miércoles, 18 de enero de 2017

Respuesta a la carta de Alberto Ibarrola Oyon


El pasado viernes 6 de enero de 2017, el Diario de Noticias publicaba en" la carta del día" una proclama separatista del pseudo-escritor Alberto Ibarrola Oyón que llevaba por título "Euskal Herría, una nación sin Estado". De la carta (adjuntamos fotografía) se podría hacer una tesis doctoral para desmontar las teorías del señor Ibarrola, aunque en el presente artículo haremos una breve síntesis. Resulta fundamental contrarrestar el relato de los separatistas para evitar que eslóganes tan fáciles como mentirosos del "España ens roba" o ideas tan disparatadas como que "España invadió Cataluña en 1714" acaben calando en una parte importante de la sociedad, y más en estos turbulentos tiempos.

Pues bien, para Ibarrola, para que exista una nación, una población sita en un territorio tiene que compartir rasgos comunes: lengua, tradiciones, historia y cultura, requisitos que a juicio del pseudo-escritor separatista sí cumplirían Euskal Herria y Catalunya, y no España. Curiosamente España ha compartido y de momento comparte idioma común (el castellano), historia común, religión común (algo que en otros tiempos resultaba crucial) y unas tradiciones que todavía siguen siendo bastante homogéneas. 

Desde un punto de vista histórico, en nuestro caso, si contamos que las tres provincias vascongadas dieron un portazo a Navarra hace ochocientos años, para después invadirla para Castilla hace quinientos, precisamente el único nexo de unión entre las tres provincias vascongadas y Navarra sería precisamente su pertenencia a España. En el cultural, el idioma castellano nos une a todos los navarros. El vasco hoy por hoy nos divide, la mayoría abrumadora ni lo conocemos, ni muchos lo vamos a conocer por mucho que lo impongan. En materia de tradiciones, si vamos a las generales, las compartimos con vascos y con el resto de españoles, y si vamos a tradiciones locales, no ya entre vascos y navarros, sino que entre navarros del Norte, Zona Media y Ribera tendríamos que crear no un estado propio, sino tres, seis o veinticinco.

Continúa el pollo en su artículo diferenciando Estados-étnicos como la Alemania nazi o el Estado sionista del Estado vasco soñado por los separatistas, que se basaría en cuestiones no étnicas. Sin embargo, al desmemoriado escritor se le olvida mirar al pasado reciente del nacionalismo vasco, donde los hermanos Arana y toda su camarilla soñaban con un Estado étnico que hubiera rivalizado no solo con la Alemania nazi o el Estado sionista, sino incluso con la Sudáfrica del apartheid o los esclavistas del sur de USA. Por no hablar de fuertes reminiscencias de racismo todavía hoy perceptibles en el nacionalismo vasco (http://politica.elpais.com/politica/2016/02/07/actualidad/1454876753_195246.html y http://www.elmundo.es/pais-vasco/2016/09/17/57dc4a00268e3eb2228b4676.html).

Otra mentira que repite Ibarrola (intentando ¡cómo no! blanquear a Batasuna) es considerar superado el fenómeno nefasto del terrorismo etarra, olvidando cómo todavía hoy hay brotes violentos o cómo la etarrada no se ha disuelto conservando gran cantidad de armas, dinero y cierta infraestructura. Por si fuera poco, llama poderosamente la atención lo rápido que pásan pagina al "nefasto terrorismo etarra" todos aquellos que luego recurren a la Historia (lo mismo sea la Guerra Civil, las guerras carlistas que 1512) de manera revanchista, sectaria y torticera para desacreditar a todos los que no piensan como ellos. Los crímenes de ayer no cuentan, los "supuestos crímenes" (algunos reales y otros no de la manera que lo cuentan) de hace 80, 100 o 1.000 años sí, curiosa vara de medir.

Por no alargarnos mucho más, al final del artículo el pseudo-escritor aberchale marca la hoja de ruta del cutre-partito separatista que padecemos en la actualidad: nueva ley de autonomía que forme una comunidad autónoma unitaria con la Comunidad Autónoma Vasca. Esta es la hoja de ruta de los separatistas, ténganlo muy presente nuestros lectores, integrar y disolver Navarra en la CAV para, posteriormente, vía referéndum o mediante la unilateralidad parlamentaria, proclamar y consumar la separación de España. Esta es la meta de los cuatro partidos que integran el gobierno, los cuatro (Podemos, IU/IE, EH Bildu y GBai), y si los navarros no peleamos en todos los frentes (político, social, mediático, cultural....) tengan por seguro que lo conseguirán. Desde esta humilde trinchera de Navarra Resiste pelearemos para que los Albertos Ibarrola no pasen de ser meros soñadores, y para ello, contamos contigo humilde lector.

No hay comentarios:

Publicar un comentario