Koldo se dio al capitalismo del ladrillito en los años anteriores al estallido de la burbuja inmobiliaria en España, así consta que en el año 2006 pretendía construir una "urbanización fotovoltaica" con 200 viviendas en el mismo paraje, intenciones que recibieron contestación contraria por parte de grupos ecologistas como la Plataforma por la Defensa del Patrimonio Natural de la Ribera del Queiles, debido a que esta urbanización se iba a construir en un campo de olivos centenarios con gran valor ecológico, y a escasos metros de un humedal protegido.

Los ecologistas también le acusaban a Koldo de pretender montar un camping, a lo que este respondió que la Plataforma por la Defensa del Patrimonio Natural de la Ribera había "mentido e intoxicado a la opinión pública al decir que este proyecto era de casetas de ocio". Para darles la razón, a finales del 2009 Koldo solicita los permisos para establecer un camping en las inmediaciones de la laguna de Lor, siendo estos concedidos por Vivienda y Ordenación del territorio.

Sin haber cesado durante en este tiempo las protestas de grupos ecologistas como Ecologistas en Acción (Tala de olivos centenarios en Ablitas) y tras un comienzo en falso que auguraba la apertura del establecimiento para el año 2011, el proyecto parece congelarse por algún motivo desconocido. Casualmente el deshielo llegará una vez esté el cuatripartito vasquista en el poder y con un alcalde de Ablitas socialista pero bastante enrollado y euskoguay, como la alcaldesa de Viana. El caso es que esta vez sí, lo abrirán este verano.

Foto aérea y satelital del emplazamiento del camping, antes y ahora.

Enfocado principalmente a los clientes del País Vasco, este proyecto contribuirá a traer todos los veranos cientos de domingueros guiputxis muy oprimidos que contribuirán a cambiar la fisionomía de los pueblos de alrededor para ir euskaldunizándolos, parece que su cultura actual no es la correcta. Pobre del ablitense que crea que este proyecto generará muchos puestos de trabajo en la zona, puesto que contará con todos los servicios internos e incluso un supermercado; ni que decir tiene que el vecino que pretenda trabajar dentro bien haría en ir apuntándose al euskaltegi, porque enfocado a vasquitos y pretendiendo organizar colonias en euskera, me da que sólo va a haber puestos de trabajo para quienes hablen euskera, es decir, para más colonos guiputxis.

Hispano

1 comentario:

  1. Según ha dicho el promotor: "La mayoría de las personas interesadas en venir son de Guipúzcoa". Esta gente ya colonizó Las Landas (Francia) en su día; también Jaca y los alrededores; y ahora vienen aquí. De verdad, cunden más que el arroz.

    ResponderEliminar